Revista Adolescência e Saúde

Revista Oficial do Núcleo de Estudos da Saúde do Adolescente / UERJ

NESA Publicação oficial
ISSN: 2177-5281 (Online)

Vol. 14 nº 1 - Ene/Mar - 2017

Artículo de Actualización Imprimir 

Páginas 107 a 111


Integridad en el cuidado a las gestantes adolescentes

Integrality in the care for pregnant adolescents

Integralidade no cuidado às gestantes adolescentes

Autores: Silvana Januario Jorge1; Marinês Finco2; Adriana Lobo Muller3; Monica Helen Winnikow4; Sarita Martins Camina Reinicke5

1. Máster en Salud Colectiva por la Universidad Regional de Blumenau (FURB). Blumenau, SC, Brasil. Enfermera de la Secretaría Municipal de Salud de Blumenau. Blumenau, SC, Brasil
2. Máster en Salud Colectiva por la Universidad Regional de Blumenau (FURB). Blumenau, SC, Brasil. Enfermera de la Secretaría Municipal de Salud de Blumenau. Blumenau, SC, Brasil
3. Máster en Salud Colectiva. Docente de la Universidad Regional de Blumenau (FURB). Blumenau, SC, Brasil
4. Máster en Salud Colectiva por la Universidad Regional de Blumenau (FURB). Blumenau, SC, Brasil. Doctora de la Secretaría Estadual de Salud de Santa Catarina. Blumenau, SC, Brasil
5. Maestranda en Salud Colectiva por la Universidad Regional de Blumenau (Furb). Blumenau, SC, Brasil. Nutricionista del Instituto Federal Catarinense (IFC). Rio del Sul, SC, Brasil

Silvana Januario Jorge
Rua José Ricardo Hersing, Nº 42, Warnow
Indaial, SC, Brasil. CEP: 89130-000
januariojorge@bol.com.br

PDF Portugués      


Scielo

Medline

Como citar este artículo

Palabra Clave: Adolescente, gestantes, prestación integrada de cuidados de salud.
Keywords: Adolescent, pregnant women, integrated delivery of health care.
Descritores: Adolescente, gestantes, prestação integrada de cuidados de saúde.

Resumen:
La adolescencia es un período donde son vividas diversas modificaciones corporales y mentales, cuestionamientos sobre su identidad, cambio en la relación con los padres y necesidad de convivir en grupos. La adolescente gestante necesita mucha atención del equipo de salud, pues las complicaciones obstétricas para la madre y el recién nacido son de alto riesgo, además de acarrear problemas sociales y económicos. La unidad básica de salud debe ser la puerta de entrada preferente de la gestante adolescente en el sistema, lugar estratégico para acoger mejor sus necesidades, incluso proporcionando un acompañamiento longitudinal y continuo. Los profesionales de salud tienen importante papel en la recepción de necesidades de salud, debiendo permitir la expresión de sentimientos que emergen en la vivencia del embarazo, de modo de establecerse una relación de confianza. La acogida en la atención básica implica a responsabilidad del equipo por la integralidad del cuidado con atención calificada y favorecimiento del vínculo y evaluación de vulnerabilidades de acuerdo con su contexto social. Se entiende entonces que cuando una adolescente gestante llega a la unidad básica no basta que cada profesional la atienda y elabore una propuesta de cuidado, es imprescindible que cada profesional amplíe suyo mirada más allá de su formación académica, pues la transdisciplina se preocupa por una interacción entre las disciplinas, donde cada una de ellas busca una más allá de sí, siendo su finalidad la comprensión del mundo presente.

Abstract:
Adolescence is a time when are experienced many changes in the body and mind. Questions about identity, changes in the relationship with parents and the necessity to live together with a group, all of these happens at the same time. Once a teenager is pregnant, she needs a lot of attention from the health team because the complications due to the pregnancy for the mother and the newborn are a big risk. Furthermore, it may cause social and economic problems. The healthcare center should be the preferential option in the system for the pregnant teenager, which is a strategic place that best supplies their necessities, including providing a longitudinal and continuous monitoring. Health professionals play an important role in listening to health requirements and should allow the expression of feelings that emerge from the pregnancy experience in order to establish a relationship of trust. The primary care welcoming implies in the responsibility of the team for comprehensive care with qualified listening, favoring the bond and vulnerability assessment in accordance with their social context. In this way, it is clear that when a pregnant adolescent comes to the healthcare center, it is not enough that each adolesprofessional only develops a care proposal, but it is essential that each one looks beyond their academic formation because the transdisciplinarity concerns with an interaction between subjects, where each of them looks for something beyond themselves, their purpose is the understanding of this world.

