Revista Adolescência e Saúde

Revista Oficial do Núcleo de Estudos da Saúde do Adolescente / UERJ

NESA Publicação oficial
ISSN: 2177-5281 (Online)

Vol. 15 nº 3 - Jul/Sep - 2018

Artículo Original Imprimir 

Páginas 89 a 100


La terapia nutricional en la dislipidemia de adolescentes con VIH/SIDA en uso de terapia antirretroviral: un ensayo clínico randomizado

Nutritional therapy on lipid profile in adolescents with HIV/AIDS using antiretroviral therapy: a randomized controlled trial

A terapia nutricional na dislipidemia de adolescentes com HIV/AIDS em uso de terapia antirretroviral: um ensaio clínico randomizado

Autores: Caroline Barbosa Schmitz1; Carmem Lucia Oliveira da Silva2; Daniéla Oliveira Magro3; Karen Olivia Bazzo Goulart4; Michelli Cristina Silva de Assis5; Alexandre Ramos Lazzarotto6

1. Maestría en Salud y Desarrollo Humano por la Universidad La Salle (UNISALLE). Canoas, RS, Brasil
2. Médico Pediatra Coordinadora del Programa de SIDA en el Hospital de Clínicas de Porto Alegre (HCPA). Porto Alegre, RS, Brasil
3. Post-doctorado en Ciencias de la Cirugía por la Universidad Estadual de Campinas (UNICAMP). Nutricionista, Investigadora del Departamento de Cirugía por la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Estadual de Campinas (UNICAMP). São Paulo. SP, Brasil
4. Doctorado en Biotecnología por la Universidad de Caxias do Sul (UCS). Caxias do Sul, RS, Brasil
5. Doctorado en Ciencias Médicas por el Programa de Post-Graduación en Medicina de la Universidad Federal de Rio Grande do Sul (UFRGS). Enfermera del Hospital de Clínicas de Porto Alegre (HCPA). Porto Alegre, RS, Brasil
6. Máster y Doctorado en Ciencias del Movimiento Humano por la Universidad Federal de Rio Grande do Sul (UFRGS). Profesor de Maestría en Salud y Desarrollo Humano de la Universidad La Salle. Canoas, RS, Brasil

Alexandre Ramos Lazzarotto
Universidade La Salle
Av. Victor Barreto, 2288 - Centro
Canoas, RS, Brasil. CEP: 92010-000
(alazzar@terra.com.br)

PDF Portugués      


Scielo

Medline

Como citar este artículo

Palabra Clave: HIV, Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, dislipidemias, adolescente, terapia nutricional.
Keywords: HIV, Acquired Immunodeficiency Syndrome, dyslipidemias, adolescent, nutrition therapy.
Descritores: HIV, Síndrome de Imunodeficiência Adquirida, dislipidemias, adolescente, terapia nutricional.

Resumen:
OBJETIVO: Evaluar la terapia nutricional en la dislipidemia de adolescentes con VIH/SIDA en uso de Terapia Antirretroviral (TARV).
MÉTODOS: 20 adolescentes participaron del estudio, siendo que 11 eran del sexo femenino. De estos, 10 fueron seleccionados aleatoriamente para el grupo de intervención nutricional, que recibió seguimiento nutricional por 12 semanas, y 10 para el grupo de control con consultas médicas de rutina. El perfil lipídico y el recordatorio de 24 horas fueron recolectados en el período basal y al final del estudio para ambos grupos.
RESULTADOS: Los niveles séricos de colesterol y triglicéridos se redujo de 282 ± 69 a 246 ± 67 mg / dL (p = 0,001) y de 137 ± 67 a 104 ± 39 mg dL (p = 0,001), respectivamente, por intervención nutricional, mientras que en el grupo control, ambos colesterol y triglicéridos aumentaron (de 287 ± 72 a 307 ± 76 mg / dL, p = 0,047 y 135 ± 70 a 177 ± 81mg / dL, p = 0,001, respectivamente).
CONCLUSIÓN: La terapia nutricional redujo los niveles de colesterol total y triglicéridos no permitiendo el empeoramiento de la dislipidemia en estos pacientes.

