Revista Adolescência e Saúde

Revista Oficial do Núcleo de Estudos da Saúde do Adolescente / UERJ

NESA Publicação oficial
ISSN: 2177-5281 (Online)

Vol. 15 nº 1 - Ene/Mar - 2018

Artículo Original Imprimir 

Páginas 18 a 25


Lesiones corporales en adolescentes víctimas de violencia física: casos peritados en el Instituto Médico Legal

Injuries in teens victims of physical violence: cases auditedat the Legal Medical Institute

Lesões corporais em adolescentes vítimas de violência física: casos periciados no Instituto Médico Legal

Autores: Mona Lisa Cordeiro Asselta da Silva1; Maria Conceição Oliveira Costa2; Jamilly de Oliveira Musse3; André Henrique do Vale de Almeida4; Celso Danilo Fonseca Vilas Boas5

1. Máster en Salud Colectiva por el Programa de Post-graduación en Salud Colectiva, de la Universidad Estadual de Feira de Santana (UEFS). Doctoranda en Salud Colectiva por la UEFS. Feira de Santana, BA, Brasil. Feira de Santana, BA, Brasil
2. Post-doctorado por la Universitédu Québec à Montreal (UQAM). Montréal, Canadá. Doctorado en Medicina y Ciencias Aplicadas a la Pediatría por la Universidad Federal de São Paulo (UNIFESP). São Paulo, SP, Brasil. Profesora Programa de Post-Graduación en Salud Colectiva de la Universidad Estadual de Feira de Santana (UEFS). Feira de Santana, BA, Brasil
3. Doctorado en Ciencias Odontológicas por la Universidad de São Paulo (USP). São Paulo, SP, Brasil. Profesora de la Universidad Estadual de Feira de Santana (UEFS). Perita del Departamento de Policía Técnica de Bahía (DPT/BA). Feira de Santana, BA, Brasil
4. Doctorando en Epidemiología en Salud Pública por la Fundación Oswaldo Cruz. Maestría en Salud Colectiva por el Programa de Post-graduación en Salud Colectiva. Profesor de la Universidad Estadual de Feira de Santana (UEFS). Feira de Santana, BA, Brasil
5. Especialista. Perito del Departamento de Policía Técnica de Bahía (DPT/BA). Feira de Santana, BA, Brasil

Correspondência:
Mona Lisa Cordeiro Asselta da Silva
Universidade Estadual de Feira de Santana
Avenida Transnordestina, s/n, Novo Horizonte
Feira de Santana, BA, Brasil. CEP: 44036-900
(mona.cordeiro@hotmail.com)

PDF Portugués      


Scielo

Medline

Como citar este artículo

Palabra Clave: Heridas y lesiones, traumatismos faciales, violencia, violencia doméstica, adolescente.
Keywords: Wounds and injuries, facial injuries, violence, domestic violence, adolescent.
Descritores: Ferimentos e lesões, traumatismos faciais, violência, violência doméstica, adolescente.

Resumen:
OBJETIVO: La presente pesquisa tuvo como objetivo caracterizar lesiones corporales, según el tipo y localización, en adolescentes víctimas de violencia física peritados en el Instituto Médico Legal - IML de Feira de Santana-Ba.
MÉTODOS: Estudio de serie de casos con adolescentes víctimas de violencia física sometidos al examen de lesión corporal, ejecutado por peritos del IML, en el periodo 01 de enero al 31 de diciembre de 2014. Fue realizado análisis bivariado entre trauma de cabeza e cuello, características de las lesiones de las víctimas y sus respectivos agresores, utilizándose Cui-cuadrado (χ2) de Pearson con p ≤ 0,05, e intervalo de confianza de 95%.
RESULTADOS: Las proporciones de casos entre hombres y mujeres fueron semejantes en las 343 víctimas examinadas (51,6% y 48,4 respectivamente); 91% eran de color pardo (faioderma); 38,2% fueron alcanzados en la cabeza y 30,8% en miembros superiores; la mayoría de las lesiones era contusa (79,2%), de tipo escoriaciones (44,2%), equimosis y edemas (47%). Los análisis bivariados mostraron proporciones semejantes de lesiones en cabeza y cuello, en ambos sexos (54,7% y 50%), siendo la mayor parte de los agresores familiares (61,1%), con ocurrencias domiciliarias (57,5%), presentando dos o más lesiones corporales causadas por instrumento contundente (45,1).
CONCLUSIÓN: Los hallazgos del examen pericial de lesiones corporales del IML contribuyen con el estudio de indicadores que apuntan a la necesidad de acciones de prevención frente a la victimización domiciliaria y extra domiciliaria de adolescentes.


