Revista Adolescência e Saúde

Revista Oficial do Núcleo de Estudos da Saúde do Adolescente / UERJ

NESA Publicação oficial
ISSN: 2177-5281 (Online)

Vol. 15 nº 1 - Ene/Mar - 2018

Artículo Original Imprimir 

Páginas 7 a 17


Conocimiento sobre las infecciones sexualmente transmisibles por estudiantes adolescentes de escuelas públicas

Knowledge about the sexually transmitted infections by adolescents students of public schools

Conhecimento sobre as infecções sexualmente transmissíveis por estudantes adolescentes de escolas públicas

Autores: Oliveira Carvalho1; Raydelane Grailea Silva Pinto2; Márcia Sousa Santos3

1. Graduación en Enfermería por la Facultad de Ciencias y Tecnología de Maranhão (FACEMA). Caxias, MA, Brasil
2. Post graduada en Fisioterapia Traumato-Ortopedia y Deportiva por la Facultad Einstein (FACEI). Post graduanda en Gestión en Salud por la Universidad Federal de Maranhão (UFMA). Graduación en Fisioterapia por la Facultad de Ciencias y Tecnología de Maranhão (FACEMA). Preceptora en la Residencia Multiprofesional en Salud de la Familia de la Universidad Estadual de Maranhão (UEMA). Caxias, MA, Brasil
3. Máster en Salud de la Familia por el Centro Universitario UNINOVAFAPI (UNINOVAFAPI). Enfermera de la Secretaría Municipal de Salud de Caxias. Profesora en la Facultad de Ciencias y Tecnología de Maranhão (FACEMA) y Directora de la Maternidad Carmosina Coutinho. Caxias, MA, Brasil

Correspondência:
Gardenia Raquel de Oliveira Carvalho
Rua Manoel Gonçalves, 1385
Centro. Caxias, MA, Brasil, CEP: 65600-110
(graqueloc@gmail.com)

PDF Portugués      


Scielo

Medline

Como citar este artículo

Palabra Clave: Enfermedades sexualmente transmisibles, adolescente, conocimiento, vulnerabilidad en salud.
Keywords: Sexually transmitted diseases, adolescent, knowledge, health vulnerability.
Descritores: Doenças sexualmente transmissíveis, adolescente, conhecimento, vulnerabilidade em saúde.

Resumen:
OBJETIVO: Verificar el conocimiento sobre las Infecciones Sexualmente Transmisibles (IST) y los factores asociados a ellas por adolescentes estudiantes de escuelas públicas del municipio de Caxias - MA.
MÉTODOS: Estudio descriptivo, exploratorio, con abordaje cuantitativo, realizado con 195 adolescentes de escuelas públicas del municipio de Caxias - MA. Fue utilizado un cuestionario estructurado compuesto por preguntas cerradas, conteniendo informaciones sobre los datos sociodemográficos de los adolescentes y los conocimientos con relación a la transmisión y prevención de IST. Los datos fueron analizados a través del software estadístico Stata® versión 14.0, considerando una significancia del 5%.
RESULTADOS: De los 195 adolescentes que participaron de la pesquisa, 108 (55,4%) pertenecían al sexo femenino. La prevalencia del conocimiento general sobre las IST entre los adolescentes fue del 87,7%, donde 99 (57,9%) eran del sexo femenino, con diferencia estadísticamente significante con relación al sexo masculino (P<0,0001).
CONCLUSIÓN: Este estudio dejó evidente un significante conocimiento de los adolescentes acerca de las IST, mientras, 24% demuestran posiciones contrarias a de que compañeros portadores de IST/SIDA continúen frecuentando la escuela.