Abstract:
OBJECTIVE: Evaluates the nutritional therapyon the lipid profile of HIV-infected adolescents using Highly active antiretroviral therapy (HAART) and with dyslipidemia.
METHODS: 20 adolescents participated in the study, 11 were female. Of which 10 were randomly selected for the nutritional intervention group, which received nutritional counseling for 12 weeks, and 10 for the control group who received routine follow-up. Lipid profile and 24-hour dietary recall were obtained before and after the intervention for both groups. Data were analyzed by intention to treat using mixed models.
RESULTS: Serum cholesterol levels and triglycerides were reduced from 282 ± 69 to 246 ± 67 mg/dL (p=0.001) and from 137 ± 67 to 104 ± 39 mg/dL (p=0.001) respectively, by nutritional intervention, whereas in the control group both cholesterol and triglycerides increased (from 287 ± 72 for 307 ± 76 mg/dL, p=0.047, and 135 ± 70 to 177 ± 81 mg/dL, p=0.001, respectively).
CONCLUSION: Among adolescents with HIV/AIDS and dyslipidemia using HAART, nutritional therapy was effective in reducing serum cholesterol, triglyceride levels and BMI.

Resumo:
OBJETIVO: Avaliar a terapia nutricional na dislipidemia de adolescentes com HIV/AIDS em uso de Terapia Antirretroviral (TARV).
MÉTODOS: 20 adolescentes participaram do estudo, sendo que 11 eram do sexo feminino. Desses, 10 foram selecionados randomicamente para o grupo de intervenção nutricional, que recebeu acompanhamento nutricional por 12 semanas, e 10 para o grupo de controle com consultas médicas de rotina. O perfil lipídico e o recordatório de 24 horas foram coletados no período basal e ao fim do estudo para ambos os grupos.
RESULTADOS: Os níveis séricos de colesterol e triglicerídeos foram reduzidos de 282 ± 69 para 246 ± 67 mg/dL (p = 0,001) e de 137 ± 67 para 104 ± 39 mg dL (p = 0,001), respectivamente, por intervenção nutricional, enquanto no grupo controle, ambos colesterol e triglicerídeos aumentaram (de 287 ± 72 para 307 ± 76 mg/dL, p = 0,047 e 135 ± 70 para 177 ± 81mg/dL, p = 0,001, respectivamente).
CONCLUSÃO: A terapia nutricional reduziu os níveis de colesterol total e triglicerídeos não permitindo a piora da dislipidemia nestes pacientes.

INTRODUCCIÓN

El curso clínico y el perfil epidémico del SIDA fueron modificados por el desarrollo de terapia antirretroviral combinada (TARV), que proporciona una supresión sostenida de la replicación viral1,2. Aproximadamente 313.000 personas recibieron gratuitamente la TARV a través del Sistema Único de Salud, siendo que el 4,3% de ellas eran adolescentes3,4.

En los pacientes con buena adherencia a la farmacoterapia, el uso prolongado se asocia a alteraciones metabólicas y corporales, tales como lipodistrofia y dislipidemias, siendo ésta asociada a mayor probabilidad de eventos cardiovasculares y óbito. La relación entre TARV y dislipidemia aún no está totalmente dilucidada y el manejo de esas alteraciones puede ser decisivo para la longevidad y calidad de vida de los pacientes5.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) preconiza que las intervenciones nutricionales formen parte de todos los programas de control y tratamiento del SIDA, pues la dieta y la terapia nutricional pueden mejorar la adhesión y la efectividad de la TARV, además de disminuir las anormalidades metabólicas6.

Debido a la existencia de estudios apenas con la población adulta, se torna necesario investigaciones que pesquisen las alteraciones físicas, metabólicas y dietéticas que están ocurriendo en niños y adolescentes en consecuencia del HIV y de la administración de TARV. Werneret al.9 citan la necesidad de realización de más estudios para una evaluación mejor de la causa efecto de la TARV, indicando que la enfermedad aterosclerótica tiene su inicio en la infancia y que las mudanzas de hábitos alimenticios y de estilo de vida con la práctica regular de ejercicios físicos deberán ser enfatizadas en este grupo de pacientes como parte integrante del tratamiento. Corroboran esta afirmación Sarniet al.10, cuando dejan en evidencia la alta frecuencia de dislipidemia y lipodistrofia en niños y adolescentes, mostrando la relación de estas con la TARV administrada y haciendo referencia a la importancia de la atención multiprofesional a esos pacientes con el envolvimiento de educación nutricional. Segundo Sharmaet al.11 la dieta es un potencial factor modificable que puede alterar el riesgo metabólico en niños con HIV/AIDS, una vez que el monitoreo continuo de la ingestión calórica y de carbohidratos es esencial para evitar futuros aumentos en la adiposidad, y que pueden contribuir para el riesgo de enfermedad cardiovascular de adolescentes infectados. Lamentablemente, aún son escasos los estudios e intervenciones con estas poblaciones.

Siendo así, se desarrolló un estudio con el objetivo de evaluar la terapia nutricional en la dislipidemia de adolescentes con HIV/AIDS en uso de TARV.