Abstract:
OBJECTIVE: The present research had the objective to characterize injuries, according to type and location, in adolescents victims of physical violence at the Instituto Médico Legal - IML de Feira de Santana-Ba.
METHODS: Study of a series of cases with adolescents victims of physical violence, submitted to the examination of physical injury, performed by IML experts, from January 01 to December 31, 2014. A bivariate analysis was performed between head and neck trauma, characteristics of the lesions, of the victims and their aggressors, using Pearson's Chi-square (χ2) with p ≤ 0.05, and a 95% confidence interval.
RESULTS: The proportion of cases between males and females were similar in the 343 victims examined (51.6% and 48.4, respectively); 91% had brown skin color (faioderma); 38.2% were affected in the head and 30.8% in the upper limbs; The majority of lesions were trauma (79.2%), bruises (44.2%), ecchymoses and edema (47%). Bivariate analyzes showed similar proportions of head and neck injuries in both sexes (54.7% and 50%), and the aggressors were majorly familiar (61.1%), with household occurrences (57.5%), presenting two or more body injurie, caused by blunt instrument (45,1).
CONCLUSION: The findings of the IML's experts examination contribute to the indicators that shows the need for preventive actions against household and extra-household adolescents victimization.

Resumo:
OBJETIVO: A presente pesquisa teve como objetivo caracterizar lesões corporais, segundo tipo e localização, em adolescentes vítimas de violência física periciadas no Instituto Médico Legal - IML de Feira de Santana-Ba.
MÉTODOS: Estudo de série de casos com adolescentes vítimas de violência física submetidos ao exame de lesão corporal, executado por peritos do IML, no período 01 de janeiro a 31 de dezembro de 2014. Foi realizada análise bivariada entre trauma de cabeça e pescoço, características das lesões das vítimas e seus respectivos agressores, utilizando-se Qui-quadrado (χ2) de Pearson com p ≤ 0,05, e intervalo de confiança 95%.
RESULTADOS: As proporções de casos entre homens e mulheres foram semelhantes nas 343 vítimas examinadas (51,6% e 48,4 respectivamente); 91% eram de cor parda (faioderma); 38,2% foram atingidos na cabeça e 30,8% em membros superiores; a maioria das lesões era contusa (79,2%), do tipo escoriações (44,2%), equimoses e edemas (47%). As análises bivariadas mostraram proporções semelhantes de lesões em cabeça e pescoço, em ambos os sexos (54,7% e 50%), sendo a maior parte dos agressores familiares (61,1%), com ocorrências domiciliares (57,5%), apresentando duas ou mais lesões corporais causadas por instrumento contundente (45,1).
CONCLUSÃO: Os achados do exame pericial de lesões corporais do IML contribuem com o levantamento de indicadores que apontam a necessidade de ações preventivas frente à vitimização domiciliar e extradomiciliar de adolescentes.

INTRODUCCIÓN

En la actualidad, lesiones corporales consecuentes de caída, accidentes de tránsito y diversas formas de violencia física están entre las principales causas de mortalidad entre jóvenes, donde los traumas de cabeza y cuello presentan las mayores prevalencias1. La causa del traumatismo facial es heterogénea y el predominio de un factor etiológico depende de las características de la víctima (sexo, edad, clase social, local de ocurrencia, entre otros atributos), además de factores ligados al contexto y envolvimiento de otros sujetos2.

Diferentes estudios apuntan a que la mayor parte de las heridas que tiene como factor etiológico la violencia física en adolescentes envuelven las regiones de la cabeza, rostro, boca y cuello, áreas notoriamente menos protegidas1. Otro factor de mayor agravante es asociado a la posición del agresor con relación a la víctima, una vez que, generalmente, estos son más altos y fuertes. Mientras, otras partes del cuerpo son susceptibles a lesiones accidentales, como las regiones de muslos, genitales, dorso costal, entre otras. Vale destacar que la localización de las lesiones puede también ser un importante indicio de la ocurrencia o no de violencia física3.

La violencia tiene expresión diversa, sin embargo la violencia física es la más fácil de ser diagnosticada, visto que las marcas en el cuerpo de la víctima son fácilmente visualizadas. El abuso físico puede ser caracterizado por una acción única o repetida, intencional, no accidental, practicada por padres, responsables, familiares o personas próximas, que provocan una extensa variación de lesiones, con diferentes riesgos4.

