Revista Adolescência e Saúde

Revista Oficial do Núcleo de Estudos da Saúde do Adolescente / UERJ

NESA Publicação oficial
ISSN: 2177-5281 (Online)

Vol. 16 nº 1 - Ene/Mar - 2019

Artículo Original Imprimir 

Páginas 21 a 32


Conocimiento sobre Zika virus y métodos contraceptivos: Ensayo randomizado con adolescentes en el Noreste brasileño

Knowledge about Zika virus and contraceptive methods: Randomized trial with adolescents in Northeast Brazil

Conhecimento sobre Zika vírus e métodos contraceptivos: Ensaio randomizado com adolescentes no Nordeste brasileiro

Autores: Herifrania Tourinho Aragao1; Suelen Maiara dos Santos2; Alef Nascimento Menezes3; Anna Carolina Mota Lopes Fraga Lemos4; Geza Thais Rangel e Souza5; Cláudia Moura de Melo6

1. Doctoranda por el Programa de Post-Graduación en Salud y Ambiente de la Universidad Tiradentes (UNIT). Maestría en Salud y Ambiente por la UNIT. Aracaju, SE, Brasil
2. Graduación en Enfermería por la Universidad Tiradentes (UNIT). Becario de Iniciación Científica del Programa de Integración de la Ciencia, Tecnología e Innovación con la Educación Básica (Núcleos de CTI-EB) - CAPES/FAPITEC, Aracaju, SE, Brasil
3. Graduación en Biomedicina por la Universidad Tiradentes (UNIT). Becario de Iniciación Científica del Programa de Integración de la Ciencia, Tecnología e Innovación con la Educación Básica (Núcleos de CTI-EB) - CAPES/FAPITEC, Aracaju, SE, Brasil
4. Máster en Salud y Ambiente por la Universidad Tiradentes (UNIT). Docente de Ciencias en la Educación Básica de la Red Estadual de Enseñanza de Sergipe. Aracaju, SE, Brasil
5. Doctorado en Ecología de Ambientes Acuáticos Continentales por la Universidad Estadual de Maringá (UEM). Post doctorado por la Universidad Tiradentes (UNIT). Docente en el curso de Ciencias Biológicas por el Departamento de Ciencias Biológicas en el Instituto Federal de São Paulo (IFSP). São Paulo, SP, Brasil
6. Doctorado en Biología Animal por la Universidad Estadual de Campinas (UNICAMP). Post Doctorado por la Universidad de Chile (U de Chile). Docente Permanente del Programa de Post graduación en Salud y Ambiente de la Universidad Tiradentes (UNIT). Investigadora del Instituto de Tecnología y Pesquisa (ITP), Aracaju, SE, Brasil

Herifrania Tourinho Aragao
Av. Murilo Dantas, n° 300, Farolândia
Aracaju, SE, Brasil. CEP: 49.032-490
fanyaragao.89@gmail.com

PDF Portugués      


Scielo

Medline

Como citar este artículo

Palabra Clave: Anticoncepción; Tecnología Educacional; Adolescente; Infecciones por Arbovirus; Zika virus.
Keywords: Contraception; Educational Technology; Adolescent; Arbovirus Infections; Zika Virus.
Descritores: Anticoncepção; Tecnologia Educacional; Adolescente; Infecções por Arbovirus; Zika vírus.

Resumen:
OBJETIVO: Evaluar el efecto de intervenciones educativas en el conocimiento de los adolescentes relacionado al Zika virus y contracepción.
MÉTODOS: Participaron 500 adolescentes de escuelas públicas de Sergipe, distribuidos en designación aleatoria e igualitaria para los grupos control (GC) y taller educativo (GTE). En las intervenciones educativas dirigidas al GTE fueron aplicadas metodologías lúdicas como álbum ilustrativo, juego de memoria de los métodos contraceptivos y Tablero "Aedes Play". También fue utilizado un cuestionario para evaluar la diferencia en las respuestas de los adolescentes entre los grupos, antes y después de la intervención. Para análisis de los datos, se aplicó el test Chi-cuadrado, el teste T, la Razón de Posibilidades y ANOVA.
RESULTADOS: Ambos grupos en el periodo preintervención presentaron escaso conocimiento sobre las vías de transmisión y prevención del Zika virus y, aproximadamente 42% desconocía sobre el uso de los métodos contraceptivos. Luego de la intervención, el GTE presentó un mayor conocimiento en comparación al GC (p<0,05).
CONCLUSIÓN: Se puede concluir que las estrategias lúdico-educativas son adecuadas para la ampliación del conocimiento relacionado a la prevención de la transmisión de EST, visto que el grupo en que fueron aplicados los talleres educativos presentó un estándar de respuestas correctas mayor que el Grupo Control, que a su vez demostró un mayor riesgo relativo de contraer EST.

