Revista Adolescência e Saúde

Revista Oficial do Núcleo de Estudos da Saúde do Adolescente / UERJ

NESA Publicação oficial
ISSN: 2177-5281 (Online)

Vol. 16 nº 1 - Ene/Mar - 2019

Artículo Original Imprimir 

Páginas 77 a 87


Comportamiento sedentario y factores asociados en adolescentes escolares del municipio de Sombrio - SC

Sedentary behavior and associated factors in school adolescents in the municipality of Sombrio - SC

Comportamento sedentário e fatores associados em adolescentes escolares do município de Sombrio - SC

Autores: Vanessa de Souza Vieira1; Susana da Costa Aguiar2; Maria Cristine Campos3; Ione Jayce Ceola Scheider4; Viviane de Menezes Caceres5; Danielle Soares Rocha Vieira6

1. Graduação en Fisioterapia por la Universidad Federal de Santa Catarina (UFSC). Araranguá, SC, Brasil
2. Fisioterapeuta. Máster en Ciencias de la Rehabilitación por el Programa de Post-Graduación en Ciencias de la Rehabilitación de la Universidad Federal de Santa Catarina (UFSC). Araranguá, SC, Brasil
3. Fisioterapeuta. Máster en Ciencias de la Rehabilitación por el Programa de Post-Graduación en Ciencias de la Rehabilitación de la Universidad Federal de Santa Catarina (UFSC). Araranguá, SC, Brasil
4. Doctorado en Salud Colectiva. Prof. Dra. del Departamento de Ciencias de la Salud Universidad Federal de Santa Catarina (UFSC). Araranguá, SC, Brasil
5. Post-Doctora. Prof. Dra. del Departamento de Ciencias de la Salud de la Universidad Federal de Santa Catarina (UFSC). Araranguá, SC, Brasil
6. Doctorado en Ciencias de la Rehabilitación. Prof. Dra. del Departamento de Ciencias de la Salud de la Universidad Federal de Santa Catarina (UFSC). Araranguá, SC, Brasil

Danielle Soares Rocha Vieira
Rodovia Governador Jorge Lacerda, nº 3201 - Km 35,4 - Bairro: Jardim das Avenidas
Araranguá, SC, Brasil. CEP: 88906-072
danielle.vieira@usfc.br

PDF Portugués      


Scielo

Medline

Como citar este artículo

Palabra Clave: Adolescente; Estilo de Vida Sedentario; Comportamiento del Adolescente.
Keywords: Adolescent; Sedentary Lifestyle; Adolescent Behavior.
Descritores: Adolescente; Estilo de Vida Sedentário; Comportamento do Adolescente.

Resumen:
OBJETIVO: Caracterizar indicadores de comportamiento sedentario (CS) en adolescentes escolares y verificar sus asociaciones con factores sociodemográficos, antropométrico y nivel de actividad física (AF).
MÉTODOS: Participaron del estudio 104 adolescentes (63.3% sexo femenino, 16.43 ± 0.98 años) del municipio de Sombrio - SC. Los indicadores de CS (uso d TV, juegos, usar computador y celular en los días de semana y fines de semana) fueron categorizados como ≤ 2 y > 2 horas/día. Se consideró como variables independientes: sexo, escolaridad de los padres, tipo de escuela, índice socioeconómico, índice de masa corporal y nivel de AF. Una regresión logística multivariada fue utilizada para determinar las asociaciones (p<0.05).
RESULTADOS: El CS relacionado al uso del celular fue el más prevalente y presentar nivel de AF insuficiente aumentó las posibilidades para este comportamiento (OR: 3.42; IC95%: 1.15 - 10.16). Ser del sexo femenino aumentó la posibilidad para el uso de TV (OR: 4.54; IC95%: 1.12 - 18.24). No presentar exceso de peso redujo la posibilidad para el CS relacionado al uso del celular (OR: 0.19; IC95%: 0.03 - 0.95) y el tiempo de TV (OR: 0.08; IC95%: 0.01 - 0.45).
CONCLUSIÓN: El CS relacionado al celular fue alto entre los adolescentes y las asociaciones con el IMC y con el nivel de AF necesitan ser consideradas para la elaboración de intervenciones para prevención de CS en la adolescencia.