Resumo:
A adolescência é um período onde são vivenciadas diversas modificações corporais e mentais, questionamentos sobre sua identidade, mudança no relacionamento com os pais e necessidade de conviver em grupos. A adolescente gestante necessita de muita atenção da equipe de saúde, pois às complicações obstétricas para a mãe e o recém-nascido são de alto risco, além de acarretar problemas sociais e econômicos. A unidade básica de saúde deve ser a porta de entrada preferencial da gestante adolescente no sistema, local estratégico para melhor acolher suas necessidades, inclusive proporcionando um acompanhamento longitudinal e continuado. Os profissionais de saúde têm importante papel na escuta de necessidades de saúde, devendo permitir a expressão de sentimentos que emergem na vivência da gravidez de modo a se estabelecer uma relação de confiança. O acolhimento na atenção básica implica a responsabilização da equipe pela integralidade do cuidado com escuta qualificada e do favorecimento do vínculo e da avaliação de vulnerabilidades de acordo com o seu contexto social. Entende-se então que quando uma adolescente gestante chega à unidade básica não basta que cada profissional a atenda e elabore uma proposta de cuidado, é imprescindível que cada profissional amplie seu olhar para além de sua formação acadêmica, pois, a transdisciplinaridade preocupa-se com uma interação entre as disciplinas, onde cada uma delas busca um além de si, sua finalidade é a compreensão do mundo presente.

Este trabajo se trata de un artículo de actualización sobre las políticas públicas de servicio ofrecidas en Brasil a las adolescentes gestantes. Inicialmente serán descritas las políticas públicas ya existentes, así como las prácticas desarrolladas y sus desafíos. Enseguida, serán presentadas reflexiones críticas acerca de la constitución de los equipos de trabajo, sus concepciones de salud históricamente construidas y las posibilidades de acción que posibiliten la superación de modelos fragmentados de atención en salud.

La adolescencia es la fase de transición entre infancia y edad adulta1, correspondiendo al período entre 10 y 19 anos2, donde son vividas diversas modificaciones físicas caracterizadas por el rápido crecimiento y surgimiento de las características sexuales secundarias, así como cuestionamientos sobre su identidad, mudanza en la relación con los padres y necesidad de convivir en grupos3,4,5. Otra característica de la adolescencia es el interés por las relaciones amorosas, el hallazgo de la sexualidad y, consecuentemente, las relaciones sexuales6.

Según la Organización Mundial de Salud, del total de la población adolescente en el mundo, 16 millones dan a la luz todos los años7. El fenómeno de la maternidad en la adolescencia es considerado de alto riesgo debido a las complicaciones obstétricas para la madre y el recién nacido4, además de acarrear problemas sociales y económicos2.

En Brasil, en la última década, el número de alumbramientos entre adolescentes en la franja etaria de 15 a 19 años tuvo una reducción del 30%. Sin embargo, en la franja etaria de 10 a 14 años permanece inalterado, representando 27 mil alumbramientos cada año, lo que representa 1% del total de partos7.

Como existen informes de mayor incidencia de varios problemas en la gestante adolescente, como anemia, enfermedad hipertensiva, infección urinaria entre otros2 y la gestación debe ser evaluada de forma amplia, siendo el diagnóstico precoz primordial para la evaluación y control del riesgo desde el inicio1.

El cuidado de la adolescente debe asegurar que el embarazo transcurra sin complicaciones, debiendo disponerla para el parto y para la maternidad. El modelo de servicio considerado ideal consiste en un cuidado continuo de las adolescentes, individual o en grupos, y por equipo multidisciplinario1 (p.28).


