Revista Adolescência e Saúde

Revista Oficial do Núcleo de Estudos da Saúde do Adolescente / UERJ

NESA Publicação oficial
ISSN: 2177-5281 (Online)

Vol. 14 nº 4 - Oct/Dic - 2017

Artículo Original Imprimir 

Páginas 16 a 23


Riesgo de síndrome metabólico en adolescentes con bajo peso al nacer

Risk of metabolic syndrome in low birth weight adolescents

Risco de síndrome metabólica em adolescentes com baixo peso ao nascimento

Autores: Luis Paulo Gomes Mascarenhas1; Antonio Stabelini Neto2; Cristiane Petra Miculis3; Lilian Messias Sampaio Brito4; William Cordeiro de Souza5; Margaret Cristina da Silva Boguszewski6

1. Post-Doctorado. Doctorado en Salud del Niño y del Adolescente por la Universidad Federal de Paraná (UFPR). Curitiba, PR, Brasil. Coordinador del Programa de Post-Graduación en Desarrollo Comunitario del Departamento de Ciencias de la Salud de la Universidad Estadual del Centro-Oeste (UNICENTRO). Irati, PR, Brasil
2. Doctor en Educación Física por la Universidad Federal de Paraná (UFPR). Curitiba, PR, Brasil. Director del Departamento de Ciencias de la Salud de la Universidad Estadual del Norte de Paraná (UENP). Jacarezinho, PR, Brasil
3. Doctorado en Salud del Niño y del Adolescente. Pesquisidora del Departamento de Pediatría de la Universidad Federal de Paraná (UFPR). Curitiba, PR, Brasil
4. Doctoranda en Salud del Niño y del Adolescente por el Programa de Post-graduación en Salud de la Infancia y Adolescencia. Máster en Actividad Física y Salud por la Universidad Federal de Paraná (UFPR). Curitiba, PR, Brasil
5. Maestrando en Desarrollo Comunitario de la Universidad Estadual del Centro-Oeste (UNICENTRO). Irati, PR, Brasil
6. Doctorado en Endocrinología Pediátrica por la Universidad de Gotemburgo (GU). Gotemburgo, Suecia. Profesora del Programa de Post-Graduación en Salud de la Infancia y Adolescencia del Departamento de Pediatría, de la Universidad Federal de Paraná (UFPR). Curitiba, PR, Brasil

Correspondência:
Luis Paulo Gomes Mascarenhas
Universidade Estadual do Centro-Oeste (UNICENTRO)
Campus de Irati, PR 153 Km 7, Riozinho
Irati, PR, Brasil. CEP: 84500-000
luismsk@gmail.com

PDF Portugués      


Scielo

Medline

Como citar este artículo

Palabra Clave: Adolescente, enfermedades metabólicas, edad gestacional.
Keywords: Adolescent, metabolic diseases, gestational age.
Descritores: Adolescente, doenças metabólicas, idade gestacional.

Resumen:
OBJETIVO: Verificar la prevalencia de síndrome metabólico (SM) en adolescentes nascidos con bajo peso.
MÉTODOS: La muestra se constituye de 791 adolescentes de 10 a 18 años de edad. Se adoptó como teniendo bajo peso al nacer (BPN) aquellos de percentil abajo del 10º, y aquellos como teniendo peso adecuado al nacer (APN) entre el 10º y 90º percentil. SM fue diagnosticada si tres o más factores de riesgo estuvieran presentes.
RESULTADOS: La prevalencia de SM en niños BPN fue de 14,8% y en las niñas de 6,3%; contra 4,3% en los niños APN y 5,0% en las niñas APN. Los niños nacidos BPN revelaron una razón de posibilidad de 3,84 (IC: 1,14 - 12,86) de presentar SM.
CONCLUSIÓN: Alta prevalencia de SM fue observada en adolescentes masculinos nacidos con bajo peso; en este sentido, estrategias de prevención y cuidados a esta población deben ser dados desde la infancia.