Abstract:
OBJECTIVE: Characterize indicators of sedentary behavior (SB) in school adolescents and verify their associations with sociodemographic, anthropometric and physical activity (PA) factors.
METHODS: A total of 104 adolescents (63.3% female, 16.43 ± 0.98 years) from the city of Sombrio (SC) participated in the study. SB indicators (TV time, games, computer and mobile phone use on weekdays and weekends) were categorized as ≤ 2 and > 2 hours/day. The following variables were considered as independent variables: gender, parents' levels of education, type of school, socioeconomic index, body mass index and level of PA. A multivariate logistic regression was used to determine associations (p < 0.05).
RESULTS: SB related to cell phone use was the most prevalent, and present insufficient PA level increased the chances for this behavior (OR: 3.42; 95% CI: 1.15 - 10.16). Being female increased the chance for the use of the TV (OR: 4.54; 95% CI: 1.12 - 18.24). Not being overweight reduced the chance for SB related to cell phone use (OR: 0.19; 95% CI: 0.03 - 0.95) and TV time (OR: 0.08; 95% CI: 0.01 - 0.45).
CONCLUSION: SB related to cell phone use was high among adolescents and associations with BMI and level of PA need to be considered for the development of interventions for SB prevention in adolescence.

Resumo:
OBJETIVO: Caracterizar indicadores de comportamento sedentário (CS) em adolescentes escolares e verificar suas associações com fatores sociodemográficos, antropométrico e nível de atividade física (AF).
MÉTODOS: Participaram do estudo 104 adolescentes (63.3% sexo feminino, 16.43 ± 0.98 anos) do município de Sombrio - SC. Os indicadores de CS (uso da TV, jogos, usar computador e celular nos dias de semana e finais de semana) foram categorizados como ≤ 2 e > 2 horas/dia. Considerou-se como variáveis independentes: sexo, escolaridade dos pais, tipo de escola, índice socioeconômicos, índice de massa corporal e nível de AF. Uma regressão logística multivariada foi utilizada para determinar as associações (p< 0.05).
RESULTADOS: O CS relacionado ao uso do celular foi o mais prevalente, e apresentar nível de AF insuficiente aumentou as chances para este comportamento (OR: 3.42; IC95%: 1.15 - 10.16). Ser do sexo feminino aumentou a chance para o uso da TV (OR: 4.54; IC95%: 1.12 - 18.24). Não apresentar excesso de peso reduziu a chance para o CS relacionado ao uso do celular (OR: 0.19; IC95%: 0.03 - 0.95) e o tempo de TV (OR: 0.08; IC95%: 0.01 - 0.45).
CONCLUSÃO: O CS relacionado ao celular foi elevado entre os adolescentes e as associações com o IMC e com o nível de AF precisam ser consideradas para a elaboração de intervenções para prevenção do CS na adolescência.

INTRODUCCIÓN

El comportamiento sedentario (CS) se caracteriza por actividades realizadas en la posición sentada, reclinada o recostada y con un gasto energético inferior o igual a 1.5 MET1 (equivalente metabólico). Cada MET equivale a un consumo de O2 basal de 3,5 ml/KG.min.

Diferentes tipos de CS incluyen desplazarse en medios de transporte, trabajar en la posición sentada y un conjunto de comportamientos generalmente caracterizados como "tiempo de pantalla", como usar el teléfono y la computadora, ver la televisión (TV) y jugar videojuego2.

En la adolescencia, ocurren intensos cambios físicos y psicológicos, caracterizando una época relevante para el estudio del CS3. Además, se ha demostrado que diversos marcadores de CS tienen impacto en los resultados de la salud, como la obesidad, la hipertensión arterial, la hipercolesterolemia, los bajos niveles de autoestima, los problemas de comportamiento social, la aptitud física y el rendimiento académico4.

