Revista Adolescência e Saúde

Revista Oficial do Núcleo de Estudos da Saúde do Adolescente / UERJ

NESA Publicação oficial
ISSN: 2177-5281 (Online)

Vol. 15 nº 1 - Ene/Mar - 2018

Artículo Original Imprimir 

Páginas 58 a 65


Actividad física asociada a los componentes de la aptitud física relacionada a saluden adolescentes

Physical activity associated with health-related fitness in adolescents

Atividade física associada aos componentes da aptidão física relacionada a saúde em adolescentes

Autores: Daniel Peterson Rodrigues1; Michael Pereira da Silva2; Edmar Roberto Fantinelli3; Nicolau Augusto Malta Neto4; Jhonatan Gritten Campos5; Wagner de Campos6

1. Maestríaen Educación Física. Miembro del Centro de Estudios en Actividad Física y Salud, del Departamento de Educación Física, de la Universidad Federal de Paraná (UFPR). Curitiba, PR, Brasil
2. Doctorando en Educación Física. Másteren Educación Física por laUniversidad Federal de Paraná (UFPR). Miembro del Centro de Estudios en Actividad Física ySaluddel Departamento de Educación Física de laUniversidad Federal de Paraná (UFPR). Curitiba, PR, Brasil
3. Maestríaen Educación Física. Miembro del Centro de Estudios en Actividad Física ySaluddel Departamento de Educación Física de laUniversidad Federal de Paraná (UFPR). Curitiba, PR, Brasil
4. Maestrando en Educación Física por laUniversidad Federal de Paraná (UFPR). Graduaciónen Educación Física. Miembro del Centro de Estudios en Actividad Física ySaluddel Departamento de Educación Física de laUniversidad Federal de Paraná (UFPR). Curitiba, PR, Brasil
5. Maestrando en Educación Física por laUniversidad Federal de Paraná (UFPR). Graduaciónen Educación Física por la Pontificia Universidad Católica de Paraná (PUCPR). Miembro del Centro de Estudios en Actividad Física ySaluddel Departamento de Educación Física de laUniversidad Federal de Paraná (UFPR). Curitiba, PR, Brasil
6. Post Doctorado en Desarrollo Motrizy Estudios de los Deportes.Doctorado en Desarrollo Motrizy Estudios de los Deportespor laUniversidad de Pittsburgh (PITT). Pensilvania, Estados Unidos. Profesor Titular de Departamento de Educación Física de laUniversidad Federal de Paraná (UFPR). Curitiba, PR, Brasil

Correspondência:
Michael Pereira da Silva
Universidade Federal do Paraná
Rua Coração de Maria, 92, Jardim Botânico
Curitiba, PR, Brasil. CEP: 80215-370
(michael.ufpr@hotmail.com)

PDF Portugués      


Scielo

Medline

Como citar este artículo

Palabra Clave: Actividad motriz, aptitud física, adolescente.
Keywords: Motor activity, physical fitness, adolescent.
Descritores: Atividade motora, aptidão física, adolescente.

Resumen:
OBJETIVO: Verificar la asociación entre el nivel de actividad física (NAF) y la frecuencia de actividad física estructurada (FAFE) con algunos componentes de la aptitud física relacionada a la salud (ApRS) en adolescentes.
MÉTODOS: Fue seleccionada una muestra de 204 adolescentes de ambos sexos, con edad entre 15 y 17,9 años de edad del municipio de São José dos Pinhais, región metropolitana de Curitiba, Paraná. El nivel y frecuencia de práctica de actividad física fueron evaluados a través de cuestionario impreso. Los adolescentes fueron divididos en activos einsuficientemente activos (≤ 420 min/sin), mientras que la frecuencia de actividad física representó la cantidad de días por semana en la que el adolescente realizó actividades físicas practicadas fuera del turno escolar en presencia de un profesor de educación física. Los componentes de la ApRS evaluados fueron: aptitud cardiorrespiratoria en el test de Leger, composición corporal por el cálculo del IMC y aptitud músculoesquelética por elteste de salto vertical y velocidad en el test de agilidad. Fue utilizada una Regresión lineal multivariada para verificar la asociación del NAF y FAFE con los componentes de la ApRS evaluados.
RESULTADOS: se verificó que la FAFE estuvo asociada con altura de salto vertical (0,82, p< 0,01) y potencia músculo esquelética (0,41, p< 0,01).
CONCLUSIÓN: Estrategias para facilitar la frecuencia de actividades físicas estructuradas en adolescentes se muestran necesarias para la prevención de los efectos deletéreos que el estilo de vida sedentario puede desencadenar en la aptitud física y en la práctica de actividad física a lo largo de la vida.

