Revista Adolescência e Saúde

Revista Oficial do Núcleo de Estudos da Saúde do Adolescente / UERJ

NESA Publicação oficial
ISSN: 2177-5281 (Online)

Vol. 14 nº 1 - Ene/Mar - 2017

Artículo Original Imprimir 

Páginas 7 a 13


Talleres de artes visuales para adolescentes en situación de riesgo social: una posibilidad para acciones en promoción de salud

Visual arts workshops for teens in social risk: a possibility for actions in health promotion

Oficinas de artes visuais para adolescentes em situação de risco social: uma possibilidade para ações em promoção de saúde

Autores: Berliete Bolzani1; Cléria Maria Lobo Bittar2

1. Máster en Promoción de Salud. Docente del curso de Artes Visuales de la Universidad de Franca (UNIFRAN). Franca, SP, Brasil
2. Post-Doctora por la Universidad de Valencia (UV). Valencia, España. Doctora en Servicio Social por la Universidad Estadual Paulista Júlio de Mesquita Filho (UNESP). Franca, SP, Brasil. Docente del Programa de Post-graduación en Promoción de Salud y del curso de Psicología de la Universidad de Franca (UNIFRAN). Franca, SP, Brasil

Cléria Maria Lobo Bittar
Universidade de Franca
Av. Dr. Armando Sales de Oliveira, 201, Parque Universitário
Franca, SP, Brasil. CEP: 14404. 600
profa.cleriabittar@gmail.com

PDF Portugués      


Scielo

Medline

Como citar este artículo

Palabra Clave: Promoción de salud, arte, adolescente, vulnerabilidad social.
Keywords: Health promotion, art, adolescent, social vulnerability.
Descritores: Promoção da saúde, arte, adolescente, vulnerabilidade social.

Resumen:
OBJETIVO: El objetivo del presente estudio fue desarrollar talleres de artes visuales con la finalidad de adjudicación y desarrollo de habilidades personales en adolescentes en situación de vulnerabilidad social en el municipio de Franca (SP).
MÉTODOS: Fueron realizados 60 talleres de artes visuales, una vez por semana, con un grupo de 18 adolescentes (11 - 15 años) de ambos sexos, asistidos por una ONG.
RESULTADOS: Las actividades desarrolladas en los talleres posibilitaron a los adolescentes mayor apreciación, mejorando la autopercepción y la habilidad en discurrir sobre diversos asuntos con mayor claridad, sabiendo identificar sus necesidades y sus límites. Inicialmente había una dificultad en exponerse y trabajar en grupo, lo que demandó la actuación de la investigadora para que enriqueciera el vínculo de confianza entre ella, los participantes, y entre ellos. Se establecieron en el grupo alianzas pautadas en confianza, respeto, atención y recepción, aproximando a la investigadora al grupo y mejorando las interacciones entre los participantes, lo que aumentó el respeto y la disponibilidad para con el otro.
CONCLUSIÓN: Los participantes demostraron mayor interés en la atención consigo y con su apariencia personal, además de haber modificado su percepción con relación al otro. Esto sugiere que los talleres de artes visuales mejoraron las habilidades sociales, emocionales y cognitivas, auxiliándolos a manejar mejor las situaciones de lo cotidiano. Se trata de una estrategia que está en consonancia con los principios de la Promoción de Salud, según recomienda la Organización Mundial de Salud (OMS).

Abstract:
OBJECTIVE: The aim of this study was to develop visual arts workshops for the purpose of empowerment and development of personal skills in adolescents in situations of social vulnerability in the city of Franca (SP).
METHODS: Were held 60 visual arts workshops, once a week, with a group of 18 adolescents (11-15 years) of both sexes, assisted by an NGO.
RESULTS: The activities developed in the workshops allowed the teenagers greater assertiveness, improving self-awareness and ability to discuss various issues more clearly and identify their needs and limits. Initially there was a difficulty in exposing and working in a group, which required the researcher's action to enrich the bond of trust between the participants. It was settled in the group guided partnerships on trust, respect, attention and listening, bringing the group closer to the researcher and improving the interactions between participants, which increased the respect and availability to each other.
CONCLUSION: The participants showed more interest in personal care and self-appearance, and have modified their perception of each other. This suggests that the visual arts workshops improved social, emotional and cognitive skills, helping them to cope better with the everyday situations. It is a strategy in line with the principles of Health Promotion as recommended by the World Health Organization (WHO).