No hay recomendaciones nacionales sobre el tiempo mínimo que se debe gastar en CS5. Sin embargo, estudios brasileños6-7 a menudo siguen recomendaciones internacionales, que sugieren que los adolescentes limitan ese tiempo a menos de dos horas al día. Este punto de corte está bien establecido para los comportamientos de ver televisión, jugar videojuego y usar el computador. Sin embargo, tales dispositivos no representan completamente las oportunidades sedentarias disponibles para los jóvenes, ya que actualmente es creciente entre esa población el uso de medios móviles, como los smartphones y tablets8.

El informe del Health Behaviour in School-Age Children (HBSC) reveló que el 56% a 65% de los jóvenes pasaba dos horas o más al día viendo la TV. Por su parte, la Encuesta Nacional de Salud del Escolar (PeNSE) estimó la prevalencia del 78% para este comportamiento. Según Barbosa et al.9, en el 60% de los estudios analizados en su revisión sistemática, la prevalencia de tiempo excesivo de uso de la TV fue superior al 50% en adolescentes brasileños.

De acuerdo con Guerra et al.2, estudios demostraron asociación positiva entre mayor tiempo de pantalla y bajo nivel de actividad física (AF) y mayor ingesta de alimentos calóricos. Sin embargo, son inciertas las relaciones con la condición socioeconómica y los factores demográficos, como la edad y el sexo. Estos resultados conflictivos pueden estar justificados por la heterogeneidad de los puntos de corte utilizados para definir el tiempo excesivo de la pantalla, así como por los instrumentos de evaluación utilizados, y los dibujos de los estudios. Además, se destaca la escasez de estudios que evalúan el CS explorando otros indicadores como el tiempo de uso de celulares y tablets.

Esta es la primera generación de adolescentes creada enteramente en la era digital, lo que repercute en un estilo de vida centrado en los dispositivos tecnológicos. Aunque es evidente el aumento del acceso a tales dispositivos, no hay consenso en la literatura sobre cuáles son las variables asociadas a ese tipo de CS. Por lo tanto, es necesario contribuir a la comprensión de esas asociaciones y, a partir de eso, ampliar las evidencias sobre las implicaciones de la exposición a esos comportamientos y fomentar la elaboración de intervenciones preventivas en salud.

De esta forma, el objetivo de este estudio fue caracterizar cuatro indicadores de CS en adolescentes escolares y verificar sus asociaciones con factores sociodemográficos, antropométrico y nivel de actividad física (AF).


MÉTODO

Se realizó un estudio observacional analítico del tipo transversal. La muestra se constituyó de adolescentes de ambos sexos, con edad entre 14 y 19 años, regularmente matriculados en la enseñanza media (1º, 2º y 3º años) de dos escuelas públicas estatales y una escuela de enseñanza privada del municipio de Sombrio (Santa Catarina). Según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), el municipio cuenta con tres escuelas de carácter público y una escuela de carácter privado, y en 2015 presentaba 1.197 alumnos matriculados en la enseñanza media.

Para el estudio, se optó por incluir en la muestra el 10% de los alumnos matriculados. La selección de las escuelas públicas incluidas en el estudio fue realizada por medio de sorteo aleatorio. Se consideraron elegibles los escolares que estaban presentes en el aula el día de la recolección de datos. Los criterios de exclusión adoptados fueron: presentar edad inferior a 14 años y superior a 19 años y presentar limitaciones mentales y/o audiovisuales. Se consideraron como rechazos a los escolares que no firmaron el término de asentimiento o no entregaron el término de consentimiento libre y esclarecido firmado por los padres. Los que no asistieron en el aula el día de la recolección fueron considerados como pérdidas.