Abstract:
OBJECTIVE: Verify the knowledge about the Sexually Transmitted Infections (STI) and associated factors by adolescents from public schools in the Caxias municipality -MA.
METHODS: Descriptive, exploratory study with a quantitative approach, applied to 195 adolescents from public schools in the Caxias municipality - MA. It was used a structured questionnaire composed by closed questions containing sociodemographic data of the adolescents and the knowledge about transmission and prevention of STI. Data were analyzed using statistical software Stata® version 14.0, considering a significance of 5%.
RESULTS: Of the 195 adolescents who participated of this study, 108 (55.4%) were female. The prevalence of general knowledge about STI among the adolescents was 87.7%, of which 99 (57.9%) were female, with a statistically significant difference in relation to males (P<0,0001).
CONCLUSION: This study showed a significant knowledge of adolescents about STIs, however, 24% of them are opposed to colleagues with STI/AIDS attending school.

Resumo:
OBJETIVO: Verificar o conhecimento sobre as Infecções Sexualmente Transmissíveis (IST) e os fatores associados a elas por adolescentes estudantes de escolas públicas do município de Caxias - MA.
MÉTODOS: Estudo descritivo, exploratório, com abordagem quantitativa, realizado com 195 adolescentes de escolas públicas do município de Caxias - MA. Foi utilizado um questionário estruturado composto por perguntas fechadas, contendo informações sobre os dados sociodemográficos dos adolescentes e os conhecimentos a respeito da transmissão e prevenção de IST. Os dados foram analisados através do software estatístico Stata® versão 14.0, considerando uma significância de 5%.
RESULTADOS: Dos 195 adolescentes que participaram da pesquisa, 108 (55,4%) pertenciam ao sexo feminino. A prevalência do conhecimento geral sobre as IST entre os adolescentes foi de 87,7%, onde 99 (57,9%) eram do sexo feminino, com diferença estatisticamente significante em relação ao sexo masculino (P<0,0001).
CONCLUSÃO: Este estudo evidenciou um significante conhecimento dos adolescentes acerca das IST, entretanto, 24% demonstram posicionamentos contrários à colegas portadores de IST/AIDS continuarem frequentando a escola.

INTRODUCCIÓN

La Organización Mundial de Salud (OMS) caracteriza la adolescencia como el período entre 10 a 19 años, distinguiendo, aún, la adolescencia inicial entre 10 a 14 años y la adolescencia final entre 15 a 25 años. Ese período de la vida se define desde las características sexuales secundarias, del desarrollo de procesos psicológicos y de estándares de identificación que evolucionan de fase infantil para la adulta a través de la transición de un estado para otro de relativa autonomía1.

Las transformaciones de la pubertad son características que surgen en las relaciones sociales e inclusive de transformaciones biológicas y fisiológicas, consecuentes de significados atribuidos por los adultos y por la sociedad. Esta fase no puede ser considerada apenas una simple franja etaria, pues se trata de la transición hacia la vida adulta y, por lo tanto, es permeada por decisiones biológicas, sociales y principalmente, psicológicas, siendo una constante búsqueda para encontrar su real personalidad, manifestando comportamiento negligente con el cuidado de la salud, mostrándose como un grupo vulnerable2,3. La vulnerabilidad se caracteriza por un conjunto de factores de naturaleza biológica, epidemiológica, social y cultural, que aumenta o reduce el riesgo y/o la protección de una persona por circunstancia de una determinada enfermedad4.

Entre estos riesgos, las enfermedades provenientes de infecciones sexualmente transmisibles (IST) han sido un fenómeno global, presentándose en la actualidad como uno de los más importantes problemas de salud pública. En la adolescencia, la no adhesión a medidas de prevención para IST, asociada al inicio precoz de la vida sexual, tornan esta población más susceptible a estas infecciones. El principal método de prevención de las IST es el preservativo. Éste es de fácil adquisición y disposición gratuita por los servicios de salud brasileña, mientras hay frecuentemente una resistencia para adoptarlo en las prácticas sexuales debido a la aversión a su uso, confianza en el compañero, falta de conocimiento sobre su finalidad y beneficio, etc5.

En esa perspectiva, el objetivo de esta pesquisa fue verificar el conocimiento sobre las Infecciones Sexualmente Transmisibles por adolescentes estudiantes de escuelas públicas del municipio de Caxias - MA.


