Revista Adolescência e Saúde

Revista Oficial do Núcleo de Estudos da Saúde do Adolescente / UERJ

NESA Publicação oficial
ISSN: 2177-5281 (Online)

Vol. 13 nº 4 - Oct/Dic - 2016

Artículo Original Imprimir 

Páginas 49 a 56


Evaluación de la frecuencia de uso y del conocimiento de adolescentes universitarios sobre vitaminas y suplementos alimenticios

Assessment of use frequency and knowledge of university students about vitamins and dietary supplements

Avaliação da frequência de uso e do conhecimento de adolescentes universitários sobre vitaminas e suplementos alimentares

Autores: Eliane Mara Cesário Pereira Maluf1; Veruska Peron2; Anne Twardowsky Di Donato3; Paloma Matiazzo Peña Lupiañes4; Patrícia Rigon Vasconcellos de Souza5; Pedro Henrique Pedruzzi Segato6; Cristina Terumy Okamoto7

1. Doctora en Medicina Interna por la Universidad Federal del Paraná (UFPR). Especialista en Pediatría por la Sociedad Brasileña de Pediatría. Trabaja en el sector de Epidemiología en la Secretaría de Estado de Salud de Paraná- Curitiba-PR, Brasil. Profesora de graduación del Curso de Medicina de la UP y de la UFPR. Departamento de Clínica Médica de la UFPR y de Salud de la Familia (área Materno-Infantil) en la Universidad Positivo. Universidad Federal de Paraná (UFPR) y Universidad Positivo (UP). Curitiba, PR, Brasil
2. Graduanda en Medicina por la Universidad Positivo (UP). Curitiba, PR, Brasil
3. Graduanda en Medicina por la Universidad Positivo (UP). Curitiba, PR, Brasil
4. Graduanda en Medicina por la Universidad Positivo (UP). Curitiba, PR, Brasil
5. Graduanda en Medicina por la Universidad Positivo (UP). Curitiba, PR, Brasil
6. Graduando en Medicina por la Universidad Positivo (UP). Curitiba, PR, Brasil
7. Doctora en Ciencias de la Salud por la Pontificia Universidad Católica de Paraná (PUC-PR). Médica-Pediatra con especialización en Neonatología en la Universidad Estadual de Osaka-Japón. Actúa en el equipo de intensivistas del Hospital Infantil Pequeño Príncipe, Hospital del Trabajador. Profesora de graduación del curso de Medicina de la Universidad Positivo 3º, 4º año e internado. Pediatría- Neonatología - Universidad Positivo (UP). Curitiba, PR, Brasil

Veruska Peron
Rua Martim Afonso, 1168, 1706, Mercês
Curitiba, PR, Brasil. CEP: 80430-100
veperon@hotmail.com

PDF Portugués      


Scielo

Medline

Como citar este artículo

Palabra Clave: Vitaminas, suplementos dietéticos, adolescente, automedicación.
Keywords: Vitamins, dietary supplements, adolescent health, self medication.
Descritores: Vitaminas, suplementos dietéticos, adolescente, automedicação.

Resumen:
OBJETIVO: Esa pesquisa tiene por objetivo conocer la frecuencia de uso de suplementos alimenticios y complejos vitamínicos, identificar las principales motivaciones para su uso y evaluar el conocimiento sobre tales sustancias entre universitarios de 18 a 19 años.
MÉTODOS: se realizó un estudio descriptivo transversal abordando 266 universitarios de una universidad privada de Curitiba-PR.
RESULTADOS: Del total, 52,3% de los participantes eran del género femenino y 27% de éstos contestaron hacer uso de alguna de las sustancias estudiadas, siendo 8,6% de vitaminas, 12% de suplementos y 6,4% de ambos. Internet fue lo más citado por los entrevistados como fuente para búsqueda de informaciones por 73,3%, seguido por los profesionales de salud (67,7%), diarios/revistas/tv 42,9% y con menor expresión, amigos 25,2% e instructores de gimnasio 16,2%. Los promedios de aciertos de las 7 preguntas sobre vitaminas fueron de 3,5, y para las de suplementos, de 3,4 preguntas. En lo que se refiere a las motivaciones para el consumo de polivitamínicos y suplementos alimenticios, el aumento de la fuerza muscular fue lo más citado (59%) seguido por el aumento de la inmunidad (52%) y por el deseo de belleza (52%).
CONCLUSIÓN: Este estudio permitió delinear el perfil actual del joven, que sufre gran influencia de internet, valorando el aumento de su fuerza muscular arriba de la búsqueda de evidencia científica sobre los beneficios de las sustancias que ingiere.

Abstract:
OBJECTIVE: This research aims to know the use frequency of vitamins and supplements, identify the main motivations of its use and to evaluate the knowledge of university students around 18-19 years old about these substances.
METHODS: Was performed a cross-sectional study with 266 students of a private university of Curitiba-PR.
RESULTS: Of the total, 52.3% of the participants were female, and 27% of those said to use some of the substances listed, 8.6% being vitamins, 12% supplements and 6.4% both. The internet was the most cited research source of information for 73.3%, followed by health professionals (67.7%), newspapers/magazines/tv (42.9%), friends (25.2%) and gym instructors (16.2%). The average amount of correct answers for the 7 questions asked about vitamins was 3.5, and for those about dietary supplements was 3.4. About the motivations for the consumption of supplements and vitamins, the major reason was to increase muscle strength (59%), then to increase immunity (52%) and for beauty purposes (52%).
CONCLUSION: This study allowed a better understanding of today's teenager's profile, who are under the strong influence of internet and have a major concern about muscle strength, adopting some habits without proper scientific evidences.

Resumo:
OBJETIVO: Essa pesquisa visa conhecer a frequência de uso de suplementos alimentares e complexos vitamínicos, identificar as principais motivações para seu uso e avaliar o conhecimento sobre tais substâncias entre universitários de 18 e 19 anos.
MÉTODOS: Realizou-se um estudo descritivo transversal abordando 266 universitários de uma universidade privada de Curitiba-PR.
RESULTADOS: Do total, 52,3% dos participantes eram do gênero feminino e 27% destes responderam fazer uso de alguma das substâncias estudadas, sendo 8,6% de vitaminas, 12% de suplementos e 6,4% de ambos. A internet foi a mais citada pelos entrevistados como fonte para busca de informações por 73,3%, seguida pelos profissionais de saúde (67,7%), jornais/revistas/tv 42,9% e com menor expressão, amigos 25,2% e instrutores de academia 16,2%. As médias de acertos das 7 questões sobre vitaminas foi de 3,5, e para as de suplementos, de 3,4 questões. No que se refere às motivações para o consumo de polivitamínicos e suplementos alimentares, o aumento da força muscular foi o mais citado (59%) seguido pelo aumento da imunidade (52%) e pelo desejo de beleza (52%).
CONCLUSÃO: Este estudo permitiu delinear o perfil atual do jovem, que sofre grande influência da internet, valorizando o aumento da sua força muscular acima da busca de evidência científica sobre os benefícios das substâncias que ingere.

INTRODUCCIÓN

La construcción de identidad personal que ocurre en el período de la adolescencia incluye, necesariamente, el cuerpo. De acuerdo con Outeiral1, el cuerpo en ese momento asume un importante papel en la aceptación o rechazo por parte del grupo. El adolescente empieza a comparar su cuerpo con el idealizado por sí mismo, y también, para el grupo de iguales, siendo a través de esa identificación y comparación con otros adolescentes que pasa a tener una idea concreta de su imagen corporal.

Actualmente es posible constatar un alto índice de insatisfacción de los adolescentes con su propia imagen corporal. En 2008, un estudio realizado con 1.381 adolescentes con edad de 11 a 17 años en el Municipio de Saudades -SC constató que la prevalencia de insatisfacción con la imagen corporal fue del 60% (niños = 54,3%, niñas = 65,2%; p < 0,05)3. Una de las explicaciones para ese fenómeno es el fuerte impacto de los medios de comunicación sobre esa generación2.

Damasceno et al.3 afirman que la insatisfacción con la imagen corporal aumenta en la medida que los medios de comunicación exponen estándares de belleza difícilmente alcanzados. La actual generación de adolescentes se presenta más susceptible a intentar solucionar esa insatisfacción con abusos estéticos cuando se compara a las generaciones anteriores y a los adultos, pues poseen tres factores: la inseguridad inherente a la adolescencia; la popularidad de las mídias, ocurrida en las últimas décadas, sobretodo la televisión e internet, que divulgan y valoran un cuerpo-imagen irreal; y también nuevos instrumentos como anabolizantes, suplementos alimenticios, complejos vitamínicos y cirugías plásticas que prometen el cuerpo ideal, pero que pueden ofrecer riesgos a la salud3.


OBJETIVO

Este estudio tuvo como objetivo conocer la frecuencia del uso de suplementos alimenticios y complejos vitamínicos, identificar las principales motivaciones para el consumo de vitaminas y suplementos alimenticios, y evaluar el conocimiento sobre indicaciones, riesgos y beneficios comprobados relacionados al uso de tales sustancias por parte de adolescentes universitarios entre 18 y 19 años de una Universidad privada de Curitiba-PR. Ese conocimiento aportará con acciones que tengan por objetivo la promoción de salud del adolescente.


MATERIALES Y MÉTODOS

Estudio descriptivo transversal teniendo como población objetivo estudiantes de la Universidad Positivo en la ciudad de Curitiba-PR. Fue realizada recolección de datos por medio de cuestionario autoaplicado compuesto de datos socioeconómicos y 14 preguntas que evaluaron el conocimiento de los estudiantes: preguntas 1 a 7 abordando vitaminas, y 8 a 14 los suplementos alimenticios, adaptadas de Santos y Barros4 Además, el cuestionario contemplaba una pregunta sobre las motivaciones personales para el consumo de vitaminas y suplementos. La colecta de datos ocurrió entre junio y noviembre de 2014 posterior a aprobación del proyecto por el Comité de ética y pesquisa de la Universidad Positivo, el 03 de abril de 2014, bajo número 579.812.

Los participantes fueron seleccionados mediante servicio a los criterios de inclusión: universitarios arriba de 18 años y menores de 20 años que tuvieron el término de consentimiento libre y esclarecido (TCLE) firmado. Fueron excluidos los cuestionarios respondidos de manera incompleta. La selección de la muestra fue realizada a través del sorteo de sobres sellados y opacos de tres cursos de cada una de las grandes áreas del conocimiento: ciencias de la salud, ciencias humanas y ciencias exactas, totalizando, al final, 9 cursos sorteados. Los cursos del área de ciencias de la salud sorteados fueron: Medicina, Educación Física y Nutrición; en el área de ciencias humanas fueron: Derecho, Administración, Publicidad y Propaganda; y en las ciencias exactas Ingeniería Mecánica, Ingeniería en Computación y Arquitectura. Los cuestionarios fueron aplicados durante el intervalo entre las clases, fuera y dentro de las salas de clases. El número de alumnos entrevistados en cada área fue proporcional al número de alumnos matriculados en esas mismas áreas.

Análisis estadístico

Los resultados de las evaluaciones fueron tabulados y expresados por promedios y desvíos estádar o por frecuencias y porcentajes. Para los análisis de frecuencia fue usado el Microsoft Office Excel 2007, y para las demás fue usado el paquete estadístico GRAPHPAD PRISM 5.0 (San Diego California, USA).


RESULTADOS

Al final fueron incluidos 266 alumnos en el presente estudio. El promedio de edad del grupo fue de 18,6 ± 0,5 años, donde la media fue de 19 años, siendo 52,3% del sexo femenino (139) y 47,7% (127) masculino. Con relación a la etnia, la mayoría era blanca 84,2% (224) y 13,2% (35) pardos. Las demás etnias juntas suman 2,6% (7). En cuanto a la renta, 12,5% (33) de los entrevistados, poseen renta familiar hasta R$2.000,00; 39,5% (105) poseen renta entre R$2.000,00 y R$6.780,00 y 48,1% (128) poseen renta mayor que R$6.780,00.

La frecuencia de los entrevistados conforme el área del curso fue predominantemente del área de humanas con 44% (117) de los entrevistados, seguida por el área de exactas con 33,1% (88) y finalmente por la de ciencias de la salud, con 22,9% (61). En lo que se refiere al período del curso, 50% (133) de los entrevistados se encontraban en el primer período del curso, 38,7% (103) en el segundo. Los terceros y cuartos períodos suman 10,5% (28) de los alumnos participantes del estudio.

Con relación al consumo de vitaminas y suplementos alimenticios, 72 (27%) contestaron hacer uso de alguna de esas sustancias, contra 194 (73%) que negaron. De los 72 entrevistados que relataron consumir, 23 (8,6%) utilizan solamente vitaminas, 32 (12%) apenas suplementos y 17 (6,4% del total de los entrevistados) afirmaron usar concomitante vitaminas y suplementos. La distribución completa puede ser visualizada en la tabla 1. Con relación a los usuarios de vitamina, 23 (57,5%) son del género femenino y 17 (42,5%) del género masculino. De los usuarios de suplementos alimenticios, 16 (32,6%) son del género femenino y 33 (67,4%) del masculino.




En cuanto a la distribución de los adolescentes usuarios de vitaminas por curso, se verificó que 23,6% son del curso de administración, seguido del curso de arquitectura con 23,3% y en 3o lugar por el curso de derecho, con 22,2% de sus académicos haciendo uso de esa sustancia (tabla 2).




En relación a la distribución de los adolescentes usuarios de suplementos por curso, se verificó que el porcentaje mayor pertenece al curso de administración (30,2%), seguido del curso de arquitectura, con 17,2%, y derecho con 13,3% (tabla 3).




La fuente de información más utilizada por los entrevistados fue internet con 73,3% (195), seguida por los profesionales de salud, con 67,7% (180). Diarios/revistas/tv aparecen en tercer lugar, citados por 42,9% (114) de los entrevistados, seguido por los amigos con 25,2% (67) e instructores de gimnasio con 16,2% (43).

Las vitaminas más consumidas en esta muestra fueron los polivitamínicos, con 57,5% (23) seguido por la vitamina C (15%) y por la vitamina D, con 7,5%. En cuanto a los suplementos, la proteína del suero de la leche fue la más citada, representando 85,7% de los suplementos (42), seguida por la creatina con 22,4% (11) y por el BCAA (Branch Chain Amino Acids) con 20,4% (10). Los entrevistados que consumen vitaminas (n=40) usan en promedio hace 18,9 ± 24,2 meses con un promedia de 12 meses. Los entrevistados que consumen suplementos (n=49), a su vez, usan en promedio hace 15 ± 16,3 meses y un promedio de 12 meses.

Cuando consultados sobre el hecho de hacer uso de vitaminas con o sin prescripción médica, 21 (52,5%), dijeron utilizarlas sin indicación médica, contra los otros 19 (47,5%) con indicación médica. De forma semejante, la mayoría de los usuarios de suplementos lo hace sin indicación médica: 35 (71,4%). Apenas 14 alumnos, 28,6% de los usuarios de suplementos lo hace por indicación médica.

La evaluación sobre el conocimiento de los adolescentes sobre las sustancias utilizadas mostró, de un total de 14 preguntas, el acierto medio de 7 preguntas, ± 2,4 de entre todos los entrevistados. El promedio de aciertos, considerando apenas las 7 preguntas envolviendo vitaminas, fue de 3,5 ±1,5 preguntas; considerando apenas las preguntas referentes a suplementos, ese promedio se mantuvo: 3,4 preguntas, ±1,5.

De entre todas las preguntas, aquellas que obtuvieron menores frecuencias de aciertos fueron las preguntas que abordaban el papel de la vitamina C en la eventual prevención de gripes y resfriados, y el papel de la quitosana en el auxilio a la ganancia de masa muscular, con 6,0% y 8,3% de aciertos, respectivamente. La pregunta que obtuvo mayor frecuencia de acierto fue la que trataba del concepto de vitaminas como sustancias naturales esenciales al cuidado de la salud, con 86,8% de aciertos. Apenas 67,3% de los entrevistados consideran el acompañamiento del médico y/o nutricionista indispensable al consumirse suplementos alimenticios.

Cuando se analizada la distribución de aciertos en las 7 preguntas referentes a las vitaminas, conforme el consumo, se percibió que aquellos que no utilizan vitaminas poseen un promedio de acierto semejante a los que la utilizan sin indicación médica, 3,5 contra 3,2 respectivamente. A su vez, los que utilizan con indicación médica presentaron un mayor promedio de aciertos, 4,1 preguntas. Las variables fueron analizadas para diferencias significativas por un análisis de variación (ANOVA). Los resultados completos siguen en la tabla 4.




En lo que dice relación a la distribución de los aciertos referentes a los suplementos alimenticios, se nota que los alumnos que hacen uso de suplementos acertaron en promedio, una pregunta más que los no usuarios. El test de Tukey (ZAR, 2009) mostró diferencia significativa (p<0,001) entre los promedios de aciertos de esos dos grupos. Los resultados entre los que usan suplementos con y sin indicación médica son muy próximos: 4,5 versus 4,2, respectivamente, no habiendo diferencia estadísticamente significativa entre los grupos que utilizan con y sin indicación médica. Los resultados completos están contenidos en la tabla 5.




En lo que se refiere a las motivaciones para el consumo de polivitamínicos y suplementos alimenticios, el aumento de la fuerza muscular fue el más citado (59%) seguido por el aumento de la inmunidad (52%) y por el deseo de belleza (52%), para prevenir y curar la gripe (33%), disminuir estrés (30%), rejuvenecer (14%) y aumentar la líbido (5%). Cuando se considera apenas a los usuarios de vitaminas, la principal motivación sigue siendo el aumento de fuerza muscular (68%), seguido por el aumento de la inmunidad (65%), deseo de belleza (63%), para prevenir y curar la gripe (38%), disminuir estrés (20%), rejuvenecer (20%) y aumentar la líbido (5%). Ya al considerar apenas a los usuarios de suplementos, la principal motivación, así como en los demás grupos, sigue siendo el aumento de la fuerza muscular (79%), seguida por el deseo de belleza (58%), aumento de la inmunidad (54%), prevención y cura de la gripe (31%), disminuir el estrés (19%), rejuvenecer (10%) y aumentar la líbido (8%).


DISCUSIÓN

La frecuencia de adolescentes universitarios usuarios de vitaminas y/ou suplementos observada en este estudio fue del 27%. Santos y Barros4 en estudio realizado en 2002 con universitarios de 17 a 24 años de una universidad particular de São Paulo, observaron una tasa del 30% de usuarios de productos vitamínicos. La razón de esa diferencia no fue investigada, pero podría ser atribuida a diferente metodología utilizada en la pesquisa o al comportamiento diferente de los jóvenes en esas regiones.

La constatación de mayor prevalencia de usuarios de suplementos en el sexo masculino encuentra correspondencia en la literatura, como en los estudios de Hallack et al. (2007),5 y Albino et al. (2009)6, en que los individuos del sexo masculino son los mayores consumidores de suplementos con resultados que varian del 79% a 86%. Ese resultado puede ser explicado por el deseo del joven del sexo masculino a aumentar su fuerza muscular.

En el presente estudio, la prevalencia del uso de vitaminas fue mayor entre los alumnos del área de humanas, con 15,3%, seguida por el área de exactas con 13, 5% y entonces por el área de salud, con 6,3%. La pesquisa de Santos y Barros también mostró una mayor proporción de consumidores regulares de vitaminas en el área de humanas (27,8%) que en la de biología (21,9%) y exactas (19,5%)4.

Internet fue el medio más citado para la búsqueda de informaciones sobre los complementos vitamínicos y suplementos alimenticios (73,3%), superando la búsqueda de orientación por un profesional de salud (67,7%). Es preocupante que tantos adolescentes tengan como base sus opiniones en fuentes poco confiables. Vale destacar que varios estudios como los de Glynn et al. 7 y Fortmann et al.8 mostraron que hay poca información científicamente comprobada sobre el consumo de suplementos alimenticios disponible para el público en general. Siendo así, es probable que la población consumidora de esos productos no posea el conocimiento suficiente y fidedigno sobre el asunto.

Al analizar las vitaminas más consumidas por los universitarios de São Paulo4, la vitamina C fue la más citada (20,3%), seguida por los polivitamínicos (15,9%). Ya en la presente pesquisa, los polivitamínicos aparecieron en primer lugar, con 57,5% y la vitamina C en segundo lugar, con 15% de usuarios. Resultado semejante fue encontrado en una pesquisa realizada en 2006, en EEUU, abordando 8.860 individuos. En esta los multivitamínicos aparecieron como los más utilizados, con 50% de preferencia10,11.

En la presente pesquisa, de entre los suplementos, aquellos derivados del suero de la leche fueron los más consumidos (85,7%), seguidos por la creatina (22,4%). Esa distribución fue semejante al estudio de Pereira12, realizado en la Unicamp, que constató que 42,7% de los suplementos utilizados eran productos proteicos. De acuerdo con pesquisa hecha por Brunacio et al.13, los suplementos proteicos también son los más utilizados por los habitantes de la ciudad de São Paulo.

Por la presente pesquisa no fueron evaluadas las dosis utilizadas debido a las diferentes necesidades individuales. Sin embargo, se percibió que la mayoría de los usuarios de vitaminas y de suplementos (52,5% y 71,4% respectivamente) utiliza esas sustancias sin indicación médica. Esos universitarios adolescentes que no obtuvieron orientación de un profesional de salud realizan automedicación y, consecuentemente, están en riesgo de ingerir dosis muy encima de las recomendaciones nutricionales, facilitando la ocurrencia de intoxicaciones14,15. Resultado semejante fue encontrado por Santos y Barros4, en que apenas 21% de los consumidores informaron haber usado productos vitamínicos bajo orientación profesional de médico, nutricionista o entrenador físico.

En relación al análisis de los aciertos y errores de las preguntas aplicadas a los participantes, se percibe una buena comprensión de los estudiantes sobre el concepto de vitaminas como sustancias naturales esenciales al cuidado de la salud, con 86,8% de aciertos. En contrapartida, el menor índice de aciertos de la pregunta referente a la vitamina C muestra que los universitarios en general mantienen la creencia sobre el poder de la vitamina C para curar y prevenir una gripe, creencia que remete al inicio del siglo pasado, cuando la vitamina C empezó a ser comercializada por la industria farmacéutica con esta justificativa, pero que ya fue desmitificada4.

El porcentaje de error de la pregunta referente a la necesidad de prescripción para el consumo fue del 32,7%, indicando que 1/3 de los entrevistados desconocen la importancia y necesidad de ser orientado por un profesional de salud al usar vitaminas y/o suplementos alimenticios. A pesar del 67,3% de los entrevistados reconocer esa importancia, apenas 30,6% utilizan suplementos con indicación médica, y apenas 47,5% de los usuarios de vitaminas. Eso demuestra que a pesar de saber sobre la necesidad de un acompañamiento especializado para el uso de esas sustancias, apenas una minoría lo hace. Parte de eso se debe al fácil acceso y la fuerte influencia comercial que incentivan el consumo de esas sustancias17.

Sobre las motivaciones para el consumo de polivitamínicos y suplementos alimenticios, el aumento de la fuerza muscular fue el más citado (59%) seguido por el aumento de la inmunidad (52%) y por el deseo de belleza (52%). En el mismo sentido, un estudio de la Unicamp presentó la ganancia de masa muscular como siendo el principal objetivo del uso de los suplementos proteicos18. Ya en el estudio de Santos y Barros4, la mayor motivación de universitarios para el uso de vitaminas y suplementos fue "garantizar la salud" (24,9%) seguida por "compensar deficiencias de alimentación" (22,1%) y "prevenir enfermedades" (16,2%).


CONCLUSIÓN

Frente a lo expuesto, se puede inferir que los adolescentes componen una población de riesgo para abusos de esas sustancias, una vez que la mayoría de los universitarios que consumen vitaminas y/o suplementos, lo hace sin indicación y acompañamiento de un profesional de salud, además de recurrir mayoritariamente a internet (73,3%) como principal fuente de información.

Por lo tanto, la realización de exposiciones sobre educación en salud nutricional o alimenticios en el campus universitario podría reducir las vulnerabilidades identificadas a través de los datos de la pesquisa, una vez que informaciones científicas serían propagadas con la idea de eliminar creencias equivocadas y factores de riesgo a esa población.

Se espera que el conocimiento proporcionado por este trabajo estimule la elaboración de exposiciones y campañas sobre el tema en otras universidades también, e inclusive en escuelas de enseñanza media, proporcionando un estímulo inicial para conciencia de los estudiantes respecto a este del asunto.


REFERENCIAS

1. Outeiral JO. Adolescer: estudo sobre adolescência. Artes médicas. Porto Alegre; 1994.

2. Glaner MF, Pelegrini A, Cordoba CO, Pozzobon ME. Associação entre insatisfação com a imagem corporal e indicadores antropométricos em adolescentes. Revista Brasileira de Educação Física e esporte 2013; 27: 129-36.

3. Damasceno VO, Vianna VRA, Vianna JM, Lacio M, Lima JRP, & Novaes JS. Imagem corporal e corpo ideal. Revista brasileira Ciência e Movimento 2006; 14: 87-96.

4. Santos KMO, Barros Filho AA. Consumo de produtos vitamínicos entre universitários de São Paulo, SP. Revista de Saúde Pública 2002; 36:250-3.

5. Hallak A, Fabrini, S, Peluzio M. Avaliação do Consumo de Suplementos Nutricionais em Academias da Zona Sul de Belo Horizonte, MG, Brasil. Revista Brasileira de Nutrição Esportiva 2007; 2: 55-60.

6. Albino CS, Campos PE, Martins RL. Avaliação do consumo de suplementos nutricionais em academias de Lages, SC. Revista Digital. 2009; 134.

7. Glynn RJ, Buring JE, Gaziano M, Sesso HD. Mortality in randomized trials of antioxidant supplements for primary and secondary prevention: systematic review and meta-analysis. J Am Med Assoc 2007; 297: 842-57.

8. Fortmann SP, Burda BU, Senger CA, Lin JS, Whitlock EP. Vitamin and mineral supplements in the primary prevention of cardiovascular disease and cancer: An updated systematic evidence review for the U.S. Preventive Services Task Force. Ann Intern Med 2013; 159(12): 824-34.

9. Gahche J, Bailey R, Burt V, Hughes J, Yetley E, Dwyer J et al. Dietary supplement use among U.S. adults has increased since NHANES III (1988-1994). NCHS Data Brief 2011; 61.

10. Bailey RL, Fulgoni VL, Keast DR, Dwyer JT. Examination of Vitamin Intakes among US Adults by Dietary Supplement Use. J Acad Nutr Diet 2012; 112(5): 657-63.

11. Pereira RF, Lajolo FM, Hirschbruch MD. Consumo de suplementos por alunos de academias de ginástica em São Paulo. Rev Nutr 2003; 16(3): 265-72.

12. Brunacio KH et al. Uso de suplementos dietéticos entre residentes do Município de São Paulo, Brasil. [Rio de Janeiro]: Cad Saúde Pública 2013; 29(7):1467-72.

13. Pereira RF, Lajolo FM, Hirschbruch MD. Consumo de suplementos por alunos de academias de ginástica em São Paulo. Rev Nutr 2003; 16(3): 265-72.

14. Grodstein F, O´Brien J, Kang JH, Dushkes R, Cook NR, Okereke O, Manson. Long-term multivitamin supplementation and cognitive function in men: a randomized trial. Annals Internal Medicine 2013; 159:806-14.

15. Tetens I, Biltoft-Jensen A, Spagner C, Christensen T, Gille MB, Bügel S et al. Intake of micronutrients among Danish adult users and non-users of dietary supplements. In: Food & Nutrition Research, Vol. 55, No. Suppl., 2011.

16. Bueno E, Taitelbaum P. Vendendo Saúde: a história da propaganda de medicamentos no Brasil. In: Vendendo saúde: a história da propaganda de medicamentos no Brasil. ANVISA 2008.

17. Barros, JAC. Políticas farmacêuticas: a serviço dos interesses da saúde? UNESCO 2004; 272.

18. Marra MV, Boyar AP. Position of the American Dietetic Association: nutrient supplementation. J Am Diet Assoc 2009; 109: 2073-85.
adolescencia adolescencia adolescencia
GN1 © 2004-2017 Revista Adolescência e Saúde. Fone: (21) 2868-8456 / 2868-8457
Núcleo de Estudos da Saúde do Adolescente - NESA - UERJ
E-mail: secretaria@adolescenciaesaude.com