Revista Adolescência e Saúde

Revista Oficial do Núcleo de Estudos da Saúde do Adolescente / UERJ

NESA Publicação oficial
ISSN: 2177-5281 (Online)

Vol. 14 nº 4 - Oct/Dic - 2017

Artículo Original Imprimir 

Páginas 77 a 84


Evaluación de las presiones respiratorias máximas y función pulmonar en adolescentes con deficiencia visual

Assessment of maximal respiratory pressures and pulmonary function in visually impaired adolescents

Avaliação das pressões respiratórias máximas e função pulmonar em adolescentes com deficiência visual

Autores: Regina Kátia Cerqueira Ribeiro1; Maria de Fátima Bazhuni Pombo March2; Clemax Couto Sant'Anna3

1. Maestría Profesional en Salud Materno Infantil por la Universidad Federal Fluminense (UFF). Niterói, RJ, Brasil. Profesora y Coordinadora de Orientación y Movilidad del Instituto Benjamin Constant (IBC). Rio de Janeiro, RJ, Brasil
2. Doctorado en Medicina por la Universidad Federal de Rio de Janeiro (UFRJ). Rio de Janeiro, RJ, Brasil. Profesora Asociada de la Universidad Federal Fluminense (UFF). Niterói, RJ, Brasil. Profesora Asociada de la Universidad Federal del Rio de Janeiro (UFRJ). Rio de Janeiro, RJ, Brasil
3. Doctorado en Medicina. Miembro de la Red Brasileña de Pesquisa en Tuberculosis (REDE-TB). Profesor Asociado de la Universidad Federal del Rio de Janeiro (UFRJ). Rio de Janeiro, RJ, Brasil

Correspondência:
Regina Kátia Cerqueira Ribeiro
Rua Visconde Silva 140 aptº 504, Humaita
Rio de Janeiro, RJ, Brasil. CEP:22271-044
rkcerqueira@gmail.com

PDF Portugués      


Scielo

Medline

Como citar este artículo

Palabra Clave: Personas con deficiencia visual, músculos respiratorios, adolescente.
Keywords: Visually impaired persons, respiratory muscles, adolescent.
Descritores: Pessoas com deficiência visual, músculos respiratórios, adolescente.

Resumen:
OBJETIVO: Describir la fuerza muscular respiratoria (FMR) y la función pulmonar de adolescentes deficientes visuales (ciegos y con baja visión) con edades entre 12 y 19 años.
MÉTODOS: Se trata de un estudio observacional, transversal y descriptivo. Fue realizada espirometría y medidas de presiones inspiratorias máximas (PImáx) y presiones expirativas máximas (PEmáx) con la ayuda de manovacuometría digital. El índice de masa corporal (IMC) fue calculado por la ecuación de Quetelet. La comparación de las variables entre niños y niñas fue hecha por el test de Mann-Whitney para datos numéricos y por el test de c2 para os categóricos, con criterio de significancia de p <0,05.
RESULTADOS: Fueron evaluados 77 alumnos, con promedio de edad de 16 años, siendo 39 (50,65%) del sexo masculino. La mediana de PImáx fue 94 cmH2O y de PEmáx 95 cmH2O; CVF 2,82 litros, VEF1 2,77 litros y VEF1/CVF 0,997 litros. Los niños tuvieron valores significativamente mayores en relación a las niñas en las variables: peso, altura, PImáx y PEmáx.
CONCLUSIÓN: Los alumnos con deficiencia visual presentaron FMR y valores espirométricos menores que los valores predichos, no obstante, no caracterizando disturbios respiratorios.

Abstract:
OBJECTIVE: Describe the respiratory muscle strength (RMS) and pulmonary function in visually impaired adolescents between 12 and 19 years old.
METHODS: This was an observational, cross-sectional and descriptive study. Were conducted spirometry tests and evaluations of maximum inspiratory pressure (MIP) and maximum expiratory pressure (MEP) with the aid of a digital manometer. The body mass index (BMI) was calculated by the equation Quetelet. The comparison of variables between boys and girls were made by Mann-Whitney test for numerical data and the χ2 test for categorical, with p significance criterion < 0.05.
RESULTS: A total of 77 students, with a median age of 16 years, where 39 (50.65%) were male. The median MIP = 94 cmH2O and the median MEP =95 cmH2O ; CVF 2,82 liters, VEF1 2,77 liters e VEF1/ CVF 0,997 liters. Boys had significantly higher values compared to girls in the variables: weight, height, MIP and MEP.
CONCLUSION: Students with visual impairments showed lower FMR and spirometric values than the predicted values, but not characterizing respiratory disorders.

