Revista Adolescência e Saúde

Revista Oficial do Núcleo de Estudos da Saúde do Adolescente / UERJ

NESA Publicação oficial
ISSN: 2177-5281 (Online)

Vol. 14 nº 1 - Ene/Mar - 2017

Artículo Original Imprimir 

Páginas 22 a 28


Aptitud cardiorrespiratoria y nivel de actividad física en adolescentes de escuelas en tiempo integral en el estado de Paraná

Cardiorespiratory fitness and physical activity level in adolescents enrolled in full-time schools in the state of Paraná

Aptidão cardiorrespiratória e nível de atividade física em adolescentes de escolas em tempo integral no estado do Paraná

Autores: Lilian Messias Sampaio Brito1; Ana Caroline Paranhos Miksza2; Daniele Sari3; Margaret Cristina da Silva Boguszewski4

1. Doctoranda en Salud del Niño y del Adolescente. Máster en Actividad física y salud por la Universidad Federal de Paraná (UFPR). Curitiba, PR, Brasil
2. Graduada en Medicina por la Universidad Federal de Paraná (UFPR). Curitiba, PR, Brasil
3. Graduada en Medicina por la Universidad Federal de Paraná (UFPR). Curitiba, PR, Brasil
4. MD, Ph.D. - Doctorado en Endocrinología Pediátrica - Universidad de Gotemburgo (GU). Gotemburgo, Suecia. Maestría en Salud del Niño y del Adolescente. Profesora de la Universidad Federal de Paraná (UFPR). Curitiba, PR, Brasil

Lilian Messias Sampaio Brito
Pós-Graduação em Saúde da Criança e do Adolescente (Pediatria)
Rua General Carneiro, 181, 14º andar
Curitiba, PR, Brasil. CEP: 80060-900
lilianmessias@yahoo.com.br

PDF Portugués      


Scielo

Medline

Como citar este artículo

Palabra Clave: Aptitud física, actividad física, cardiorrespiratorio, estudiantes.
Keywords: Physical fitness, physical activity, cardiorespiratory, students.
Descritores: Aptidão física, atividade física, cardiorrespiratório, estudantes.

Resumen:
OBJETIVO: Evaluar el impacto del nivel de actividad física sobre el acondicionamiento cardiorrespiratorio, a través del nivel de aptitud cardiorrespiratoria.
MÉTODOS: Fueron evaluados 294 estudiantes, entre 12 y 16 años, de tres escuelas públicas de enseñanza integral del Estado de Paraná, clasificadas como: zona rural, gran centro urbano y zona mixta. Un total de 277 estudiantes contestaron al cuestionario recordatorio de 3 días de actividad física, categorizado en 300 minutos/semana. Todos pasaron por evaluación de peso, estatura y circunferencia abdominal, cálculo de índice de masa corporal (IMC), score-z de IMC y fueron clasificados bajo peso, peso adecuado y sobrepeso/obesidad. La evaluación de la aptitud cardiorrespiratoria fue realizada por la determinación del volumen de oxígeno máximo durante el Test de Va y Viene de 20 metros de Léger y categorizado en muy débil/débil, regular y buena/excelente.
RESULTADOS: Alumnos de grandes centros urbanos presentaron mayor prevalencia de exceso de peso, circunferencia abdominal elevada y 35,5% de ellos tenían nivel de actividad física ≥300 minutos/semana. Las niñas fueron mayoría entre los alumnos con aptitud cardiorrespiratoria buena/excelente (65,6%), mientras la mayoría de los niños presentaron aptitud cardiorrespiratoria muy débil/débil (66,7%). El 92,1% de los alumnos de zona rural obtuvieron aptitud cardiorrespiratoria buena/excelente, y el 68,4% tenían algún nivel de actividad física.
CONCLUSIÓN: Cuando se analizan todos los adolescentes como un grupo, no observamos relación entre nivel de actividad física y la aptitud cardiorrespiratoria. Sin embargo, analizando las escuelas por separado, la aptitud cardiorrespiratoria en los estudiantes de la zona rural es mayor porque caminan a pie y usan bicicleta como medio de transporte u ocio.