La violencia contra adolescentes y sus consecuencias afectan su calidad de vida y aportan para perpetuación del fenómeno. La agresión, independiente del origen tendrá impacto por toda la vida, presentando características específicas en su comportamiento y también en el aspecto físico corporal5. Víctimas de violencia física generalmente presentan lesiones corporales que son definidas por el Código Penal Brasileño6 en su artículo 129 como "agravante a la integridad física o la salud de otro", teniendo como pena la detención, de tres meses a un año, pudiendo variar de acuerdo con la gravedad de la lesión.

Aún en lo que concierne a las características de las lesiones, el tejido blando es el más alcanzado y las lesiones cutáneo-mucosas provocadas por maltratos pueden derivar de golpes, lanzamiento contra objetos duros, quemaduras, "arrancamientos", mordidas, heridas por arma blanca y/o arma de fuego. Estas lesiones pueden presentar aspecto de hiperemia, escoriaciones, equimosis y hematomas, hasta quemaduras de tercer grado, donde los hematomas son las lesiones de piel más frecuentes en maltratos físicos, seguidos de laceraciones y rasguños7.

Con relación al instrumento utilizado para causar la lesión, la identificación puede ser verificada por la forma "impresa" en la piel (cinturones, filos, tenedores, cigarrillos, dientes), siendo fundamental que la evaluación de esas lesiones sea realizada con detalles técnicos, considerando el tamaño, los bordes, la localización y el color de las mismas7.

Los expertos médicos y dentistas presentes en los Institutos Médico Legal (IMLs) son los profesionales responsables por la ejecución del examen de lesión corporal y su respectivo laudo, siendo que para esto es necesario que sean pedidos por algún órgano competente (como por ejemplo, autoridad judicial o policial). Posterior a la producción del laudo por los peritos, éstos son encaminados a la instancia solicitante y las mismas se encargan de anexar a los procesos. El Juez no estará restringido al laudo, pudiendo rechazarlo en su totalidad o en partes.

El objetivo de ese estudio fue caracterizar lesiones corporales, según el tipo y localización, en adolescentes víctimas de violencia física, peritados en el IML de Feira de Santana, sede regional del Golfo de Bahía.


MÉTODO

Estudio de serie de casos de carácter predominantemente descriptivo sobre características de lesiones corporales sufridas por adolescentes (12-18 años) víctimas de violencia física sometidos al examen de lesión corporal, ejecutado por expertos médico-legal y/u odonto-legal en el IML de Feira de Santana- BA, en el período de 01 de enero de 2014 a 31 de diciembre de 2014.

Fueron realizados análisis bivariados para evaluar posible asociación entre características de la víctima, agresión y lesión con el trauma en la región de la cabeza y cuello. Para las asociaciones fue utilizado el cálculo del Chi-cuadrado (χ2) de Pearson con p valor ≤ 0,05, e intervalo de confianza del 95%.

El estudio fue aprobado por el Comité de Ética en Pesquisa en Seres humanos (CEP) de la Universidad Estadual de Feira de Santana/UEFS (CAAE 46251015.2.0000.0053).


RESULTADOS

En 2014, un total de 343 adolescentes víctimas de violencia física fueron examinados por expertos médicos y dentistas del IML de Feira de Santana. Los resultados (Tabla 1) mostraron proporciones semejantes de violencia para ambos sexos, 51,6% masculino y 48,4% femenino; 66,3% se encontraban cursando nivel fundamental; 69,1% eran naturales de Feira de Santana y 91% fueron clasificados como pardos (color de piel faioderma).




Conforme resultados de la Tabla 2, se verificó que el 46,2% presentaban dos o más lesiones corporales; las regiones más alcanzadas fueron cabeza (38,2%) y miembros superiores (30,8%); la lesión contusa representó 79,2% de los casos, siendo la escoriación el tipo de contusión más frecuente (44,2%), seguida de equimosis y edemas traumáticos (470%).




En la Tabla 3 se encuentran los resultados de los análisis bivariados de las asociaciones entre trauma en la región de cabeza y cuello y las características de la víctima, de agresión y de lesión. Esos resultados fueron proporcionales entre el sexo masculino (54,7%) y femenino (50,0%); la mayor parte de los perpetradores fue familiar (61,1%), con ocurrencia domiciliar (57,5%). La mayoría de los adolescentes tuvo una (57,3%), dos o más (51,3%) lesiones corporales provocadas por instrumento contundente (45,1%) y de otros tipos (52,3%).




