Revista Adolescência e Saúde

Revista Oficial do Núcleo de Estudos da Saúde do Adolescente / UERJ

NESA Publicação oficial
ISSN: 2177-5281 (Online)

Vol. 15 nº 3 - Jul/Sep - 2018

Artículo Original Imprimir 

Páginas 81 a 88


Índice de masa corporal como predictivo de niveles de presión alta en adolescentes de escuelas de la red pública de un municipio en el sur de Brasil

Body mass index as a predictor of high blood pressure levels in adolescents from public schools in a municipality in the South of Brazil

Índice de massa corporal como preditor de níveis pressóricos elevados em adolescentes de escolas da rede pública de um município no Sul do Brasil

Autores: Tamires Daros dos Santos1; Raiane Dalmolin2; Rita Cassiana Michelon3; Dannuey Machado Cardoso4; Isabella Martins de Albuquerque5

1. Graduación en Fisioterapia por la Universidad Federal de Santa María (UFSM). Máster en Rehabilitación Funcional por la UFSM. Santa María, RS, Brasil. Doctoranda por el Programa de Post-Graduación en Disturbios de Comunicación Humana de la Universidad Federal de Santa María (UFSM). Santa María, RS, Brasil
2. Graduación en Fisioterapia por la Universidad Franciscana (UFN). Especialista en Rehabilitación Físico-Motora por la Universidad Federal de Santa María (UFSM). Santa María, RS, Brasil
3. Graduación en Fisioterapia por la Universidad Federal de Santa María (UFSM). Santa María, RS, Brasil. Residente por el Programa de Residencia Multiprofesional en Salud del Niño de la Universidad Federal de Rio Grande do Sul (UFRGS). Porto Alegre, RS, Brasil
4. Graduación en Fisioterapia por la Universidad de Santa Cruz do Sul (UNISC). Santa Cruz do Sul, RS, Brasil. Doctorando por el Programa de Post-Graduación en Ciencias Neumológicas de la Universidad Federal de Rio Grande do Sul (UFRGS). Porto Alegre, RS, Brasil
5. Graduación en Fisioterapia por la Universidad Federal de Santa María (UFSM). Santa María, RS, Brasil. Doctorado en Ciencias Médicas por la Universidad Federal de Rio Grande do Sul (UFRGS). Profesora Adjunta del Departamento de Fisioterapia y Rehabilitación y del Programa de Post-Graduación en Rehabilitación Funcional de la UFSM. Santa María, RS, Brasil

Isabella Martins de Albuquerque
Avenida Roraima, nº 1000 - Cidade Universitária - Bairro Camobi
Santa Maria, RS, Brazil. CEP 97105-900
(albuisa@gmail.com)

PDF Portugués      


Scielo

Medline

Como citar este artículo

Palabra Clave: Hipertensión, salud del adolescente, razón de posibilidades, obesidad, sobrepeso.
Keywords: Hypertension, adolescent health, odds ratio, obesity, overweight.
Descritores: Hipertensão, saúde do adolescente, razão de chances, obesidade, sobrepeso.

Resumen:
OBJETIVO: Identificar factores asociados al riesgo de niveles presóricos elevados en adolescentes del 6º al 9º año matriculados en escuelas públicas de un municipio en el sur de Brasil.
MÉTODOS: Estudio transversal y prospectivo donde las variables consideradas para el análisis de la razón de probabilidad (oddsratio-OR) fueron: presión arterial, índice de masa corporal (IMC), relación cintura-cadera, antecedente familiar para enfermedad cardiovascular, hábitos alimenticios, nivel de masa, la actividad física y el nivel socioeconómico. La posibilidad de presentar los factores de riesgo para los niveles elevados de presión fue establecida mediante estimaciones de OR, a través de la utilización del análisis de regresión logística binaria, adoptando un intervalo de confianza del 95%, con nivel alfa estipulado en p <0, 05.
RESULTADOS: 174 adolescentes (12,63 ± 1,28 años, 59,2% del sexo femenino) fueron incluidos en el estudio. Las variables sobrepeso y obesidad se asociaron a la mayor razón de posibilidades para presentar niveles elevados de presión (OR: 5,76, IC 95% 1,77-18,71, p = 0,004).
CONCLUSIÓN: La asociación del sobrepeso y obesidad con el riesgo para niveles elevados de presión ratifica la importancia de la evaluación del IMC y de la presión arterial en adolescentes.