Abstract:
OBJECTIVE: Verify the association between the level of physical activity (PAL) and the frequency of structured physical activity (FSPA) with some components of health-related fitness (HRF) in adolescents.
METHODS: Was selected a sample of 204 adolescents of both sexes, with aged between 15 to 17.9 years old from the municipality of São José dos Pinhais, metropolitan region of Curitiba, Paraná. The level and frequency of physical activity were evaluated through a printed questionnaire. Adolescents were divided into active and insufficiently active (≤ 420 min / week), while physical activity frequency represented the number of days per week in which the adolescent performed physical activities outside the school in the presence of a physical education teacher. The components of HRF evaluated were: cardiorespiratory fitness in the Leger test, body composition by BMI calculation and musculoskeletal fitness by vertical jump test, and speed in agility test. A multivariate linear regression was used to verify the association of PAL and FSPA with the HRF components evaluated.
RESULTS: It was verified that FSPA was associated with vertical jump height (0.82, p <0.01)and musculoskeletal power (0,41, p< 0,01).
CONCLUSION: Strategies to facilitate the frequency of structured physical activities in adolescents are necessary to prevent the deleterious effects that the sedentary lifestyle can trigger in physical fitness and in the practice of physical activity throughout life.

Resumo:
OBJETIVO: Verificar a associação entre o nível de atividade física (NAF) e a frequência de atividade física estruturada (FAFE) com alguns componentes da aptidão física relacionada a saúde (ApRS) em adolescentes.
MÉTODOS: Foi selecionada uma amostra de 204 adolescentes de ambos os sexos, com idade entre 15 e 17,9 anos de idade do município de São José dos Pinhais, região metropolitana de Curitiba, Paraná. O nível e frequência de prática de atividade física foram avaliados através de questionário impresso. Os adolescentes foram divididos em ativos e insuficientemente ativos (≤ 420 min/sem), enquanto que a frequência de atividade física representou a quantidade de dias por semana em que o adolescente realizou atividades físicas realizadas fora do turno escolar na presença de um professor de educação física. Os componentes da ApRS avaliados foram: aptidão cardiorrespiratória no teste de Leger, composição corporal pelo cálculo do IMC e aptidão musculoesquelética pelo teste de salto vertical, e velocidade em teste de agilidade. Foi utilizado uma Regressão linear multivariada para verificar a associação do NAF e FAFE com os componentes da ApRS avaliados.
RESULTADOS: Verificou-se que a FAFE esteve associada com altura de salto vertical (0,82, p< 0,01) e potência musculoesquelética (0,41, p< 0,01).
CONCLUSÃO: Estratégias para facilitar a frequência de atividades físicas estruturadas em adolescentes se mostram necessárias para a prevenção dos efeitos deletérios que o estilo de vida sedentário pode desencadear na aptidão física e na prática de atividade física ao longo da vida.