Abstract:
OBJECTIVE: Evaluate the impact of physical activity on cardiorespiratory fitness through the test of cardiorespiratory aptitude.
METHODS: We evaluated 294 students, between 12 to 16 years old, from 3 full-time public schools of Paraná State. The schools were classified as rural, large urban center and mixed zone. 277 students responded to the 3 days questionary of physical activity, categorized as 300 minutes/week. All students underwent weight, height and waist circumference assessment. Body mass index (BMI) and Z score body mass index were calculated and used to group students into underweight, normal weight and overweight / obesity classes. The evaluation of cardiorespiratory fitness was performed by determining the maximum volume of oxygen during the Test Come and Go 20 meters by Léger, and categorized as very weak / weak, regular and good / excellent.
RESULTS: Large urban center students presented higher prevalence overweight, and increased abdominal circumference. 35.5% of the students had physical activity ≥ 300 minutes / week. Girls were the majority among students with good cardiorespiratory fitness / excellent (65.6%), while 66.7% of boys were considered very weak / weak. 92.1% of the students from rural area had good / excellent cardiorespiratory fitness, and 68.4% had some physical activity.
CONCLUSION: When students were analyzed as a group, no relationship was found between physical activity and cardiorespiratory fitness. However, analyzing the schools separately, cardiorespiratory fitness in students from rural areas was higher mainly because walking and cycling are the most used means of transport and leisure.

Resumo:
OBJETIVO: Avaliar o impacto do nível de atividade física sobre o condicionamento cardiorrespiratório, através do nível de aptidão cardiorrespiratória.
MÉTODOS: Foram avaliados 294 estudantes, entre 12 e 16 anos, de três escolas públicas de ensino integral do Estado do Paraná, classificadas como: zona rural, grande centro urbano e zona mista. 277 estudantes responderam ao questionário recordatório de 3 dias de atividade física, categorizado em 300 minutos/semana. Todos passaram por avaliação de peso, estatura e circunferência abdominal, cálculo de índice de massa corporal (IMC), escore-z do IMC e foram classificados em baixo peso, peso adequado e sobrepeso/obesidade. A avaliação da aptidão cardiorrespiratória foi realizada pela determinação do volume de oxigênio máximo durante o Teste de Vai e Vem de 20 metros de Léger e categorizada em muito fraca/fraca, regular e boa/excelente.
RESULTADOS: Alunos de grandes centros urbanos apresentaram maior prevalência de excesso de peso, circunferência abdominal aumentada e 35,5% deles tinham nível de atividade física ≥300 minutos/semana. As meninas foram maioria entre os alunos com aptidão cardiorrespiratória boa/excelente (65,6%), enquanto a maioria dos meninos apresentaram aptidão cardiorrespiratória muito fraca/fraca (66,7%). 92,1% dos alunos de zona rural obtiveram aptidão cardiorrespiratória boa/excelente, e 68,4% tinham algum nível de atividade física.
CONCLUSÃO: Quanto analisados todos os adolescentes como um grupo, não observamos relação entre nível de atividade física e a aptidão cardiorrespiratória. Porém, analisando as escolas separadamente a aptidão cardiorrespiratória nos estudantes da zona rural é maior porque caminham a pé e usam bicicleta como meio de transporte ou lazer.

INTRODUÇÃO

La aptitud cardiorrespiratoria (APCR) es un indicador del acondicionamiento cardiorrespiratorio del individuo, posee importante influencia genética y tiende a ser positivamente impactada por la práctica regular de actividad física1. Es medida por el valor de consumo máximo de oxígeno (O2), definido como la mayor tasa en la cual el O2 puede ser captado y utilizado por el organismo durante un ejercicio severo1. Está directamente asociada a los riesgos cardiovasculares y metabólicos2.

La disminución del hábito regular de actividad física entre adolescentes es conocida3. Estudios hechos en diversas ciudades brasileñas mostraron tasas de sedentarismo que varían del 39% al 93,5%3,4,5. La actividad física insuficiente es considerada uno de las responsables por la obesidad infanto-juvenil, por la disminución del acondicionamiento cardiorrespiratorio, además de ser un factor de riesgo para el surgimiento en la vida adulta de enfermedades cardiovasculares, metabólicas, óseas y psiquiátricas (ansiedad y depresión)2,6. Como la infancia y adolescencia son fases de la vida en que los estándares de dieta y estilo de vida están en formación, hábitos saludables en este período favorecerán una mejor condición de salud7.