Abstract:
OBJECTIVE: Verify the prevalence of metabolic syndrome (MS) in adolescents born with low weight.
METHODS: The sample consisted of 791 adolescents between 10 to 18 years of age. Is was adopted as having low weight born (LWB) those below of the 10th percentile and those having appropriate weight at birth (AWB) between the 10th and 90th percentile. MS was diagnosed if three or more risk factors were present.
RESULTS: The prevalence of MS in LWB was 14.8% in boys and 6.3% in girls, against AWB on 4.3% in boys and 5.0% in girls. Boys born with LWB showed an odds ratio of 3.84 (CI: 1.14 to 12.86) of having MS.
CONCLUSION: High prevalence of MS was observed in male adolescents born LWB, in this sense, strategies for prevention and care for this population should be given since childhood.

Resumo:
OBJETIVO: Verificar a prevalência de síndrome metabólica (SM) em adolescentes nascidos com baixo peso.
MÉTODOS: A amostra constitui-se de 791 adolescentes de 10 a 18 anos de idade. Adotou-se como tendo baixo peso ao nascimento (BPN) aqueles percentil abaixo do 10º, e aqueles como tendo peso adequado ao nascimento (APN) entre o 10º e 90º percentil. SM foi diagnosticada se três ou mais fatores de risco estivessem presentes.
RESULTADOS: A prevalência de SM em meninos BPN foi de 14,8% e nas meninas foi de 6,3%; contra 4,3% nos meninos APN e 5,0% nas meninas APN. Os meninos nascidos BPN revelaram uma razão de chance de 3,84 (IC: 1,14 - 12,86) de apresentarem SM.
CONCLUSÃO: Alta prevalência de SM foi observada em adolescentes masculinos nascidos com baixo peso, neste sentido, estratégias de prevenção e cuidados a esta população devem ser dados desde a infância.

INTRODUCCIÓN

El bajo peso al nacer ocurre tanto en países industrializados como en desarrollo, pudiendo variar del 9% al 26% de los nacidos vivos, dependiendo de la región del mundo, aportando con problemas de salud pública a corto y largo plazo (riesgos metabólicos)1,2. Durante las últimas décadas, evidencias emergieron demostrando que el tamaño al nacer está asociado a una alta prevalencia de enfermedades metabólicas y cardiovasculares, incluyendo hipertensión arterial, intolerancia a glucosa, diabetes mellitus y dislipidemias en la edad adulta3,4, así como una asociación con el aumento y distribución del tejido adiposo y reducción en la masa magra5 y con aumento de los lípidos sanguíneos6. Sin embargo, estos hallazgos no encontraron sustentación en otros estudios7,8. De esta forma, el presente estudio tuvo como objetivo evaluar la prevalencia del síndrome metabólico en adolescentes de ambos sexos con diferentes tamaños al nacer.


MÉTODOS

La muestra fue compuesta por 1152 adolescentes de ambos géneros entre 10 y 18 años. En la ocasión de la devolución del Término de Consentimiento, un cuestionario era entregado para ser rellenado con informaciones sobre condiciones al nacer (edad gestacional, peso y largura al nacer) e histórico de enfermedades del joven y familiar. Fueron considerados criterios de exclusión: no retorno del cuestionario rellenado, individuos clasificados como grandes para la edad gestacional, historia familiar de enfermedad metabólica (hipercolesterolemias hereditarias familiares) o cardiovascular, presencia de diabetes mellitus tipo 1 u otra enfermedad que pudiese influenciar en las evaluaciones, medicamentos de uso continuo, desconocimiento de las condiciones al nacer, precocidad.

De los 1152 jóvenes que recibieron el cuestionario, 352 fueron excluidos o no quisieron participar de todas las etapas de la pesquisa, quedando 800 adolescentes con cuestionarios completos. De éstos, fueron excluidos nueve adolescentes por presentar la hormona estimuladora de la toroide (TSH) alta, los cuales fueron enviados para tratamiento. Así, 791 adolescentes compusieron la muestra final del estudio.

El presente estudio fue aprobado por el comité de ética en pesquisa en seres humanos del Hospital de Clínicas, atendiendo a la resolución CNS 196/96 y la Declaración de Helsinki, sobre el registro 1466.131/2007.

Fueron realizadas evaluaciones físicas de los alumnos en las propias escuelas. Todos fueron evaluados descalzos y con ropas ligeras. Las medidas de estatura fueron realizadas en estadiómetro vertical portátil (WCS®, Brasil), escalonado en 0,1 cm. El peso fue evaluado con balanza digital portátil (Filizola®, Brasil), con resolución de 100 gramas. La circunferencia de la cintura fue realizada en duplicado en el punto medio entre el último arqueo costal y la cresta ilíaca9. Los sujetos fueron clasificados conforme la propuesta de Freedman et al.10. La presión arterial fue contrastada por método de ausculta, adoptándose como referencia los valores del The Fourth Report on the Diagnosis, Evaluation, and Treatment of High Blood Pressure in Children and Adolescents11.

En la misma ocasión, fue recolectada muestra de sangre de cada individuo. Los participantes estaban en ayuno y recibieron orientaciones sobre las atenciones a ser tomadas el día anterior. Las muestras fueron centrifugadas y mantenidas congeladas para posterior evaluación de colesterol total, colesterol-HDL, triglicéridos, insulina y TSH. La dosis de glicemia fue realizada en el local, a través del glucosímetro (®abbott). Los valores de referencia para el perfil lipídico siguieron la propuesta de la I Directriz de Prevención de la Aterosclerosis en la Infancia y Adolescencia12.

Para el diagnóstico de síndrome metabólico (SM) se adoptó la propuesta de Cook et al.13, cuando la presencia de alteraciones en tres o más de los siguientes componentes definen el síndrome: presión arterial sistólica (PS) y/o presión arterial diastólica (PAD), triglicéridos, HDL-colesterol, glicemia de ayuno, circunferencia de la cintura.

Los datos de los individuos fueron divididos de acuerdo con el peso al nacer en dos grupos, bajo peso al nacer (BPN) y peso adecuado al nacer (PAN), variando entre 36 y 44 semanas de gestación. En ausencia de una tabla nacional de distribución de peso al nacer, se optó por realizar la distribución porcentual de la propia muestra, siendo considerado BPN los individuos con peso al nacer ≤ al 10º percentil y PAN aquellos entre los porcentuales 10º y 90º. Individuos con peso al nacer arriba del percentil 90º fueron excluidos (tabla 1).




Los datos fueron expresados como media, desvío estándar y porcentaje, donde la prueba de Chi-Cuadrado fue aplicada. Para comparación entre los grupos fue aplicada la prueba t de Student y el Mann-Whitney U-test para muestras independientes, respetando el presupuesto del Levene's test para asumir la igualdad de variación cuando fuera necesario. La prueba de Odd Ratio fue utilizada para identificar el riesgo relativo entre el grupo BPN y APN a presencia de síndrome metabólico. Los análisis fueron realizados en el software estadístico SPSS 13.0, adoptándose un nivel de significancia de p<0,05 para todos los análisis.


RESULTADOS

La edad gestacional fue de 39,42 ± 2,25 semanas entre los niños y 39,38 ± 2,28 semanas entre las niñas (p=0,77). Los valores respectivos del peso al nacer fueron 3,29 ± 0,58 kg y 3,12 ± 0,55 kg (p=0,001). De los 322 individuos del género masculino, 33 fueron considerados de bajo peso al nacer (BPN) y 289 con peso adecuado al nacer (PAN). Entre los 469 individuos del género femenino, 67 BPN y 402 PAN. Las tablas 2 y 3 presentan las características de los niños y niñas conforme el peso al nacer, respectivamente. No fueron encontradas diferencias significativas en las proporciones de participantes con valores elevados para las variables de síndrome metabólico con relación al peso al nacer.






La figura 1 presenta los porcentajes encontrados de síndrome metabólico en adolescentes nacidos con BP y AP. Fue observada una mayor prevalencia de síndrome metabólico en los niños con BPN (14,8%) que con PAN (4,3%) x2= 5,42 y p=0,02. No fueron encontradas diferencias significativas (x2= 0,89 y p=0,34) entre las niñas y el BPN (6,3%) y PAN (5,0%).



Figura 1. Porcentaje de individuos con síndrome metabólico por género y peso al nacer.



En la tabla 4 son presentados los riesgos relativos entre peso al nacer y síndrome metabólico. Se observa un riesgo elevado de niños nacidos con bajo peso que presenten síndrome metabólico ya en la adolescencia.




DISCUSIÓN

La clasificación de bajo peso (2,500 gramas) utilizado en el presente estudio es indicada por la Organización Mundial de Salud14 para definición de niños nacidos con bajo peso. Alrededor del mundo se estima que entre 8% a 26% de los niños nacen con bajo peso15, siendo que las tasas esperadas para Brasil sean de alrededor del 8,19%. En Curitiba y región metropolitana, la última evaluación demostró una tasa del 9,5% de niños nacidos con bajo peso16. Los hallazgos de estatura y masa corporal semejante sugieren que los nacidos BP hayan presentado recuperación del crecimiento en los primeros años de vida. Otros autores demostraron la recuperación del crecimiento en nacidos BP ya a los 4 años de edad5, 17.

No fueron encontradas diferencias significativas en los niveles de presión arterial sistólica y diastólica entre los individuos del género masculino nacidos BP y AP, discordando de otros estudios que evidenciaron valores de presión altos en jóvenes18. En cuanto al perfil lipídico, se observaron diferencias significativas en los niveles de triglicéridos, más altos en los muchachos nacidos con BP, como fue descrito por Reinehr, Kleber y Toschke18 y Cianfarani, Germani y Branca19. Ya Tenhola et al.20 y Veening et al.21 no encontraron diferencias significativas para ninguna variable lipídica entre niños pequeños para la edad gestacional y adecuados para la edad gestacional. La alta concentración de triglicéridos, principalmente post-prandial, ha sido asociada al proceso de aterogenesis mismo en adolescentes saludables22, siendo un factor más de riesgo para los niños nacidos con bajo peso.

Algunos estudios presentaron hallazgos semejantes21,23, mientras otros muestran que adolescentes nacidos con bajo peso tienden a acumular más grasa en la región del tronco24 o aumento de la circunferencia de la cintura25. Sin embargo, no fueron encontradas diferencias significativas entre las variables antropométricas, presión arterial y perfil lipídico entre las niñas nacidas adecuadas y de bajo peso en el presente estudio. A pesar de los valores glicémicos no diferir significativamente en valores medianos, ni en el porcentaje de valores elevados entre los grupos, estos hallazgos contradicen la literatura que indica valores mayores de glicemia en nacidos con bajo peso en comparación a sus pares de peso adecuado26.

Los resultados encontrados demostraron que el bajo peso al nacer en niños es un factor importante a ser considerado en la evaluación de adolescentes en riesgo de desarrollo del síndrome metabólico, corroborando con los hallazgos de Chiavaroli et al.26. Estudios observaron que los niños presentan porcentaje de síndrome metabólico superiores a las chicas, corroborando os hallazgos del presente estudio27,28.

La frecuencia de síndrome metabólico en este estudio fue relativamente alta. Cook et al.13 observaron una prevalencia de síndrome metabólico en adolescentes americanos del 4,2% para la población estudiada, mientras que Agirbasli et al.29 identificaron la presencia de síndrome metabólico en un 2,2% de los adolescentes turcos. Resultados semejantes al de este estudio fueron encontrados por otros pesquisidores, como el estudio de Ferreira, Oliveira y França30, en que el 17,3% de los niños obesos evaluados presentaron síndrome metabólico, y de Buff et al.31, en que el síndrome metabólico fue encontrado en un 42,4% de los individuos obesos. La falta de dicotomía de la muestra por el estado nutricional puede ser un agente de influencia en los resultados encontrados. Otro factor importante a ser comentado son los diferentes criterios para la definición de síndrome metabólico que dificultan las comparaciones entre los estudios8,27, además de las dosis sanguínea realizadas una única vez, pudiendo acarrear en falsos negativos.

El presente estudio identificó una mayor predisposición del sexo masculino con nacidos de bajo peso manifestando síndrome metabólico, dirigiendo a una mayor atención y cuidado a esta población.


NOTA DE AGRADECIMIENTOS

Nosotros los autores agradecemos a la Coordinación de Perfeccionamiento de Personal de Nivel Superior (CAPES), Consejo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (CNPq) y a la Fundación Araucaria de Apoyo al Desarrollo Científico y Tecnológico de Paraná - Brasil.


REFERENCIAS



1. Boguszewski MC, Karlsson H, Wollmann HA, Wilton P, Dahlgren J. Growth hormone treatment in short children born prematurely-data from KIGS. J Clin Endocrinol Metab 2011; 96(6): 1687-94.

2. Pretto ADB, Ribeiro-Martins C, Dutra GF, Santos M, Bergmann RB, Albernaz EP. Fatores associados ao baixo peso ao nascer entre filhos de mães adolescentes. Adolesc Saude 2016; 13(Supl. 2): 139-149.

3. Fall CHD, Osmond, C, Barker DJP, Clark PMS, Hales CN, Stirling Y, Meade TW. Fetal and infant growth and cardiovascular risk factors in women. BMJ. 1995; 310:428-32.

4. Romero FG, Garcia CA, Mendia LES, Escalante EM, Mendoza EC, Moran MR. Birth weight, family history of diabetes, and metabolic syndrome in children and adolescents. The Journal of Pediatrics 2010; 156:719-23.

5. Ibáñez L, Ong K, Dunger DB, Zegher F. Early Development of Adiposity and Insulin Resistance after Catch-Up Weight Gain in Small-for-Gestational-Age Children. The Journal of Clinical Endocrinology e Metabolism 2006; 91(6): 2153-58.

6. Skidmore PML, Cassidy A, Swaminathan R, Falchi M, Spector TD, Macgregor AJ. Intrauterine, Environmental, and Genetic Influences in the Relationship Between Birth Weight and Lipids in a Female Twin Cohort. Arteriosclerosis, Thrombosis, and Vascular Biology. 2006; 26:2373-81.

7. Labayen I, Moreno LA, Blay MG, Blay V, Mesana MI, Gonzalez-Gross M. et al. Early programming of body composition and fat distribution in adolescents. Journal of Nutrition 2006; 136:147-52.

8. Hernández MI, Verónica MV. Síndrome metabólica em crianças nascidas pequenas para a idade gestacional. Arq Bras Endocrinol Metab 2011; 55(8): 583-9.

9. Pitanga FJG. Testes, medidas e avaliação em educação física e esportes. 4ªed. São Paulo: Phorte; 2005.

10. Freedman DS, Serdula MK, Srinivasan SR, Berenson GS. Relation of circumferences and skinfold thicknesses to lipid and insulin concentrations in children and adolescents: the Bogalusa Heart Study. American Journal of Clinical Nutrition 1999; 69(2): 308-17.

11. National High Blood Pressure Education Program Working Group on High Blood Pressure in Children and Adolescents. The fourth report on the diagnosis, evaluation, and treatment of high blood pressure in children and adolescents. Pediatrics. 2004; 114(2).

12. Sociedade Brasileira de Cardiologia (SBC). I Diretriz de prevenção da aterosclerose na infância e adolescência. Arquivos Brasileiros de Cardiologia 2005; 85(Supl): 1-36.

13. Cook S, Weitzman M, Auinger P, Nguyen M, Dietz WH. Prevalence of a metabolic syndrome phenotype in adolescents: findings from the Third National Health and Nutrition Examination Survey, 1988-1994. Arch Pediatr Adolesc Med 2003; 157:821-27.

14. World Health Organization. International statistical classification of disease and related health problems. 10th revision. Geneva: World health organization; 1992.

15. World Health Organization. World health statistics 2005. Geneva: World health organization; 2005.

16. Sistema de Informações de Nascidos Vivos. Disponível em: http://www.datasus.gov.br/catalogo/sinasc.htm. Acesso em: 10 Ago, de 2014.

17. Mohr TA, Pfutzner A, Forst S, Forst T, Schondorf T. Self-Monitoring of Blood Glucose Levels Requires Intensive Training for use of Meters to Obtain Reliable and Clinically Relevant Measurements. Journal of Diabetes Science and Technology 2007; 1(1): 56-61.

18. Reinehr T, Kleber M, Toschke M. Small for gestational age status is associated with metabolic syndrome in overweight children. European Journal of Endocrinology 2009; 160:579-584.

19. Cianfarani S, Germani D, Branca F. Low birth weight and adult insulin resistance: "The catch-up growth" hypothesis. Arch Dis Child 1999; 81:71-3.

20. Tenhola S, Martikainen A, Rahiala E, Herrgard E, Halonen P, Voutilainen R. Serum lipid concentrations and growth characteristics in 12-year-old children born small for gestational age. Pediatr Res 2000; 48: 623-28.

21. Veening MA, Weissenbruch MM, Roord JJ, Delemarre VAN, Waal HA. Pubertal development in children born small for gestational age. J Pediatr Endocrinol Metab 2004; 17(11): 1497-505.

22. Barrett LA, Morris JG, Stensel DJ, Nevill ME. Exercise and postprandial plasma triacylglycerol concentrations in healthy adolescent boys. Medicine and Science in Sports and Exercise 2007; 39(1): 116-122.

23. Hernandez MI, Martinez A, Capurro T, Pena L, Avila A, Salazar T. et al. Comparison of clinical, ultrasonographic, and biochemical differences at the beginning of puberty in health girls Born either small for gestational age or appropriate for gestational age: preliminary results. The Journal of Clinical Endocrinology e Metabolism 2006; 91(9): 3377-81.

24. Barker M, Robinson S, Osmond C, Barker DJ. Birth weight and body fat distribution in adoelscents girls. Arch Dis Child 1997; 77: 381-83.

25. Ibáñez L, Potau N, Ferrer A, Rodriguez-Hierro F, Marcos MV, Zegher F. Anovulation in Eumenorrheic, nonobese adolescent girls born small for gestational age: Insulin sensitization induces ovulation, increases lean body mass, and reduces abdominal fat excess, dyslipidemia, and subclinical hyperandrogenism. J Clin Endocrinol Metab 2002; 87(12): 5702-05.

26. Chiavaroli V, Marcovecchio ML, Giorgis T, Diesse L, Chiarelli F, Mohn A. Progression of Cardio-Metabolic Risk Factors in Subjects Born Small and Large for Gestational Age. Plos One 2014; 9(8): e104278.

27. Moraes ACF, Fulaz CS, Netto-Oliveira ER, Reichert FF. Prevalência de síndrome metabólica em adolescentes: uma revisão sistemática. Cad Saúde Pública 2009; 25(6): 1195-1202.

28. Stabeline Neto A, Bozza R, Ulbrich A, Mascarenhas LPG, Boguszewski MCS, Campos W. Síndrome metabólica em adolescentes de diferentes estados nutricionais. Arq Bras Endocrinol Metab 2012; 56(2): 104-9.

29. Agirbasli M, Cakirb S, Ozmeb S, Cilivc G. Metabolic syndrome in Turkish children and adolescents. Metabolism. 2006; 55: 1002-6.

30. Ferreira AP, Oliveira CER, França NM. Metabolic syndrome and risk factors for cardiovascular disease in obese children: the relationship with insulin resistance (HOMA-IR). Jornal de Pediatria 2007; 83(1): 21-6.

31. Buff CG, Ramos E, Souza FIS, Sarni ROS. Frequência de síndrome metabólica em crianças e adolescentes com sobrepeso e obesidade. Rev Paul Pediatr 2007; 25(3): 221-6.
adolescencia adolescencia adolescencia
GN1 © 2004-2018 Revista Adolescência e Saúde. Fone: (21) 2868-8456 / 2868-8457
Núcleo de Estudos da Saúde do Adolescente - NESA - UERJ
E-mail: secretaria@adolescenciaesaude.com