DISCUSIÓN

El examen pericial de lesión corporal realizado en el IML de Feira de Santana verificó que adolescentes de ambos sexos fueron victimados en proporciones semejantes, con discreta predominancia de perpetración en el sexo masculino con relación al femenino, pero sin diferencia significativa entre los sexos, corroborando con los hallazgos en otra pesquisa8. Mientras, otros estudios verificaron mayores proporciones de víctimas del sexo femenino (60% y 70%) respectivamente10,11,12. Se destaca que en esos estudios también no fueron verificadas diferencias significativas de victimización entre los sexos. Estudiosos afirman que la violencia física perpetrada en adolescentes alcanza niños y niñas, si bien en el grupo arriba de 18 años esos resultados se modifican con predominio de victimización masculina.

Con relación a los aspectos étnicos, la literatura es consensual en cuanto a la mayor frecuencia de victimización entre individuos de color pardo y negro, independiente del sexo y región de procedencia. En Feira de Santana, el presente resultado corrobora con Silva et Al. (2013)9 que verificaron en el color pardo un 51,6% de víctimas, así como Pimienta et Al. (2013)13, con 64,2% y Guimarães y Vilella (2011)12 (71,6%).

En la presente pesquisa, los hallazgos de escolaridad ratifican otros estudios que observaron víctimas cursando serie escolar adecuada para la edad, según lo indicado por el MEC, sugiriendo que el nivel de escolaridad parece no haber tenido relación con el episodio violento. Un estudio realizado en Recife también verificó alta proporción de adolescentes cursando la enseñanza fundamental incompleta, de ambos sexos9.

En cuanto a la procedencia de las víctimas, Feira de Santana fue el municipio con mayor número de registros. Vale resaltar que este municipio es referencia en la región del golfo del Estado y recibe alto flujo de emigración, considerado el portal del semiárido de Bahía, reconocido nacionalmente por los altos índices de violencia infanto-juvenil. Los determinantes relacionados a esos índices pueden estar ligados a factores geográficos, estructurales y sociales, tales como: estar situado a los márgenes del mayor entroncamiento caminero de conexión de las regiones norte-noreste-sureste del país, cercado por diversas autopistas Federales y Estaduales, por lo tanto, con intenso flujo migratorio de vehículos y personas, distante a apenas 100 Km de Salvador, importante polo industrial y turístico a nivel nacional14.

Con relación a las lesiones detectadas, al momento de la pericia el 46,2% de las víctimas presentaron ≥ 2 lesiones. Cavalcanti (2008)15 observó que 66,7% de las víctimas presentaban apenas una lesión y 21,4% dos lesiones. Como posible explicación se sabe que, en general, los agresores de niños y adolescentes usan la fuerza física con el objetivo de castigar o corregir algún acto de "indisciplina" y no con la idea de provocar injurias graves, si bien puedan precipitar daños a la salud física y mental. Así, el número de lesiones puede resultar de factores relacionados a las actitudes de los agresores y la interferencia de terceros, impidiendo la ejecución de más golpes e incluso por la reacción de la víctima en el intento de protegerse.

En cuanto al segmento corporal, la cabeza fue la más alcanzada, además de los miembros superiores, resultados que corroboran con los estudios de Martins y Andrade (2005)16 y de Garbin et Al. (2006)17, donde fue observado que el 34,9% y 30% de las víctimas fueron alcanzadas en región de la cabeza y cuello, seguido de los miembros superiores, 24,3% y 24,4%, en los respectivos estudios. Las agresiones en la región de la cabeza y cuello son más frecuentes, posiblemente por ser áreas anatómicas de mayor prominencia o por la posición del agresor con relación a la víctima. En los miembros superiores, generalmente, ocurren las llamadas "lesiones de defensa", que son aquéllas producidas al momento de moverse la víctima para defenderse del agresor.

En el presente trabajo, la lesión contusa fue a más prevalente (79,2%), corroborando con el estudio de Garbin et Al. (2006)17 que encontraron 60% de los victimados sufriendo de lesiones provocadas por instrumentos contundentes. Asimismo, el estudio realizado por Pimienta et Al. (2013)13 en el IML de Feira de Santana observó que 96,5% de los instrumentos utilizados para provocar las lesiones fueron también contundentes.