Resumo:
OBJETIVO: O objetivo do presente estudo foi desenvolver oficinas de artes visuais com a finalidade de empoderamento e desenvolvimento de habilidades pessoais em adolescentes em situação de vulnerabilidade social no município de Franca (SP).
MÉTODOS: Foram realizadas 60 oficinas de artes visuais, uma vez por semana, com um grupo de 18 adolescentes (11 - 15 anos) de ambos os sexos, assistidos por uma ONG.
RESULTADOS: As atividades desenvolvidas nas oficinas possibilitaram aos adolescentes maior assertividade, melhorando a autopercepção e a habilidade em discorrer sobre diversos assuntos com maior clareza, sabendo identificar suas necessidades e seus limites. Inicialmente havia uma dificuldade em se expor e trabalhar em grupo, o que demandou a atuação da pesquisadora para que enriquecesse o vínculo de confiança entre esta e os participantes, e entre eles. Estabeleceram-se no grupo parcerias pautadas em confiança, respeito, atenção e escuta, aproximando a pesquisadora do grupo e melhorando as interações entre os participantes, o que aumentou o respeito e a disponibilidade para com o outro.
CONCLUSÃO: Os participantes demonstraram maior interesse nos cuidados consigo e com sua aparência pessoal, além de terem modificado sua percepção em relação ao outro. Isto sugere que as oficinas de artes visuais melhoraram as habilidades sociais, emocionais e cognitivas, auxiliando-os a lidarem melhor com as situações do cotidiano. Trata-se de uma estratégia que está em consonância com os princípios da Promoção da Saúde conforme preconiza a Organização Mundial da Saúde (OMS).

INTRODUCIÓN

La promoción de salud puede ser definida como el proceso de capacitación de la comunidad para controlar los determinantes de salud y para una mayor participación popular en el proceso de decisiones, defendiendo que los determinantes de salud favorezcan a la salud y la igualdad de oportunidades a través de la capacitación y mediación entre diferentes intereses1,2. De esta forma, la responsabilidad sale de los centros de salud y se extiende a las comunidades, a los ambientes familiares, a las escuelas, ONGs, capacitando a la comunidad para actuación en la mejoría de su calidad de vida y salud, incluyendo una mayor participación en el control de este proceso2.

Pensando en la adolescencia como un periodo de profundas alteraciones fisiológicas, psíquicas y emocionales, y en la importancia del entorno social para la adopción de hábitos saludables, el arte es visto como una posibilidad de estrategia de Promoción de Salud. Éste permite el resignificado de las normas sociales y culturales que imprimen características en la personalidad del adolescente, su relación con la familia, la escuela y con los otros3,4.

La comprensión de la vulnerabilidad del adolescente se refiere al contexto en el que vive y las situaciones a que se expone. De esa forma, esa vulnerabilidad debe ser tomada en cuenta en las decisiones de acción de promoción y educación en salud del adolescente5.

Este grupo etario está sujeto a situaciones de riesgo tales como homicidios, accidentes, suicidios y complicaciones consecuentes del HIV, además de los daños consecuentes de pobreza, desempleo en la familia y poca o ninguna escolaridad6, estando constantemente influenciados por los medios de comunicación y por el consumo. Desde temprano tienen contacto con mensajes sobre sexo, violencia, uso y abuso de drogas y alcohol7.

Frente a lo expuesto, se cree que el arte pueda ser pensado como un instrumento a favor de la creación de habilidades sociales y personales, capaz de ofrecer al adolescente la posibilidad de comprometerse en una actitud más proactiva y reflexiva, buscando favorecer el desarrollo del potencial creador, provocando las transformaciones necesarias para ampliar la percepción y la visión de mundo8,9.

Al pintar una tela, una hoja o incluso una pared, amplía su relación con el mundo de forma espontánea, adquiriendo una sensibilidad y capacidad de manejar otras expresiones10. El arte posibilita el equilibrio entre el intelecto y las emociones a través de su mediación, búsqueda inconsciente de lo que no está bien dentro de sí y que pueda desarrollar el sentido de la independencia, libertad, democracia, madurez emocional e intelectual, en fin, la propia personalidad en sus múltiples aspectos11.