INTRODUCCIÓN

La práctica de actividad física entre los adolescentes brasileños está dejando de ser una forma de interacción social1. Antiguamente los adolescentes se devertían regularmente con actividades físicas espontáneas realizadas en las calles (por ejemplo andar en bicicleta, saltar la cuerda) y al mismo tiempo era posible hacer amigos y de forma indirecta apurar los componentes de la aptitud física relacionada a la salud2. Hoy día los avances urbanos y tecnológicos (por ejemplo, computadora, televisión, celular) están alejando a los adolescentes de las diferentes formas de actividades físicas y, consecuentemente, los casos de morbilidades a ellas asociados (por ejemplo, obesidad y diabetes) están aumentando a lo largo de la vida, incluso en la infancia y adolescencia3.

Estudios apuntan que durante la infancia y adolescencia la neuroplasticidad del sistema nervioso central hace con que éste sea un periodo crítico para la realización de actividades físicas4,5,6, un circuito de feedback positivo para la promoción de la aptitud física relacionada a la salud es revelado cuando la práctica de actividad física es reforzada durante todala infancia y adolescencia. El mantenimiento del estilo de vida activo a lo largo del tiempo es mayor en personas que desarrollan capacidades físicas (por ejemplo potencia músculo esquelética y capacidad cardiorrespiratoria) y habilidades físicas (por ejemplo agilidad) desde la infancia y durante toda la adolescencia7. En los días de hoy, los niños y adolescentes que no desarrollan la aptitud física pueden no estar desarrollando la percepción de capacidad, confianza y placer en la práctica de actividades física y consecuentemente tendrán menos posibilidades de tornarse adultos activos y saludables8,7.

La literatura muestra de manera consistente que cuanto mayor la duración, frecuencia e intensidad de las actividades físicas, más desarrollados serán los componentes de la aptitud física relacionada a la salud9,10,11. Sin embargo, los estudios no han explotado el papel que la frecuencia de actividades físicas estructuradas, en presencia de un profesor de Educación Física, puede tener en los diferentes componentes de la aptitud física relacionado a la salud, independientemente de su intensidad y duración12.

En los días de hoy, la identificación de cómo diferentes comportamientos relacionados a la práctica de actividades físicas pueden influenciar los componentes de la aptitud física se vuelve importante para que intervenciones sean explotadas13. ¿Será qué una actividad física organizada y estructurada por un profesor de Educación Física puede impactar los componentes de la aptitud física independientemente del nivel habitual de actividad física de un adolescente? Esta puede ser una información relevante, por ejemplo, para la creación de programas de contra turno escolar. Frente a eso, el objetivo de este estudio fue verificar asociación entre nivel de actividad física y la frecuencia de actividad física estructurada con los componentes de aptitud física relacionada a la salud en adolescentes de una escuela pública de la ciudad de São José dos Pinhais, Paraná.


MÉTODOS

La muestra del presente estudio fue compuesta por 204 adolescentes de ambos sexos (niños=118) con edad entre 15 y 17,9 años de edad, matriculados entre el 9º. y 3º. año de una escuela pública del municipio de São José dos Pinhais, Estado de Paraná.

El presente estudio de carácter transversal evaluó el nivel de actividad física (NAF) y la frecuencia de actividad física estructurada (FAFE) fuera del turno escolar y en presencia de un profesor de Educación Física15 a través de un cuestionario impreso14. Además, fueron analizados los componentes de aptitud física relacionada ala salud (ApRS), entre ellos: composición corporal por el cálculo del IMC, aptitud cardiorrespiratoria en el test de ir y venir16, aptitud músculo esquelética en eltest de agilidad Ilinois17, altura (cm) y potencia músculo esquelética (W/Kg) en eltest de salto vertical.