MÉTODOS

Diseño del estudio

Un ensayo clínico randomizado se realizó en un centro nacional de referencia para el VIH / SIDA en el sur de Brasil. El estudio fue aprobado por el comité de ética en investigación del Hospital de Clínicas de Porto Alegre (Registro en ClinicalTrials.gov bajo el número NCT03021889).

Selección de la Muestra

La muestra fue constituida por adolescentes entre 13 y 19 años con diagnóstico de infección por VIH-1, en tratamiento con antirretrovirales hace al menos tres meses, y que presentaron dislipidemia caracterizada según la 1ª Directiva Brasileña para la Prevención de la Aterosclerosis en la Infancia y la Adolescencia (2005)12. Estos adolescentes fueron reclutados en el ambulatorio de Infectología Pediátrica del Hospital de Clínicas de Porto Alegre (Rio Grande do Sul, Brasil). No se incluyeron en el estudio: gestantes, pacientes con infección oportunista activa, deficiencia mental, diabetes mellitus, pacientes en uso de hipolipemiantes y pacientes que no sabían de su diagnóstico de portador de VIH. La dislipidemia fue definida por niveles plasmáticos de ayuno total. Colesterol > 170mg/dL asociado a: Triglicéridos ≥ 130mg/dL y/o colesterol LDL ≥ 130mg/dL, conforme lo indicado por la Sociedad Brasileña de Cardiología12.

El tamaño inicial de la muestra fue de 36 individuos en cada grupo, considerando una desviación estándar de 40 de un error alfa del 5% y una potencia de confiabilidad del 80%. Este cálculo se hizo con el software Winpepi. Un análisis intermedio planificado para reevaluación del poder estadístico se realizó cuando 20 pacientes completaron el período de seguimiento de 12 semanas. En este análisis, el tamaño de la muestra de 10 pacientes en cada grupo mostró poder suficiente para detectar efecto significativo de la terapia nutricional, lo que resultó en el total final de la muestra de 20 pacientes.

Randomización e intervenciones

Durante la evaluación inicial, todos los participantes recibieron orientaciones nutricionales, enfatizando los beneficios de los hábitos alimentarios saludables. En este momento se aplicó el recordatorio alimenticio de 24 horas (RA-24h) 13 y el formulario clínico que abordó los siguientes ítems: datos de identificación del adolescente (edad y sexo), historia de la enfermedad (tipo de transmisión y fecha del diagnóstico), la historia patológica actual (esquema terapéutico actual, tiempo de uso de TARV actual, tiempo de uso de TARV total). La randomización fue generada a partir de una secuencia con base en una tabla de números aleatorios en el programa Excel, en el cual las células enumeradas hasta 20 fueron utilizadas para el sorteo de los pacientes, que eran identificados a través de los dos últimos dígitos de su prontuario. Los 20 pacientes fueron asignados al azar en dos grupos. El grupo con terapia nutricional (GTN) recibió orientaciones nutricionales mensuales por 12 semanas enfocando la dieta para dislipidemia, basadas en la recomendación de la dieta tipo I del Protocolo Clínico y Directrices Terapéuticas para el Manejo de la Infección por el VIH en niños y adolescentes14. Además, los participantes del grupo de terapia recibieron llamadas telefónicas quincenales para asesoramiento nutricional. El grupo control (CG) recibió la misma orientación nutricional basal, pero siguió solamente la rutina de atención del ambulatorio, que consistió en acompañamiento médico con infectologista, hebiatra y equipo asistente con los siguientes profesionales: farmacéuticos, asistentes sociales y técnicos de enfermería.

El RA-24h, perfil lipídico e IMC fueron realizados en ambos grupos en el periodo basal y al final del estudio. Los participantes fueron aconsejados a no ejercer actividad física vigorosa y a no ingerir alcohol en el plazo de 24 horas antes de la colecta de sangre.

Evaluación Antropométrica

La masa corporal total fue medida con balanza antropométrica digital (Urano®) con capacidad de 150 Kg y sensibilidad de 0,1 Kg, descalzos, con el mínimo posible de ropa, en el centro del equipo, erectos, con los pies juntos y los brazos extendidos a lo largo del cuerpo. La masa corporal total fue anotada en Kg (kilogramos) con un decimal. La estatura fue medida a través de estadiómetro de pared Modelo 211 de Tonelli Equipos Médicos Ltda®. El Índice de Masa Corporal (IMC) fue calculado a partir de la masa corporal total dividida por la estatura al cuadrado [IMC = Masa Corporal Total (kg) / (Estatura2) (m)].