Todavía tratándose de las lesiones corporales, los hallazgos del presente estudio apuntaron que las escoriaciones fueron las lesiones contusas más frecuentes, seguidas de equimosis y edemas traumáticos, concordando con los hallazgos de Cavalcanti (2008)15 que encontró alta prevalencia de escoriaciones en un 62% de los casos, así como con los resultados de Pimienta et Al. (2013)13 que verificaron mayor frecuencia de edema (43,8%) y equimosis (19,7%). Se destaca que escoriaciones son las lesiones más frecuentes en comparación con otros tipos de lesiones contusas, pues no necesita una fuerza o impacto muy grande, pues un simple toque puede causar lesión, dependiendo del instrumento que sea utilizado para agredir a la víctima.

Los análisis entre el segmento corporal más acometido (región de cabeza y cuello) y características de víctimas, agresores y lesiones, no mostraron significancia estadística. Mientras, se resalta la alta frecuencia de familiares en la condición de agresor y la mayor parte de las ocurrencias viniendo de dentro del domicilio del adolescente, si bien más del 50% de los casos hayan tenido participación de agresor no familiar y ocurrencia extra-domiciliar. Esos resultados concuerdan con otros estudios que apuntan alta frecuencia de agresores conocidos, además de casos victimados por familiares y ocurrencias extra-domiciliares8,12,14,18,19,20.

Aún con relación a las lesiones de cabeza y cuello, estudios muestran que instrumentos contundentes son más fáciles de ser utilizados, a ejemplo del uso de las manos (a través de puñetazos y golpes), y pies (chutes y puntapiés), lo que explica una mayor frecuencia de lesiones contusas. En la presente pesquisa los resultados apuntaron a que el instrumento más frecuente utilizado en la agresión fue del tipo contundente (45,1%), sin embargo, tratándose de la región de cabeza y cuello, otros tipos fueron utilizados.


CONCLUSIÓN

Los resultados del IML de la regional de Feira de Santana apuntaron que adolescentes de ambos sexos fueron víctimas, con discreto predominio de los muchachos, incluso cuando se analizaron lesiones de cabeza y cuello. La mayoría tenía dos o más lesiones corporales, de tipo contuso, como escoriaciones, hematomas y edema traumático, teniendo como agresor más frecuente a un miembro de la familia y ocurrencias domiciliares. Los hallazgos de ese estudio aportan para profundizar conocimientos sobre consecuencias de la violencia física perpetrada en adolescentes, con participación de la familia y del medio social - conocidos como agentes de violencia.

Asimismo, esos resultados pueden subvencionar la implementación de acciones estratégicas de protección y prevención a los adolescentes victimados por la violencia en el contexto de la familia y en el medio social más amplio. La familia tiene un papel fundamental frente a la formación de los adolescentes y al medio social, representado por múltiples segmentos e instituciones. Se destaca también el papel de la escuela entre los grupos de referencia en la formación y preparación del joven para el futuro ejercicio de la ciudadanía plena. Ambos, familia y la escuela, deben considerar sus derechos y deberes frente a los adolescentes, en cuyo traspaso de experiencia cabe a los adultos, así como a los eslabones de identificación y de formación de las nuevas generaciones.

En ese sentido, se destaca la necesidad de mayor inversión en acciones educativas preventivas, así como políticas dirigidas a la inclusión social, combate a la exclusión, además de mayor adecuación del sistema de notificación y denuncia envolviendo a la "Red" de enfrentamiento de violencia, instancias del Sistema de Salud y Seguridad Pública.


REFERENCIAS

1. Carvalho TBO, CancianL RL, Marques CG, Piatto VB, Maniglia JV, Molina FD. Six years of facial trauma care: an epidemiological analysis of 355 cases. Braz J Otorhinolaryngol 2010 set/out;565-74.

2. Montovani J C, Campos LMP, Gomes M A, Moraes V R S, Ferreira F D Nogueira E A. Etiologia e incidência das fraturas faciais em adultos e crianças: experiência em 513 casos. RevBrasOtorrinolaringol 2006 mar/abr: 235-41.

3. França GV. Medicina legal. 8ª. ed. Rio de Janeiro: Guanabara Koogan, 2008.

4. Brasil. Ministério da Saúde. Secretaria de Políticas de Saúde. Violência intrafamiliar: orientações para prática em serviço / Secretaria de Políticas de Saúde. Brasília: Ministério da Saúde, p. 96, 2001.

5. Pires GE, Gomes EM, Duarte AD Macedo AF. Violência interpessoal em vulneráveis e mulheres: perfil das vítimas e diagnóstico pericial das lesões maxilomandibulares. Oral Sciences2012 jan/jun; 4(1):10-17,.