Abstract:
OBJECTIVE: Evaluate the effect of educational interventions on the knowledge of adolescents related to Zika virus and contraception.
METHODS: Participated 500 adolescents from public schools of Sergipe, allocated in random and egalitarian designation for the control (CG) and educational workshop (EWG) groups. In the educational interventions directed to the EWG were applied playful methodologies like illustration album, Memory Game of the contraceptive methods and Board "Aedes Play". It was also used a questionnaire to evaluate the difference of responses between groups, before and after the intervention. For the data analysis it was applied the Chi-square test, T test, Odds Ratio and ANOVA.
RESULTS: Both groups in the pre-intervention period had limited knowledge about the routes of transmission and prevention of Zika virus, and about 42% did not know the use of contraceptive methods. After the intervention, the EWG presented a greater knowledge in comparison to the CG (p<0.05).
CONCLUSION: It is possible to conclude that the playful-educational strategies are adequate for the broadening of knowledge related to the prevention of the transmission of STIs, since the group in which the educational workshops were applied presented a correct response pattern greater than the Control Group, who demonstrated a higher relative risk of contracting STIs.

Resumo:
OBJETIVO: Avaliar o efeito de intervenções educativas no conhecimento dos adolescentes relacionado a Zika vírus e contracepção.
MÉTODOS: Participaram 500 adolescentes de escolas públicas de Sergipe, alocados em designação aleatória e igualitária para os grupos controle (GC) e oficina educativa (GOE). Nas intervenções educativas direcionadas ao GOE foram aplicados metodologias lúdicas como álbum ilustrativo, jogo da memória dos métodos contraceptivos e Tabuleiro "Aedes Play". Também foi utilizado um questionário para avaliar a diferença nas respostas dos adolescentes entre os grupos, antes e após a intervenção. Para análise dos dados, aplicou-se o teste Qui-quadrado, o teste T, a Razão de Chance e ANOVA.
RESULTADOS: Ambos os grupos no período pré-intervenção apresentaram escasso conhecimento sobre as vias de transmissão e prevenção do Zika vírus e, aproximadamente 42% desconhecia sobre o uso dos métodos contraceptivos. Após a intervenção, o GOE apresentou um maior conhecimento em comparação ao GC (p<0,05).
CONCLUSÃO: Pode-se concluir que as estratégias lúdico-educativas são adequadas para a ampliação do conhecimento relacionado à prevenção da transmissão de IST's, visto que o grupo em que foram aplicadas as oficinas educativas apresentou um padrão de respostas corretas maior que o Grupo Controle, que por sua vez demonstrou um maior risco relativo de contrair IST's.

INTRODUCCIÓN

La adolescencia es comprendida como la etapa de la vida entre la infancia y la fase adulta, impregnada por un complejo proceso de desarrollo biopsicosocial y de crecimiento. Según la Organización Mundial de Salud1, la adolescencia corresponde a la segunda década de la vida, de los diez a los diecinueve años.

Los países del continente americano experimentaron recientemente la dispersión de Zika virus2. El Boletín Epidemiológico de Brasil nº 18/2016 divulgó 91.387 casos sospechosos de fiebre por Zika virus en el país, de los cuales 31.616 fueron confirmados. En el Noreste, más específicamente en Sergipe se registraron 348 casos de la enfermedad, con tasa de incidencia de 15,5/100 mil hab3. Actualmente, se observa un decline en el número de casos y en los defectos congénitos asociados. Sin embargo, esta disminución no descarta la necesidad de esfuerzos en el control viral, ya que todavía hay cuestiones cruciales que permanecen sin respuesta, particularmente relacionadas a la seguridad gestacional de mujeres embarazadas y si esta reducción tiene relación con la ausencia de transmisión4.

Además de la transmisión vectorial de esta arbovirosis5, existen posibilidades de transmisión sexual6,7,8, lo que representa un desafío real a las mujeres en edad reproductiva por el riesgo de concebir un bebé con el Síndrome Congénito de Zika (SCZ), una vez que gran parte de las madres de niños afectados por Zika son muy jóvenes9 y no siempre las adolescentes brasileñas tienen acceso a informaciones/servicios sobre salud reproductiva y prevención de embarazo no planificado.