Evaluación Dietética e Intervención

Los esquemas alimenticios fueron planeados individualmente considerando las necesidades nutricionales, la situación socioeconómica y los hábitos alimenticios de cada individuo. El plano alimenticio provisto contenía la descripción de los alimentos, horarios, cantidades en medidas caseras y una lista de alimentos prohibidos.

La información sobre el consumo de alimentos fue obtenida a través del llenado del RA-24h, en el cual los pacientes relataban detalladamente los alimentos y bebidas consumidos en las 24 horas anteriores a la consulta. Como forma de aumentar la veracidad de la información se utilizó un manual de registro fotográfico para encuestas de alimentos. Para el análisis cuantitativo de energía, macronutrientes y fibra total ingeridos se utilizó el programa dietWin Profesional 2.0, 2015. Para ello las medidas caseras se convirtieron en gramos y mililitros. Los alimentos y preparados que no figura en el listado del programa se incluyeron con la ayuda de tablas  complementarias.

La terapia nutricional siguió las recomendaciones establecidas por el Protocolo Clínico y Directrices Terapéuticas para la Gestión de la Infección por VIH en niños y adolescentes donde adolescentes con colesterol total> 150mg / dL y colesterol LDL entre 100 y 130mg / dL recibieron la dieta Tipo I que recomendaba el tratamiento el consumo diario de hasta un 30% de calorías en forma de grasas, hasta un 10% de grasas saturadas y colesterol hasta 100mg / 1.000 calorías (máximo: 300mg / día)14.

Para todos los participantes del GTN se desarrolló la estrategia de motivación del paciente, discutiendo informaciones sobre la dislipidemia, importancia de la terapia nutricional en esta situación, informaciones sobre los grupos alimentarios, sus funciones y principales fuentes, alimentos ricos en lípidos y colesterol, estímulo para la salud la ingestión de fibras y la adopción de hábitos alimenticios saludables. Como medida educativa auxiliar, que confiere el grado de estandarización a las informaciones, se elaboró un material gráfico específicamente creado para este propósito, que fue distribuido a cada uno de los participantes. Al final de las consultas se establecieron algunas metas en común acuerdo con el paciente, a partir de la detección de posibles conductas alimentarias inadecuadas, para favorecer la adhesión a la terapia y su motivación.

Perfil Lipídico

El perfil lipídico contempló medidas de colesterol total (TC), colesterol de lipoproteínas de alta densidad (HDL-c), triglicéridos (TG) y colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL-c). Los niveles de TC y TG se midieron utilizando un método enzimático colorimétrico y HDL-c, el método enzimático colorimétrico homogéneo (Hitachi 917, Roche Diagnostics Gmb H, Mannheim, Alemania). El LDL-c se calculó de acuerdo con la fórmula de Friedewald si los niveles plasmáticos eran <400 mg / dL12.

La dislipidemia fue definida por niveles plasmáticos de colesterol total en ajuno > 170mg/dL asociado a: triglicéridos ≥ 130mg y/o colesterol LDL ≥ 130mg/dL12.

Análisis Estadístico

Para verificar la normalidad de los datos se utilizó el test de Shapiro-Wilk. Para la comparación de las variables categóricas se utilizó el test Chi-cuadrado y para las variables continuas, prueba de Mann-Whitney. La comparación de las medias según las variables dietéticas, inmunológicas y bioquímicas de los grupos, tiempos y la interacción (grupo x tiempo) fue realizada por medio del modelo de ecuaciones de estimaciones generalizadas (GEE)15. Se utilizó una matriz de correlación de trabajo no estructurada, una matriz de covarianza robusta y una distribución normal con función de conexión de identidad. Para comparar los promedios de las categorías de la interacción se utilizó el test post-hoc de Bonferroni. El nivel de significancia adoptado fue de p <0,05. Las pruebas se realizaron con el software PASW 18.0 para Windows.


RESULTADOS

De los 37 pacientes triados, 26 (70,27%) fueron considerados elegibles e incluidos en el estudio. De ellos, 20 fueron analizados. Seis pacientes, siendo tres del GTN y dos del GC fueron excluidos del análisis por no comparecer las consultas de retorno aún en el primer mes. Un paciente del GC fue excluido del análisis por iniciar el uso de hipolipemiante durante el estudio (Figura 1).


Figura 1. Flujograma de los participantes del estudio.



La Tabla 1 presenta las características demográficas, antropométricas, bioquímicas, inmunológicas, de consumo alimenticio y la TARV prescrita para los GC y GTN en la evaluación inicial. Los grupos presentaron características similares, con predominio de mujeres. El tipo de transmisión del virus fue 100% vía vertical. Los esquemas terapéuticos de los pacientes incluyeron dos inhibidores de la transcriptasa inversa análogos de nucleótidos (ITRN) y un inhibidor de la proteasa (IP) o un inhibidor de la transcriptasa inversa no análogo de nucleótido (ITRNN). La combinación más utilizada por los pacientes fue tenofovir, lamivudina y efavirenz (35%). Durante la realización del estudio ningún paciente necesitó sustituir la medicación.