MÉTODOS

Fue realizado un estudio descriptivo del tipo exploratorio, con abordaje cuantitativo. La población del estudio fue constituida por adolescentes estudiantes de escuelas públicas del municipio de Caxias - MA. La muestra fue por conveniencia compuesta por 195 adolescentes que se encuadraron en los criterios de inclusión para este estudio.

Fueron incluidos adolescentes de ambos sexos matriculados en las escuelas públicas del municipio de Caxias - MA, con edad entre 13 y 19 años. Fueron excluidos los adolescentes matriculados en las escuelas de la zona rural de Caxias - MA; alumnos menores de 18 años cuyos padres o responsables no autorizaron su participación en la pesquisa; alumnos que no aceptaron participar de la pesquisa; los alumnos menores de 13 años, debido a la dificultad en el abordaje sobre sexo en esa franja etaria; los que estaban ausentes en el momento de la aplicación del cuestionario y los alumnos que presentaban alguna deficiencia que incapacitara la realización del estudio.

La colecta de datos ocurrió entre los meses de agosto y octubre de 2016, durante el intervalo de clases de los estudiantes. Inicialmente, fue realizada una exposición de conciencia sobre las Infecciones Sexualmente Transmisibles (IST) y sexo en cuatro escuelas públicas del municipio de Caxias - MA y, posterior e esa etapa, fue realizada la aclaración de los objetivos/justificativa del estudio y la verificación del interés de los mismos en participar de la pesquisa.

Los estudiantes mayores de 18 años que aceptaron participar de la pesquisa firmaron un Término de Consentimiento Libre y Esclarecido - TCLE; en el caso de los menores de 18 años, fue firmado un Término de Asentimiento para Niños y Adolescentes y el TCLE fue firmado por los padres de los mismos.

Posteriormente, éstos respondieron a un cuestionario estructurado compuesto por preguntas cerradas, conteniendo informaciones sobre los datos sociodemográficos de los adolescentes (sexo, edad, raza/color, religión y estado civil) y conocimientos respecto a la transmisión y prevención de IST. Los cuestionarios fueron aplicados en sala de clase bajo supervisión de la pesquisidora.

Los datos fueron organizados y tabulados utilizando el Microsoft Excel versión 2016 para Windows y el análisis estadístico fue hechop por medio del software Stata® versión 14.0 para Windows. El análisis univariado fue realizado a partir de las características sociodemográficas y de comportamiento de los adolescentes, utilizando medidas de frecuencias absolutas y relativas, medias, mediana, intervalos mínimo y máximo (cuartiles) y desvío estándar. Para comparar las medias de edad sobre el conocimiento de las IST e inicio de la vida sexual entre niños y niñas, fue utilizado el test de Mann-Whitney.

Para el análisis bivariado de los datos fue empleado el test Exacto de Fischer para verificar asociaciones entre las características sociodemográficas y el conocimiento sobre las IST (variables dependientes). Para tanto, se consideraron estadísticamente significantes los valores de p ≤ 0,05. El análisis multivariado fue hecha por medio de regresión logística multinominal (RLM), el cual fue utilizado para obtener estimaciones de odds ratio (OR) e intervalos del 95% de confianza (IC95%), ajustados para variables de confusión: sexo, franja etaria, raza/color, religión y estado civil. El análisis fue hecho por la comparación entre adolescentes que no tenían conocimiento sobre las IST (categoría de referencia) y los que conocían. El criterio para la inclusión de variables en el modelo de RLM fue la constatación de asociaciones estadísticamente significantes entre el conocimiento sobre las IST y las variables independientes en el análisis bivariado. En el análisis multivariado, la hipótesis de nulidad fue rechazada cuando el valor fue p<0,05.

La pesquisa respetó los aspectos éticos que envuelven los estudios con seres humanos respaldado en la resolución 466/2012 del Consejo Nacional de Salud, que instituye las normas de pesquisa en salud y aprobadas bajo parecer nº CAAE: 60173816.4.0000.8007.