Para evitar la dispersión del Zika virus y sus secuelas se debe invertir en educación sexual9. Las estrategias de educación en salud han evidenciado que lo lúdico y la creatividad proporcionan un aumento significativo en el conocimiento de los adolescentes sobre ISTs/SIDA10 y arbovirosis, específicamente dengue11,12.

Con base en lo expuesto, se entiende que lo lúdico es un recurso importante y valioso en el proceso enseñanza-aprendizaje pues agudiza la curiosidad, propicia la comprensión de los conocimientos y favorece la fijación del aprendizaje. Así, el objetivo de este estudio fue verificar el efecto de las intervenciones educativas lúdicas en el conocimiento sobre Zika virus y métodos anticonceptivos dirigidos a adolescentes.


MÉTODOS

Se realizó un ensayo clínico aleatorizado, realizado en escuelas públicas del área urbana de los municipios de Nossa Senhora do Socorro y Carmópolis, Sergipe. La selección de estos espacios fue establecida partiendo de la(s): 1) Necesidad de la escuela en abordar la educación sexual; 2) Información de la Secretaría Estatal de Salud sobre recién nacidos con microcefalia por infección congénita, casos confirmados/sospechosos para Zika virus y clasificación de medio riesgo para infección de Aedes aegypti12,13.

La investigación fue aprobada por el Comité de Ética en Investigación de la Universidad Tiradentes, parecer nº 1.858.861, siendo contemplados y resguardados los aspectos éticos y legales, de acuerdo con la Resolución 466/2012. Los criterios de elección adoptados fueron: adolescentes regularmente matriculados, cursando entre el 8º año de la enseñanza primaria y el 3º año de la enseñanza media y en grupo de edad establecido por la Organización Mundial de Salud. No se incluyeron en el estudio los adolescentes con alguna deficiencia cognitiva relevante informada por el profesor.

Se adoptó una proporción de 1:1 entre Grupos Taller Educativo (GTE) y Control (GC). En el caso de un tamaño de efecto de pequeño a medio (W=0,129) en Test Chi-cuadrado con 1 grado de libertad (dos variables de dos niveles), nivel de significancia del 5% y poder del 80%, se estimó un tamaño de muestra de 466 adolescentes (233 cada grupo). En base a los criterios de elección, la población objetivo de la escuela pública en Carmópolis fue constituida por 458 adolescentes, mientras que la de la escuela de Nossa Senhora do Socorro fue constituida de 475. De este universo poblacional, 256 adolescentes de la escuela en Carmópolis y 264 de la escuela en Nossa Senhora do Socorro atendieron a la convocatoria en el tiempo programado.

Debido a la posibilidad de pérdidas de acompañamiento y exclusión post-randomización, se elaboró una tabla de randomización con los adolescentes que atendieron a la convocatoria. La distribución fue realizada a través del Software R Core Team 2017, en designación aleatoria sin reposición, en dos grupos experimentales (Grupo Taller Educativo y Grupo Control), en proporción igualitaria por serie. Después de la asignación aleatoria, no se permitió el intercambio de participantes entre los grupos. Se produjeron algunas pocas pérdidas entre los grupos poblacionales de estudiantes, después de la aplicación del primer cuestionario (pre-intervención), finalizando el ensayo con 500 estudiantes distribuidos equitativamente entre las escuelas (Figura 1).

Los datos fueron recolectados en el espacio escolar y la recolección fue constituida por tres etapas: a) aplicación de cuestionario (pre-intervención) para identificar a los adolescentes y su conocimiento; b) desarrollo de los talleres educativos (intervención educativa); c) reaplicación del cuestionario (post-intervención).

Se utilizaron dos cuestionarios semi-estructurados y pre-codificados, confeccionados a partir de estudios pertinentes a la temática. El primer cuestionario se compone de cinco cuestiones relacionadas con aspectos sociodemográficos y de comportamiento sexual, mientras que el segundo, presentaba cuatro preguntas relacionadas con Zika virus y métodos de contracepción. Para la aplicación de los cuestionarios se realizó previamente la validación de análisis de contenido por experiencia con seis profesionales de las áreas de salud y educación.