La mediana de la carga viral permaneció igual en los grupos (p = 0,678). Las medias para carga viral se calcularon solamente con los pacientes que presentaron carga viral detectable, siendo 3 pacientes del GC y 2 pacientes del GTN, pues el 75% de la muestra total presentaba carga viral indetectable, es decir, menor de 50 copias por mililitro de sangre , configurando estabilidad clínica.

a Tabla 2 presenta la estimación de consumo alimenticio habitual de energía y macronutrientes que fue obtenida por el RA-24h, en el momento basal y final. La intervención nutricional resultó en la reducción de la ingesta de calorías totales, de los porcentajes de lípidos, ácidos grasos saturados, ácidos grasos monoinsaturados y ácidos grasos poliinsaturados. También resultó en el aumento del consumo de fibra y reducción de miligramos de colesterol ingeridos por día. El porcentaje de carbohidratos ingeridos obtuvo pequeña reducción en ambos grupos, sin embargo, hubo un aumento significativo en el porcentaje de proteína en el GTN.




La tabla 3 presenta los valores de índice de masa corporal total (IMC) de los participantes del estudio. Conforme a los resultados encontrados, el IMC permaneció estable en el GTN, mientras que en el GC hubo un aumento significativo al final del estudio.




En la evaluación bioquímica descrita en la Tabla 3, la terapia nutricional redujo los niveles plasmáticos del colesterol total (Figura 2) en el GTN, con un aumento significativo en el GC.


Figura 2. Efecto da terapia nutricional sobre los niveles plasmáticos del colesterol total en el periodo de la intervención.



La reducción de los niveles de LDL-C en el GTN y en el GC se mantuvieron estables, pero al final del estudio, los niveles de LDL-C presentaron una reducción significativa para el GC. Los niveles de HDL-C presentaron un aumento similar, sin embargo, no presentaron diferencias significativas entre los grupos. Los niveles de triglicéridos disminuyeron en el GTN, mientras que en el GC aumentaron significativamente.

Al final del estudio sólo un participante del grupo intervención se encontraba fuera de los patrones que caracterizan dislipidemia, o sea, con colesterol total> 170mg / dl.

La figura 2 demuestra los niveles de colesterol total en ambos grupos durante el período de intervención, en la cual fue posible observar la disminución de los niveles de colesterol total de 282mg / dL a 246 mg / dl en el GTN y el aumento significativo de 287 mg / dl a 307 mg / dl en el GC.


DISCUSIÓN

En el estudio hubo una reducción media de 36,1 mg / dL en los niveles de colesterol total y 33 mg / dL en niveles de triglicéridos. La terapia nutricional tuvo, por lo tanto, un efecto positivo en el control de la dislipidemia. Sin embargo, los estudios8,7,16,17 que evaluaron la dieta en el control de las dislipidemias en individuos que viven con VIH / SIDA todavía destacan la necesidad de nuevos trabajos a fin de elucidar esta posible relación.

En 2006, Terryet al. 7 realizaron un ensayo clínico randomizado con 30 adultos que vivían con VIH / SIDA usando TARV que presentaban dislipidemia. La intervención ocurrió durante 8 semanas con dieta (no especificada por los autores) asociada al ejercicio físico. Los resultados encontrados fueron niveles reducidos de colesterol total, triglicéridos y colesterol LDL. Un ensayo clínico randomizado realizado en Australia con adultos con dislipidemia, utilizando una intervención de 16 semanas con dieta siguiendo recomendaciones de la Fundación Nacional del Corazón de Australia y suplemento de omega-3 (3g / día), encontró reducción en los niveles de colesterol total y triglicéridos8. Ninguno de los estudios investigó la intervención dietética aislada, pues evaluaron la asociación de otras intervenciones con la dieta.

Barrios et al.16 al evaluar 230 individuos sin GC, encontraron reducciones significativas en los niveles de colesterol total y triglicéridos después de tres y seis meses de dieta con bajo contenido de grasa. Más recientemente, investigadores de la región sur de Brasil realizaron un ensayo clínico randomizado con adultos iniciando un tratamiento que incluyó monitoreo nutricional por 12 meses. El grupo que recibió intervención en la dieta no tuvo variación en el perfil lipídico e IMC durante el seguimiento del estudio. El grupo de control, por otro lado, tuvo un riesgo tres veces mayor de desarrollar dislipidemia que el grupo de intervención17. Los resultados del presente estudio corroboran el trabajo de Lazzarettiet al.17, ya que ambos demostraron que la intervención nutricional puede ser segura y efectiva en la disminución de la dislipidemia en individuos con VIH / SIDA.