6. Brasil. Decreto-Lei 2.848, de 07 de dezembro de 1940. Código Penal. Diário Oficial da União, Rio de Janeiro, 31 dez. 1940.

7. Cavalcanti AL, Valença AMG, Duarte RCO. Odontopediatra diante de maus tratos infantis: diagnóstico e conduta. J BrasOdontopedOdont Bebê 2000nov/dez;3(16):451-455.

8. Souza CS, Costa MCO, Assis SG, Musse J O, Sobrinho CN Amaral MTR. Sistema de Vigilância de Violências e Acidentes/VIVA e a notificação da violência infanto-juvenil, no Sistema Único de Saúde/SUS de Feira de Santana-Bahia, Brasil. Ciência & Saúde Coletiva 2014;19(3): 773-784.

9. Silva MCM, Brito AM, Araújo AL, Abath MB. Caracterização dos casos de violência física, psicológica, sexual e negligências notificados em Recife, Pernambuco. EpidemiolServ Saúde 2013jul/set; 22(3): 403-412.

10. Brito AMM, Zanetta DMT, Mendonça RCV, Barison SZP, Andrade VAG. Violência doméstica contra crianças e adolescentes: estudo de um programa de intervenção. Ciência & Saúde Coletiva 2005; 10(1): 143-149.

11. Vieira D, Martins CS, Ferriani MGC, Nascimento LC. Caracterização da violência física contra crianças e adolescentes. Revista de Enfermagem 2004;12(3): 306-311.

12. Guimarães JATL, Vilella WV. Características da violência física e sexual contra crianças e adolescentes atendidos no IML de Maceió, Alagoas, Brasil. Caderno de Saúde Pública 2011;27(8): 1617-1647.

13. Pimenta RMC, Matos FRRO, Silva M LCA, Rodrigues AAAO, Marques JAM, Musse JO. Levantamento de lesões na região bucomaxilofacial em vítimas de violência periciadas no Instituto Médico Legal (IML) de Feira de Santana-BA, entre 2007 e 2009. Arquivos em Odontologia 2013;49(4):154-161.

14. Paixão F, Santana G, Sá J, Reis S, Conceição E. Análise espacial da violência urbana no município de Feira de Santana - Bahia. Disponível em: <www.nipes.feiradesantana.ba.gov.br/download/pesqmandioca.doc>. Acesso em: 06 de março de 2016.

15. Cavalcanti AL. Lesões no complexo maxilofacial em vítimas de violência no ambiente escolar. Ciência & Saúde Coletiva 2008; 4(5): 1835-1842.

16. Martins CBG, Andrade SM. Causas externas entre menores de 15 anos em cidade do Sul do Brasil: atendimentos em pronto socorro, internações e óbitos. Revista Brasileira de Epidemiologia 2005; 8(2): 194-204.

17. Garbin CAS, Garbin AJI, Dossi AP, Dossi MO. Violência doméstica: análise das lesões em mulheres. Caderno de Saúde Pública 2006 dez; 22(12):2567-2573.

18. Cavalcanti AL, Assis KM, Cavalcante JR, Xavier AFC, Aguiar YPC. Traumatismos Maxilofaciais em Crianças e Adolescentes em Campina Grande, Paraíba, Brasil. Pesquisa Brasileira de Odontopediatria Clinica Integrada 2012;12(3):439-445.

19. Gomes MLM, NetoGHF, VianaCH, Silva MA. Perfil clínico-epidemiológico de crianças e adolescentes do sexo feminino vítimas de violência atendidas em um Serviço de Apoio à Mulher, Recife, Pernambuco. Rev. Bras. Saúde Matern. Infant 2006 maio;6(1): 27-34.

20. Pascolat G, Santos CFL, Campos ECR, Valdez LCO, Busato D, Marinho DH. Abuso físico: o perfil do agressor e da criança vitimizada. Jornal de Pediatria 2001;77(1):35- 40.
adolescencia adolescencia adolescencia
GN1 © 2004-2018 Revista Adolescência e Saúde. Fone: (21) 2868-8456 / 2868-8457
Núcleo de Estudos da Saúde do Adolescente - NESA - UERJ
Boulevard 28 de Setembro, 109 - Fundos - Pavilhão Floriano Stoffel - Vila Isabel, Rio de Janeiro, RJ. CEP: 20551-030.
E-mail: revista@adolescenciaesaude.com