Instrumentos

Las informaciones sobre aspectos sociodemográficos, CS y práctica de AF fueron extraídas de un cuestionario elaborado en asociación con Núcleo de Investigación y Actividad Física y Salud de la Universidad Federal de Santa Catarina, con base en el cuestionario Comportamientos de los Adolescentes Catarinenses (COMPAC)10. El software SPHYNXR (Sphynx Software Solutions Incorporation, Washington, EE.UU.) fue utilizado para la lectura óptica de los cuestionarios.

Para medir la masa corporal de los participantes, se utilizó la balanza digital (Glass 200 G-Tech, Zhongshan, China), y la estatura fue determinada por un estadiómetro portátil (Sanny, São Paulo, Brasil).

Procedimientos

La recolección de datos ocurrió de septiembre a noviembre de 2016 con la participación de un equipo previamente entrenado para la aplicación de los instrumentos de recolección. Para la evaluación antropométrica, se utilizó el error técnico de medición (ETM) y se consideró aceptable una desviación estándar de ± 2. Para ello, los investigadores involucrados en la recolección de los datos evaluaron a 10 adolescentes en dos momentos diferentes, con un intervalo mínimo de siete días y máximo de 15 días. Las medidas del evaluador más experimentado fueron consideradas como patrón oro.

Previamente a la aplicación del cuestionario, los alumnos fueron orientados para el llenado de cada sección del mismo. El tiempo de aplicación fue de 40 a 50 minutos en promedio.

Las variables sociodemográficas analizadas en este estudio fueron: sexo, edad en años completos, escolaridad del padre y de la madre, índice de bienes y tipo de escuela (pública o privada). Se determinó el índice de bienes con base en la metodología de la Asociación Brasileña de Empresas de Investigación (ABEP), que considera la presencia de bienes materiales y de empleados mensuales en la residencia. Se calculó tomando en cuenta los diferentes pesos de los bienes propuestos por la ABEP, siendo 0 la puntuación mínima y 87 la máxima puntuación posible. La escolaridad del padre y de la madre fue determinada por la pregunta "Marque la alternativa que mejor representa el nivel de estudio de su padre y su madre", con las siguientes categorías de respuestas: nunca estudió, no concluyó la enseñanza fundamental, concluyó la enseñanza fundamental, no concluyó la enseñanza secundaria, concluyó la enseñanza secundaria, no concluyó la facultad, concluyó la facultad.

El CS fue operado a partir de cuatro indicadores (tiempo promedio diario gastado viendo TV, jugando videojuegos y/o usando el computador para jugar, usando el computador sin ser para jugar y usando celular), evaluados separadamente para días de semana y fin de semana. El CS fue definido como pasar tiempo superior a dos horas realizando cada una de esas actividades2.

Para medir el nivel de AF, los adolescentes indicaron con qué frecuencia (veces/semana) y duración por día (horas/minutos) practicaban diferentes actividades de intensidad moderada a vigorosa. Para caracterizar a los adolescentes como activos e insuficientemente activos, se utilizaron criterios de la Organización Mundial de la Salud (OMS)11.

Después del rellenado del cuestionario, se midió la masa corporal y la estatura. A partir de las medidas obtenidas, se realizó el cálculo del índice de masa corporal (IMC), que fue categorizado de acuerdo con el sexo y la edad y expresado en score z de la curva de referencia de la OMS12. El IMC posteriormente fue clasificado en "sin exceso de peso" (peso normal, delgadez y delgadez acentuada) y "con exceso de peso" (sobrepeso y obesidad).

La investigación fue aprobada por el Comité de Ética en Investigación con Seres Humanos de la institución bajo el número CAAE 66721517.2.0000.0121.