Abstract:
OBJECTIVE: Identify factors associated with high blood pressure risk levels in adolescents from 6th to 9th grade enrolled in public schools of a municipality in the South of Brazil.
METHODS: Cross-sectional and prospective study where the variables considered for odds ratio (OR) were: blood pressure (BP), body mass index (BMI), waist-hip ratio, family history of cardiovascular disease, eating habits, level of physical activity and socioeconomic status. The odds ratio for presenting risk factors for high blood pressure levels were established using OR estimates using the binary logistic regression analysis, adopting a 95% confidence interval, with alpha level stipulated at p <0.05.
RESULTS: 174 adolescents (12.63 ± 1.28 years, 59,2% female) were included in the study. The variables overweight and obesity were associated with a higher odds ratio for high BP levels (OR: 5.76, 95% CI, 1.77-18.71, p = 0.004).
CONCLUSION: The association of overweight and obesity with the risk of high blood pressure reinforce the importance of assessing BMI and blood pressure in adolescents.

Resumo:
OBJETIVO: Identificar fatores associados ao risco de níveis pressóricos elevados em adolescentes do 6º ao 9º ano matriculados em escolas públicas de um município no Sul do Brasil.
MÉTODOS: Estudo transversal e prospectivo onde as variáveis consideradas para análise da razão de chance (odds ratio-OR) foram: pressão arterial, índice de massa corporal (IMC), relação cintura-quadril, antecedente familiar para doença cardiovascular, hábitos alimentares, nível de atividade física e nível sócio econômico. A chance de apresentar os fatores de risco para os níveis pressóricos elevados foi estabelecida mediante estimativas de OR, por intermédio da utilização da análise de regressão logística binária, adotando-se intervalo de confiança de 95%, com nível alpha estipulado em p<0,05.
RESULTADOS: 174 adolescentes (12,63 ± 1,28 anos, 59,2% do sexo feminino) foram incluídos no estudo. As variáveis sobrepeso e obesidade foram associadas a maior razão de chances para apresentar níveis pressóricos elevados (OR:5,76; IC 95% 1,77-18,71; p=0,004).
CONCLUSÃO: A associação do sobrepeso e obesidade com o risco para níveis pressóricos elevados ratifica a importância da avaliação do IMC e da pressão arterial em adolescentes.

INTRODUCCIÓN

Las Enfermedades Cardiovasculares (ECV) tienen gran influencia en el escenario epidemiológico actual, pues comprenden la principal causa de muerte a nivel mundial. En el año 2015, aproximadamente 17,7 millones de personas murieron debido a las ECV. De ellos, aproximadamente 7,4 millones fueron consecuencia de enfermedad coronaria y 6,7 millones debido a accidente cerebrovascular1.

La prevalencia de ECV en los países en desarrollo ha crecido a lo largo de los años, siendo la hipertensión arterial sistémica (HAS) el principal factor de riesgo1. El aumento de la prevalencia de HAS en niños y adolescentes se ha convertido en un importante problema de salud pública en la actualidad2. En una reciente revisión sistemática y meta-análisis, que comprendió 22 estudios englobando 14.115 adolescentes escolares brasileños, la HAS fue identificada como prevalente siendo la región Sur con mayor dominio de casos (12,5%)3.

