Revista Adolescência e Saúde

Revista Oficial do Núcleo de Estudos da Saúde do Adolescente / UERJ

NESA Publicação oficial
ISSN: 2177-5281 (Online)

Vol. 14 nº 3 - Jul/Sep - 2017

Artículo Original Imprimir 

Páginas 7 a 15


Perfil epidemiológico de adolescentes residentes en Recife - PE, notificados como caso de Sida en el período de 2007 a 2015

Epidemiological profile of adolescents living in Recife - PE, reported as AIDS cases from 2007 to 2015

Perfil epidemiológico de adolescentes residentes em Recife - PE, notificados como caso de Aids no período de 2007 a 2015

Autores: Mirian Domingos Cardoso1; Alisse Maria Chaves de Lima Peixoto2; Ana Carolina Monteiro de Araújo Rolim3

1. Doctorado en Salud Pública por la Universidad Federal de Minas Gerais (UFMG). Belo Horizonte, MG, Brasil. Profesora adjunta de la Universidad de Pernambuco (UPE). Recife, PE, Brasil
2. Maestranda en Hebiatría. Graduada en Enfermería por la Facultad de Enfermería Nossa Senhora das Graças, de la Universidad de Pernambuco (UPE). Recife, PE, Brasil
3. Graduada en Enfermería por la Facultad de Enfermería Nossa Senhora das Graças, de la Universidad de Pernambuco (UPE). Recife, PE, Brasil

Mirian Domingos Cardoso
Rua Quinze de março, 298, Torrões
Recife, PE, Brasil. CEP: 50761-070
mirian.domingos@upe.br

PDF Portugués      


Scielo

Medline

Como citar este artículo

Palabra Clave: Adolescente, Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, perfil de salud.
Keywords: Adolescent, Acquired Immunodeficiency Syndrome, health profile.
Descritores: Adolescente, Síndrome de Imunodeficiência Adquirida, perfil de saúde.

Resumen:
OBJETIVO: Describir el perfil epidemiológico de adolescentes de 10 a 19 años residentes en Recife-PE, notificados como caso de SIDA en el período de 2007 a 2015.
MÉTODOS: Estudio descriptivo con datos del sistema oficial de vigilancia de SIDA. Las variables seleccionadas fueron clasificadas de acuerdo con las fichas de investigación epidemiológica.
RESULTADOS: Fueron notificados 84 casos donde el promedio de edad fue de 17,4, 67% eran de raza/color pardo, 45% analfabetos o tenían enseñanza fundamental incompleta. El número de casos de la enfermedad no varió entre los sexos en el período analizado, donde se observó un aumento de casos en el sexo femenino desde 2011 (5/1) declinando después de este año. Los coeficientes medios de incidencia y mortalidad en el período fueron respectivamente de 6,2 y 0,4/100.000 habitantes.
CONCLUSIÓN: A pesar de los esfuerzos en el control de la epidemia del SIDA, hay necesidad de mejoría en el acceso de esa población a acciones de prevención de la infección y control de incidencia.

Abstract:
OBJECTIVE: Describe the epidemiological profile of adolescents with 10-19 years old living in Recife, reported as AIDS cases from 2007 to 2015.
METHODS: A descriptive study with official data from AIDS surveillance system. The selected variables were classified according to the records of the epidemiological investigation.
RESULTS: 84 cases were reported where the age average was 17.4, 67% had brown and black color, 45% were illiterate or had not finished elementary school. The number of cases did not vary between sexes in the analyzed period, where there was an increase in female cases from 2011 (5/1), declining after this year. The average incidence and mortality rates in the period were respectively 6.2 and 0.4 / 100,000 inhabitants.
CONCLUSION: Despite efforts to control the AIDS epidemic, there is still a need to improve the access of this population to prevent infection and control the incidence.