En el presente estudio, evaluamos la APCR, nivel de actividad física y la prevalencia de obesidad (score z del IMC y CA) en adolescentes matriculados en escuela en tiempo integral. Son consideradas escuelas integrales aquellas con jornada escolar igual o superior a siete horas diarias, durante todo el período lectivo. Las escuelas participantes de ese estudio siguen el modelo de Educación en Tiempo Integral en Turno Único, con carga horaria semanal de 45 horas y carga horaria de educación física de por lo menos 3 horas semanalres8,9. Según el Censo Escolar 2013, existen 68 escuelas de Enseñanza Integral en Turno Único en Paraná, con 8206 alumnos matriculados.


MATERIALES Y MÉTÓDOS

Fue realizado un estudio observacional, analítico, transversal y prospectivo, entre Junio de 2013 y Octubre de 2014. Fueron incluidas 294 adolescentes (158 niñas y 136 niños), con edades entre 12 y 16 años, matriculadas del 7° al 9° año en régimen escolar integral (ETI) en tres escuelas públicas del Estado de Paraná, clasificadas como: zona rural (localizada en área verde y poco populosa, municipio con 3800 habitantes y actividad esencialmente agrícola), gran centro urbano (con 1.864.416 habitantes y actividad esencialmente industrial) y zona mixta (rural/urbana, con 129.265 habitantes; la escuela también en área urbana, sin embargo con actividad económica dividida entre agrícola e industrial, de acuerdo con su localización adentro de la ciudad y las características económicas de cada región).10

Todos los alumnos recibieron una carta-invitación conteniendo los objetivos y los procedimientos del estudio y el Término de Consentimiento Libre y Esclarecido (TCLE). Posterior al retorno del TCLE rellenado y firmado por los padres o responsables legales, tuvo inicio la recolección de datos. Los alumnos tuvieron el peso, la estatura y la circunferencia abdominal (CA) contrastados. La CA fue medida en la altura media entre la última costilla y el borde superior de la cresta ilíaca, y los alumnos fueron clasificados como normal si CA <75º percentil de acuerdo con edad y sexo11. El índice de masa corporal (IMC) y el score z del IMC fueron calculados con el programa WHO AnthroPlus. Lo score z del IMC fue utilizado para clasificar a los individuos bajo peso (score z -2), peso adecuado (≥ score z-2 y <score z+1) y sobrepeso/obesidad (≥ score z+1).

El Nivel de Actividad Física (NAF) fue obtenido con la aplicación del Recordatorio de Tres Dias de Actividad Física - 3 DPAR originado de los estudios de Trost et al.12, Weston et al.13 y Pate et al.14 y validado por Pires et al.15. Los alumnos contestaron el cuestionario los viernes, cuando eran recordadas las actividades de dos días de la semana (jueves y miércoles) y un día al fin de semana (domingo), en intervalos de 30 minutos, de 7h a 24h. El cuestionario tenía una lista enumerada con 55 actividades, en la cual el estudiante rellenó el tipo de actividad realizada en el respectivo día, duración e intensidad (leve, moderada, intensa o muy intensa). A partir de ahí fue calculado el NAF estimado de cada estudiante en los tres días, siendo considerado el corte para análisis de la actividad vigorosa NAF ≥ 300 minutos de actividad física intensa/muy intensa por semana16.

La APCR fue determinada por el valor del VO2 máximo, obtenido por el Test del Va y Viene de 20 metros propuesto por Léger et al.17 y validado por Duarte y Duarte18. La prueba consistió en realizar la carrera (ida y vuelta) en un espacio de 20 metros, en intervalos de tiempo determinados por señales sonoras, siendo que la velocidad de la primera etapa de la carrera es de 8,5 km/h y la frecuencia de las señales aumenta 0,5 km/h a cada minuto. La prueba fue finalizada cuando el sujeto no consiguió mantener determinado ritmo y no consiguió alcanzar dos veces consecutivas las líneas demarcatorias al mismo tiempo de la señal sonora. Polares fueron utilizados para monitorear la frecuencia cardíaca al inicio y al final de la evaluación. A partir del Test de Va y Viene fue calculado el VO2 máximo de acuerdo con la ecuación para la franja etaria de 06 a 18 años: y=31,025 + 3,238(1) - 3,248(2) + 0,1536(1)(2) donde: y=ml/kg/min; 1=km/h (velocidad máxima alcanzada en la prueba) y 2=edad (en años). Con la evaluación del VO2 máximo, la APCR fue categorizada en tres grupos: aptitud muy débil/débil, regular y buena/excelente, clasificada conforme estudio de Rodrigues et al.19. Fueron excluidos los estudiantes con alteraciones neurológicas y ortopédicas que imposibilitaran el entendimiento de la evaluación y/o realización de la actividad física prevista en el estudio.

Fue utilizado el paquete estadístico Statistica 10.0 (Statsoft), siendo realizados test de frecuencia para las diferentes categorías y utilizado la prueba Chi-Cuadrado para inclinaciones lineales. La APCR fue posicionada como variable dependiente y la variable NAF como variable independiente.

Este estudio fue aprobado por el Comité de Ética en Pesquisa en Seres humanos de la Universidad Federal de Paraná, bajo el registro CEP: 148.438/2012-11 y CAAE: 08389212.6.0000.009, observando la resolución 466/12 del Consejo Nacional de Salud.


RESULTADOS

La Tabla 1 muestra las características generales del grupo de 294 adolescentes agrupados por la escuela de origen. En cuanto al score z del IMC, 41 (14,3%) jóvenes fueron clasificados como bajo peso, 178 (62,2%) como peso adecuado y 67 (23,4%) como sobrepeso/obesidad (exceso de peso). De los 292 que tuvieron la CA evaluada, 44 (15,1%) presentaban obesidad abdominal. Cuando evaluados los alumnos agrupados por escuelas, los alumnos de escuela de un gran centro urbano tuvieron mayor frecuencia de exceso de peso, score z del IMC y CA elevada. En la escuela de un gran centro urbano, apenas 2 (4,4%) alumnos fueron considerados bajo peso, 24 (53,3%) considerados con peso adecuado y 19 (42,2%) con sobrepeso/obesidad. Ya en la escuela de zona rural, 7 (6,2%) fueron clasificados como bajo peso, 84 (75%) como peso adecuado y 21 (18,7%) como sobrepeso/obesidad. Los números equivalentes para la escuela de zona mixta fueron 32 (24,8%), 70 (54,3%) y 27 (20,9%).




Entre los 277 que contestaron el cuestionario 3DPAR, apenas 89 (32,1%) presentaron NAF ≥300 minutos por semana. La mayor frecuencia de individuos con NAF≥300 minutos por semana fue observada en la escuela de un gran centro urbano (35,5%), seguidos de 31,8 % en la escuela de zona mixta y 31,6 % en la de zona rural.

De los 126 alumnos que realizaron el test de Léger, 42 (33,3%) presentaron APCR muy débil/débil, 20 (15,9%) presentaron APCR regular y 64 (50,8%) buena/excelente. De entre los 64 alumnos que presentaron APCR buena/excelente, 42 (65,6%) eran del género femenino. Ya entre los 42 que presentaron APCR muy débil/débil, 28 (66,7%) eran del género masculino. No hubo correlación significativa entre los géneros y la APCR (p=0,08).

La Tabla 2 muestra la APCR para cada grupo escolar. 51% de los alumnos de escuela de zona mixta tuvieron la APCR clasificada como débil/muy débil, mayor que en los dos otros grupos. Ya el 92,1% de los alumnos de zona rural presentó APCR buena/excelente.




La Tabla 3 muestra la APCR de acuerdo con el NAF de cada alumno, separados por escuela. No hubo relación significativa entre APCR y NAF al analizarse las 3 escuelas en conjunto (p=0,8). Al analizarse por escuela, observamos una relación directa entre el NAF <300 min/sem y APCR muy débil/débil (p=0,04) en la escuela de un gran centro urbano, mientras que en la escuela de zona rural 68,4% de los alumnos con APCR buena/excelente reportaron NAF <300 min/sem.




Se puede deducir que hay relación significativa (p<0,05) entre CA y score z del IMC con APCR, pues en los lugares donde hubo una mayor incidencia de obesidad visceral y sobrepeso/obesidad, hubo también una mayor frecuencia de APCR muy débil/débil.


DISCUSIÓN

Utilizando cuestionarios para evaluar el nivel de actividad física, observamos que apenas 32% de los estudiantes presentaron actividad física mayor a 300 minutos/semana, valor recomendado por la Organización Mundial de Salud (OMS)16.

También observamos que aproximadamente 23% de los jóvenes presentaron sobrepeso u obesidad, muchos también con obesidad abdominal, un factor de riesgo para enfermedades metabólicas y cardiovasculares3,5. En las tres localidades evaluadas en este estudio: grande centro, zona rural y zona mixta, 42% de los alumnos de escuela de un gran centro urbano presentaron exceso de peso, tasas superiores a otros estudios semejantes, demostrando inclinación de aumento del exceso de peso en la población infanto-juvenil4,7, mientras un mayor porcentaje de los alumnos de zona rural presentaba peso adecuado. Esta diferencia contradice la pesquisa, que mostró no haber diferencia de IMC y masa gorda entre individuos de zona rural y urbana17.