La evaluación de la composición corporal fue realizada utilizando el índice de masa corporal (IMC) a través del cálculo de la fórmula (masa estatura -2), y la clasificación de los scores z obtenidos por los criterios de la Organización Mundial de Salud18. La medida de la estatura fue medida a través de una cinta métrica fijada en la pared, con precisión de 0,1 cm, perpendiculares al suelo plano, mientras la masa corporal fue contrastada en balanza mecánica de la marca Filizola, con precisión de 0,1 Kg. La aptitud cardiorrespiratoria fue evaluada por eltest de Leger16 en elgimnasio polideportivo de la escuela con medidas de espacio definidas por conos y con la cadencia del test definido por señal sonora grabada. La aptitud músculo esquelética fue evaluada por 3 test: el tiempo en segundos para ejecutar la prueba de agilidad Ilinois, altura de salto vertical y medida de potencia músculo esquelética en la plataforma de salto vertical JumpSystem Pro®.

Para categorización de la muestra se utilizó la estadística descriptiva con medias y desvío estándar, donde el software de análisis estadístico utilizado fue el Stata MP 13.0. El análisis de normalidad de los datos fue realizado mediante test de Shapiro-Wilk y verificación de asimetrías en la distribución a través de skewnes y kurtosis. Transformaciones logarítmicas fueron aplicadas cuando necesario. Medidas de inclinación central, dispersión y distribución de frecuencia fueron utilizadas para la descripción de las variables investigadas. Para la identificación de la asociación bivariada entre el nivel de actividad física, frecuencia de actividad física estructurada y los componentes de aptitud física, se utilizó la correlación de Pearson. La Regresión lineal multivariada fue utilizada para la verificación de la asociación del nivel de actividad física y frecuencia de actividad física estructurada con cada componente de aptitud física relacionada a la salud controladas por el sexo, edad y scores z del IMC. El nivel de significancia adoptado fue de p<0,05.

Luego de la aprobación del comité de ética de la Universidad Federal de Paraná (CAAE: 59866316.4.0000.0102) y de la Superintendencia de la Secretaria de Educación de Paraná (SEED), fue enviado a todos los padres o responsables de los alumnos el término de consentimiento libre y esclarecido (TCLE). Los adolescentes recibieron de la escuela el término y asentimiento libre y esclarecido (TALE), ambos en un período anterior al inicio de las evaluaciones, conteniendo informaciones referentes a la administración de las evaluaciones, objetivos del estudio y aclaración de posibles dudas.


RESULTADOS

La edad Media de la muestra fue de 15,9±1,2 años. En media, los niños (16,1±1,3 años) son significativamente mayores que las niñas (15,6 ± 1,1 años).

En cuanto al nivel de actividad física, 47,55% de la muestra total no atendieron a las directrices de 420 minutos de actividad física de intensidad moderada a vigorosa por semana. Entre los niños, 41,53% no atendieron las directrices y entre las niñas 55,81% no hicieron más de 420 min/sem de AFMV.

En lo que dice respecto a FAFE, el38,83% de los niños indicaron no participar de ninguna forma de actividad estructurada y apenas 16,10% reportaron actividades estructuradas en todos los días de la semana. Entre las niñas evaluadas, apenas 8,14% indicaron practicar actividades estructuradas todos los días de la semana. En general, sumando los datos de niños y niñas la media de FAFE quedó en 2 veces por semana (19,61%) y no presentó diferencias significativas entre los sexos.

El número de vueltas en la prueba de va y viene a presentó diferencias significativas entre los sexos. Los niños en media realizaron un trayecto mayor que las niñas, consecuentemente, el consumo máximo de oxígeno también fue significativamente mayor en los niños cuando comparado con las niñas.

La aptitud músculo esquelética de niños y niñas también presentó diferencias significativas (p<0,001). Tanto la altura de salto vertical (cm) en cuanto la potencia músculo esquelética relativa (W/Kg) presentaron valores superiores entre los niños. La mayor altura de salto de los niños fue de 38,8 cm, mientras que la mayor altura de salto de las niñas fue de 23,3 cm. Otra prueba asociada la aptitud músculo esquelética midió el tiempo de realización de la prueba de agilidad Ilinois. Una vez más los niños presentaron diferencias significativas cuando comparados con las niñas, en media los niños fueron 23 segundos más rápidos que las niñas (Tabla 1).