RESULTADOS

De los 195 adolescentes que participaron de la pesquisa, 108 (55,4%) pertenecían al sexo femenino y 107 (54,9%) presentaban edad entre 16-19 años, con media de 15,8 ± 1,8 años y mediana de 16 años (Q1 14; Q3 17). En cuanto al color/raza, 112 (57,4%) si auto declararon pardos. Con relación a la religión, 96 (49,2%) eran católicos y sobre el estado civil, 152 (77,9%) eran solteros. La franja etaria presentó asociación estadísticamente significante con conocimiento sobre las IST (P=0,001) (Tabla 1).




Acerca del conocimiento general sobre las IST, 171 (87,7%) contestaron conocerlas, de los cuales 99 (57,9%) eran del sexo femenino, con diferencia estadísticamente significante con relación al sexo masculino (P<0,0001). Con relación a las personas vulnerables a las IST, 169 (86,7%) adolescentes contestaron que cualquiera que tenga relación sexual sin uso del preservativo (con compañero fijo o casual) puede contraerlas.

Al ser cuestionados sobre las posibilidades de contraerse otra IST y el virus del SIDA cuando ya se tiene una IST, 113 (57,9%) adolescentes dijeron que esas posibilidades aumentarían. Se puede dejar en evidencia que 177 (90,8%) adolescentes conocían alguna IST, y la mayoría de ellos (75,9%) dijo que el colega portador de IST/SIDA debe continuar frecuentando la escuela. Sobre los métodos de prevención contra las IST, 162 (82,1%) apuntaron al preservativo como el método de prevención más eficaz. Casi la totalidad de los adolescentes (91,8%) dijo que el preservativo debe ser usado en todas las relaciones sexuales (Tabla 2).




Las IST más conocidas por los adolescentes están mostradas en la Figura 1, donde se observó que la mayoría de ellos (73,3%) conocen al HIV/SIDA.



Figura 1. Infecciones Sexualmente Transmisibles (IST) más conocidas por los adolescentes estudiantes de escuelas públicas de Caxias - MA, 2016.



La mayoría de los adolescentes (51,8%) afirmó recibir informaciones sobre las IST en la escuela. Las demás fuentes de informaciones sobre las IST están descritas en la Figura 2.



Figura 2. Fuente de informaciones sobre Infecciones Sexualmente Transmisibles (IST) de los adolescentes estudiantes de escuelas públicas de Caxias - MA, 2016.



La Tabla 3 presenta los resultados del análisis multinominal, donde se verificó asociación estadísticamente significante entre el conocimiento sobre las IST, la franja etaria (P<0,001), el conocimiento de alguna IST (P=0,002), el cuestionamiento sobre el deber del adolescente portador del virus de IST/SIDA continuar yendo a la escuela (P<0,001) y el cuestionamiento sobre el deber de los adolescentes de usar preservativo en todas las relaciones sexuales (P=0,047).




DISCUSIÓN

El conocimiento de los adolescentes sobre las IST, en general, fue bueno (87,7%), destacando que EL 81,5% de éstos tenían conocimientos correctos sobre las IST y las formas de transmisión. Resultado equivalente fue encontrado por Costa et al.5, en que fue verificado que el 81% de los adolescentes entrevistados tenían conocimientos sobre las IST. Otros estudios verificaron prevalencias mayores de conocimientos sobre las IST (96,8%, 94,9% y 91%, respectivamente)6-8.

Las niñas demostraron mayor conocimiento sobre las IST que los niños, con diferencia estadísticamente significativa (P<0,0001), corroborando el estudio de Ángeles et al.9 realizado en Peruíbe - SP, con 207 estudiantes de escuelas públicas, donde verificaron que las niñas mostraron más conocimiento sobre las IST que los niños. Mientras, una pesquisa realizada por Sychareun et al.10 con 483 adolescentes, contraría los hallazgos del presente estudio, donde se verificó que los niños (60,2%) tenían mayor conocimiento sobre las IST, con diferencia estadísticamente significante con relación a las niñas. Esa diferencia con relación al presente estudio puede ser debido al tamaño de la muestra, dos veces mayor, utilizada por autores asiáticos y con diferencias culturales. Con relación a la franja etaria, se observó que los adolescentes con edad entre 16-19 años tenían mayor conocimiento sobre las IST, lo que demuestra que ese nivel de conocimiento aumenta a lo largo de los años.