Estos hallazgos son preocupantes, una vez que fueron evaluados jóvenes que estudian en escuela en período integral, y siguen una alimentación programada para el día, así como un programa de actividad física que debía cubrir la recomendación semanal14. Una explicación podría ser la influencia de factores culturales con consumo elevado de alimentos grasos e industrializados, quienes están más disponibles en las grandes ciudades, además de la disminución de actividades despues de la hora escolar3,4,7.

Interesante notar que entre los alumnos que contestaron el cuestionario 3D-PAR, fue observada la mayor frecuencia de NAF ≥300 minutos/semana entre alumnos de un gran centro urbano, sin embargo, esa diferencia fue pequeña con relación a otras escuelas. Al ser evaluados por el test de Léger, apenas la mitad presentó una APCR buena/excelente, la mayoría niñas. Lo opuesto aconteció entre los niños, que fueron la mayoría entre los con APCR muy débil/débil. Una explicación sería el hecho de más niñas estar en la pubertad, lo que estaría asociado a un mejor desempeño físico4,5.

Aún con relación a la APCR, la gran mayoría de los alumnos de la zona rural presentó APCR buena/excelente, mientras la mayoría de los alumnos de escuela de zona mixta tuvieron la APCR clasificada como débil/muy débil. Mientras, los alumnos de zona rural no referían un NAF ≥ 300 minutos/semana. Apenas en la escuela de un gran centro urbano es que los alumnos con menor NAF también tuvieron APCR muy débil/débil. Este hallazgo puede haber ocurrido debido al método de evaluación de NAF por cuestionario 3 DPAR, aplicado en grupos con estilos de vida diferentes. El método es subjetivo y cada niño auto evalúa sus actividades y las cataloga en intensa/muy intensa. A pesar de ser un método simple y barato de evaluación del NAF, depende de la memoria y de la interpretación del participante, el que puede presentar dificultad de comprensión de las preguntas o para relatar intensidad y tiempo de realización de las atividades16.

La mejor APCR en adolescentes de zona rural ya había sido relatada y explicada por la mayor resistencia aeróbica presentada por estos individuos con relación a los residentes de zona urbana20. El gran número de alumnos de la escuela de zona rural que se auto evaluó con un bajo NAF puede ser debido al hecho del alumno estar adaptado a la rutina diaria de desplazarse hasta la escuela a pie o en bicicleta, no considerando estas actividades como intensa/muy intensa, demostrando la influencia positiva de las actividades, hábitos y costumbres rurales sobre la APCR de estos individuos20. Los diferentes estilos de vida entre alumnos de zona rural y urbana, tanto en hábitos alimenticios como con relación al NAF, pueden ser explicados por el factor determinante del ambiente sobre el comportamiento y por el gasto calórico mayor en actividades rurales que en urbanas, donde el sedentarismo predomina entre las actividades laborales20.


CONCLUSIÓN

Finalmente no encontramos relación entre el NAF y la APCR al comparar a todos los alumnos en un mismo grupo. No obstante, cuando las escuelas fueron analizadas por separado, observamos una correlación directa entre NAF y APCR en el gran centro urbano. Ya en la escuela de zona rural, esta relación no fue observada y niveles altos de APCR ocurrieron independiente del NAF. Una explicación posible es que la APCR de adolescentes de la zona rural es naturalmente buena debido al estilo de vida, pues la mayoría usa como medio de locomoción andar a pie o la bicicleta; y apenas un NAF mayor y más intenso tendría una influencia directa sobre la APCR. Evaluar estudiantes por el nivel de APCR parece ser el mejor indicador de salud que solamente por la cantidad de horas/ semana de actividad física.


NOTA DE AGRADECIMIENTOS

A la Capes, a la Universidad Federal de Paraná y a la Secretaría de Estado de Educación de Paraná.


REFERENCIAS

1. Bassett DR Jr., Howley, ET. Limiting factors for maximum oxygen uptake and determinants of endurance performance. Med Sci Sports Exerc. 2000; 32(1): 70-84.