El arte crea condiciones para el desarrollo de habilidades personales y sociales, tales como: habilidades sociales de comunicación, civilidad, apreciación, derecho y ciudadanía, empatía, trabajo, y expresión de sentimiento positivo, además de autocontrol, expresividad emocional, hacer amistades, solución de problemas y habilidades académicas12,13 que permiten interacciones más satisfactorias en las diferentes áreas sociales de la vida, provocando cambios de estilo de vida y adopción de comportamientos más saludables14. Un instrumento favorable, por lo tanto, a la adopción de estilos de vida que reflejen elecciones por hábitos más saludables, consonante con las premisas de la Promoción de Salud15.

El objetivo de este trabajo fue ofrecer talleres de artes visuales para adolescentes en situación de vulnerabilidad social, con la finalidad de estimular la adjudicación y el desarrollo de habilidades sociales, además de la adopción de una postura personal más crítica y reflexiva sobre sus elecciones personales.


MÉTODO

Se trata de un estudio cualitativo, que prima por el estudio del significado individual y colectivo de los fenómenos abordados16, en que fueron ofrecidos talleres de Artes Visuales a un grupo de adolescentes en situación vulnerabilidad social de una Organización No Gubernamental (ONG) de la ciudad de Franca (SP), donde se propone combatir la exclusión social por medio de actividades educativas.

Participaron de este estudio 18 adolescentes, cuyos padres o responsables firmaron los términos de Consentimiento Libre y Esclarecido (TCLE). De entre esos, ocho eran del sexo femenino y 10 del sexo masculino, con edad entre 11 y 15 años, y todos encaminados por el CRAS - Centro de Referencia de Asistencia Social y el CREAS - Centro de Referencia Especializado de Asistencia Social y Consejo Tutelar.

El proyecto tuvo parecer favorable a su realización por el Comité de Ética en Pesquisa de la institución locus de la investigación, con el parecer de nº 634.883. Todos los pasos de la investigación siguieron la Resolución nº 466/12 del Consejo Nacional de Salud, sobre los preceptos éticos de estudios con seres humanos.

A lo largo de la investigación fueron anotadas en un diario de campo las observaciones relacionadas a los talleres y otras actividades tales como: reuniones, charlas informales con dirigentes y con el cuerpo técnico y administrativo. El conjunto de las informaciones recolectadas fue utilizado para desarrollar y enriquecer los análisis y discusiones relativos a la investigación.

Durante los talleres fue organizado un portafolio de las actividades realizadas con fotos de la producción de arte de los participantes, que fue dispuesto a todos. Los registros fueron construidos en la composición de varios puntos de vista: de la investigadora, de los adolescentes y de los practicantes que fueron acompañando el proceso de los talleres. Para mantener la fidelidad al habla original, se mantuvo la transcripción tal como fue enunciada.

Una de las propuestas fue proporcionar a los participantes comprender las tres etapas del proceso artístico de la metodología triangular17: la producción (creación), apreciación (fruición) y la contextualización (ponderación). Se buscó abrir un espacio para que pudieran hablar sobre sus sueños, su cultura, su realidad, con su modo singular de expresarse y por intermedio del arte.

Los talleres de artes fueron realizados por la propia investigadora, con el auxilio de practicantes del curso de Artes Visuales de la Universidad de Franca. Cada taller trabajó con un tema motivador, posibilitando nuevos aprendizajes y ángulos sobre el arte, la técnica, el material utilizado y la relación de éstos con su entorno.


ANÁLISIS Y DISCUSIÓN DE LOS RESULTADOS

Al inicio la participación no fue fácil, en que además de actitudes desafiantes y provocativas de los adolescentes, existía una falta de interés en la realización de las actividades, pues a los adolescentes no les gustó la presencia de practicantes que acompañaron a la investigadora durante el taller.

"(...) No me gustó ese profesor, él es muy aburrido" (P1, 11a, Fem.)

"(...) No tá ayudándome, solo me da bronca" (P15, 12a, Fem.)

"(...) No voy a hacer nada si él viene aquí" (P15, 12a, Fem.)


La agresividad entre los participantes se revelaba en los ademanes, en las expresiones y en la manera de manosear los materiales artísticos.

[¿Qué está haciendo? - investigadora]

- "¡No le interesa!" (P18, 13a, Masc.)

"Que porquería, ballena" (P2, 12a, Masc.) [hablando hacia otro participante]

[¿Quién sacó el material de aquí? - investigadora]

- "No fui yo" (P2, 12a, Masc.)