En Brasil, diversos estudios han investigado la capacidad predictiva para la HAS de los indicadores antropométricos en la evaluación de los factores de riesgo en la franja etaria infanto-juvenil, debido a la facilidad de medición y bajo costo, sin embargo los resultados todavía son conflictivos. Entre estos, el estudio conducido por Moreira et al.4  englobando 1.716 adolescentes con edades entre 10 a 16 años, evidenció la obesidad como principal factor asociado a la HAS. Como otro estudio prospectivo de delineamiento transversal realizado con 1221 niños y adolescentes (14 a 17 años) identificó una correlación positiva significativa entre el índice de masa corporal (IMC) con la presión arterial sistólica (PAS) y la presión arterial diastólica (PAD) 5. En el estudio realizado por Burgos et al.6, la circunferencia de la cintura (CC) en niños y adolescentes (7-18 años) demostró ser un factor predictivo de riesgo para HAS.

Frente a lo expuesto, este estudio se llevó a cabo con el objetivo de estimar la razón de posibilidades de algunos factores de riesgo para el desarrollo de niveles elevados de presión en adolescentes del 6 al 9, matriculados en escuelas de la red pública de una ciudad en el sur de Brasil.


MÉTODOS

El estudio que se caracterizó como transversal fue realizado en escuelas de la red pública de una ciudad en la región Sur de Brasil, entre noviembre de 2015 y mayo de 2016. Se incluyeron en el estudio los adolescentes que frecuentaban entre el 6º y 9º años de la enseñanza fundamental, con edad entre 11 y 18 años. Se excluyeron los que presentaban patologías o condiciones crónicas que impidieran o limitasen la práctica de actividades físicas, así como gestantes.

Inicialmente, se obtuvo la autorización de la Coordinadora Regional de Educación, después de la autorización las escuelas fueron sorteadas entre las regiones administrativas a fin de garantizar la representatividad de cada una. En consecuencia, un contacto con representantes de las escuelas fue realizado, visando la exposición de las actividades propuestas y aclaraciones sobre la importancia del estudio, así como obtención de autorización para contactar a los alumnos. El estudio fue aprobado por el Comité de Ética en Investigación local bajo CAAE n°. 33665614.8.00.00.5346 y los responsables autorizaron la participación del individuo en la investigación a partir de la firma del Término de Consentimiento Libre Esclarecido.

Las evaluaciones se iniciaron sólo después de la autorización de los padres o responsables y el asentimiento de los estudiantes. Los evaluadores fueron previamente capacitados con base en un protocolo de estandarización de los procedimientos de recolección de datos, establecido con el fin de minimizar los posibles errores intro e inter-evaluadores.

Las variables antropométricas de resultados medidos comprendieron: peso, altura, IMC, CC, circunferencia de la cadera (CQ) y razón cintura-cadera (RCQ). Para estos fines, el peso se obtuvo mediante pesaje en balanza calibrada, digital y portátil de la marca Plenna (modelo Sport), con una capacidad máxima de 150 Kg, con divisiones de 100 gramos, siendo el pesaje realizado con el individuo descalzo y con la menor cantidad de ropa posible. La estatura fue evaluada utilizando un estadiómetro de la marca Plenna (modelo 206), con una precisión de 0,5 centímetros (amplitud de medidas de 120 a 220 cm). El cálculo del IMC se obtuvo utilizando el cociente masa corporal / altura al cuadrado, cuyo valor se expresó en kg / m2. Los puntos de corte utilizados para determinar el sobrepeso y la obesidad utilizados fueron los sugeridos por la International Obesity Task Force (IOTF)7.

La CC se midió a través de una cinta métrica flexible con una precisión de 01 mm. Para la medida de la CQ, la cinta métrica fue colocada horizontalmente alrededor de la cadera en la parte más saliente de los glúteos. Estas medidas (CC y CQ) posibilitar la construcción de la razón cintura-cadera (RCQ), obtenida por el cociente entre el perímetro de la cintura y el perímetro de la cadera y fueron clasificados de acuerdo con lo propuesto en el estudio de Taylor et al.8.