2. Boreham C, Riddoch C. The physical activity, fitness and health of children. J Sport Sci 2001;19(12):915-929.

3. Oehlschlaeger MHK, Pinheiro RT, Horta, B, Gelatti C, Sant'Ána P. Prevalência e fatores associados ao sedentarismo em adolescentes de área urbana- São Paulo. Rev Saúde Pública 2004; 38(2): 157-163.

4. Silva RC, Malina RM. Nível de atividade física em adolescentes do Município de Niterói- Rio de Janeiro. Cad Saúde Publica 2000; 16: 1091-7.

5. Rodrigues AN, Perez AJ et al. Aptidão cardiorrespiratória e associações com fatores de risco cardiovascular em adolescentes-Porto Alegre. J Pediatr 2007; 83(5): p.429-435.

6. Sociedade Brasileira de Hipertensão. V Diretrizes Brasileiras de Hipertensão Arterial. Arquivos Bras de Cardiologia 2007; 89, (3): 24-79.

7. Tenorio MCM, Barros MVG, Tassitano RM, Bezerra, J, Tenório, JM, Halla, P. Atividade física e comportamento sedentário em adolescentes estudantes do ensino médio. Rev Bras Epidemiol 2010;13(1): p.105-117.

8. Secretaria de Estado da Educação do Paraná. Superintendência de Desenvolvimento Educacional. Diretoria de Informação e Planejamento. Coordenação de Informações Educacionais. Boletim Resultados do Censo Escolar 2010-2013. [acesso em 23 nov 2014]Disponível em:<http://www.educacao.pr.gov.br/arquivos/File/Censo/boletim_censo_escolar_ed3.pdf>

9. Paraná, Secretaria de Estado da Educação do Paraná. Superintendência da Educação. Instrução N° 022/2012. [acesso em 23 nov 2014]. Disponível em <http://www.educacao.pr.gov.br/arquivos/File/instrucoes/instrucao222012.pdf>

10. IBGE - Instituto Brasileiro de Geografia e Estatística. Cidades. [acesso em 26 nov 2014]. Dísponível em: <http://cod.ibge.gov.br/232ov>

11. Fernández JR, Redden DT, Pietrobelli A, Allison DB. Waist circumference percentiles in nationally representative samples of African-American, European-American, and Mexican-American children and adolescents. J Pediatr 2004; 145(4): 439-44.

12. Trost SG, Ward DS, Mcgraw B, Pate RR. Validity of the Previous Day Physical Activity Recall (PDPAR) in fifth-grade children. Ped Exerc Sci 1999; 11:341-348.

13. Weston AT, Petosa R, Pate RR. Validity of an instrument for measurement of physical activity in youth. Med Sci Sports Exerc 1997; 29(1): 138-143.

14. Pate RR, Ross R, Dowda M, Trost SG , Sirard JR. Validation of a 3-day physical activity recall instrument in female youth. Ped Exerc Sci 2003; 15:257-265.

15. Pires EAG, Bem M, Pires MC, Barros MVG, Duarte MFS, Nahas MV. Reproducibility and validity of the 3 DPAR physical activity questionnaire in a sample of brazilian adolescents. Med Sci Sports Exerc 2001; 33(5): S144.

16. World Health Organization. Global recommendations on physical activity for health. Geneva: World Health Organization; 2010.Available from:http://www.who.int/dietphysicalactivity/factsheet_recomendations/en/[oct 2015].

17. Léger LA, Mercier D, Gadoury C, Lambert J. The multistage 20-meter shuttle run test for aerobic fitness. J Sport Sci 1988. 6(93-101).

18. Duarte MFS, Duarte CR. Validade do teste aeróbico de corrida de vai-vem de 20 metros. Rev Bras de Ciência e Movimento 2001; 9(7-14).

19. Rodrigues AN, Perez AJ, Carletti L, Bissoni, NS, Abre GR.Maxymum oxigen uptake in adolescents as measured by cardiopulmonary exercise testing: a classification proposal. J Pediatr 2006;82(6):p.426-30.

20. Glaner MF. Nível de atividade física e aptidão física relacionada à saúde em rapazes rurais e urbanos. Rev Paul Educ Fís 2002; 16(1): 76-85.
adolescencia adolescencia adolescencia
GN1 © 2004-2017 Revista Adolescência e Saúde. Fone: (21) 2868-8456 / 2868-8457
Núcleo de Estudos da Saúde do Adolescente - NESA - UERJ
E-mail: secretaria@adolescenciaesaude.com