Actividades con Grupo de Talleres Educativos (GTE)

Se desarrollaron tres talleres educativos y temáticos (uno por día), utilizando juegos lúdicos confeccionados por los propios autores (Figura 2). Cada taller estaba compuesto por grupos de diez a veinte participantes, con una duración mínima de 1 hora y 30 minutos y máxima de 3 horas, conteniendo las siguientes temáticas: "Riesgo en el desarrollo de la sexualidad - ISTs" (álbum seriado e ilustrativo); "¿Cómo debo usar los métodos anticonceptivos?" (Juego de la memoria y vivencia del uso del preservativo masculino/femenino); "Emergencia del Zika virus en la salud sexual y reproductiva" (tablero gigante - "Aedes Play").

En el inicio de los talleres se emplearon dinámicas de motivación para la presentación entre facilitadores y miembros del GTE y el pacto del proceso para garantizar la participación plena (término de asentimiento) y evitar cualquier forma de interacción/contaminación de informaciones con el otro grupo, "Mortalidad experimental" (situación en que los participantes dejan de participar durante el proceso). La aplicación del cuestionario en la etapa post-intervención ocurrió de forma espacial distinta para los respectivos grupos, ocho días después del inicio de los talleres educativos.

Actividades con el Grupo Control (GC)

En la sesión del GC se desarrolló acción ambiental en espacio escolar desprovisto de cuidados para eliminar los posibles focos de Aedes sp por medio de práctica sostenible, utilizando neumáticos, botellas plásticas y otros materiales desechables como ornamentación del ambiente. La actividad fue desarrollada en días distintos al del GTE y los participantes del GC no fueron orientados sobre la relevancia de la acción para prevención. Se resalta que después de la reaplicación del cuestionario, el GC recibió informaciones dialogadas y detalladas sobre educación sexual por uso de periódicos/folletos.

Análisis de los datos

Los resultados fueron analizados con ayuda del programa Statistical Package for Social Sciences (SPSS), versión 21.0. Las asociaciones entre las variables fueron hechas por medio de tablas de contingencia (test del Chi-cuadrado de Pearson), ANOVA bivariada y comparación entre medias (Test T de Student y análisis de varianza simple); en la medida de asociación se calculó la razón de probabilidad (RP) con intervalo de confianza del 95%, utilizando un valor de significancia de p<0,05. Los test se aplicaron para evaluar la frecuencia de los datos y comparar las respuestas entre los dos grupos en el período del pre y post-intervención, con el objetivo de verificar si hubo diferencias de opiniones entre los grupos.

Para evaluar si hubo mejoría en el conocimiento reproductivo y sexual, se atribuyó peso al número de aciertos de las preguntas (63 en total). La suma de los aciertos fue entonces estandarizada para una escala de cero a cien utilizando la ecuación:



Donde

A es el número de aciertos, S es la nota estandarizada.

Con el fin de determinar los efectos de la variable independiente (Intervención de Educación Sexual y Reproductiva) sobre la variable dependiente (mejora en el conocimiento reproductivo y sexual entre los grupos) se realizó el análisis de covariancia (ANCOVA) respetando el diseño con medidas repetidas y múltiples grupos. Fue así como se aplicó el ANOVA bivariado con dos factores, para evaluar la existencia de asociación entre grupos y primera relación.


RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Perfil sociodemográfico y comportamiento sexual de los adolescentes

Los adolescentes presentaron en promedio 15,9 (±1,6) años de edad en ambos grupos, la mayoría del sexo femenino (GTE 148, 59,2%, GC139, 55,6%), adeptos de la religión católica (GTE 111; 44,4%; GC 99; 39,8%) y afirmaban que ya había ocurrido la menarca/semenarca (GTE 225; 90,4%; GC 223; 89,9%). En lo que se refiere a la escolaridad, la mayoría de los adolescentes cursaban la enseñanza media (GTE 152, 60,8%, GC 147, 58,8%) con acceso a educación sexual en ambiente escolar (GTE 187, 74,8%, GC183, GC183 ; 73,5%). En cuanto al comportamiento sexual, a pesar de la mayoría en ambos grupos afirmar que no posee experiencia (GTE 160, 64,0%, GC135, 54,0%), esta variable se mostró estadísticamente significativa (p=0,023). Sin embargo, el promedio de edad de los adolescentes en la época de la primera relación sexual no presentó diferencias entre los grupos (GTE 15,0 ± 1,5 años, GC 14,7 ± 1,6 años, p = 0,125). Se aplicó la ANOVA bivariada con dos factores, es decir, evaluando el conocimiento total pre y post-intervención en función de las variables "grupo" y "primera relación sexual", no presentando resultados significativos para la interacción (F=0,084, p=0,772). Entre los grupos de adolescentes (control y taller educativo), no se encontró diferencia estadísticamente significativa en relación al conocimiento de los adolescentes sobre métodos anticonceptivos y al acceso a la educación sexual en ambiente escolar.