Resumo:
OBJETIVO: Descrever o perfil epidemiológico de adolescentes de 10 a 19 anos residentes em Recife-PE, notificados como caso de Aids no período de 2007 a 2015.
MÉTODOS: Estudo descritivo com dados do sistema oficial de vigilância de Aids. As variáveis selecionadas foram classificadas de acordo com as fichas de investigação epidemiológica.
RESULTADOS: Foram notificados 84 casos onde a média de idade foi de 17,4, 67% eram de raça/cor parda, 45% analfabetos ou tinham ensino fundamental incompleto. O número de casos da doença não variou entre os sexos no período analisado, onde observou-se um aumento de casos no sexo feminino a partir de 2011 (5/1) declinando após este ano. Os coeficientes médios de incidência e mortalidade no período foram respectivamente de 6,2 e 0,4/100.000 habitantes.
CONCLUSÃO: Apesar dos esforços no controle da epidemia da Aids, há necessidade de melhorar o acesso dessa população a ações de prevenção da infecção e controle da incidência.

INTRODUCIÓN

Actualmente, el cuadro epidemiológico del SIDA en Brasil es marcado por la feminización, interiorización, pauperización y aumento de la incidencia en la población joven. Durante la adolescencia, período entre 10 y 19 años de edad, es donde la feminización es más marcada1.

En Brasil la tasa de prevalencia de la infección por el HIV en la población joven presenta tendencia de aumento y, en el caso de la adolescencia, el porcentaje de infección por el HIV se torna más significativo si consideramos que el SIDA se manifiesta en promedio seis años después de la infección. De esa forma, se puede considerar que gran parte de los individuos que fue notificado en la edad adulta se infectó en la adolescencia o en el inicio de la juventud2,3,4.

El primer caso de SIDA entre adolescentes notificados en el municipio de Recife ocurrió en 1985, siendo éste del sexo masculino y solamente en 1987 se diagnosticó un caso en el sexo femenino. En 2005, veinte años despues el primer caso notificado, ya se observaba el mismo número de notificaciones entre los dos sexos, evidenciando a feminización del SIDA en esa fase de la vida5.

A pesar de la comprobada experiencia nacional en el control de la epidemia del SIDA, este agravante continúa desafiando las políticas públicas, principalmente cuando se relaciona a la población joven. En Brasil existen muchos estudios sobre el SIDA, mientras, pocos focam en la adolescencia. Asimismo, el objetivo de esta pesquisa fue describir el perfil epidemiológico de adolescentes residentes en Recife- PE, notificados como casos HIV/Sida en el período de 2007 a 2015.


MÉTODOS

Se realizó un estudio descriptivo de base poblacional utilizando la base de dados del Sistema de Información de Agravantes de Notificación del SIDA (SINAN_Sida) de la Secretaría Municipal de Salud (SMS) de la Ciudad de Recife (PE), datos de población del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) hasta 2012, y dados de proyección poblacional de la Ciudad de Recife para los años 2013 a 2015.

El banco de datos para el análisis fue formado de la unión de los bancos de datos de SIDA niño (menor de 13 años) y SIDA adulto (= 13 años). Las variables seleccionadas fueron clasificadas en: a) Características sociodemográficas (edad, sexo, raza/color, escolaridad, distrito de residencia); b) Características clínico epidemiológicas (categoría de exposición, probable modo de transmisión, linfocitos T CD4< 350 cel/mm3; criterios de definición de caso SIDA, número de enfermedades oportunistas asociadas, evolución del caso).

Los datos fueron analizados en el paquete estadístico Statistical Package sea Social Sciences (SPSS)  20.0 de acuerdo con los bloques de variables. Fueron calculadas medidas de tendencia central para las variables continua y las diferencias de proporciones de las variables categóricas fueron comparadas utilizando el test del Chi-Cuadrado, considerando diferencia estadísticamente significativa un valor de p menor o igual a 0,05 (p= 0,05). Fueron aún calculados indicadores de incidencia y mortalidad por año de diagnóstico y franja etaria. El proyecto de pesquisa fue aprobado por el comité de ética en pesquisa bajo número de CAAE: 55201016.6.0000.5207.


RESULTADOS

En el período estudiado fueron notificados 84 casos de SIDA en adolescentes de 10 a 19 años residentes en Recife, PE. El coeficiente medio de incidencia del período fue 3,2/100.000 habitantes siendo el año de 2014 el que presentó mayor tasa de incidencia (6,2). Analizando los coeficientes de incidencias (CI) por franja etaria, se observó una tendencia decreciente para adolescentes de 10 a 14 años y tendencia creciente para los de 15 a 19 años (Figura1).


Figura 1. Coeficientes de incidencia (CI) de casos de Sida en adolescentes de 10 a 19 años residentes en Recife-PE, notificados en el período de 2007 a 2015 y clasificados por franja etaria (Fuente: SINAN- Recife, PE).



El promedio de edad de los casos fue de 17,4 años (±DP 2,2 años) y la mediana de 18, siendo la franja etaria de 15 a 19 años la más prevalente (89,3%). Los sexos masculino y femenino presentaron el mismo número de casos en el período estudiado. Mientras, se observó una diferencia marcada entre las razones (%), siendo mayor en el año 2010, cuando había 500 casos femeninos para cada 100 masculinos. Desde 2011, esa feminización empezó a declinar con reversión en 2013 (Figura 2).


Figura 2. Número de casos de Sida presentados por sexo/año y la razón entre los sexos en adolescentes de 10 a 19 años notificados en el período de 2007 a 2015 (Fuente: SINAN- Recife, PE).



Comparando las proporciones de las co-variables por sexo (Tabla 1), se verificó una diferencia estadísticamente significativa de proporción apenas para las variables categóricas de exposición y forma de transmisión. Cuando se analizan las variables, retirándose las informaciones ignoradas y comparando los valores relativos de las co-variables por sexo, se observó mayor prevalencia de la franja etaria de 15 a 19 años en ambos sexos. Mientras, el sexo femenino presentó mayores proporciones de casos en la franja etaria de 10 a 14 años (16,7 versus 4,8%), raza/color parda (84,6 versus 63,9%) y analfabeto/enseñanza fundamental incompleta (63,2 versus 43,3%).




Con relación a la distribución por Distrito de Residencia, se observó que aunque haya mayor concentración de casos en el Distrito Sanitario I, IV y V, no hubo diferencia de proporción estadísticamente significativo (p= 0,05).

La tabla 2 presenta las características clínico-epidemiológicas de los casos. La transmisión sexual prevaleció en ambos sexos, aunque llame la atención el hecho de que 5,6% de las adolescentes informaron que la transmisión fue por uso de drogas inyectables. En cuanto a la categoría de exposición, la mayoría de las adolescentes es heterosexual (77,5%) mientras que 48,4% son homosexuales.




Se observó que el conteo de linfocitos T CD4+ menor que 350 cel/mm3 fue el mayor porcentaje para los dos sexos, siendo 76,2% y 66,7% para el sexo femenino y masculino, respectivamente. Con relación a enfermedades oportunistas, en la mayoría de los casos no hubo registro de enfermedades para ambos sexos. Mientras, entre los que presentaron enfermedades en el diagnóstico (47,6%), 79,0% de las adolescentes y 61,9% de los adolescentes presentaron más de dos enfermedades oportunistas.

En cuanto a la evolución, 13 (15,5%) casos estaban registrados como óbito, siendo cuatro (30,8%) femenino y 9 (69,2%) masculino. El coeficiente medio de mortalidad por 100.000 habitantes para el período estudiado fue de 0,9/100.000 hab.

Con relación al coeficiente de mortalidad (CM), se observó aumento a lo largo de los años, saliendo de 0,8 en 2007 para 1,6 en 2014 (Figura 3). Observando por franja etaria, los años con mayores valores fueron 2011 y 2012 entre los individuos con 10 a 14 años, y 2011 entre los de 15 a 9 años (Figura 3).


Figura 3. Coeficientes de mortalidad (CM) por sida en adolescentes de 10 a 19 años residentes en Recife-PE en el período de 2007 a 2015, presentados de acuerdo con la franja etaria (Fuente: SINAN- Recife, PE).



DISCUSIÓN

En esta pesquisa, la población de adolescentes de 10 a 19 años notificados como caso SIDA en el período de 2007 a 2015 en Recife, se caracterizó con proporciones iguales entre los sexos. Tal hallazgo apunta a la característica de feminización que la epidemia alcanzó. Comparando con el inicio de la epidemia, cuando las personas que vivían con la enfermedad eran predominantemente del sexo masculino, 30 años después, la incidencia entre los sexos consigue alcanzar una proporción igualitaria6.

Cuando se analizan los coeficientes de incidencia por franja etaria, se observó que los mayores coeficientes fueron entre los adolescentes de 15 a 19 años, con tendencia de aumento. La mayor incidencia en esa franja etaria puede ser justificada debido al hecho de la enfermedad manifestarse en promedio seis años después de la infección, para aquellos que se infectaron en la infancia. Además, se subentiende que es en esa franja etaria donde la mayoría de los adolescentes inicia la vida sexual, estando más sujetos a adquirir enfermedades sexualmente transmisibles. Acompañando la incidencia, la mortalidad también fue mayor entre los individuos en esa franja etaria2.

A pesar del período del estudio ser menor a 10 años, lo que puede dificultar el análisis de la tendencia, los coeficientes de incidencia calculados por año pueden demostrar la tendencia de aumento de la epidemia entre los adolescentes, que también es probada en otros estudios, alcanzando su tope en 2014, con un CI de 6,2 por 100.000 habitantes. Con relación a la mortalidad, el CM presenta aumento significativo desde 2011, manteniéndose oscilando con valores casi constantes hasta 2015.

En lo tocante a la declinación de la feminización del SIDA encontrada desde 2013, este resultado puede ser reflejo de acciones colectivas que fueron articuladas por la UNAIDS, con 10 metas para ser cumplidas hasta 2015. Entre esas metas se encuentra: eliminar las desigualdades de género y el abuso y la violencia basada en género y ampliar la capacidad de mujeres y niñas de protegerse a sí mismas del SIDA. Con la disminución de la feminización de la epidemia, se puede alcanzar también una disminución en la transmisión vertical del SIDA, trayendo beneficios para toda la población en general7.

Aún sobre las características sociodemográficas de los adolescentes, la raza/color, escolaridad y franja etaria demostraron ser características predominantes para ambos sexos. Siendo la mayoría parda, con enseñanza fundamental incompleta y teniendo de 15 a 19 años. Es posible considerar que hay una baja escolaridad en la mayoría de esa población, una vez que en esa franja etaria se espera que los adolescentes presenten enseñanza media completa o estén cursando la misma. De esa forma, estudios apuntan la influencia del contexto social en la vulnerabilidad al SIDA, una vez que la baja escolaridad dificulta el acceso a informaciones correctas y seguras sobre prevención de enfermedades, especialmente EST/Sida8,9.

En cuanto a los Distritos Sanitarios, a pesar de algunos concentrar personas con mayor poder adquisitivo que otros, cuando se observa la distribución general de los adolescentes por DS, no hay discrepancia significativa entre ellos, reflejando la heterogeneidad de las clases sociales. De esa forma, una epidemia que antes era caracterizada por alcanzar personas ricas, en los días actuales demuestra afectar a personas independientes de clase social10.

Acerca de la categoría de exposición, el mayor porcentaje de casos era de heterosexuales del sexo femenino y de homosexuales del sexo masculino, convergiendo con la historia de la epidemia. Ese dato es históricamente compatible, pues inicialmente la enfermedad alcanzó más hombres homosexuales, y desde el contacto sexual de esos hombres con los bisexuales, las mujeres heterosexuales pasaron a ser infectadas con el SIDA. Esa diferencia de categoría predominante entre los sexos es confirmada a través de otras pesquisas realizadas con adolescentes, reflejando que la tendencia de sometimiento femenino y dificultad de negociación de sexo seguro aún es muy difícil9.

A pesar de los esfuerzos del Ministerio de Salud para disminuir la transmisión sexual del virus del SIDA, es prevalente en esa franja etaria, principalmente en la población femenina, teniendo como posible hipótesis la dificultad de adhesión al sexo seguro por esa franja etaria, así como los desafíos de las adolescentes en negociar el uso del preservativo con el compañero. Comparando a otra pesquisa realizada con adolescentes en Rio Grande do Sul en 2008, 61,54% tuvieron una forma vertical de transmisión, lo que discrepa del presente estudio, donde la transmisión sexual logró el mayor porcentaje de casos y la transmisión vertical correspondió apenas al 7,1% en las niñas y 4,8% en los niños. Tal hallazgo puede relacionarse a los avances de la tecnología medicamentosa profiláctica en la gestación y en el parto11.

El conteo de los linfocitos TCD4+ menor que 350 cel/mm3 se presentó en la mayoría de los adolescentes. Lo que puede ser relacionado a la demora en el diagnóstico de la enfermedad, y el consecuente atraso en el inicio del tratamiento, agravando así la infección. De esta forma, se observa que hay necesidad de diagnóstico oportuno/precoz a través de acciones de prevención y test amplio. Además, se puede cuestionar si hay fallas en la red de atención de salud, una vez que esa población no reside en el interior y que hay varios servicios especializados en HIV/Sida en Recife.

A pesar de la mayoría de los adolescentes ser notificados con el conteo de los linfocitos TCD4+ menor que 350 cel/mm3, más de la mitad de las niñas y mitad de los niños no tenían infecciones oportunistas cuando fueron notificados, seguido de mayor porcentaje de 1 a 5 enfermedades oportunistas, reafirmando que la evolución de la epidemia no fue apenas modificada por la terapia antirretroviral (TARV), sino que el manejo clínico de las infecciones oportunistas son también resultados de las alteraciones en el estándar de la epidemia11.

El aumento de la mortalidad encontrada en este estudio contradice la afirmativa presentada en 2013 por el MS en Brasil, cuando dice que desde 2007 hubo un aumento de la sobrevida de las personas con SIDA en Brasil. Ese resultado demuestra que, a pesar de los esfuerzos realizados en Brasil y en el mundo para disminuir la prevalencia de infecciones por el HIV, y aumentar la sobrevenida de las personas que viven con SIDA, aún hay poblaciones más vulnerables que continúan infectándose, pasando a vivir con la enfermedad sin que ésta sea controlada de modo que se evite la muerte2,12.


CONCLUSIÓN

El presente estudio presentó muchas limitaciones con relación a falta de información de algunas variables en el banco de datos del SINAN/SIDA de la ciudad de Recife, lo que perjudicó el análisis más a fondo de la epidemia entre adolescentes. El atraso de la notificación, demostrado por el número de casos notificados apenas en el momento del óbito, hace con que se tenga un cuadro epidemiológico subestimado que puede llevar a interpretaciones erróneas sobre la evolución de la enfermedad. Destacamos la importancia de inversión para la notificación de casos y aumento de acciones de test, a través de entrenamientos y concientización sobre la importancia del rellenado de la ficha de notificación. Esas acciones son necesarias para que haya una mayor amplitud y disminución del tiempo entre diagnóstico y notificación y, en consecuencia, una mejor planificación de acciones de salud.

Esta pesquisa afirma la importancia de la atención a la salud del adolescente, visto que los resultados apuntaron datos clínicos epidemiológicos que podrían haber sido evitados o obtenidos resultados más positivos como, por ejemplo, evitar la transmisión sexual del HIV en esa franja etaria. Esa fase de la vida posee muchos medios para obtener informaciones sobre sexo seguro a través de un mayor acceso a internet, diálogo abierto entre las familias, escuela, por ejemplo. Mientras, los resultados de esa pesquisa demuestran que esa facilidad en el acceso a información no minimiza el riesgo de enfermarse. De esa forma, se torna imprescindible la creación de medios de acogida para que esa franja etaria busque informaciones y acompañamiento en los servicios de salud. En ese contexto, el Programa de Salud en la Escuela (PSE) puede ayudar a establecer el vínculo con el público objetivo.


NOTA DE AGRADECIMIENTOS

Se torna indispensable el agradecimiento a todos los envueltos en la confección de este artículo, sobretodo, María Goretti de Godoy y todo equipo de Coordinación de DS/Sida y Hepatitis Víricas de la Municipalidad de Recife, por la receptividad, buena voluntad y confianza en la disposición de datos utilizados en la elaboración de este trabajo.


REFERENCIAS

1. Taquette SR. Epidemia de HIV/Aids em adolescentes no Brasil e na França: Semelhanças e diferenças [Internet]. Saude e Soc. 2013 [citado 2015 nov 28];22(2):225-35. Disponível em: http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0104-12902013000200029

2. Ministério da Saúde. Brasil. Secretaria de Vigilância em Saúde. Departamento de DST, AIDS e Hepatites Virais. Recomendações para a atenção integral a adolescentes e jovens vivendo com HIV/AIDS. Brasília: Ministério da Saúde; 2013.

3. Toledo MM, Takahashi RF, De-La-Torre-Ugarte-Guanilo MC. Elementos de vulnerabilidade individual de adolescentes ao HIV/AIDS [Internet]. Rev Bras Enferm. 2011 [citado 2015 nov 28]; 64(2):370-5. Disponível em: http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-71672011000200024

4. Ministério da Saúde.Brasil.Secretaria de Vigilância em Saúde. Departamento de Vigilância Epidemiológica. Guia de Vigilância Epidemiológica. 7. ed. - Brasília: Ministério da Saúde, 2009.

5. Ministério da Saúde. Brasil.DATASUS - Tabulação de dados: Casos de Aids identificados no Pernambuco. Brasília; 2014.

6. Sousa MGL de. Caracterização espaço-temporal da epidemia de Aids na região de Ariquemes - Rondônia, no período de 1991-2009 [dissertação]. Escola Nacional de Saúde Pública Sergio Arouca; 2011.

7. Programa Conjunto das Nações Unidas sobre HIV/AIDS (Unaids). A ONU e a resposta à aids no Brasil [Internet]. 2ª Edição. Brasília: Unaids-Brasil; 2010 [citado 2016 jun 10]. Disponível em: http://unaids.org.br/wp-content/uploads/2016/03/A-ONU-e-a-resposta-PORTUGU%C3%8AS.pdf

8. Costa MCO, Santos BC, Souza KEP de, Cruz NL de AC, Santana MC, Nascimento OC do. HIV/Aids e Sífilis entre gestantes adolescentes e adultas jovens: Fatores de exposição e risco dos atendimentos de um programa de DST/HIV/Aids na rede pública de Saúde/SUS, Bahia, Brasil [Internet]. Rev. baiana saúde pública. Salvador; 2011 [citado 2016 mai 29];179-95. Disponível em: http://inseer.ibict.br/rbsp/index.php/rbsp/article/view/155

9. Pereira BDS, Costa MCO, Amaral MTR, Costa HS da, Silva CAL da, Sampaio VS. Fatores associados à infecção pelo HIV/ AIDS entre adolescentes e adultos jovens matriculados em Centro de Testagem e Aconselhamento no Estado da Bahia [Internet]. Ciênc. Saúde coletiva. Feira de Santana; 2014 [citado 2016 mai 29];747-58. Disponível em: http://www.scielo.br/pdf/csc/v19n3/1413-8123-csc-19-03-00747.pdf

10. Vargens OM da C, Rangel TSA. Análise reflexiva sobre os aspectos sociais do HIV/Aids: feminização, discriminação e estigma [Internet]. Online Brazilian J Nurs. 2012 [citado 2016 jun 4];11(1):1-6. Disponível em: http://www.objnursing.uff.br/index.php/nursing/article/view/3531/html_2

11. Ribeiro AC, Paula CC de, Neves ET, Padoin SM de M. Perfil clínico de adolescentes que têm aids [Internet]. Cogitare Enferm. 2010 [citado 2016 jun 4]; 256-62. Disponível em: http://revistas.ufpr.br/cogitare/article/view/17858/11651

12. Ministério da Saúde. Brasil. Secretaria de Vigilância em Saúde. Departamento de DST, AIDS e Hepatites Virais. História da Aids. Brasília: Ministério da Saúde; 2013.
adolescencia adolescencia adolescencia
GN1 © 2004-2017 Revista Adolescência e Saúde. Fone: (21) 2868-8456 / 2868-8457
Núcleo de Estudos da Saúde do Adolescente - NESA - UERJ
E-mail: secretaria@adolescenciaesaude.com