Entre los principios y directrices del SUS establecidos en la Ley Orgánica de Salud Nº 8080 de 1990, la integridad de atención a la salud es considerada uno de los nortes para orientar las prácticas y organización de atención dada a la población. La integridad es el reconocimiento de que el usuario del sistema es un ser integral, que puede y debe ser protagonista de su proceso de salud, enfermedad y autocuidado8. La integridad fue incorporada como directriz del Sistema Único de Salud (SUS) con la intención de superar las dicotomías históricas entre lo individual y lo colectivo, preventivo y curativo9.

Las prácticas de los profesionales de salud han sido consideradas de gran importancia cuando se habla en la búsqueda por integridad del cuidado10. Por eso, el Ministerio de Salud, a través de políticas y programas, ha incentivado la incorporación de esas prácticas por los servicios de salud11, buscando así reorganizar el modelo asistencial. Un ejemplo es la Política Nacional de Humanización-PN, otra propuesta es la Red Cegonha, que está inserta en la discusión de la Red de Atención en Salud-RAS con objeto de que promover la integración de acciones y servicios de salud para posibilitar una atención eficiente, con calidad en todos los puntos de atención, foco en la satisfacción de los usuarios, y mejoría de los indicadores de morbimortalidad materno infantil12.

Es imprescindible rescatar la idea del cuidar y en el apenas diagnosticar el curar. Prestar un servicio integral, dando soporte en las cuestiones sociales, biológicas, psicológicas, espirituales y ambientales. Colliére13 destaca la diferencia entre tratar y cuidar, siendo el primer concepto dirigido a las cuestiones relacionadas a la enfermedad y las tecnologías utilizadas para evitar la muerte y cuidarlo relacionado a todo cuanto estimule las fuerzas vitales.

La atención a la salud de la mujer es una de dificultades más susceptibles, pues las mujeres son abordadas de forma fragmentada por diversos programas de gobierno, verticales, sin articulación entre sí, resultando en una baja adhesión y poca interferencia en los indicadores de salud14.

La unidad básica de salud debe ser la puerta de entrada preferente de la gestante adolescente en el sistema15, lugar estratégico para acoger mejor sus necesidades, incluso proporcionando un acompañamiento longitudinal y continuo, principalmente durante el embarazo16.

Para que la asistencia básica sea capaz de ofrecer atención integral es fundamental la interacción entre proveedor y usuario. Los profesionales de salud un papel importante en la recepción de las necesidades de salud, debiendo permitir la expresión de sentimientos que emergen en la vivencia del embarazo de modo de establecerse una relación de confianza16.

En ese contexto, el Ministerio de la Salud recomienda que el equipo organice su proceso de trabajo para atender a la gestante adolescente, donde cada miembro del equipo desempeñe su actividad con base en las necesidades del cuidado16.

El equipo debe estar abierto a esa demanda, pues al llegar a la unidad básica no siempre la adolescente sabe que está embarazada, pudiendo indicar varias quejas específicas e inespecíficas, siendo la más corriente el atraso menstrual, común para esa franja etaria. Al confirmar la gestación, la adolescente puede enfrentar una crisis, y en este momento el fortalecimiento del vínculo es fundamental, donde el equipo debe orientarla y aconsejarla a buscar apoyo de la familia, amigos y al compañero, pues eso le auxiliará en esa nueva fase de la vida16.

Así, la acogida en la atención básica implica a responsabilidad del equipo por la integridad del cuidado, desde la recepción de la usuaria con atención calificada y del favorecimiento del vínculo y la evaluación de vulnerabilidades de acuerdo con su contexto social16.

Es importante aclarar todas las dudas de la gestante y del acompañante si está presente. Caso la adolescente necesite, deberá ser encaminada para cuidados en los servicios disponibles en la red de atención, obstetra, nutricionista, psicóloga, asistente social entre otros16.

La realización de actividades educativas es una óptima estrategia para abordar los temas importantes en la gestación, como amamantamiento materno, tipos de parto, importancia de la vacunación para la madre y el bebé, realización de visita en la maternidad, lo que auxiliará a la futura madre a sentirse más segura y amparada por el equipo. Se destaca la importancia del equipo posibilitar y estimular la participación del acompañante en las consultas y actividades educativas, ya sea del compañero o de la persona que la gestante elija16.