Con relación a las formas de transmisión de las IST, la mayoría de los adolescentes (86,7%) dijo que cualquiera que tenga una relación sexual sin uso del preservativo (con compañero fijo o casual) puede contraer una IST, mostrando un buen nivel de conocimiento. Estos resultados son semejantes a otros estudos8,9,11, los cuales verificaron que el 91%, 93,8% y 94,7% de los adolescentes, respectivamente, indicaron que cualquiera que haga tenga sexo sin uso del preservativo puede contraer una IST.

Según Oliveira-Campos et al.12, mismo con divulgación en los medios de comunicación e información, los adolescentes y jóvenes aún tienen dudas sobre la prevención de la transmisión de las IST y cierta resistencia al uso del preservativo, tornándose vulnerables y aumentando las incidencias de la enfermedad.

Buena parte de los adolescentes dijo que los colegas portadores de IST/SIDA deben continuar frecuentando la escuela (75,9%), lo que muestra una buena aceptación de los compañeros con los que se encuentran en situación de infección por IST. Ángeles et al.9 también verificaron que los adolescentes concuerdan que el compañero portador de IST/SIDA debe continuar frecuentando la escuela, sin embargo, con una prevalencia mayor de aceptación (81,6%). Aquellos que contestaron negativamente a esa pregunta pueden tener recelo de contagio, probablemente por presentar conocimiento insuficiente sobre las IST y sus formas de transmisión. Sychareun et al.10 verificaron en su estudio que el 40% de los adolescentes creían que pudieron contraer una IST simplemente compartiendo el mismo vaso con un colega infectado.

La mayoría de los adolescentes (83,1%) sabía que el preservativo es el mejor método de prevención contra las IST, lo que puede ser confirmado por estudios prévios5,9,13,14, los cuales indicaron que el 99,3%, 95,2%, 98,8% y 83,5% de los adolescentes, respectivamente, apuntó al preservativo como el método de prevención más efectivo contra las IST. Casi todos los adolescentes (91,8%) afirmaron que el preservativo debe ser usado en todas relaciones sexuales, estando asociado significativamente al conocimiento sobre las IST (P=0,024), resultado también observado en los estudios de Costa et al.5 (81%) y Chaves et al.8 (91,4%). Eso muestra que los adolescentes están conscientes de la importancia y necesidad del uso de ese método como medio de protección contra las IST.

Costa et al.5 explican que a pesar del beneficio evidente del preservativo, aún es frecuente la resistencia de los adolescentes en adoptarlo en las prácticas sexuales por el hecho de no gustar usarlo, por confiar en el compañero y por la ocurrencia de sexo casual con compañeros aleatorios. Según Ángeles et al.9, para la mujer, la vulnerabilidad aumenta debido a la falta de poder de negociación y control sobre la relación, visto que el machismo aún está presente en la sociedad. Para el hombre, la presión social para estar siempre listo para el sexo aumenta su vulnerabilidad, asumiendo un papel de descontrol sobre sus impulsos.