Conocimiento de los adolescentes sobre Zika virus y métodos anticonceptivos

Los adolescentes fueron preguntados sobre las formas de transmisión del Zika virus al hombre, siendo las más señaladas correctamente, en ambos grupos, el mosquito, la vía transplacentaria y la sanguínea y, por último, las vías sexuales, totalizando el 50,8% aciertos en el GTE y 48,9% en el GC (Tabla 1). Entre las alternativas incorrectas, la más citada fue la lactancia materna. En la mayoría de los casos, la mayoría de las personas que sufren de VIH / SIDA no se sienten satisfechas. Los valores obtenidos durante el período pre-intervención no presentaron diferencias entre los grupos (p<0,05). Después de la aplicación del juego "Aedes Play", se observó una tendencia de cambio en las respuestas de los adolescentes del GTE (Tabla 2), los cuales expresaron casi el doble de respuestas correctas (88,7%) en relación al GC (47,3) ), destacándose las vías sexuales (vaginal, anal y oral) y las vías sanguíneas, transplacentarias y vectoriales (p <0,001). Entre las alternativas incorrectas, la orina fue la única variable que no presentó diferencia significativa. Es importante resaltar que solamente el 17,6% de los adolescentes en el GC continuaron afirmando que desconocían cualquier forma de transmisión (p <0,001).






Los adolescentes también fueron cuestionados en relación a las formas de prevención/control del Zika virus en la etapa pre-intervención (Tabla 1), siendo las más conocidas entre los adolescentes, evitar la acumulación de agua parada, uso de repelente y de preservativos. Además, cerca del 30% de los adolescentes de ambos grupos no sabían al menos una forma de control/prevención del Zika virus (GTE 32,4%, GC 34,0%, p = 0,704), o expresaron formas de prevención incorrectas (GTE 13,2%, GC 7,6%), tales como consulta con especialista, evitar heridas abiertas, inyección en el centro de salud, protector solar, tomar medicamentos caseros y otros. Los valores obtenidos en esta etapa mostraron que no hay diferencias significativas entre el conocimiento de los grupos de adolescentes, excepto con respecto a las pantallas de protección. Después de la intervención con el tablero hubo una significativa alteración del conocimiento por parte del GTE, destacándose el preservativo, tela de protección, mosquitero, ropa larga, repelente, evitar la acumulación de agua parada e insecticida (Tabla 2). Algunos adolescentes del GTE citaron otras soluciones para la prevención del Zika virus, tales como el uso de aire acondicionado (11,6%) y evitar la sangre infectada (2,8%). Además, todos los adolescentes del GTE (100%) citaron, por lo menos, una forma de control/prevención, mientras que el 34,8% de los adolescentes control no sabían citar ninguna (p <0,001). En el presente estudio se analizaron los resultados de la evaluación de los resultados de la evaluación de la calidad de los alimentos, el puesto, el protector solar y otros. En el contexto de la intervención con respecto a la transmisión sexual del Zika virus en este estudio, otras ISTs fueron abordadas. En el período post-intervención (Tabla 2), se observó que los adolescentes del GTE lograron citar más tipos de IST (de 3-5 citas versus 1-2 del GC), destacándose de forma significativa las categorías "Otras ISTs" y "Zika virus" (p <0,05). Además, el GTE presentó mayor posibilidad de citar el Zika virus al comparar con el GC, que puede ser justificado por la participación en los talleres educativos lúdicos, por la curiosidad con la nueva infección y por la sorpresa con posibilidad de transmisión sexual. En cuanto al SIDA, el conocimiento por ambos grupos continuó similar (p <0,05) correspondiendo en el 90,4% y en el 90% del GTE y GC, respectivamente (Tabla 2). Es importante resaltar que la minoría del GC aún mostró desconocimiento sobre los tipos de ISTs de forma significativa.