Análisis Estadístico

Para análisis de datos, fue inicialmente realizada estadística descriptiva, seguida de análisis bivariado. Para identificar los factores independientes asociados al CS se utilizó la regresión logística multivariada. Se han construido modelos de regresión que tuvieron como variable dependiente cada uno de los 4 indicadores de CS durante la semana y fin de semana (desenlace categórico binario: sin CS - ≤ 2 horas/día y con CS -> 2 horas/día), y como e como variables de exposición fueron considerados: sexo (femenino y masculino), escolaridad del padre y de la madre (Enseñanza Fundamental Incompleta; Enseñanza Fundamental Completa o Enseñanza Media Incompleta; Enseñanza Media Completa o Enseñanza Superior Completa o Incompleta), tipo de escuela (Pública o Privada), índice de bienes (categorizado en tercios), IMC (sin exceso de peso y con sobrepeso), y nivel de AF (insuficientemente activo y activo). Los resultados se expresaron en Odds ratio (OR). El análisis estadístico se realizó a través del paquete estadístico SPSS (StatisticalPackage for the Social Sciences) versión 17.0.


RESULTADOS

De los 175 adolescentes potencialmente elegibles, 104 participaron del estudio, cuya media de edad era de 16.43 ± 0.98 años. Conforme se presenta en la Tabla 1, 63.5% eran del sexo femenino, 82.7% estudiaban en escuela pública, el 68.3% eran insuficientemente activos, el 17.2% presentaba sobrepeso u obesidad y el 26.4% de los padres y el 45.3% de las madres concluyeron al menos la enseñanza media.




En las Figuras 1 y 2, se presentan los porcentajes de adolescentes según el tiempo de pantalla recomendado (≤2 horas/día) y no recomendado (> 2 horas/día) para uso de TV, juegos (en el computador y videojuegos), uso de computadora sin ser para jugar y de celular durante la semana y el fin de semana. Se observaron mayores porcentajes relacionados con el uso de celular y TV durante la semana y el fin de semana. El tiempo dedicado a juegos en el computador o videojuegos fue el comportamiento con menores porcentuales, tanto para los días de semana como para los fines de semana.


Figura 1. Porcentaje de adolescentes en comportamiento sedentario en los días de semana según el tiempo gastado (≤ 2 horas y> 2 horas/día), Sombrio (SC), Brasil, 2016. N = 104


Figura 2. Porcentaje de adolescentes según el tiempo gastado (≤ 2 horas y> 2 horas/día) en comportamiento sedentario al final de semana, Sombrio (SC), Brasil, 2016. N = 104



Las Tablas 2 y 3 se presentan los resultados de la regresión logística para asociación entre los CS de ver TV y uso de celular en los días de semana y de fin de semana, respectivamente, y los factores sociodemográficos, antropométrico y nivel de AF. En esta regresión, se utilizaron las informaciones referentes a 86 adolescentes, debido a la ocurrencia de datos faltantes.






Se pudo observar asociación estadísticamente significativa entre el sexo y el CS relativo al tiempo de TV (p = 0,034). El sexo femenino aumentó la probabilidad (OR = 4.52, IC95% = 1.12 - 18.24) de pasar tiempo superior a dos horas viendo TV en los días laborables. Además, se encontró asociación entre la variable IMC y el CS relativo al uso del celular en los días de semana. Los individuos sin sobrepeso tuvieron posibilidades reducidas de pasar más de dos horas usando el celular durante los días de la semana (OR = 0.19, IC95% = 0.03 - 0.95) (Tabla 2).

El CS relacionado al hábito de ver TV los fines de semana fue asociado al IMC. Los individuos que no presentaban exceso de peso presentaron menor probabilidad de pasar más de dos horas viendo TV (OR = 0.08, IC95% = 0.01 - 0.45). Adicionalmente, el tiempo excesivo relacionado al uso de celular en el fin de semana fue significativamente asociado con el nivel de AF. Los adolescentes con un nivel de AF insuficiente presentaron mayor probabilidad de pasar más de dos horas adoptando tal comportamiento (OR = 3.42, IC95% = 1.15 - 10.16) (Tabla 3).

No se observaron asociaciones estadísticamente significativas (p> 0,05) entre los demás tipos de CS en días de semana y fin de semana y las variables independientes investigadas en el presente estudio.