- "Fue su abuela" (P10, 12a, Masc.) [en tono de ironía]


Durante los primeros talleres los participantes se demostraron tímidos, apenas hablaban sobre el trabajo. Entonces fue propuesto que al final de cada actividad hicieran una descripción simple sobre su trayecto, su producción, lo que fue hecho y el porqué de la elección. El primer taller realizado en el espacio de la ONG fue el de diseño, con temática del autorretrato. Fue utilizado como referencia autorretratos de Picasso, Frida y Modigliani.

La falta de conocimiento previo sobre arte, sumada a la falta de lectura y hábitos culturales (frecuencia a museos, teatros, etc.), tornó necesaria la introducción de nociones básicas sobre arte, pero la curiosidad y las ganas de aprender del grupo posibilitaron que hubiera mudanzas de comportamiento, llevándolos a asimilar aspectos importantes del arte contemporáneo en poco tiempo.

"Solo miro un trabajo si es bonito, de lo contrario no me interesa" (P10, 12a, Masc.)

"Wow, ahora cuando veo un trabajo de arte, o cuando hay algo en la escuela, o cuando uno sale con la psicóloga, sé que tengo que parar para mirar, para entender, pa' ver si me gusta o no" (P16, 11a, Masc.)


De esa forma, los adolescentes tomaban conciencia de su aprendizaje dándole un resignificado, verificando cuáles eran los motivos que impidieron o auxiliaron la observación de los objetivos planeados. Se percibe una mayor asimilación de nociones artísticas desde el taller de bricolaje.

"Pasaban las cosas en la escuela o en la plaza y yo ni prestaba la atención, no entendía nada" (P8,12a, Masc.)

"Ahora cuando veo un trabajo de arte, sé que tengo que parar para mirar, pa' ver si me gusta o no" (P16, 11a, Masc.)


Algunas hablas revelaron también un poco sobre el ambiente en que tales adolescentes están insertos, sus dificultades, la violencia en que viven.

"(...) Hoy yo apenas llegué, mi madre no tenía dinero para darme". (P1, 11a. Fem.)

"(...) Hoy dormí hasta medio día, me bañé y me vine. Estoy suspendido..." (P7, 12a. Masc.)


La valoración de su producción en un espacio grande, sin críticas, sin juicio, actúa en el refuerzo de su autoestima. Los adolescentes tienen la posibilidad de traer elementos de su cotidiano, de mostrar a otros ese cotidiano, favoreciendo las relaciones personales y interpersonales. El arte, como un lenguaje agudo de los sentidos, transmite significados que no pueden ser transmitidos a través de ningún otro tipo de lenguaje, tal como la discursiva y la científica18.

Además de la evolución de la técnica, se percibió también mudanzas en el vocabulario, donde disminuyeron las palabrotas, los insultos y la utilización de símbolos de apología al uso de drogas y violencia. Los encuentros pasaron a ser más productivos y alegres, estimulando la convivencia y el placer por las artes. Había curiosidad mutua con relación a los trabajos realizados, también cambio en las bromas, las emociones, las sensaciones y cuestionamientos, expresados en frases como:

"(...) Caramba, cómo consiguió hacer la boca" (P1, 12a, Fem.)

"(...) No consigo hacer la nariz" (P15, 11a, Masc.)

"(...) ¡Wow! ¡qué pornografía que hizo!" (P12, 12a, Fem.)

"(...) Voy a sacar de mi cabeza el diseño" (P8, 12a, Masc.) [- el alumno explica que creará su propio diseño y no simplemente copiarlo.]


Del progreso del conocimiento referente al uso del material, a la construcción de los dibujos, se puede observar que muchas referencias personales estuvieron presentes en los trabajos. Durante los talleres se trabajaron las diferencias de conceptualización del gusto estético, trayendo a las propuestas un número significativo de imágenes, soporte y técnicas diferentes para el análisis y ponderación. Se produjo una ruptura del aislamiento de esos adolescentes con relación a lo social, permitiendo una inserción en el mundo, aumentando su deseo por la vida, por el trabajo y creación, reinventando su cotidiano.

"(...) Uno puede presentar los trabajos en algún lugar, puede mostrar nuestro trabajo, ahí nuestros amigos vienen a vernos." (P9, 13a, Masc.)

"(...) Quiero participar de la exposición con muchos trabajos." (P18, 13a, Masc.)

"(...) ¿Cuándo nosotros vamos allá en la universidad de nuevo? Es muy bueno hacer las actividades allá." (P13, 14a, Fem.)

"(...) Me gustó hacer mi trabajo" (P15, 11a, Masc.)