Resumo:
OBJETIVO: Descrever a força muscular respiratória (FMR) e a função pulmonar de adolescentes deficientes visuais (cegos e com baixa visão) com idades entre 12 e 19 anos.
MÉTODOS: Trata-se de um estudo observacional, transversal e descritivo. Foi realizada espirometria e medidas de pressões inspiratórias máximas (PImáx) e pressões expiratórias máximas (PEmáx) com a ajuda de manovacuometria digital. O índice de massa corporal (IMC) foi calculado pela equação de Quetelet. A comparação das variáveis entre meninos e meninas foi feita pelo teste de Mann-Whitney para dados numéricos e pelo teste de χ2 para os categóricos, com critério de significância de p <0,05.
RESULTADOS: Foram avaliados 77 alunos, com mediana de idade de 16 anos, sendo 39 (50,65%) do sexo masculino. A mediana de PImáx foi 94 cmH2O e de PEmáx 95 cmH2O; CVF 2,82 litros, VEF1 2,77 litros e VEF1/CVF 0,997 litros. Os meninos tiveram valores significativamente maiores em relação às meninas nas variáveis: peso, altura, PImáx e PEmáx.
CONCLUSÃO: Os alunos com deficiência visual apresentaram FMR e valores espirométricos menores do que os valores preditos, porém não caracterizando distúrbios respiratórios.

INTRODUCCIÓN

Para Faye y Barraga1, deficientes visuales son individuos con ceguera o con baja visión. Los educandos ciegos presentan ausencia total de visión, pudiendo tener percepción de luz, sin embargo utilizan el Sistema Braille en el proceso de enseñanza y aprendizaje. Los alumnos con baja visión presentan condiciones de indicar proyección desde luz hasta el grado en el que la reducción de su acuidad visual limita su desempeño. Los grados de visión abarcan: la acuidad visual, a binocularidad y el campo visual2.

Deficientes visuales por no tienen informaciones actualizadas a respeto de la posición de los segmentos del cuerpo con relación a ellos mismos y al ambiente pueden sufrir alteraciones músculo-esqueléticas tales como: hipercifosis, escoliosis estructurada, flojedad ligamentaria de rodillas, postura indebida de cabeza, asimetría de hombros, alteración escapular y alteraciones en la columna vertebral. Los deficientes visuales congénitos son aún acometidos de asimetrías corporales con relación a la protrusión de la cabeza y simetría de rodilla, indicando una forma postural compensatoria a ausencia de visión3.

Algunos músculos del sistema respiratorio están insertos en las vértebras lumbares y cervicales y en las costillas. Posturas inadecuadas pueden interferir en el proceso ventilatorio, tensionando músculos y ligamentos y aún pueden generar alteraciones en las articulaciones de la columna y, consecuentemente, en la respiración. Las personas ciegas presentan cinco veces más alteraciones en el control postural y escoliosis comparados con individuos que ven4.

La fuerza muscular respiratoria (FMR) fue definida por Shaffer, Wolfson y Bhutani5 como siendo la presión máxima generada por la contracción de los músculos respiratorios y medidas al nivel de la boca. La FMR es estimada por las presiones inspiratoria máxima (PImáx) y expiratoria máxima (PEmáx), respectivamente. Para medir la PImax y PEmax, ha sido empleado el método de evaluación presórico, por medio de un instrumento llamado manovacuómetro, introducido en 1969 por Black y Hyatt6. Ese aparato puede ser del tipo analógico o digital, teniendo como finalidad medir presiones positivas (manómetro) y presiones negativas (vacuómetro), en los valores son dados en escala de cmH2O.

La evaluación de la función pulmonar es bastante utilizada en centros de pesquisa y de diagnóstico. Envuelve medidas de oxigenación arterial, volúmenes pulmonares, transporte de gases y ventilación. Esa evaluación es hecha, en general, por la espirometría, que ofrece subsidios para caracterización de disturbios respiratorios.

La literatura apunta que la edad es un predictivo negativo para función pulmonar, siendo así, tenemos por objetivo conocer la función pulmonar y la FMR de adolescentes con deficiencia visual, con la idea de aportar con medidas preventivas para que esa disminución no sea más significativa del que a que ocurre con el aumento de la edad. Se resalta que no fueron encontrados trabajos que relacionen medida de la FMR y función pulmonar en personas con deficiencia visual.


MÉTODOS

Se trata de estudio observacional, transversal, descriptivo, que fue desarrollado en el Instituto Benjamin Constant (IBC), en Rio de Janeiro, que atiende a una clientela variada con diversa enfermedades visuales que ocasionan ceguera y baja visión. La recolección de datos fue realizada en el período de octubre a diciembre de 2014. El proyecto fue aprobado por el Comité de ética de la Universidad Federal Fluminense/HU, bajo el número CAAE 33733714.5.0000.5243.

Fueron incluidos alumnos ciegos y de baja visión que frecuentaban solamente las clases de educación física en el IBC y también alumnos que además de la educación física participaban de proyectos deportivos ofrecidos por el IBC en el contra turno escolar. Fue rellenado un formulario clínico elaborado por el equipo, dirigido por el cuestionario estandarizado (ATS-DLD-78-C)7, para verificación de la enfermedad de base para agruparlas de acuerdo con diagnóstico anatómico y clasificación oftalmológica. Los alumnos que presentaban alguna restricción clínica para realización de los exámenes, tales como: fiebre, tontura, disnea, tos, cefalalgia y resfriado en el momento de la evaluación fueron excluidos. Todavía en este formulario, había el cuestionamiento al alumno para verificación de enfermedades respiratorias como bronquitis, rinitis y sinusitis.

Las medidas de PImáx y PEmáx fueron hechas con manovacuómetro digital MVD 300® (GlobalMed, Rs, Brasil). La medida de la FMR fue colectada con los alumnos sentados, utilizando clip nasal para evitar vaciamiento de aire por la nariz. Para la evaluación de la PImáx fue pedido que realizaran un esfuerzo inspiratorio máximo desde el volumen residual y para PEmáx fueron orientados a realizar un esfuerzo expiratorio máximo desde la capacidad pulmonar total.

Los alumnos hicieron por lo menos tres repeticiones, técnicamente satisfactorias, o sea, sin vaciamiento de aire, con duración de por lo menos 1 segundo, con intervalo de reposo de un minuto entre cada evaluación y fue aprovechado el resultado de mayor valor. Para el cálculo de los valores predichos de las PRM, fue utilizada la ecuación propuesta por Neder8 para individuos saludables y sin deficiencia visual de acuerdo con la franja etaria y el género.

Los test de función pulmonar fueron hechos a través de espirometría, con los evaluados sentados y con clip nasal. La ecuación utilizada para comparación de los evaluados y lo predictivo fue la de Pereira9, siendo adoptado como criterio de normalidad valores arriba del 80% para las medidas (CVF, VEF1) y arriba del 70% para relación (VEF1/CVF) del valor predictivo. Se empleó el espirómetro de la marca Micro Medical Limited, Micro Plus Model MS03®. Los procedimientos fueron realizados de acuerdo con los criterios de la American Thoracic Society10. El índice de masa corporal (IMC) fue calculado por la ecuación de Quetelet: IMC= masa corporal (KG) / estatura (m2) Seidell (2000) citado por Petroski11.

Los resultados fueron presentados en tablas y expresados por la mediana e intervalo intercuartílico (Q1 y Q3) mínimo y máximo para datos numéricos, y frecuencia (n) y porcentaje (%) para datos categóricos. El análisis inferencial fue compuesto por los siguientes métodos: la comparación de las variables clínicas, de la manovacuometría y de la espirometría entre los niños y niñas fue evaluada por la prueba de Mann-Whitney para datos numéricos y por el test de χ2 para datos categóricos. Fueron aplicados métodos no paramétricos, pues las variables no presentaron distribución normal (Gaussiana), debido al rechazo de la hipótesis de normalidad de la prueba de Shapiro-Wilks en la muestra total y/o en los subgrupos. Se adoptó el nivel de significancia del 5% y el análisis estadístico fue procesado por el software estadístico SAS® System, versión 6.11 (SAS Institute).


RESULTADOS

Fueron evaluados 86 alumnos con edades entre 12 y 19 años matriculados en 2014 en la enseñanza fundamental. De esos, nueve fueron excluidos por poseer, además de deficiencia visual, otra deficiencia asociada y no haber comprendido el examen. La muestra final fue constituida por 77 alumnos, siendo 39 del sexo masculino y 38 del sexo femenino. De los participantes, 34 alumnos eran ciegos y 43 con baja visión.

La tabla 1 presenta las variables categóricas del grado de escolaridad, estado nutricional, práctica de deportes y clasificación oftalmológica, según el sexo de los 77 alumnos deficientes visuales. No hubo diferencia relevante en la variable del grado de escolaridad entre los sexos, pues todos estaban básicamente en las mismas series. Hubo diferencia significante en el estado nutricional, donde los niños tendieron al sobrepeso. No hubo diferencia estadística significante en las variables de práctica de deportes y clasificación oftalmológica.




La tabla 2 describe las medidas de FMR y de espirometría de los alumnos. Alumnos con deficiencia visual lograron valores inferiores de PImáx (78,5% del predictivo) y de PEmáx (81,6% del predictivo) y de función pulmonar. Los niños tuvieron valores significativamente mayores con relación a las niñas en las siguientes variables: peso, altura, PImáx cmH2O, PEmáx cmH2O, observados en la tabla 3. Los alumnos con baja visión presentaron todas las variables respiratorias mayores comparados con los alumnos ciegos (Tabla 4).








DISCUSIÓN

Encontramos en nuestra casuística valores abajo de la normalidad de PImáx y PEmáx sin que haya habido disturbios respiratorios identificados por la espirometría. Nuestros resultados demostraron que los valores de PImáx y PEmáx en el sexo femenino fueron menores que en el sexo masculino. Quizá por el hecho de que las niñas tendieron a indicar más enfermedades respiratorias que los niños.

No localizamos en la literatura estudios que investigaran la FMR de personas con deficiencia visual. Según la revisión bibliográfica de Freitas et al.12 publicada en 2011, no fueron encontrados artículos con valores de normalidad para PRM en niños y adolescentes brasileños. En 2013 Mendes et al.13 publicaron un artículo con ecuaciones predictivas de PImáx y PEmáx para adolescentes brasileños, sin embargo en su ecuación para PEmáx los autores utilizaron como variable solamente el sexo, no tomando en consideración la edad, diferentemente de Neder et al.8. Así, hallamos más adecuado utilizar estos últimos autores para el cálculo de los valores predictivos de las PRM de nuestra muestra.

En nuestro estudio, los alumnos con IMC más alto mostraron FMR también más elevada, aunque no significativamente mayor. Se cree que haya relación directa entre IMC y FMR. Al correlacionar a FMR con las variables antropométricas de mujeres eutróficas y obesas, autores concluyeron que éstas presentan mayor FMR comparadas a las eutróficas, ya sea por la adaptación a la obesidad, por la diferencia de fibras musculares o, inclusive, por el recargo impuesto al músculo diafragma para su funcionamiento14.

Alumnos del sexo masculino presentaron valores significativamente mayores de IMC que el sexo femenino. Vale resaltar que, así como otros autores, utilizamos apenas el IMC para clasificación de obesidad. Domingos-Benício et al.15 alertan sin embargo, que el IMC no es indicador específico para grasa, pues el individuo obeso debía ser sometido a evaluaciones más adecuadas, como porcentaje y distribución de la grasa corporal.

Los alumnos con alguna enfermedad respiratoria, aunque presentaran todas las variables inferiores a los demás, mostraron diferencia significativa apenas en PImáx. Quizá, por sus posturas inadecuadas y debido al estrés, haya habido disminución en la largura de los músculos respiratorios, que se tornaron poco eficaces con baja capacidad contráctil y, por consiguiente, la disminución de PImáx. Desde estudios realizados por Souchard16, presentamos la hipótesis de la fragilidad muscular de nuestra muestra. Este autor mostró que las principales causas de acortamiento de la musculatura inspiratoria son: agresiones neuropsíquicas (estrés), aumento del volumen de la masa visceral, postura inadecuada y enfermedades respiratorias. Aunque en nuestro estudio no hayamos realizado ningún tipo de evaluación postural, ni aplicado protocolo de verificación de estrés.

No fue observada diferencia significativa entre los subgrupos de alumnos que participan solamente de las clases de educación física del IBC y alumnos que participan de las clases de educación física y de Proyectos Deportivos ofrecidos dos veces por semana. Sin embargo, en todas las variables evaluadas, los alumnos que practican actividades deportivas presentaron valores mayores. Estudios muestran que la mayoría de los adolescentes no practica actividad física de moderada a intensa por lo menos una hora por día, pues las actividades a ellos ofrecidas son de baja intensidad, frecuencia y duración. Siendo así, no alcanzan las adaptaciones y efectos benéficos a la salud ofrecidos por el ejercicio físico17. Los alumnos por nosotros evaluados, tampoco practicaban actividades físicas en cantidad e intensidad adecuadas para promover diferencia significativa en su acondicionamiento físico. Cabe recordar que para una persona con deficiencia visual, así como para cualquier individuo, la práctica de actividad física presenta beneficios no solo para el cuerpo, sino también para la mente, promoviendo integración social, previendo el aislamiento psicológico/social y aportando para la mejoría de la autoimagen y autoconfianza, lo que amplía las posibilidades de inclusión social. Las actividades físicas en grupo son muy importantes para las personas con deficiencia visual, pues ese cambio de experiencias forma conexiones emocionales con interacciones sociales positivas entre ellos18. Es importante que los familiares y profesores incentiven la participación de actividades físicas extracurriculares, pues aportan para mejoría de habilidades sociales. Santos et al19 observaron que la participación en clases de educación física por alumnos que divisan también reduce el aislamiento social.

En el análisis de las variables respiratorias, los alumnos con baja visión presentaron todas las variables respiratorias en porcentuales superiores a los alumnos ciegos. Estos resultados sugieren que tal diferencia pueda ocurrir por la compensación postural mayor de la persona ciega que, al trasladarse, necesita de más atención para encontrar los informes y pistas memorizadas. Así, tales personas pueden mostrarse más tensas e inseguras con relación a los movimientos del cuerpo en los diverso ambientes. En artículo sobre alteraciones posturales en deficientes visuales, fue observado que individuos con ceguera, por tener mayores alteraciones posturales comparados a individuos con baja visión, adoptan postura compensatoria, causando aumento de la cifosis torácica, cabeza anteriorizada, protrusión de cintura escapular y anteversión pélvica para hila del centro de gravidad20.

Normalmente, con el aumento de la edad, hay reducción significativa de la FMR. Como la postura influencia en la musculatura respiratoria, es importante que se tenga una atención mayor a las posturas de las personas con deficiencia visual, evitando, así, que este déficit aumente más de lo que acontecería fisiológicamente, propiciando mejora en su estándar de vida.

Consideramos que es importante que el niño con deficiencia visual sea estimulado precozmente a actividades mottices dirigidas por profesionales para prevención de esos desfases respiratorios y posturales. Evaluaciones periódicas de su FMR aportarían para monitorear las condiciones del aparato respiratorio. Esas evaluaciones podrían auxiliar en la orientación de medidas preventivas con trabajos específicos para esa musculatura en las clases de educación física o en servicios especializados e individuales con profesionales del área de salud.


NOTA DE AGRADECIMIENTOS

Dirección del Instituto Benjamin Constant, a las fisioterapeutas Paisana Helena Medeiros Cézar de Oliveira Rodrigues, Gabriela Fernandes y Carla Peixoto Venía de Souza que auxiliaron en la colecta de los datos.


REFERENCIAS

1. Faye E, Barraga NC. The low vision patient. [S.l.]: Grune e Stratton; 1985.

2. Munster MAV, Almeida JJG. Atividade física e deficiência visual. In: Gorgatti, MG, Costa RF. Atividade física adaptada: qualidade de vida para pessoas com necessidades especiais. São Paulo: Manole, 2005.

3. Sanchez HM, Barreto RR, Baraúna MA, Canto RST, Morais EGM. Avaliação postural de indivíduos portadores de deficiência visual através da biofotogrametria computadorizada. Fisioter Mov 2008; 21(2): 11-20.

4. Catanzariti JF, Salomez E, Bruandet JM, Thevenon A. Visual deficiency and scoliosis. Spine 2001; 26(1):48-52.

5. Shaffer TH, Wolfson MR, Bhutani VK. Respiratory muscle function assessment and training. Phys Ther 1981; 61(12): 1711-23.

6. Black LF, Hyatt, RE. Maximal respiratory pressures: normal values and relationship to age and sex. Am Rev Respir Dis 1969; 99(5): 696-702.

7. Ferris BG. Epidemiology Standardization Project: American Thoracic Society. Am Rev Respir Dis 1978; 118(6): 1-120.

8. Neder JA, Andreoni S, Lerario MC, Nery LE. Reference values for lung function tests II. Maximal respiratory pressures and voluntary ventilation. Braz J Med Biol Res 1999; 32(6): 719-727.

9. Pereira CAC. Espirometria. J Pneumol 2002; 28(Supl 3): 1-80.

10. American Thoracic Society. Task force: standardization of lung function testing. Eur Respir J 2005; 26: 319-338.

11. Petroski EL. Antropometria: técnicas e padronizações. 3. ed. rev. e ampl. Blumenal: Nova Letra; 2007.

12. Freitas DA., et al. Equações preditivas e valores de normalidade para PRM na infância e adolescência. Rev Paul Pediatr 2011; 29(4): 656-62.

13. Mendes REF., et al. Prediction equations for maximal respiratory pressures of Brazilian adolescents. Braz J Phys Ther 2013; 17(3): 218-226.

14. Costa D, Gonçalves H A, Lima L P, Ike D, Cancelliero K M, Montebelo MIL. Novos valores de referência para pressões respiratórias máximas na população brasileira. J bras pneumol 2010; 36(3): 306-312.

15. Domingos-Benício N C, Gastaldi AC, Perecin J C, Avena K M, Guimarães RC, Sologuren M JJ et al. Medidas espirométricas em pessoas eutróficas e obesas nas posições ortostática, sentada e deitada. Rev Assoc Med Bras 2004; 50(2): 142-147.

16. Souchard PE. Reeducação postura global: método campo fechado. São Paulo: Ícone; 1987.

17. Santos SJ, Hardman CM, Barros SS, Santos CF, Barros MV. Association between physical activity, participation in Physical Education classes, and social isolation in adolescents. J Pediatr 2015; 91(6): 543-50.

18. Goodwin DL, Lieberman LJ, Johnston K, Leo J. Connecting through summer camp: Youth with visual impairments find a sense of community. Adapt Phys Activ Q 2011; 28(1): 40-55.

19. Santos MS, Hino AAF, Reis RS, Rodriguez-Añez CR. Prevalência de barreiras para a prática de atividade física em adolescentes. Rev bras epidemiol 2010; 13(1): 94-104.

20. Mascarenhas CHM, Sampaio LS, Reis LA, Oliveira TS. Alterações posturais em deficientes visuais no município de Jequié/BA. Rev Espaço Saúde 2009; 11(1): 1-7.
adolescencia adolescencia adolescencia
GN1 © 2004-2018 Revista Adolescência e Saúde. Fone: (21) 2868-8456 / 2868-8457
Núcleo de Estudos da Saúde do Adolescente - NESA - UERJ
Boulevard 28 de Setembro, 109 - Fundos - Pavilhão Floriano Stoffel - Vila Isabel, Rio de Janeiro, RJ.
E-mail: revista@adolescenciaesaude.com