DISCUSIÓN

Los principales resultados del presente estudio fueron: 1) Entre los cuatro indicadores de CS relacionados con el tiempo de la pantalla, se observaron mayores porcentajes para el uso del celular durante la semana y el fin de semana. 2) Se comprobó que el sexo femenino aumentó la oportunidad de pasar tiempo por encima de lo recomendado (> 2 horas / día) viendo TV. 3) No presentar exceso de peso redujo las posibilidades de gastar tiempo excesivo para el uso del celular en los días de semana. 4) Para los fines de semana, se observó que no presentar exceso de peso redujo las posibilidades de pasar tiempo excesivo viendo TV, mientras que el nivel de AF insuficiente aumentó las posibilidades de adoptar el CS relativo al uso del celular.

Con respecto a los indicadores de CS relacionados al tiempo de pantalla analizados, hubo destaque para actividad "uso del celular", que alcanzó valores de 63.4% en los días laborables y el 60,6% en los fines de semana. A pesar de que se han observado tasas elevadas para este CS, estos resultados son inferiores al reportado en estudio previo, que reportó tasa del 88.2% de este comportamiento13. Las altas prevalencias de este CS entre los adolescentes pueden ser justificadas por el crecimiento tecnológico de Brasil. Con el advenimiento de la era digital, un nuevo estilo de vida viene configurándose y las actividades que antes eran activas, fueron gradualmente reemplazadas por el uso de tablets y celulares, principalmente en grandes centros urbanos9.

El uso de dispositivos móviles, incluido el celular, contribuye de forma importante a la reducción del gasto energético entre adolescentes y está entre los principales factores ambientales determinantes de la obesidad y sobrepeso en jóvenes14. De esta forma, los datos recogidos en este estudio indicaron que adolescentes con IMC adecuado tienen menores posibilidades de pasar más de dos horas en la semana utilizando el teléfono celular. Estos hallazgos refuerzan a los que se entrevistaron por Kenney y Gortmaker15, que verificaron que adolescentes que pasaban más de cinco horas usando dispositivos de pantalla (smarthphones, tablets, computadoras y/o videojuegos), con excepción del uso de TV, tenían mayor riesgo de desarrollar obesidad.

En el presente estudio, las adolescentes de las mujeres presentaron una mayor probabilidad de pasar tiempo por encima de lo recomendado viendo TV en los días de semana. De manera similar, estudio realizado en 56 escuelas públicas de Pelotas (RS) con muestra de 8.661 alumnos encontró asociaciones positivas entre sexo femenino y tiempo de TV16. Por otro lado, Lucena et al.6, demostraron que adolescentes del sexo masculino pertenecientes a las clases económicas más altas presentaron mayores posibilidades de exposición al tiempo por encima de lo recomendado viendo TV. Uno de los motivos de este desacuerdo puede ser los diferentes puntos de corte utilizados para categorizar el CS relacionado con el uso de TV2.

En este estudio, individuos que no presentaban exceso de peso tenían menores posibilidades de pasar más de dos horas viendo TV los fines de semana. Los resultados similares se encontraron en el estudio de Júnior et al.17, realizado con adolescentes de grupo de edad similar, en el cual el hábito de ver TV por dos horas o más mostró estar asociado a la prevalencia de sobrepeso y obesidad. En contraste a estos hallazgos, Biddle et al.18 concluyeron que las asociaciones entre CS y adiposidad en adolescentes todavía son débiles y hay poca o ninguna evidencia de que esa asociación sea causal.