Existe una heterogeneidad en las vías de transmisión del Zika virus, pudiendo ser vehiculado por el mosquito Aedes aegypti durante el repasto sanguíneo por el acto sexual desprotegido, por vía transplacentaria y perinatal, por la transfusión de sangre infectada y accidentalmente en ambiente laboratorial5,6,7,8. Entre las formas de transmisión sexual humana, se destacan las vías vaginal6, oral14 y anal15. Otros fluidos corporales, como la orina y la saliva, se han vuelto objeto de estudios como formas de contaminación al hombre, pero no existen evidencias suficientes para comprobar la transmisión por esas vías2.

Aunque el mosquito Aedes aegypti se señala como el principal vector del Zika virus en las Américas, existen evidencias de que otros mosquitos actúan con posibles vectores transmisores: Aedes albopictus16 y Culex quinquefasciatus17.

En la enseñanza-aprendizaje de los arbovirus para el público escolar, el juego de tablero ha sido bastante utilizado. Estudios experimentales con el público infanto-juvenil han demostrado que los participantes de este juego/discusión presentaron un aumento significativo de conocimiento, mayor capacidad de enfrentamiento y cambio de actitud en el autocuidado11,12. Mientras que los adolescentes se referían a los padres como los responsables de garantizar la no proliferación de los focos de reproducción del mosquito vector, en el momento post-experimento estos adolescentes asumieron un papel activo en las acciones de control11. Todavía no hay tratamiento específico o vacuna disponible para la infección por Zika virus. Sin embargo, medidas generales se concentran en evitar la picadura del vector e incluyen tanto las medidas de protección individual, como de nivel comunitario, con diferentes mecanismos de acción. Ante la potencialidad de la transmisión sexual, el uso del preservativo y otras recomendaciones relacionadas con la conducta sexual han sido intensificados, especialmente entre adolescentes y mujeres en edad reproductiva, debido al riesgo de nacimiento de recién nacido con microcefalia o síndrome congénito de Zika18. En el caso de los métodos anticonceptivos, se observó en la etapa pre-intervención que la expresión de destaque fue "Desconocido" (GTE 46,9%, GC 47,1%), especialmente en relación al implante subcutáneo, adhesivo, diafragma y DIU (p<0,05) (Tabla 3). La expresión "Conozco y sé usar" (GTE 29,3%, GC 30,2%) fue la segunda más utilizada, destacándose los preservativos masculino y femenino, seguida de la píldora anticonceptiva de emergencia y píldora oral. Las reacciones entre grupos no presentaron diferencia significativa (p <0,05). Después de la intervención con juego de la memoria de los métodos anticonceptivos, se notó que el GTE tuvo crecimiento significativo de conocimiento, cuya expresión "Conozco y sé usar" fue aproximadamente cuatro veces más mencionada al comparar con el grupo control (GTE 85,6%; GC 28,9%), destacándose el adhesivo con aumento para 80,4%, diafragma (72,0%), tablas (70,4%), implante subcutáneo (68,0%) y DIU (67,6%). En relación a las respuestas elegidas por los adolescentes del GC, prevaleció el "desconocimiento" (42,8%) sobre los sobre os métodos contraceptivos del periodo pre-intervención.




Un estudio realizado en São Paulo corrobora con los resultados de esta investigación, al evidenciar que los adolescentes poseen un mayor conocimiento sobre el preservativo masculino, preservativo femenino, píldoras (convencional y del día siguiente), afirmando el escaso conocimiento y manejo sobre los demás métodos19. A pesar de que los adolescentes del GTE han entrado en contacto con variados métodos y demostrado una correcta aplicación en el conocimiento sobre el uso e importancia de éstos, eso no traduce directamente en prácticas sexuales seguras. El desconocimiento de los adolescentes en cuanto al uso correcto de los métodos anticonceptivos - estrategia de postergación de maternidad/paternidad - debe ser foco de trabajo en la promoción de la sexualidad segura para enfrentar los agravantes de salud, la disminución de la morbimortalidad derivada de gestaciones precoces asociadas al riesgo de infección por el Zika virus y la microcefalia20. Sin embargo, al realizar la acción educativa de promoción a la salud es preciso comprender la importancia de los factores intrínsecos, tales como percepciones, valores, creencias y sentimientos, que pueden influenciar la conducta/comportamiento sexual y el modo de utilización correcta y constante de los contraceptivos21.