Los profesionales de salud deben tener por objetivo el servicio adecuado, seguro y humano a la adolescente embarazada, siendo que la misma debe ser protagonista del proceso de gestación y parto, fortaleciendo así el vínculo solidario y la participación colectiva en las prácticas de salud8.


"ADEMÁS DE SI" AL CUIDADO INTEGRAL

Actualmente se percibe que hay un cambio de paradigma en el modo de enfrentar la complejidad humana, siendo necesario sobrepasar el mirar fragmentado para alcanzar un mirar integral entre hombre y ambiente, considerando los aspectos de cultura, arte y filosofía. Se hace necesario, entonces, una superación de la concepción reduccionista de salud centrada en la enfermedad17.

En ese sentido, la composición de equipos multidisciplinarios se muestra insuficiente, pues en su concepto, ese modelo de equipo es un conjunto de disciplinas que estudian simultáneamente un mismo problema, sin que las relaciones entre ellas sean definidas de modo explícito18, esto es, una agrupación de disciplinas sin un proyecto en común. Esa configuración denuncia la histórica fragmentación del conocimiento traspasada por la formación profesional, así como las estructuras de poder y cultura corporativas, características de la sectorización del trabajo que mantiene el hiato entre teoría y práctica, saber y hacer, administrar y ejecutar17.

Las dificultades de esos equipos también se caracterizan por la no comprensión de las potencialidades de cada profesional, problemas en la comunicación por la intolerancia a abordajes técnicos e ideológicos diferentes, así como las condiciones de trabajo traspasadas por demandas burocráticas, bajas remuneraciones, las cuales que "llevan a los profesionales a absorber individualmente, o en pequeños grupos, las imposibilidades e insatisfacciones, sin visibilidad de una dinámica institucional y sin poder identificar cuánto sus propias relaciones de y con el trabajo están institucionalizadas"17 (P. 190).

La ausencia de ponderación y diálogo en los equipos multiprofesionales favorece la repetición de lógicas basadas en la separación entre las disciplinas y sus diferentes objetos de estudio e intervención. Esta práctica genera en el trabajador y, en consecuencia, en el usuario, sentimientos de disociación y disgregación, pues el discurso es de integridad, pero en la práctica es fragmentado y fragmentador de procesos y sujetos. [...]19 (P. 1687).


Se entiende entonces que el cambio paradigmático de la actualidad, que clama por el cuidado integral frente a una nueva concepción de salud, presupone también el surgimiento de una nueva configuración de relaciones institucionales, personales y profesionales guiadas por transformación de aspectos "[...] teorético-filosóficos, técnicos, políticos, administrativos y éticos [...]"17 (P. 185).

Así, la transdisciplina surge como recurso de diálogo entre el conocimiento científico y otros conocimientos de la humanidad, como religión, cultura y arte y contraponiéndose a la neutralidad y objetividad de la ciencia tradicional, "reconociendo la importancia de la subjetividad humana en la producción del conocimiento"17(P. 186).

Por la lógica de la transdisciplina, la concepción de salud se asocia "a las múltiples dimensiones humanas [...] sean ellas la individual, la emocional, la subjetiva, la cultural y la social. En esas relaciones, tanto usuarios, gestores y trabajadores pueden ser productores de sí y de la salud en la colectividad"19 (P. 1687).

Se entiende entonces que cuando una adolescente gestante llega a la unidad básica, no basta que cada profesional la atienda y elabore una propuesta de cuidado, es imprescindible que cada profesional amplíe su mirada más allá de su formación académica, pues la "transdisciplina se preocupa por una interacción entre las diferentes disciplinas, donde cada de ellas busca una además de sí, una además de toda disciplina, siendo su finalidad la comprensión del mundo presente, de modo que haya una unidad plural de conocimientos"20 (P. 485).