Silva et al.19 verificaron prevalencia de niveles insuficientes de AF por arriba del 50% en 8 de los 16 estudios realizados con adolescentes brasileños, demostrando la necesidad de la elaboración de políticas públicas concentradas en la promoción de hábitos de vida saludables en la juventud. En esta fase de la vida, la frecuente adopción de CS, como por ejemplo el uso del celular, aumenta las posibilidades de presentar niveles más bajos de AF. Los datos encontrados en el presente estudio refuerzan estas afirmaciones, pues escolares con nivel de AF insuficiente presentaron posibilidades aumentadas de pasar más de dos horas usando el celular los fines de semana. De la misma forma, estudio realizado con universitarios americanos encontró asociación negativa entre el uso del teléfono celular y la aptitud física. Los individuos que usaban aparatos de telefonía con mayor frecuencia eran más propensos a renunciar a oportunidades de actividades físicas y preferían adoptar actividades más sedentarias como acceder a Facebook y Twitter, navegar por Internet, jugar y usar aplicaciones. Aunque todavía son escasos estudios que evalúen por separado el comportamiento "uso del celular" y su influencia en el nivel de AF del individuo, ya está descrito en la literatura que la reducción del tiempo dedicado a las actividades sedentarias es una estrategia para reducir la inactividad física20.

Algunas limitaciones deben ser consideradas en la interpretación de los resultados del presente estudio. En primer lugar, las exposiciones y los datos presentados se basaron en medidas de auto relación y las estimaciones pueden haber sido sub o sobreestimadas. La mayoría de los adolescentes incluidos en la muestra pertenecen a la red pública de enseñanza. Los datos fueron recolectados en una región específica de Brasil, y los estudiantes incluidos en la muestra pueden no representar a la población adolescente como un todo. Además, la ausencia de otras significancias estadísticas puede haber ocurrido por el número de muestra evaluado.

Por último, este estudio presentó como punto fuerte la medición del CS relacionado al tiempo de pantalla más allá de los dispositivos electrónicos comúnmente investigados (TV, videojuegos y computador). Los medios móviles vienen dominando diferentes grupos de edad y reemplazando antiguas formas de entretenimiento y ocio de manera creciente. Por lo tanto, la inclusión del uso de celular en este y en estudios futuros es importante para que las investigaciones se adecuen al escenario tecnológico actual.


CONCLUSIÓN

Entre los indicadores de CS, el uso de celular se mostró el más frecuente entre los adolescentes, tanto los días de semana como los fines de semana. Además, el uso de celular y TV se asoció a aspectos modificables por medio de intervenciones en salud, como el nivel de AF y el IMC. Por lo tanto, los resultados obtenidos pueden contribuir a la elaboración de acciones dirigidas a la reducción de este comportamiento entre los adolescentes.

Se resalta la importancia de investigar las asociaciones referentes al uso de dispositivos de medios móviles, como los celulares, ya que éstos se están convirtiendo en una plataforma alternativa de visualización de contenido anteriormente restringido a aparatos de TV. Por lo tanto, ampliar las evidencias acerca del uso de estos dispositivos se hace necesario a fin de reconocer los impactos que éstos proporcionan a la salud ya los hábitos adquiridos en la adolescencia.


NOTA DE AGRADECIMIENTOS

Agradecemos al equipo que participó en la recolección de datos, a los adolescentes, padres, a las escuelas del municipio de Sombrio y al Núcleo de Investigación y Actividad Física y Salud de la UFSC.


SOPORTE FINANCIERO

Consejo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (CNPq), Llamada MCTI/CNPQ/UNIVERSAL 14/2014 - Proceso 456567/2014-3. La discente Vanessa de Souza Vieira recibió beca del Programa Institucional de Becas de Iniciación en Investigación Científica (PIBIC/CNPq). La discente Susana da Costa Aguiar recibió beca de la Coordinación de Perfeccionamiento de Personal de Nivel Superior (CAPES) y del Programa de Becas Universitarias de Santa Catarina.


REFERENCIAS

1. Tremblay MS, Aubert S, Barnes JD, Saunders TJ, Carson V, Latimer-Cheung AE, et al. Sedentary Behavior Research Network (SBRN) - Terminology Consensus Project process and outcome. Int J Behav Nutr Phys Act. 2017;14(1):75.

2. Guerra PH, Júnior JCF, Florindo AA. Sedentary behavior in Brazilian children and adolescents: a systematic review. Rev Saúde Pub. 2016;50(9):1-15.