Los niveles de LDL-c permanecieron estables para ambos grupos y en el GC los niveles de colesterol total, triglicéridos e IMC aumentaron significativamente. Los resultados evidenciaron un aumento del 31% en los niveles séricos de triglicéridos.

Aunque los resultados medios de colesterol total no alcanzaron la normalidad, al cabo de 12 semanas de intervención, la reducción fue significativa (p = 0,047). En relación al GC, los valores medios de colesterol aumentaron un 10,4% en la segunda medida. Se puede atribuir la causa de este aumento en los niveles de colesterol y triglicéridos a la falta de orientación dietética.

Las estimaciones de la ingestión dietética de personas que viven con VIH / SIDA varían ampliamente entre los estudios, pero de acuerdo con relatos en la literatura, la intervención dietética reduce el consumo total de calorías de grasas saturadas totales y colesterol en la dieta y aumenta la ingestión de fibra18,19. Se ha producido una mejora en el consumo total de lípidos y en la reducción de los porcentajes lipídicos, especialmente la reducción de los ácidos grasos monoinsaturados, debe atribuirse a la disminución del consumo de carne roja, leche integral y productos lácteos, que son las principales fuentes de ácidos grasos monoinsaturados20.

La baja ingestión total de fibra también fue reportada en 2010, cuando los investigadores descubrieron que la ingestión inadecuada de este nutriente prevaleció en individuos mayores de 9 años. Este hecho puede contribuir al aumento del colesterol en el suero, ya que las fibras tendrían la capacidad de conectarse a ciertas sustancias en el intestino, entre ellas el colesterol, reduciendo así su absorción9.

La composición corporal y las alteraciones metabólicas observadas en pacientes infectados por el VIH están asociadas a aspectos clínicos específicos21,22. Los efectos adversos causados por la terapia antirretroviral que ocurren como resultado de su uso prolongado deben ser diagnosticados y tratados como en la población VIH-negativa que presenta tales alteraciones. Los inhibidores de la proteasa desempeñan un papel de liderazgo en la génesis de la dislipidemia y su uso es esencial en el control de la replicación viral23,24.

Los investigadores reportaron cambios en el estado nutricional de pacientes con VIH / SIDA y la importancia de un tratamiento nutricional adecuado, siendo la deficiencia de nutrientes una de las implicaciones más comunes en estos pacientes debido a la ingestión dietética y cambios metabólicos precarios, como el aumento del catabolismo proteico25. Existen pocos estudios con niños y adolescentes infectados por el VIH26.


CONCLUSIÓN

Los resultados del ensayo clínico randomizado realizado con adolescentes con VIH / SIDA, evidenciaron que la terapia nutricional puede ser considerada como una estrategia para el control de la dislipidemia.


NOTA DE AGRADECIMIENTOS

1 - Agradecemos especialmente a los pacientes participantes y sus cuidadores por la colaboración con el estudio.

2 - Este trabajo recibió apoyo financiero del Fondo de Incentivo a la Investigación y Eventos del Hospital de Clínicas de Porto Alegre.


REFERENCIAS

1. Alencar TM, Nemes MI, Velloso MA. From "acute AIDS" to chronic AIDS": body perception and surgical interventions in people living with HIV and AIDS. CienSaude Colet. [Internet]. 2008;13(6):1841-49. DOI: 10.1590/S1413-81232008000600019. Disponível em: http://www.scielo.br/pdf/csc/v13n6/a19v13n6.pdf

2. Romancini JLH, Guariglia D, Nardo Jr N, Herold P, Pimentel GGA, Pupulin ART. Níveis de atividade física e alterações metabólicas em pessoas vivendo com HIV/AIDS. RevBrasMed Esporte. [Internet]. 2012;18(6):356-60. DOI: 10.1590/S1517-86922012000600001 [acesso em 15/03/18]. Disponível em: http://www.scielo.br/pdf/rbme/v18n6/01.pdf.

3. Brasil. Ministério da Saúde. Secretaria de Vigilância em Saúde - Departamento de DST, AIDS e Hepatites Virais. Boletim Epidemiológico AIDS e DST 2012. Ano I - nº 1 - até semana epidemiológica 52ª - dezembro de 2012 [acesso em 15/03/18]. Disponível em: http://www.Aids.gov.br/sites/default/files/anexos/publicacao/2012/52654/boletim_2012_final_pdf_14028.pdf.