La IST más conocida por los adolescentes es el HIV/SIDA (73,3%), corroborando los estudios de Theobald et al.6 y Vonk, Bonan y Silva15, quiénes verificaron que el HIV/SIDA era la IST más conocida por el 92,3% y 88,5% de los adolescentes, respectivamente. La fuente donde con mayor frecuencia los adolescentes recibían informaciones sobre las IST fue la escuela (51,8%), lo que fue corroborado por otros autores6,11,14,15, cuya escuela fue apuntada por el 78,9%, 76,7%, 63,9% y 58,5% de los adolescentes, respectivamente, como el lugar donde ellos más obtienen informaciones sobre las IST. De acuerdo con Oliveira-Campos et al.12, la mayoría de los adolescentes pasa la mayor parte de su tiempo en la escuela, donde los contactos sociales y grupos de convivencia son establecidos y mantenidos. Los autores relatan que un buen envolvimiento con la escuela afecta positivamente comportamientos en salud, pues escuelas aportan a la salud del adolescente indirectamente por medio de su organización, desarrollo del currículo y práctica pedagógica, y directamente por medio de programas educacionales relacionados a la salud.

La escuela tiene papel fundamental en el auxilio en la detección de prácticas que tornen al adolescente vulnerable, y participa directamente en la elaboración de las acciones educativas que tengan por objetivo la promoción de salud del escolar. Las actividades educativas en salud deben ser estructuradas de acuerdo con el contexto sociocultural vivido por el adolescente, a fin de potenciar su éxito. Tales estrategias pueden ocurrir bajo la forma de exposiciones, talleres, círculos de charla, diálogos, entre otras actividades que permitan al adolescente intercambiar experiencias y aclarar sus dudas5. Rodrigues et al.16 argumentan que esas acciones educativas pueden desmitificar algunas creencias y valores que tienen en torno a esos temas. Pero para eso, se vuelve necesario un envolvimiento entre profesionales de salud, educadores, familiares y la comunidad.

En el análisis de regresión logística multinominal, quedó evidente que los adolescentes que afirmaron no conocer ninguna IST presentaron posibilidades significativamente menores (OR=0,22; IC95%: 0,07-0,75; P=0,002) de tener conocimientos correctos sobre las IST que aquellos que afirmaron conocer al menos una IST. Los que dijeron que el adolescente portador de IST/HIV no debe continuar frecuentando la escuela tienen posibilidades de apenas 0,18 (0,07-0,44) veces de conocer el real significado de lo que son las IST. Las posibilidades disminuyen aún más (OR=0,07; IC95%: 0,01-0,59) cuando se compara a los que dijeron que la IST es una enfermedad que se contagia con profesionales del sexo y homosexuales (P<0,001). Los adolescentes que afirmaron que el preservativo no debe ser usado en todas las relaciones sexuales presentan posibilidades mínimas (OR=0,23; IC95%: 0,07-0,75) de tener conocimiento sobre las IST con relación a los que afirmaron a que el preservativo debe ser usado en todas las relaciones sexuales (P=0,047).

Las limitaciones de este estudio indican al hecho de no haber sido investigados el uso de alcohol, cigarrillo y drogas ilícitas y el comportamiento de los adolescentes en cuanto al número de compañeros sexuales, tipo de práctica sexual y tipo de relación afectiva, visto que estos factores son descritos en la literatura como factores asociados a la vulnerabilidad y conocimiento de los adolescentes acerca de las IST.


CONCLUSIÓN

El estudio dejó en evidencia un buen conocimiento demostrado por los adolescentes acerca de las IST, siendo que este conocimiento es adquirido por la mayoría de ellos en la escuela. En contrapartida, aún hay una parcela de adolescentes que tienen posicionamientos contrarios a la aceptación de compañeros portadores de IST/SIDA en el sentido de continuar frecuentando la escuela, demostrando un conocimiento dudoso o insuficiente acerca de esas enfermedades y, a veces, con bastante preconcepto.


REFERENCIAS

1. Câmara SC. Vulnerabilidades dos adolescentes à transmissão sexual do HIV/AIDS: uma análise do contexto do Programa Saúde na Escola [dissertação]. Fortaleza (CE): Universidade Estadual do Ceará; 2012.

2. Macedo EOS, Conceição MIG. Significações sobre adolescência e saúde entre participantes de um grupo educativo de adolescentes. Psicologia: ciência e profissão 2015;35(4):1059-73.