Después de las intervenciones, los adolescentes del GTE fueron indagados sobre su satisfacción con los talleres educativos y se revelaron "muy satisfechos" (86,4%) y "satisfechos" (13,6%), con ausencia de respuestas del tipo "poco satisfecho "o" insatisfecho ". Estos datos corroboran con otros estudios intervencionistas utilizando tecnologías educativas10,11 al dejar en evidencia la satisfacción de los participantes en el proceso de enseñanza-aprendizaje y demostrar que lo lúdico puede superar el modelo tradicional de enseñanza, ya que deja oportuna la participación discente de modo interactivo, divertido y concientizado.

En cuanto a la puntuación final del cuestionario se obtuvieron diferencias entre los dos momentos para los dos grupos con un aumento promedio de 40 puntos en el GTE (pre-intervención: 34,2 ± 9,8, post-intervención: 74,6 ± 9,9; (p <0,001) y disminución de 7 puntos en el GC (pre-intervención: 34,1 ± 10,7; post-intervención: 27,3 ± 11,5; p <0,001). No se observaron diferencias entre los grupos en la pre-intervención (p = 0,098), sin embargo, hay diferencias en la post-intervención (p <0,001). La disminución de la puntuación del GC en el período post-intervención puede ser justificada por los alumnos haber participado en otras actividades curriculares en la escuela, que no a las relacionadas con el estudio.


CONCLUSIÓN

Se verificó que las estrategias de educación en salud (juegos y discusión) contribuyeron de forma significativa a la ampliación del conocimiento sobre el Zika virus y la anticoncepción. La metodología aplicada no asegura que habrá cambios de comportamientos de riesgo y su efecto en el conocimiento a largo plazo. Sin embargo, el estudio suscita la importancia de atreverse y de crear en el ambiente escolar partiendo del supuesto que la intervención lúdica de la investigación favoreció el abordaje educativo y se utiliza de una tecnología simple, de manufactura barata, accesible y artesanal.

Las respuestas "no sé" o incorrectas verificadas en el estudio apuntan la necesidad de intensificación en las orientaciones en salud y reevaluación de las acciones educativas implementadas junto a la escuela y comunidad, ya que el conocimiento es un elemento imprescindible, necesario para controlar la arbovirosis y mitigar sus consecuencias.

Se resalta la necesidad de la continuidad de las acciones preventivas desarrolladas en el estudio en otros espacios, como instituciones de salud y ambientes frecuentados por adolescentes, para transformarlos en agentes multiplicadores del conocimiento en el control del Zika virus y de sus derechos en salud sexual/reproductiva.


AGRADECIMIENTOS

A la Coordinación de Perfeccionamiento de Personal de Nivel Superior (CAPES) y a la Fundación de Apoyo a la Investigación y la Innovación Tecnológica del Estado de Sergipe (Fapitec) por el apoyo financiero (Edital CAPES / FAPITEC nº 05/2014 Núcleo de CTI en la Educación Básica).


REFERENCIAS

1. World Health Organization (WHO). La Salud de los Jovenes: un reto y una esperanza. Geneva: WHO. 1995.

2. Basarab M, Bowman C, Aarons EJ, Cropley I. Zika vírus. BMJ.2016; 352: i1049

3. Brasil. Ministério da Saúde. Monitoramento dos casos de dengue, febre de chikungunya e febre pelo vírus Zika até a Semana Epidemiológica 13, Bol Epidemiol. 2016; 47(18) [acesso em 15 out 2016]. Disponível em: http://portalarquivos.saude.gov.br/images/pdf/2016/abril/27/2016-014---Dengue-SE13-substitui----o.pdf.

4. Siedner MJ, Ryan ET, Bogoch II. Gone or Forgotten? The rise and fall of Zika virus. The Lancet. 2018; 3(3): e109-e110.

5. Bechara AMD, Gontijo DT, Medeiros M, Facundes VLD. Na brincadeira a gente foi aprendendo: promoção de saúde sexual e reprodutiva com homens adolescentes. Rev Eletr Enferm. 2013; 15(1): 25-33.

6. Foy BD, Kobylinski KC, Foy JL, Blitvich BJ, Travassos da Rosa A, Haddow A, et al. Probable Non-Vector-borne Transmission of Zika Virus, Colorado, USA. Emerg Infect Dis. 2011; 17(5): 880-882.

7. Musso D, Roche C, Nhan T, Robin E, Teissier A, Cao-Lormeau VM. Detection of Zika virus in saliva. J Clin Virol. 2015; 68: 53-55.