Los resultados de las asociaciones múltiples indicaron significancia entre NAF y todos los componentes de la aptitud física relacionada a la salud. Sin embargo, FAFE fue más significativo que el NAF con relación con la potencia músculo esquelética (W/KG) y altura de salto vertical (p<0,001). El número de vueltas en el test de Léger et Al. (1988) y el consumo máximo de oxígeno (Vo2máx) no presentaron resultados significativos con la frecuencia de actividad física estructurada (Tabla 2).




Ya los resultados de regresión lineal mostraron que cuando NAF y FAFE fueron controlados por la edad, sexo y score z del IMC, apenas FAFE estuvo significativamente asociado apenas con altura de salto vertical y potencia músculo esquelética (Tabla 3).





DISCUSIÓN

El presente estudio corrobora con la literatura científica que indica que los adolescentes brasileños están reportando niveles insuficientes de práctica de actividad física vigorosa1,3. En el presente estudio se verificó que el 47,55% de los adolescentes poseen nivel insuficiente de práctica de AF, eso de acuerdo con las directrices de la Organización Mundial de Salud13. Así como en otras pesquisas, las niñas presentaron mayores niveles de insuficiencia de práctica de actividad física (55,81%). Además, la composición corporal también se mostró más desfavorable para el sexo femenino. Los scores z del IMC de las niñas (0,58 ± 1,00) presentaron diferencia significativa de los niños (0,18 ± 1,28) (p=0,001). Katzmarzyket al.19 confirman que las políticas de salud pública deben fijarse en las minorías, en las personas de bajo nivel socioeconómico y principalmente en individuos del sexo femenino.

Antiguamenteel ambiente de niños y adolescentes era rico en actividades espontáneas, muchas realizadas en las calles. Las bromas estimulaban naturalmente la fuerza, expresaban potencia, desarrollaban capacidad, confianza y placer en la práctica de actividad física2. Además, existían más clases de educación física escolar y menos tiempo de pantalla3. Eso se refleja en los resultados obtenidos en ese estudio donde la frecuencia de AF estructurada no presentó diferencias significativas entre los sexos. La media de los niños fue de 1,7±1,8 días/semana mientras que la media de las niñas fue de 1,2±1,6 días/semana (p=0,056). Es decir, una vez más es confirmado que además del nivel de práctica de AF ser insuficiente, la frecuencia de AF estructurada en ambos sexos también es baja. Recientemente algunos autores8 resaltan que los adolescentes que no participan de AF estructuradas quizá nunca desarrollen aptitud suficiente para mantenerse activos a lo largo de la vida; resalta todavía que la plasticidad del sistema nervioso central puede ser comprometida por la postura pasiva que el tiempo de pantalla ofrece. Una revisión sistemática20 concluyó que los programas de AF escolar son eficientes en la promoción de la práctica de AF vigorosa, principalmente si el programa acontece afuera del turno escolar y exactamente en el momento en está siendo ocupado por el tiempo de pantalla.

En diverso estudios21 los tests de aptitud cardiorrespiratoria y composición corporal son usados para representar la aptitud física como un todo, sin embargo, el presente estudio usó medidas de potencia músculo esquelética y agilidad para componer el escenario de aptitud física17. El presente estudio verificó que el nivel de práctica de AF vigorosa repuesto estuvo asociado con todos los componentes de la aptitud física relacionada a la salud investigados. Sin embargo, la frecuencia de práctica de AF estructurada no estuvo asociada a los componentes de la aptitud cardiorrespiratoria.
Cuando se comparan los niveles de aptitud entre los sexos, los niños se mostraron más aptos que las niñas, con diferencia significativa en todos los componentes de la aptitud física investigados. En resumen, los niños fueron más aptos y más activos que las niñas en todas las variables investigadas. Pate et al.22 resaltan que las niñas perciben las diferencias de aptitud como una barrera para la práctica de AF con niños.