La medición de la PA fue realizada por el método de ausculta indirecto, a través de estetoscopio (Littmann Classic III 5803) y esfigmomanómetro (Missouri Industria e Comércio Ltda, Brasil) y clasificada conforme a los presupuestos establecidos por la 4ª Directiva Brasileña de Hipertensión9. La primera medida fue despreciada, siendo considerada la segunda medida en los análisis estadísticos. La PA fue categorizada en: sin presión elevada correspondiendo a valores de PAS y PAD que estuvieran por debajo del percentil 95, y con presión elevada, valores de PAS y / o PAD igual o superior al percentil 95, considerando sexo, edad y altura10.

El antecedente familiar para ECVs fue evaluado por medio de un cuestionario estandarizado considerando la ocurrencia de HAS, diabetes y enfermedad arterial coronaria, accidente cerebro vascular, insuficiencia renal y enfermedad vascular periférica en familiares de primer grado. El nivel de actividad física fue medido a través del Cuestionario Internacional de Actividad Física (IPAQ) en la versión reducida, reproducida y validada para la población estudiada11. Para clasificar la muestra el IPAQ considera los criterios de frecuencia y duración en cuatro categorías: muy activo, activo, irregularmente activo y sedentario.

La evaluación de marcadores de consumo alimenticio de los adolescentes fue investigada por medio del Formulario de Marcadores de Consumo Alimenticio en la Atención Básica disponible por el SISVAN-Web y adaptada por el autor del estudio12. Para clasificar el hábito alimenticio en adecuado e inadecuado, se utilizaron las recomendaciones establecidas en las Directrices para la Evaluación de Marcadores de Consumo Alimenticio en la Atención Básica12.

Los datos socioeconómicos fueron evaluados a partir de los datos de escolaridad del jefe de familia y posesión del tipo y del número de equipos domésticos en el domicilio, siendo clasificados de acuerdo con el criterio de la Asociación Brasileña de Empresas de Investigación, la cual clasifica a la población en las clases de A a E, siendo A1 y A2 clasificadas como alta, B1 y B2 como media y C, D y E como baja13.

Cálculo del tamaño de la muestra

El cálculo del tamaño de muestra se basó en los datos obtenidos en el piloto del estudio con 174 individuos. Por lo tanto, para que fuera posible detectar una asociación entre la relación cintura-cadera (RCQ) y el IMC, considerando un nivel de significancia del 5% (p <0,05) y el poder del 80% (programa WinPepi versión 10.5) fue necesario un número de muestra mínimo de 100 individuos.

Análisis estadístico

Los datos fueron analizados a través del programa IBM SPSS Statistics (versión 20.0), y evaluados en cuanto a la normalidad por la prueba de Kolmogorov-Smirnov. Los datos categóricos se presentaron en frecuencias absolutas y porcentajes. Los datos continuos con distribución normal se presentaron en promedio y desviación estándar. Las variables independientes (sexo, nivel socioeconómico, antecedente familiar, clasificación del IMC, nivel de actividad física y hábitos alimentarios), para identificación de diferencias estadísticas en las prevalencias presentadas entre la variable de interés. La razón de las posibilidades de los individuos para presentar los factores de riesgo para los niveles elevados de presión fue establecida mediante estimaciones de OR, a través de regresión logística binaria, adoptando un intervalo de confianza del 95%, con nivel alfa estipulado en p <0,05.


RESULTADOS

El estudio fue inicialmente presentado para 310 adolescentes, donde 250 aceptaron participar de la investigación y encaminaron el término a los padres / responsables. Por motivos particulares, 32 padres / responsables no permitieron la participación del adolescente y 53 términos fueron olvidados, imposibilitando la inserción en la investigación. Así, la muestra fue constituida por 174 adolescentes, de los cuales el 59,2% (n = 103) eran del sexo femenino, siendo la media de edad de 12,63 ± 1,28 años. Las características demográficas, antropométricas, nivel de actividad física, nivel socioeconómico, nivel presórico de la muestra, antecedente familiar para ECV y hábitos alimenticios se presentan en la Tabla 1.




Cuando se evaluaron conjuntamente, el sobrepeso y la obesidad elevaron la razón de posibilidades para el desarrollo de niveles de presión elevados igual a 5,76 (IC 95% 1,77-18,71) en relación a los adolescentes sin estos factores de riesgo. Sin embargo, las demás variables independientes analizadas en el estudio como: sexo (masculino / femenino) (OR = 1,26, IC 95% 0,40-3,93), nivel socioeconómico (OR = 0,68 IC 95% 0, De acuerdo con la normativa vigente en el ámbito de la salud pública, Y los hábitos alimentarios (OR = 3,09, IC 95% 0,38-24,65) no se consideraron predictivos para el desarrollo de niveles elevados de presión (Tabla 2).




DISCUSIÓN

Este estudio demostró que adolescentes con sobrepeso y obesidad matriculados en escuelas de la red pública de un municipio en el sur de Brasil presentaron 5,7 veces más posibilidades de desarrollar niveles de presión elevados en relación a los adolescentes sin estos factores de riesgo. Esta asociación positiva entre obesidad y el riesgo de desarrollar HAS también se observó en otros estudios. Gomes et al.14 evaluaron a 1.878 estudiantes (14 a 20 años), en la ciudad de Recipe-PE, donde la presencia de obesidad aumentó el riesgo de HAS en 4,19 veces, mientras que el sobrepeso aumentó el riesgo en 2,37 veces, siendo estos los principales factores asociados a la enfermedad. Moreira et al.4 analizaron 1.716 estudiantes de escuelas públicas y privadas (10 a 16 años) de la ciudad de Cuiabá-MT, observando que la obesidad aumentó en 1,27 veces la probabilidad de que los adolescentes presentara HAS.

Ante este contexto, evidencias demuestran que el IMC ha sido considerado el mejor parámetro para predecir el riesgo de niveles elevados de presión en niños y adolescentes15. Este hallazgo es clínicamente relevante pues se trata de un indicador no invasivo, de bajo costo y fácil aplicación15. Así, el IMC puede ser utilizado como una herramienta de clasificación para el desarrollo de la HAS.

De hecho, el IMC fue utilizado en otras investigaciones cuyos resultados corroboran con los del presente estudio y sugieren una interrelación entre la obesidad y niveles elevados de presión en adolescentes escolares. Dulskiene et al.16 analizaron una población de niños y adolescentes con edades entre 12 a 15 años, encontrando una fuerte asociación entre obesidad (teniendo como base el IMC) y el riesgo de los individuos evaluados desarrollar HAS (OR = 6,64). Otro estudio realizado en individuos en edad escolar (6 a 14 años) también observó la asociación entre sobrepeso (OR = 1,62) y la obesidad (OR = 3,60), medidos a través del IMC, en cuanto al riesgo para desarrollar HAS17.

Considerando los demás factores de riesgo analizados (sexo, nivel socioeconómico, antecedente familiar para ECV, nivel de actividad física y hábitos alimentarios), no se observaron posibilidades en el riesgo de desarrollar niveles elevados de presión en el presente estudio. Semejantemente, Nascimento et al.18 no observaron asociación entre nivel de actividad física (activos/inactivos) con la posibilidad de desarrollar HAS. En otro estudio, tampoco se encontró asociación entre el nivel de actividad física (activo / inactivo) y los datos socioeconómicos con el riesgo de desarrollar pre-hipertensión y HAS en niños y adolescentes de escuelas públicas de Salvador19. Sin embargo, se evidenció asociación entre consumo alimenticio inadecuado y el sexo femenino con la posibilidad de desarrollar pre-hipertensión y HAS, lo que difiere del presente estudio. Posibles explicaciones para estos hallazgos discrepantes comprenden las disparidades regionales, posibles omisiones de informaciones por los investigadores y la pérdida de informaciones sobre el consumo de alimentos no listados en el Formulario de Marcadores de Consumo Alimenticio.

Aunque en el presente estudio el género de los participantes no ha tenido una asociación positiva para el desarrollo de niveles elevados de presión, Müller et al.20, en un estudio realizado en la ciudad de Santa María-RS, con una muestra de 576 adolescentes, obtuvieron resultados significativos para esta variable. Esta divergencia probablemente está relacionada a las diferencias de edad de los adolescentes analizados en los estudios, que en el presente estudio tuvo promedio de 12,63 ± 1,28 años, y en el de Müller et al. fue de 16 ± 1,2 años, lo que repercute en importantes diferencias biológicas, tales como producción de hormonas, maduración sexual o composición corporal.

En relación con el antecedente familiar para ECV, estudio conducido por Vieira et al.21, en los municipios del Valle del Taquari-RS, con 914 adolescentes (13 a 17 años) evidenció una relación significativa entre la alteración en los niveles presóricos con casos de HAS en familia. Diferentemente, en el presente estudio, el antecedente familiar para ECV no se asoció a la razón de posibilidades para el desarrollo de niveles de presión elevados.

Este estudio presenta algunas limitaciones que deben ser consideradas: primero, por tratarse de un estudio transversal, la interpretación de los resultados puede ser limitada, debido a la imposibilidad de establecer relaciones de causa y efecto; segundo, los datos analizados proceden de un único municipio y; tercera, la medición indirecta de la grasa abdominal a través de la CC. Otra potencial limitación que debe considerarse comprende la medición de la PA en un solo momento, lo que podría sobreestimar los valores obtenidos. Sin embargo, estudios epidemiológicos han considerado el segundo valor o el promedio de la PA para investigar la prevalencia de niveles elevados de presión. Por último, no fue posible determinar la confiabilidad entre evaluadores para la medición de la PA, sin embargo, se resalta que los evaluadores fueron intensamente entrenados y orientados.


CONCLUSIÓN

Los resultados de este estudio demostraron que adolescentes con sobrepeso y obesidad matriculados en escuelas de la red pública de enseñanza de un municipio en el sur de Brasil tienen mayor razón de posibilidades de desarrollar niveles de presión elevados en relación a los adolescentes sin estos factores de riesgo. Así, se infiere que la medición del indicador antropométrico IMC es una opción simple y fácil para predicción de niveles elevados de presión que puede ser utilizado en la escuela, ya que este es un importante espacio para el monitoreo de la salud. Además, ante la heterogeneidad social, económica y demográfica de nuestro país, la identificación de factores de riesgo regionales que están asociados al aumento de la probabilidad en el desarrollo de niveles elevados de presión son de gran relevancia, pues contribuyen a la detección precoz, favoreciendo la promoción de un estilo de vida saludable, así como acciones de control de los factores de riesgo considerados modificables asociados al resultado evaluado.


REFERENCIAS

1. World Health Organization. Cardiovascular diseases (CVDS). Geneva: WHO; 2017.

2. Malachias MVB, Souza WKSB, Plavnik FL, Rodrigues CIS, Brandão AA, Neves MFT, et al. 7ª Diretriz Brasileira de Hipertensão Arterial. ArqBrasCardiol 2016; 107(3 Supl 3):1-83.

3. Gonçalves VSS, Galvão TF, Andrade KRC, Dutra ES, Bertolin MNT, Carvalho KMB, et al. Prevalência de hipertensão arterial entre adolescentes: revisão sistemática e metanálise. Rev Saúde Pública 2016; 50:27:1-12.

4. Moreira NF, Muraro AP, Brito FSB, Silva RMVG, Sichieri R, Ferreira MG. Obesidade: principal fator de risco para hipertensão arterial sistêmica em adolescentes brasileiros participantes de um estudo de coorte. Arq Bras Endocrinol Metab 2013; 57(7):520-26.

5. Goel M, Pal P, Agrawal A, Ashok C. Relationship of body mass index and other life style factors with hypertension in adolescents. Ann PediatrCardiol 2016; 9(1):29-34.

6. Burgos MS, Burgos LT, Camargo MD, Franke SIR, Prá D, Silva AMV, et al. Associação entre medidas antropométricas e fatores de risco cardiovascular em crianças e adolescentes. ArqBrasCardiol 2013;101(4):288-296.

7. Cole TJ, Bellizzi MC, Flegal KM, Dietz WH. Establishing a standard definition for child overweight and obesity worldwide: international survey. Br Med J 2000;320(7244):1240-3.