3. Fonseca FF, Sena RKR, Santos RLA, Dias OV, Costa SM. As vulnerabilidades na infância e adolescência e as políticas públicas brasileiras de intervenção. Rev Paul Pediatr 2013;31(2):258-64.

4. Pessalacia JDR, Menezes ES, Massuia DA. Vulnerabilidade do adolescente numa perspectiva das políticas de saúde pública. RevBioethikos 2010;4(4):423-30.

5. Costa ACPJ, Lins AG, Araújo MFM, Araújo TM, Gubert FA, Vieira NFC. Vulnerabilidade de adolescentes escolares às DST/HIV, em Imperatriz - Maranhão. Rev Gaúcha Enferm 2013;34(3):179-86.

6. Theobald VD, Nader SS, Pereira DN, Gerhardt CR, Oliveira FJM. A universidade inserida na comunidade: conhecimentos, atitudes e comportamentos de adolescentes de uma escola pública frente a doenças sexualmente transmissíveis. Rev da AMRIGS 2012;56(1):26-31.

7. Araújo TME, Monteiro CFS, Mesquita GV, Alves ELM, Carvalho KM, Monteiro RM. Fatores de risco para infecção por HIV em adolescentes. Revenferm UERJ 2012;12(2):242-7.

8. Chaves ACP, Bezerra EO, Pereira MLD, Wolfgang W. Conhecimentos e atitudes de adolescentes de uma escola pública sobre a transmissão sexual do HIV. Revbrasenferm 2014;67(1):48-53.

9. Anjos RHD, Silva JAS, Val LF, Rincon LA, Nichiata LYI. Diferenças entre adolescentes do sexo feminino e masculino na vulnerabilidade individual ao HIV. Rev esc enferm USP 2012;46(4):829-37.

10. Sychareun V, Thomsen S, Chaleunvong K, Faxelid E. Risk perceptions of STIs/HIV and sexual risk behaviours among sexually experienced adolescents in the Northern part of Lao PDR. BMC Public Health 2013;13:1126.

11. Coelho RFS, Souto TG, Soares LR, Lacerda LCM, Matão MEL. Conhecimentos e crenças sobre doenças sexualmente transmissíveis e HIV/AIDS entre adolescentes e jovens de escolas públicas estaduais da região oeste de Goiânia. RevPatolTrop 2011;40(1):56-66.

12. Oliveira-Campos M, Nunes ML, Madeira FC, Santos MG, Bregmann SR, Malta DC et al. Sexual behavior among Brazilian adolescents, National Adolescent School-based Health Survey (PeNSE 2012). Revbrasepidemiol 2014;17(supl.1):116-30.

13. Oliveira DC, Pontes APM, Gomes AMT, Ribeiro MCM. Conhecimentos e práticas de adolescentes acerca das DST/HIV/AIDS em duas escolas públicas municipais do Rio de Janeiro. Esc Anna Nery RevEnferm 2009;13(4):833-41.

14. Brêtas JRS, Ohara CVS, Jardim DP, Muroya RL. Conhecimento sobre DST/AIDS por estudantes adolescentes. Revescenferm USP 2009;43(3):551-7.

15. Vonk ACRP, Bonan C, Silva KS. Sexualidade, reprodução e saúde: experiências de adolescentes que vivem em município do interior de pequeno porte. Ciênc saúde coletiva 2013;18(6):1795-807.

16. Rodrigues MO, Onofre PSC, Oliveira PP, Amaral JL. Conhecimento dos adolescentes de uma escola da rede pública sobre as principais doenças sexualmente transmissíveis. R EnfermCent O Min 2014;3(4):1268-80.
adolescencia adolescencia adolescencia
GN1 © 2004-2018 Revista Adolescência e Saúde. Fone: (21) 2868-8456 / 2868-8457
Núcleo de Estudos da Saúde do Adolescente - NESA - UERJ
Boulevard 28 de Setembro, 109 - Fundos - Pavilhão Floriano Stoffel - Vila Isabel, Rio de Janeiro, RJ.
E-mail: revista@adolescenciaesaude.com