8. Atkinson B, Hearn P, Afrough B, Lumley S, Carter D, Aarons EJ, Simpson AJ, Brooks TJ, Hewson R. Detection of Zika Virus in Semen. Emerg Infect Dis. 2016; 22(5): 940.

9. Roa M. Zika virus outbreak: reproductive health and rights in Latin America. The Lancet. 2016; 387(10021): 843.

10. Barbosa SM, Dias FLA, Pinheiro AKB, Pinheiro PNC, Vieira NFC. Jogo educativo como estratégia de educação em saúde para adolescentes na prevenção às DST/AIDS. Rev Eletr Enferm. [Online] 2010; 12(2): 337-341.[acesso em 15 out 2016 ]. Disponível em: https://revistas.ufg.br/fen/article/view/6710/6951

11. Beinner MA, Morais EAH, Reis IA, Reis EA, Oliveira SR. O uso de jogo de tabuleiro na educação em saúde sobre dengue em escola pública. Rev enferm UFPE.[online] 2015; 9(4): 7304-7313.Disponível em: https://periodicos.ufpe.br/revistas/revistaenfermagem/article/download/13587/16398

12. Vivas E, Sequeda MG. A game as an educational strategy for the control of Aedes aegypti in Venezuelan schoolchildren. Rev Panam Salud Public 2003; 14(6): 394-401.

13. Governo de Sergipe. Endemias: Regional de Aracaju é orientada sobre arboviroses, esquistossomose, raiva e leishmaniose. Agência Sergipe de Notícia. Secretaria de Estado de Saúde. 2016 [acesso em 07 de abril de 2017]. Disponível em: http://saude.se.gov.br/index.php/2016/08/02/endemias-regional-de-aracaju-e-orientada-sobre-arboviroses-esquistossomose-raiva-e-leishmaniose/

14. D'Ortenzio E, Matheron S, De Lamballerie X, Hubert B, Piorkowski G, Maquart M, et al. Evidence of sexual transmission of VírusZika. N Engl J Med. 2016; 374(22): 2195-2198.

15. Deckard DT, Chung WM, Brooks JT, Smith JC, Woldai S, Hennessey M, et al. Male-to-Male Sexual Transmission of Zika Virus-Texas, January 2016. MMWR Morb Mortal Wkly Rep. 2016; 65(14): 372-374.

16. Wong PJ, Li MI, Chong C, Ng L-C, Tan C-H. Aedes (Stegomyia) albopictus (Skuse): A potencial vector of Zikavírus in Singapore. PLoSNeglTropDis. 2013; 7(8): e2348.

17. Guedes DRD, Paiva MHS, Donato MMA, Barbosa PP, Krokovsky L, Rocha SWS, et al. Zika virus replication in the mosquito Culex quinquefasciatus in Brazil. Emerg Microbes Infect. 2017; 6(8): e69.

18. Oster AM, Brooks JT, Stryker JE, Rachur RE, Mead P, Pesik NT, Petersen LR. Interim Guidelines for Prevention of Sexual Transmission of Zika Virus - United States, 2016. MMWR Morb Mortal Wkly Rep. 2016; 65(5): 120-121.

19. Madureira L, Marques IR, Jardim DP. Contracepção na adolescência: conhecimento e uso. CogitareEnferm. [Internet]. 2010; 15(1): 100-105. [acesso em 15 out 2016 ]. Disponível em: https://revistas.ufpr.br/cogitare/article/view/17179

20. Couto DS, Alves JS, Rodrigues KSLF, Pereira QLC. Postergação da maternidade e paternidade na adolescência em época de Síndrome congênita do Zika vírus. J. Health NPEPS 2018; 3(1): 281-288.

21. Almeida RAAS, Corrêa RGCF, Rolim ILTP, Hora JM, Linard AG, Coutinho NPS, et al. Conhecimento de adolescentes relacionados às doenças sexualmente transmissíveis e gravidez. Rev Bras Enferm. 2017; 70(5): 1087-1094.
adolescencia adolescencia adolescencia
GN1 © 2004-2019 Revista Adolescência e Saúde. Fone: (21) 2868-8456 / 2868-8457
Núcleo de Estudos da Saúde do Adolescente - NESA - UERJ
Boulevard 28 de Setembro, 109 - Fundos - Pavilhão Floriano Stoffel - Vila Isabel, Rio de Janeiro, RJ. CEP: 20551-030.
E-mail: revista@adolescenciaesaude.com