Un dato interesante del presente estudio fue el hecho de que el nivel de práctica de AF no estuvo significativamente asociado con ningún componente de aptitud física relacionado a salud cuando se analiza independientemente el sexo, edad y scores z del IMC. Apenas la frecuencia de actividad física estructurada presentó asociaciones significativas para la potencia músculo esquelética. Cuanto mayor la frecuencia semanal de práctica de actividad física estructurada, mayor fue la altura de salto vertical (cm) y mayor el valor de potencia músculo esquelética relativo (W/Kg).

Un factor limitante para la aptitud cardiorrespiratoria no presentar asociación significativa con al nivel de práctica de AF puede ser el hecho de la escuela no tener la cultura de realizar test de aptitud cardiorrespiratoria, no poseer pista deatletismo y no tener camarines. La falta de camarines y pista de atletismo pueden ser vistos como una barrera para AFMV. Según el IBGE3, apenas el 1,9% de las escuelas de las capitales brasileñas poseen pista de atletismo o correra, 28,5% tiene camarines en condiciones de uso y la mayoría de éstos (66,8%) en escuelas privadas.


CONCLUSIÓN

El presente estudio verificó que el nivel de actividad física habitual no se presentó asociado con los componentes de aptitud física de adolescentes. Sin embargo, la frecuencia semanal de actividades físicas estructuradas realizadas en el ambiente fuera de la escuela y supervisadas por un profesional de Educación Física, estuvo positivamente asociada con indicadores de aptitud músculo esquelética (altura de salto y potencia relativa) independiente del sexo, edad scores z de IMC de los adolescentes. Los resultados sugieren que la práctica de actividad estructurada puede ofrecer la intensidad e intencionalidad necesarias para la mejoría de los componentes de aptitud física relacionada a la salud de adolescentes. Sin embargo, mayores investigaciones son necesarias con el objetivode tener un mejor entendimiento de cómo estas actividades realizadas fuera del período escolar pueden beneficiar la aptitud física y la salud de adolescentes.


REFERENCIAS

1. Barbosa Filho VC, de Campos W, Lopes ADS. Epidemiology of physical inactivity, sedentary behaviors, and unhealthy eating habits among Brazilian adolescents: a systematic review. CienSaude Colet. 2014;19(1):173-193. doi:10.1590/1413-81232014191.0446.

2. Lachapelle U. Walk, Bicycle, and Transit Trips of Transit-Dependent and Choice Riders in the 2009 United States National Household Travel Survey. J PhysActHeal 2015;12(8):1139-1147. doi:10.1123/jpah.2014-0052.

3. Instituto Brasileiro de Geografia e Estatística. Pesquisa Nacional Da Saúde Do Escolar (PeNSE). Vol15.; 2012. doi:10.1590/S1413-81232010000800001.

4. Myer GD, Faigenbaum AD, Ford KR, Best TM, Bergeron MF, Hewett TE. When to initiate integrative neuromuscular training to reduce sports-related injuries in youth? 2012;10(3):155-166. doi:10.1249/JSR.0b013e31821b1442.

5. Kjønniksen L, Anderssen N, Wold B. Organized youth sport as a predictor of physical activity in adulthood. Scand J Med Sci Sport 2009;19(5):646-654. doi:10.1111/j.1600-0838.2008.00850.x.

6. Mäkelä S, Aaltonen S, Korhonen T, Rose RJ, Kaprio J. Diversity of leisure-time sport activities in adolescence as a predictor of leisure-time physical activity in adulthood. Scand J Med Sci Sports 2017;1-11. doi:10.1111/sms.12837.

7. Barnett LM, Morgan PJ, Van Beurden E, Ball K, Lubans DR. A reverse pathway?Actual and perceived skill proficiency and physical activity. Med Sci Sports Exerc 2011;43(5):898-904. doi:10.1249/MSS.0b013e3181fdfadd.