REFERENCIAS

1. Bouzas I, Miranda AT. Gravidez na adolescência. Adolesc Saude. 2004; 1(1): 27-30.

2. Yazlle MEHD. Gravidez na adolescência. Rev Bras Ginecol Obstet 2006; 28(8): 443-445.

3. Moura B, Saldanha M, Lopes M, Gauraná M, Mendes N, Simões R, et al. Gravidez na adolescência: fatores associados e resultados perinatais em uma Maternidade-Escola do Rio de Janeiro. Adolesc Saúde 2011; 8(1): 15-20.

4. Patias ND, Dias ACG. Fatores que tornam adolescentes vulneráveis à ocorrência de gestação. Adolesc Saúde 2011; 8(2): 40-45.

5. Moretto CC. Experiências com um grupo de adolescentes: um estudo psicanalítico [tese]. Campinas (SP): Pontifícia Universidade Católica Campinas; 2013.

6. Lima NRD, Nascimento EGC, Alchieri JC. História de vida da mulher: qual a verdadeira repercussão da gravidez na adolescência? Adolesc Saúde 2015; 12(1): 57-65.

7. Pasche DF, Vilela M EA, Giovanni M, Almeida PVB, Franco Netto TL. Rede Cegonha: desafios de mudanças culturais nas práticas obstétricas e neonatais. Divulgação em Saúde para debate 2014 Out; 52: 58-71.

8. Brasil. Ministério da Saúde. Humanização do parto e do nascimento. Brasília: 2014.

9. Mattos RA. Os sentidos da integralidade: algumas reflexões acerca de valores que merecem se defendidos. In: Pinheiro R, Mattos RA. Os sentidos da integralidade na atenção e no cuidado à saúde. Rio de Janeiro: UERJ/IMS/ABRASCO; 2001. p. 39 - 64.

10. Camargo Jr KR, Campos SEM, Bustamante-Teixeira MT, Mascarenhas MTM, Mauad NM, Franco TB, et al. Avaliação da atenção básica pela ótica político-institucional e da organização da atenção com ênfase na integralidade. Cad Saúde Pública 2008; 24(S1): S58-S68.

11. Santos MMAS, Saunders C, Baião MR. A relação interpessoal entre profissionais de saúde e adolescente gestante: distanciamentos e aproximações de uma prática integral e humanizada. Ciênc saúde coletiva 2012; 17(3): 775-786.

12. BRASIL. Ministério da Saúde. Secretaria de Atenção à Saúde. Manual prático para implementação da Rede Cegonha. Brasília: 2011.

13. Colliére F. Cuidar: a primeira arte da vida. 2ª ed. Loures: Lusociência; 2003.

14. Melo MCP, Coelho EDC, Galvão MTG, Nascimento ER. Integralidade e gênero como base teórica para o cuidado à saúde de adolescentes grávidas. Rev Min Enfermagem 2013; 17(3): 731-735.

15. Mendes EV. As redes de atenção à saúde. 2ª ed. Brasília: Organização Pan-Americana da Saúde; 2011.

16. Brasil. Ministério da Saúde. Secretaria de Atenção à Saúde. Cadernos de Atenção Básica. Atenção ao Pré-Natal de baixo risco. Brasília: 2012.

17. Feriotti ML. Equipe multiprofissional, transdisciplinaridade e saúde: desafios do nosso tempo. Vínculo - Revista do NESME 2009; 2(6): 113-219.

18. Xavier IM, Leite JL, Tocantins FR. Aids como campo de pesquisa interdisciplinar e multiproficional. R. Bras. Enferm 1993; 46(3-4): 309-313.

19. Severo SB, Seminotti N. Integralidade e transdisciplinaridade em equipes multiprofissionais na saúde coletiva. Ciênc saúde coletiva 2010; 15(1): 1685-1698.

20. Iribarry IN. Aproximações sobre a transdisciplinaridade: algumas linhas históricas, fundamentos e princípios aplicados ao trabalho de equipe. Psicologia: Reflexão e Crítica 2003; 16(3): 483-490.
adolescencia adolescencia adolescencia
GN1 © 2004-2017 Revista Adolescência e Saúde. Fone: (21) 2868-8456 / 2868-8457
Núcleo de Estudos da Saúde do Adolescente - NESA - UERJ
E-mail: secretaria@adolescenciaesaude.com