8. Taylor RW, Jones IE, Williams SM, Goulding A. Evaluation of waist circumference, waist-to-hip, and the conicity index as screening tools for high trunk fat mass, as measured by dual-energy X-ray absorptiometry, in children aged 3-19y. Am J ClinNutr 2000; 72(2): 490-5.

9. Sociedade Brasileira de Cardiologia. IV Diretrizes Brasileiras de Hipertensão Arterial. Arq Bras Cardiol 2004; 82(Suppl IV): 1-14.

10. National High Blood Pressure Education Program Working Group on High Blood Pressure in Children and Adolescents. The Fourth Report on the diagnosis, evaluation, and treatment of high blood pressure in children and adolescents. Pediatrics 2004;114(2):555-77.

11. Guedes DP, Lopes CC, Guedes JERP. Reprodutibilidade e validade do Questionário Internacional de Atividade Física em adolescentes. RevBrasMed Esporte 2005;11(2):151-8.

12. BRASIL. Ministério da Saúde. Secretaria de Atenção à Saúde. Departamento de Atenção Básica. Orientações para Avaliação de Marcadores de Consumo Alimentar na Atenção Básica. Brasília: Ministério da Saúde, 2015c. 33p.

13. Associação Brasileira de Empresas de Pesquisa - ABEP. Critério de classificação econômica do Brasil [Internet]. 2011 [citado 2018 Mar 08]. Disponível em: http://www.abep.org/

14. Gomes BMR, Alves JGB. Prevalência de hipertensão arterial e fatores associados em estudantes de Ensino Médio de escolas públicas da região metropolitana do Recife, Pernambuco, Brasil, 2006. Cad. Saúde Pública 2009; 25(2):375-81.

15. Rosaneli CF, Baena CP, Auler F, Nakashima AT, Netto-Oliveira ER, Oliveira AB, et al. Elevated blood pressure and obesity in childhood: a cross-sectional evaluation of 4,609 schoolchildren. Arq Bras Cardiol 2014;103(3):238-44.

16. Dulskiene V, Kuciene R, Medzioniene J, Benetis R. Association between obesity and high blood pressure among Lithuanian adolescents: a cross-sectional study. Ital J Pediatr2014;40:102.

17. Leite N, Moser DC, Góes SM, Cieslak F, Milano GE, Stefanello JMF. Medidas hipertensivas e excesso de peso em escolares da rede pública de Curitiba- PR. FisioterMov 2009;22(4):477-87.

18. Nascimento ESS, Ulbrich AZ, Panigas TF, Angarten VG, Carvalho TS. Associação da hipertensão arterial sistêmica com fatores antropométricos e prática da atividade física em escolares. RevBrasCiên Saúde 2013; 11(36):8-13.

19. Pinto SL, Silva RCR, Priore SE, Assis AMO, Pinto EJ. Prevalência de pré-hipertensão e de hipertensão arterial e avaliação de fatores associados em crianças e adolescentes de escolas públicas de Salvador, Bahia, Brasil. Cad Saúde Pública 2011; 27(6):1065-75.

20. Müller S, Colpo E, Benedetti FJ. Fatores de risco associados ao desenvolvimento de pressão arterial elevada em adolescentes. AdolescSaude 2017; 14(1):65-73.

21. Vieira RS, Dal Bosco SM, Grave MT, Adami FS. Perception of body image of adolescents and of their parents in relation to the nutritional status and blood pressure. NutrHosp 2015; 31(4): 1839-44.
adolescencia adolescencia adolescencia
GN1 © 2004-2018 Revista Adolescência e Saúde. Fone: (21) 2868-8456 / 2868-8457
Núcleo de Estudos da Saúde do Adolescente - NESA - UERJ
Boulevard 28 de Setembro, 109 - Fundos - Pavilhão Floriano Stoffel - Vila Isabel, Rio de Janeiro, RJ. CEP: 20551-030.
E-mail: revista@adolescenciaesaude.com