8. Myer GD, Faigenbaum AD, Edwards NM, Clark JF, Best TM, Sallis RE. Sixty minutes of what? A developing brain perspective for activating children with an integrative exercise approach. Br J Sport Med 2015;49(23):1510-1516. doi: http://dx.doi.org/10.1136/bjsports-2014-093661.

9. Blair SN, Cheng Y, Holder J. Is Physical Activity or Physical Fitness More Important in Defining Health Benefits? MedSci Sport Exerc 2001;33(6):S379-S399. doi:10.1097/00005768-200105001-01549.

10. Calahorro-Cañada F, Torres-Luque G, López-Fernández I, Carnero EA. Is physical education an effective way to increase physical activity in children with lower cardiorespiratory fitness? Scand J Med Sci Sports. 2016:1-6. doi:10.1111/sms.12740.

11. Crouter SE, Salas C, Wiecha J. Effects of an afterschool community center physical activity program on fitness and body composition in obese youth. J Sport Sci 2016;35(11):1034-1040.

12. Ortega FB, Ruiz JR, Castillo MJ, Sjöström M. Physical fitness in childhood and adolescence: a powerful marker of health. Int J Obe 2008;32(1):1-11. doi:10.1038/sj.ijo.0803774.

13. WHO. Global Recommendations on Physical Activity for Health.2010.

14. Farias Júnior JC de, Lopes A da S, Florindo AA, Hallal PC. Validity and reliability of self-report instruments for measuring physical activity in adolescents: a systematic review. 2010;26(9):1669-1691. doi:10.1590/S0102-311X2010000900002.

15. Sugawara E, Nikaido H. Properties of AdeABC and AdeIJK efflux systems of Acinetobacterbaumannii compared with those of the AcrAB-TolC system of Escherichia coli. Antimicrob Agents Chemother 2014;58(12):7250-7257. doi:10.1128/AAC.03728-14.

16. Lérger L. The multistage 20 metreshutle run test for aerobic fitness. J Sports Sci 1988;6(2):93-101.

17. Negra Y. Agility in Young Athletes: Is It a Different Ability From Speed and Power? J Strength Cond Res 2017;31(3):727-735.

18. De Onis M, Onyango AW, Borghi E, Siyam A, Nishida C, Siekmann J. Development of a WHO growth reference for school-aged children and adolescents. Bull World Health Organ 2007;85(10):812-819. doi:10.2471/BLT.

19. Katzmarzyk PT, Denstel KD, Beals K, Bolling C, Crouter SE, McKenzie TL, Pate RR, Saelens BE, Stainao AE, Stanish HI, Sisson SB. Results From the United States of America's 2016 Report Card on Physical Activity for Children and Youth 2016;13(Suppl 2):307-313.

20. Dobbins M, Decorby K, Robeson P, Husson H, Tirilis D. School-based physical activity programs for promoting physical activity and fitness in children and adolescents aged 6- 18. Cochrane Collab 2009;18(3). doi:10.1002/14651858.CD007651.Copyright.

21. Dumith SC, Dusen D Van, Kohl HW. Physical fitness measures among children and adolescents: are they all necessary? J Sport MedPhysFit 2012;52(2):181-189.]

22. Pate RR, Saunders RP, O'Neill JR, Dowda M. Overcoming Barriers to Physical Activity. IntNursRev 2008;15(1):7-12.
adolescencia adolescencia adolescencia
GN1 © 2004-2018 Revista Adolescência e Saúde. Fone: (21) 2868-8456 / 2868-8457
Núcleo de Estudos da Saúde do Adolescente - NESA - UERJ
Boulevard 28 de Setembro, 109 - Fundos - Pavilhão Floriano Stoffel - Vila Isabel, Rio de Janeiro, RJ.
E-mail: revista@adolescenciaesaude.com