Si bien algunas contribuciones estén asociadas a las actividades artísticas, los aspectos más resaltados son aquellos que proporcionan beneficios de orden socioafetivo.

"(...) Me gusta venir aquí, me gusta dibujar. Es una tranquilidad venir aquí, ni sabía que podía dibujar". (P 5,12a, Fem.)

"(...) Mostré mi dibujo a mi madre, creyó que se quedó bonito, dijo que tengo talento". (P7, 12a, Masc.)

"(...) ¡He mejorado hasta en la escuela, allá, nosotros también tenemos clase de arte y ahí yo sé más que los otros, eso es súper bueno!" (P17, 15a, Masc.)


La experiencia del trabajo de los talleres se vuelve positiva cuando una de sus funciones es también la de intervenir en el campo de la ciudadanía, aportando como posibilidad de transformación de la realidad actual19. Durante la actividad de pintura mural hubo un conflicto con la vecina de la ONG que reclamó de la pintura debido al hecho del muro ser divisorio con su casa. Los participantes contestaron, cuestionando el motivo de la reclamación, ya que el muro también forma parte de los límites de la ONG.

Ellos construyen también una realidad compartida que gana consistencia desde la interacción entre sus participantes. Las acciones socioeducativas deben ejercer una influencia sobre la vida del adolescente, favoreciendo la construcción de un proyecto de vida, una pertenencia social y el respeto a la diferencia, posibilitando que asuman un papel de "sujeto" en su dinámica social y comunitaria.

Pensar en la salud del adolescente implica en pensar prácticas de educación, entre otras propuestas, dirigidas a sus necesidades, casi siempre negligentes por las instituciones y sociedad en general, sobre todo con relación a los adolescentes de baja renta. Poco se pregunta sobre sus necesidades, sus vivencias y valores a ser privilegiados en su formación, perdiéndose la capacidad de diálogo con ellos20.

Los talleres fueron propuestos de manera diferente a la educación formal en artes como ocurre en la escuela y/o cursos de artes. La intención no fue ser un modelo alternativo, sino complementario a las propuestas de la escuela, y tiene como idea establecer alianzas, colaborando para una formación ciudadana21.


CONSIDERACIONES FINALES

Durante los talleres, el conocimiento y las relaciones fueron construidos en medio a intentos de errores y aciertos, lo que solo fue posible debido al ambiente seguro que propició el surgimiento de vínculos y mudanzas. Hablaban de todo, de la vida, familia, de sus historias, sus sueños. Los talleres fueron, de hecho, encuentros.

La adopción de prácticas educativas en condición de diálogo, con vínculos de carácter libertador, fundamentados en la confianza y en el respeto, son capaces de promover la activa participación de los adolescentes para que se sientan protagonistas, corresponsables por su salud y mejoría de su calidad de vida. Permite la existencia del ser individual dentro de lo colectivo, percibiendo las contradicciones personales, grupales, y la construcción de nuevos caminos.

Los talleres de arte empezaron a ser vistos por los participantes con múltiples propósitos, percibiendo el desarrollo de ciertas habilidades en determinadas modalidades artísticas y adopción de comportamientos socialmente aceptados. Percibieron nuevas posibilidades de expresión de formas de sentir, querer y actuar, a través de la producción de sus obras. Pasaron a tratarse de manera más amigable unos con otros, saludándose, dividiendo, cambiando, cuidando de los materiales y demostrando interés en querer participar.

Esta investigación buscó mostrar la viabilidad del arte como un instrumento de ayuda en el desarrollo de habilidades sociales, crecimiento de la personalidad, y así auxiliar en la transformación individual y social de los adolescentes. Se espera que esta experiencia influencie otros estudios que puedan evaluar y proponer nuevas posibilidades del arte en la educación y en las políticas públicas, y con eso esmerar el rescate de la autoestima, la capacidad psicosocial del respeto interpersonal, promoviendo salud y estimulando el desarrollo, tanto personal como de ciudadanía.

Los talleres posibilitaron vivencias que, al ser compartidas, proporcionaron un aprendizaje personal y grupal, favoreciendo el autoconocimiento, la ponderación, el esmero de las capacidades necesarias para la resolución de problemas cotidianos, desarrollando la conciencia crítica, el ejercicio de la recepción y comprensión del otro como un ser diferente, y la toma de decisión de modo consciente y crítico. Además, aportó para el aumento de la motivación y el interés por las actividades, facilitando las discusiones y proporcionando la integración del grupo.