3. Qidwai W, Ishaque S, Shah S, Rahim M. Adolescent lifestyle and behaviour: a survey from a developing country. PLoS One. 2010;5(9): e12914.

4. Carson V, Hunter S, Kuzik N, Gray CE, Poitras VJ, Chaput JP, et al. Systematic review of sedentary behaviour and health indicators in school-aged children and youth: an update. Appl Physiol Nutr Metab. 2016;41(6 Suppl 3):S240-65.

5. Nardo N, J., Silva DA, Ferrari GLDM, Petroski EL, Pacheco RL, Martins PC, et al. Results From Brazil's 2016 Report Card on Physical Activity for Children and Youth. J Phys Act Health. 2016;13(11 Suppl 2): S104-9.

6. Lucena JMSD, Cheng LA, Cavalcante TLM, Silva VAD, Farias Júnior JCD. Prevalence of excessive screen time and associated factors in adolescents. Rev Paul Pediatr. 2015;33(4):407-14.

7. Sousa GRD, Silva DAS. Sedentary behavior based on screen time: prevalence and associated sociodemographic factors in adolescents. Ciên Saúde Colet. 2017;22(12):4061-72.

8. Odiaga JA, Doucette J. Technological Media and Sedentary Behavior in Pediatrics. J Nurse Pract. 2017;13(1):72-8.

9. Barbosa VCF, Campos WD, Lopes ADS. Epidemiology of physical inactivity, sedentary behaviors, and unhealthy eating habits among Brazilian adolescents. Ciên saúde colet. 2014;19(1):173-94.

10. Silva KSD, Lopes ADS, Hoefelmann LP, Cabral LGDA, De Bem MFL, Barros MVGD, et al. Projeto COMPAC (comportamentos dos adolescentes catarinenses): aspectos metodológicos, operacionais e éticos. Rev bras cineantropom desempenho hum. 2013;15(1):1 -15.

11. WHO. Global recommendations on physical activity for health: World Health Organization; 2015. Disponível em: http://www.who.int/dietphysicalactivity/factsheet_recommendations/en/.

12. WHO. Obesity and overweight: World Health Organization; 2017. Disponível em: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs311/en/.

13. Lepp A, Barkley JE, Sanders GJ, Rebold M, Gates P. The relationship between cell phone use, physical and sedentary activity, and cardiorespiratory fitness in a sample of U.S. college students. Int J Behav Nutr Phys Act. 2013;10(79):2-9.

14. Camargo APPDMD, Barros Filho ADA, Antonio MÂRDGM, Giglio JS. The non-perception of obesity can be an obstacle to the role of mothers in taking care of their children. Ciên saúde colet. 2013;18(2):323-33.

15. Kenney EL, Gortmaker SL. United States Adolescents' Television, Computer, Videogame, Smartphone, and Tablet Use: Associations with Sugary Drinks, Sleep, Physical Activity, and Obesity. J Pediatr. 2017;182:144-9.

16. Ferreira RW, Rombaldi AJ, Ricardo LIC, Hallal PC, Azevedo MR. Prevalence of sedentary behavior and its correlates among primary and secondary school students. Rev Paul Pediatr. 2016;34(1):56-63.

17. Júnior LMS, Santos AP, Souza OF, Farias ES. Prevalence of excess weight and associated factors in adolescents of private schools of an Amazonic urban area, Brazil. Rev Paul Pediatr. 2012;30(2):217-22.

18. Biddle SJ, Garcia BE, Wiesner G. Sedentary behaviour and adiposity in youth: a systematic review of reviews and analysis of causality. Int J Behav Nutr Phys Act. 2017 Mar;14(1):43.

19. Silva KSD, Nahas MV, Hoefelmann LP, Lopes ADS, Oliveira ESD. Associações entre atividade física, índice de massa corporal e comportamentos sedentários em adolescentes. Rev Bras Epidemiol. 2008;11(1):159-68.

20. Koezuka N, