Revista Adolescência e Saúde

Revista Oficial do Núcleo de Estudos da Saúde do Adolescente / UERJ

NESA Publicação oficial
ISSN: 2177-5281 (Online)

Vol. 14 nº 4 - Oct/Dic - 2017

Comunicación Breve Imprimir 

Páginas 225 a 227


Alerta de campo: Test de HCV y Tratamiento para Adolescentes y Poblaciones Encarceladas

Alert from the field: HCV Testing and Treatment for Adolescent and Incarcerated Populations

Alerta do campo: Teste de HCV e Tratamento para Adolescentes e Populações Encarceradas

Autores: G. Cajetan Luna

Diretor Executivo do Centro para Justiça da Saúde em Los Angeles, Califórnia

Correspondência
G. Cajetan
Luna-Center for Health Justice
900 Avila Street, Suite 301
Los Angeles, California 90012
cajetan@healthjustice.net

PDF Portugués      


Scielo

Medline

Como citar este artículo

Palabra Clave: Hepatitis C, HCV, adolescentes, jóvenes, usuarios de drogas inyectables, sin-techo, encarcelados.
Keywords: Hepatitis C, HCV, adolescents, youth, injection drug use, homelessness, incarceration.
Descritores: Hepatite C, HCV, adolescentes, jovens, usuários de drogas injetáveis, sem-teto, encarcerados.

Resumen:
A pesar de los recientes avances en el tratamiento de la infección por el virus de la Hepatitis C (HCV), adolescentes y personas encarceladas están entre los dos subgrupos de poblaciones que más necesitan de tratamiento, pero raramente tienen acceso a los test de HCV y enfrentan barreras institucionales y etarias para su atención. Una pesquisa exploratoria fue realizada en 2016, que incluyó estudio con 125 hombres jóvenes y encarcelados (de 18 a 24 años) que tenían HCV, seguido de intensas entrevistas para identificar actitudes, convicciones y comportamientos relacionados a sus infecciones por HCV. Las entrevistas indicaron que la falta de intervención precoz en el tratamiento de HCV entre los adolescentes y jóvenes encarcelados influenció de manera importante las prácticas de salud subsecuentes.

Abstract:
Despite recent advances in treatment for Hepatitis C Virus (HCV) infection, adolescents and incarcerated people are among two subpopulations in greatest need of treatment, yet generally lack access to HCV testing and face age-specific and institutional barriers to care. Exploratory research was conducted in 2016, including surveys among 125 incarcerated young men (18 to 24 years) living with HCV, followed by more in-depth life history interviews to identify attitudes, beliefs, and behaviors related to their HCV infections. The interviews indicated that the lack of early HCV intervention and treatment for adolescents and incarcerated youth significantly influences subsequent health care practices.

Resumo:
Apesar dos recentes avanços no tratamento da infecção pelo vírus da Hepatite C (HCV), adolescentes e pessoas encarceradas estão entre os dois subgrupos de populações que mais precisam de tratamento, mas raramente têm acesso aos testes de HCV e enfrentam barreiras institucionais e etárias para seu atendimento. Uma pesquisa exploratória foi realizada em 2016, que incluiu estudo com 125 homens jovens e encarcerados (de 18 a 24 anos) que tinham HCV, seguido de intensas entrevistas para identificar atitudes, convicções e comportamentos relacionados às suas infecções por HCV. As entrevistas indicaram que a falta de intervenção precoce no tratamento da HCV entre os adolescentes e jovens encarcerados influenciou de maneira importante as práticas de saúde subsequentes.

Grandes avances fueron hechos en los últimos años en el tratamiento farmacológico de la Hepatitis C (HCV)1.  Personas que vivieron durante décadas con HCV crónica ahora están curados después de 4 semanas de tratamiento. El éxito y la eficacia del tratamiento de HCV es muy alto (más del 95% en la mayoría de los casos), y varía de acuerdo con el genotipo, gravedad de la enfermedad, del acceso y disponibilidad2. El coste y disponibilidad del tratamiento varía conforme el país, región y hasta por ciudad. Países más ricos, con sistemas de seguro salud privados, tienen un costo más alto de drogas curativas3, mientras que países en desarrollo que no poseen una cobertura médica amplia pueden obtener los mismos medicamentos por una fracción del precio pagado en los países ricos4. Mientras, la aprobación para el uso de estos medicamentos y su disponibilidad varía de un país para otro. Mismo en los países más desarrollados, con sistema de salud nacional, ciertas subpoblaciones enfrentan desafíos para obtener el tratamiento curativo. Adolescentes y personas encarceladas son dos subpoblaciones que necesitan mucho del tratamiento y generalmente no tienen acceso a los test para comprobar la HCV, enfrentando barreras institucionales y relacionadas a la edad para lograr atención5.

Los adolescentes son muchas veces considerados el grupo más saludable, en el auge de sus vidas. Para los jóvenes que fueron privados de sus derechos, pobres, usuarios de drogas o institucionalizados, esta característica está lejos de la verdad. Homeless youth, niños de La calle, los niños y niñas de calle, tienen un riesgo muy alto de contraer varias enfermedades infecciosas, incluso la infección por el HCV. El uso de drogas inyectables y el compartimiento de agujas en piercings y tatuajes son muy comunes entre esta franja etaria6,7. Los jóvenes entre 13 a 19 años tienen una buena capacidad física, pero aún no desarrollaron su aspecto psicosexual, son emocionalmente inexpertos y pueden estar pasando por el período más desafiador de sus vidas, una vez que los cambios físicos y el desarrollo mental no están en equilibrio. Adaptaciones relacionadas al desarrollo necesitan ser consideradas, nuevas habilidades aprendidas, y planes necesitan ser hechos para el futuro. Durante la juventud, las convicciones y prácticas de salud son establecidas y se extenderán por toda la vida adulta8. Riesgos y comportamientos de riesgo pueden comprometer la salud y bienestar para el resto de sus vidas. Sin el tratamiento adecuado, el diagnóstico de una enfermedad potencialmente debilitante durante la adolescencia puede comprometer a autoeficacia del individuo, sus futuras prácticas de salud y su sentimiento de bienestar9. En 2016, un estudio exploratorio fue realizado incluyendo entrevistas con 125 jóvenes encarcelados (de 18 a 24 años) viviendo con HCV, seguido por otras entrevistas más profundas sobre sus vidas, con un pequeño muestreo para identificar actitudes, convicciones y comportamientos relacionados a sus infecciones por HCV. Atención especial fue dada a las barreras al tratamiento de la HCV y servicio en un contexto prisional10. El objetivo original de este estudio fue desarrollar un Plan Estratégico y Operacional para la realización de test más amplios para diagnosticar la HCV. Lo que quedó claro como resultado de las entrevistas fue que el test y tratamiento de la HCV es raro entre hombres encarcelados, y la cuestión más importante no era el desarrollo de un Plan Estratégico, pues los costos del tratamiento amplio eran muchas veces prohibitivos, y sí comprender las prácticas de servicio médico subsiguientes y la autoeficacia percibida posterior al diagnóstico positivo. Es sabido que las personas encarceladas son uno de los grupos de población de alto riesgo para HCV, el número de infecciones por HCV en las cárceles y prisiones es superior al de HIV. El compartimiento de agujas para tatuajes y piercings, automutilaciones e incisiones, y uso de drogas inyectables son actividades comunes en el contexto correccional.

La provisión de servicios médicos básicos y servicio médico no es dispuesto fácilmente a todos los presos y varía mucho de acuerdo con la instituición11. La prueba de la HCV no es realizada rutinariamente, solo cuando actividades de alto riesgo o síntomas clínicos son identificados. La prueba de la HCV en instituciones carcelarias inevitablemente lleva a la identificación de más casos, que pueden o no llevar a su tratamiento. Tratamientos iniciados antes de la encarcelación pueden o no continuar, y el tratamiento casi nunca será iniciado si el individuo tiene expectativa de ser liberado dentro de tres meses. Los recursos para suministrar tratamiento de HCV en contextos carcelarios varían mucho y el test puede ser realizado, pero el tratamiento no será abordado a menos que sea identificada enfermedad hepática en fase tardía.

La falta de intervención y tratamiento precoz para la HCV en adolescentes y jóvenes encarcelados puede influenciar la duración de prácticas médicas subsiguientes. Para testear e identificar una enfermedad con potencial de riesgo de muerte en la adolescencia y después no tratarla debido al alto costo del tratamiento, o porque ésta "puede" desaparecer naturalmente con el tiempo, o incluso porque es "muy temprano" en el proceso de la enfermedad, puede dar al joven encarcelado, sin derechos, un mensaje confuso y dudoso. Pasa un mensaje de que su salud no es importante cuando se compara con grupos de otras franjas etarias o jóvenes de clases más altas, y /o que su condición de salud no es una preocupación inmediata3.  Los defensores de los adolescentes con diagnóstico de HCV positivo y jóvenes encarcelados viviendo con HCV deben realizar movimientos a nivel local, nacional e internacional para motivar a los formuladores de políticas el apoyo a una agenda de salud que suministre servicio y tratamiento inmediato a los adolescentes con HCV12.

NOTA

El Estudio recibió recursos para Pesquisa Inicial del Gilead Medical Sciences.


REFERENCIAS

1. Makara, M. (2016, November 11). New Combination Therapy Could Cure Hepatitis C with Only 4 Weeks of Treatment. Presentation at American Association for the Study of Liver Diseases, Boston.

2. Saca, C. (2016, November 11). HCV Treatment: Epclusa. Lecture presented at CHJ Staff Meeting in Stan Price Reentry Center, Los Angeles.

3. IMS Institute for Healthcare Informatics. (2016). Comparison of Hepatitis C Treatment Costs: Estimates of Net Prices and Usage in the US and Other Major Markets.

4. Gilead. (2015). Chronic Hepatitis C Treatment Expansion: Generic Manufacturing for Developing Countries.

5. New York Department of Health. (2016). The Changing Face of the Hepatitis C Epidemic.

6. Centers for Disease Control and Prevention . (2011). Hepatitis C virus infection among adolescents and youth adults-Massachusetts, 2002-2009. Morbidity and Mortality Weekly Report,60(17), 537-541.

7. National Alliance of State & Territorial AIDS Directors. (2014). Hepatitis C and Young People who Inject Drugs.

8. Lerner, R. M., Bowers, E. P., Geldhof, G. J., Gestsdóttir, S., & Desouza, L. (2012). Promoting positive youth development in the face of contextual changes and challenges: The roles of individual strengths and ecological assets. New Directions for Youth Development,2012(135), 119-128.

9. Kalmakis, K. A., & Chandler, G. E. (2015). Health consequences of adverse childhood experiences: A systematic review. Journal of the American Association of Nurse Practitioners,27(8), 457-465.

10. Luna, C. (2017, March 17). HCV Testing and Treatment for Incarcerated Adolescent and Young Adult Populations. Presentation at Academic & Health Policy Conference on Correctional Health, Atlanta, Georgia.

11. Beckman, A. (2016). New Hepatitis C Drugs Are Very Costly And Unavailable To Many State Prisoners. Health Affairs, 35(10), 1893-1901.

12. Luna, C. (2016, October 22-26). HCV Testing in Jails and Prisons. Presentation at National Conference on Correctional Health Care, Las Vegas, Nevada.
adolescencia adolescencia adolescencia
GN1 © 2004-2018 Revista Adolescência e Saúde. Fone: (21) 2868-8456 / 2868-8457
Núcleo de Estudos da Saúde do Adolescente - NESA - UERJ
Boulevard 28 de Setembro, 109 - Fundos - Pavilhão Floriano Stoffel - Vila Isabel, Rio de Janeiro, RJ. CEP: 20551-030.
E-mail: revista@adolescenciaesaude.com