Aportó para que los adolescentes pudieran hablar sobre sí mismos, sobre sus sentimientos, sus creencias y actitudes. Los aspectos afectivos, cognitivos y sociales que influencian el comportamiento humano fueron contemplados en esta intervención, caracterizándola como herramienta para educación y de promoción de salud.


NOTA

Este artículo está basado en investigación realizada para obtención del título de profesor en Promoción de Salud, defendida por la autora principal de este estudio, bajo orientación de la segunda autora.


REFERENCIAS

1. Organização Pan-Americana da Saúde (OPAS). A saúde e como relações internacionais: seu vínculo com a gestão do desenvolvimento nacional da saúde. Washington: OPAS; 2008.

2. Buss PM. Promoção da saúde e qualidade de vida. Ciencsaudecolet [periódico na Internet]. 2000.

3. Soares CB. Mais que uma etapa do ciclo vital: a adolescência como um construto social. In: Borges ALV, Fujimori E. Enfermagem e saúde do adolescente na atenção básica. Série Enfermagem. ABEn-SP. Barueri: Manole; 2009 p. 3 - 19.

4. Cedaro JJ, Boas LMSV, Martins RM. Adolescência e sexualidade: um estudo exploratório em uma escola de Porto Velho - RO. RevPsicolCienc e Prof 2012: 320-389.

5. Bretas JRS. Vulnerabilidade e adolescência. Rev. SocBras de EnfermPediatr 2010; 10(2).

6. Fundo das nações unidas para a infância. O direito de ser adolescente: oportunidade para reduzir vulnerabilidades e superar desigualdades. Brasília: UNICEF, 2011.

7. Vieira NFC, Gubert FA. Promoção de saúde do adolescente e concepções do cuidado In: Silva RM.; Catrib AMF. (Orgs.). Promoção de saúde na adolescência e concepções de cuidado. Ceará: EdUECE, 2014. p. 18-34.

8. Coli J. O que é Artes. São Paulo: Brasiliense, 2004.

9. Araujo CM, Oliveira MCSL. Significações sobre desenvolvimento humano e adolescência em um projeto socioeducativo. EducRev 2010; 26(3): 169-193.

10. Santos AM, Fratari MHD. Artes visuais na educação infantil. Faculdade Católica de Uberlândia, 2011.

11. Lowenfeld V. A criança e sua arte. 2nd ed. São Paulo: Mestre Jou, 1977.

12. Carneiro RS, Falcone EMO. O desenvolvimento das habilidades sociais em idosos e sua relação na satisfação com a vida. Estud da psicol 2013 Jul-Set;18(3).

13. Del Prette ZAP, Del Prette A. Psicologia das habilidades sociais na infância: terapia e educação: Petrópolis, RJ: Vozes. 2005.

14. Garcia-Vera MP, Sanz J, Gil F. Entrenamientos en habilidades sociales. In: Habilidades Sociales: teoría, investigación e intervención. Madrid: Editorial Síntesis, 1998, p.63-93.

15. Duarte Júnior JF. Por que arte-educação? Campinas: Papirus, 1983.

16. Rey FG. Pesquisa qualitativa e subjetividade: os processos de construção da informação. São Paulo: Thomson, 2005.

17. Barbosa AM. História da Arte-Educação. São Paulo: Max Limonad, 1986.

18. Barbosa AM. Arte, educação e reconstrução social. Insight - Psicoterapia e Psicanálise 2001 set; 11(121): 23-24.

19. Valladares ACA, Lappann-Botti NC, Mello R, Kantorski LP, Scatena MCM. Reabilitação psicossocial através das oficinas terapêuticas e/ou cooperativas sociais. RevEletron de Enferm2003;5(1): 4-9.

20. Gurgel MGI. Desenvolvimento de habilidades: estratégia de promoção da saúde e prevenção da gravidez na adolescência. Rev Gaúcha Enferm 2010;31( 4): 640-646.

21. Gohn MGM. Educação não formal, participação da sociedade civil e estruturas colegiadas nas escolas.Ensaio: aval. pol. públ. Educ. 2006; 14(50):11-25.
adolescencia adolescencia adolescencia
GN1 © 2004-2017 Revista Adolescência e Saúde. Fone: (21) 2868-8456 / 2868-8457
Núcleo de Estudos da Saúde do Adolescente - NESA - UERJ
E-mail: secretaria@adolescenciaesaude.com