4. Joint United Nations Programme on HIV/AIDS: un Aids.org . Global Report: UNAIDS report on the global AIDS epidemic / 2012.[acessoem 15/03/18]. Disponível em: http://www.unAids.org.

5. Dube MP, Stein JH, Aberg JA, Fichtenbaum CJ, Gerber JG, Tashima KT, et al. Guidelines for the evaluation and management of dyslipidemia in human immunodeficiency virus (HIV)- infected adults receiving antiretroviral therapy: recommendations of the HIV Medical Association of the Infectious Disease Society of America and the Adult AIDS Clinical Trials Group. ClinInfectDis. [Internet]. 2003;37(5):613-27. DOI:10.1086/378131.[acesso em 15/03/18]. Disponível em: http://cid.oxfordjournals.org/content/37/5/613.full.pdf+html.

6. World Health Organization. Nutrient requirements for people living with HIV/AIDS. Reports of a technical consultation. Genebra: WHO; 2003:1-31. [acessoem 15/03/18]. Disponívelem: http://www.who.int/nutrition/publications/Content_nutrient_requirements.pdf.

7. Terry L, Sprinz E, Stein R, Medeiros N, Oliveira J, Ribeiro J. Exercise training in HIV-1-infected individuals with dyslipidemia and lipodystrophy. Med Sci Sports Exerc 2006;38(3):411-7. DOI: 10.1249/01.mss.0000191347.73848.80.

8. Carter VM, Woolley I, Jolley D, Nyulasi I, Mijch A, Dart A. A randomised controlled trial of omega-3 fatty acid supplementation for the treatment of hypertriglyceridemia in HIV-infected males on highly active antiretroviral therapy. Sex Health 2006;3(4):287-90. DOI: 10.1071/SH06001.

9. Werner ML, Pone MV, Fonseca VM, Chaves CR. Lipodystrophy syndrome and cardiovascular risk factors in children and adolescents infected with HIV/AIDS receiving highly active antirretroviral therapy. J Pediatr (Rio J). [Internet]. 2010;86(1):27-32. DOI: 10.1590/S0021-75572010000100006. [acesso em 15/03/18]. Disponível em: http://www.scielo.br/pdf/jped/v86n1/v86n1a06.pdf.

10. Sarni RO, de Souza FIS, Battistini TR, Pitta TS, Fernandes AP, Tardini PC, et al. Lipodystrophy in children and adolescents with acquired immunodeficiency syndrome and its relationship with the antiretroviral therapy employed. J Pediatr (Rio J). [Internet]. 2009;85(4):329-34. DOI: 10.2223/JPED.1910. [acesso em 15/03/18].  Disponível em: http://www.scielo.br/pdf/jped/v85n4/v85n4a10.pdf

11. Sharma TS, Kinnamon DD, Duggan C, Weinberg GA, Furuta L, Bechard L, et al. Changes in macronutrient intake among HIV-Infected children between 1995 and 2004. Am J ClinNutr [Internet]. 2008;88(2):384-91. [acesso em 15/03/18]. Disponível em: http://ajcn.nutrition.org/content/88/2/384.long.

12. Sociedade Brasileira de Cardiologia. I Diretriz de Prevenção da Aterosclerose na Infância e na Adolescência. ArqBrasCardiol. [Internet]. 2005;85(Sup VI):1-32.DOI: 10.1590/S0066-782X2005002500001.[acesso em 15/03/18]. Disponível em: http://www.scielo.br/pdf/abc/v85s6/v85s6a01.pdf.

13. Fisberg RM, Berzabeth S, Marchioni CML, Martini LA. Inquéritos alimentares métodos e bases científicas. São Paulo; Manole; 2005.

14. Brasil. Ministério da Saúde. Protocolo Clinico e Diretrizes Terapêuticas para Manejo da Infecção pelo HIV em crianças e adolescentes. Secretaria de Vigilância em Saúde. Departamento de DST, Aids e Hepatites Virais. 2014. [acesso em 15/03/18]. Disponível em: http://www.Aids.gov.br/sites/default/files/anexos/publicacao/2014/55939/09_12_2015_protocolo_pediatrico_pdf_25392.pdf.

15. Guimarães LSP, Hirakata VN. Uso do modelo de equações de estimações generalizadas na análise de dados longitudinais. Rev HCPA. 2012;32(4):503-11. [acesso em 15/03/18]. Disponível em: http://seer.ufrgs.br/hcpa/article/viewFile/36971/23993.

16. Barrios A, Blanco F, Garcia-Benayas T, Gómes-Viera JM, de la Cruz JJ, Soriano V, et al. Effect of dietary intervention on highly active antirretroviral therapy-related dyslipidemia. AIDS [Internet]. 2002;16(15):2079-81. [acesso em 15/03/18]. Disponível em: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12370508.

17. Lazzaretti RK, Kuhmmer R, Sprinz E, Polanczyk CA, Ribeiro JP. Dietary intervention prevents dyslipidemia associated with highly active antirretroviral therapy in human immunodeficiency virus type 1-infected individuals: a randomized trial. J Am Coll Cardiol. [Internet]. 2012;59(11):979-88. DOI:10.1016/j.jacc.2011.11.038. [acesso em 15/03/18]. Disponível em: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0735109711053575.

18. Batterham MJ, Brown D, Workman C. Modifying dietary fat intake can reduce sérum cholesterol in HIV-associated hypercolerolemia. AIDS. 2003;17(9):1414-6. DOI:10.1097/01.Aids.0000072656.21517.d1.

19. Fitch KV, Anderson EJ, Hubbard JL, Carpenter SJ, Waddell WR, Caliendo AM, et al. Effects of a lifestyle modification program in HIV-infected patients with the metabolic syndrome. AIDS. 2006;20(14):1843-50. DOI:10.1097/01.Aids.0000244203.95758.db.

20. Steyen NP, Mann J, Benett PH. The scientific basis for diet, nutrition and the prevention of type 2 diabetes. In: World Health Organization. Food and Agriculture Organization. Joint WHO/FAO expert consultation. Diet, nutrition and the prevention of chronic diseases. Geneva: WHO/FAO;2002. [acesso em 15/03/18]. Disponível em: http://www.who.int/nutrition/publications/public_health_nut9.pdf.

21. Leggio M, Lombardi M, Caldarone E, Severi P, D'Emidio S, Armeni M, et al. The relationship between obesity and hypertension: an updated comprehensive overview on vicious twins. Hypertens Res. 2017 Oct 5. DOI: 10.1038/hr.2017.75

22. Stafeev IS, Vorotnikov AV, Ratner EI, Menshikov MY, Parfyonova YV. Latent Inflammation and Insulin Resistance in Adipose Tissue. Int J Endocrinol2017:5076732. DOI: 10.1155/2017/5076732. Epub 2017 Aug 17. [acesso em 15/03/18]. Disponível em: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28912810.

23. Maggi P, Di Biagio A, Rusconi S, Cicalini S, D'Abbraccio M, d'Ettorre G, Martinelli C, Nunnari G, et al. Cardiovascular risk and dyslipidemia among persons living with HIV: a review. BMC InfectDisaug 2017;17(1):551. DOI: 10.1186/s12879-017-2626-z. [acesso em 15/03/18]. Disponível em: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28793863

24. Santiprabhob J, Tanchaweng S, Maturapat S, Maleesatharn A, Lermankul W, Sricharoenchai S, et al. Metabolic Disorders in HIV-Infected Adolescents Receiving Protease Inhibitors. Biomed Res Int. 2017:7481597. DOI: 10.1155/2017/7481597. Epub 2017 Feb 15. [acesso em 15/03/18]. Disponível em: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28293638

25. Tanaka LF, Lactorre MRDO, Silva AM, Konstantyner TCRO, Mendes EC, Marques HHS. Poor diet quality among Brazilian adolescents with HIV/AIDS. J Pediatr (Rio J). 2015;91(2):152-9. .DOI: 10.1016/j.jped.2014.06.007.[acesso em 15/03/18]. Availablefrom: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S002175571400151X

26. Falco M, Castro ACO, Silveira EA. Terapia nutricional nas alterações metabólicas em pessoas vivendo com HIV/Aids. Rev Saúde Pública. [Internet]. 2012;46(4):737-46.DOI:10.1590/S0034-89102012005000050.[acesso em 15/03/18]. Disponível em: http://www.scielo.br/pdf/rsp/v46n4/rs3565.pdf.

27. Miller TL. The next decade: cardiovascular risks, outcomes, prevention, and treatment in pediatric HIV infection. J Pediatr (Rio J). [Internet]. 2010;86(1):3-5.DOI: 10.1590/S0021-75572010000100002. Disponível em: http://www.scielo.br/pdf/jped/v86n1/v86n1a02.pdf.
adolescencia adolescencia adolescencia
GN1 © 2004-2018 Revista Adolescência e Saúde. Fone: (21) 2868-8456 / 2868-8457
Núcleo de Estudos da Saúde do Adolescente - NESA - UERJ
Boulevard 28 de Setembro, 109 - Fundos - Pavilhão Floriano Stoffel - Vila Isabel, Rio de Janeiro, RJ. CEP: 20551-030.
E-mail: revista@adolescenciaesaude.com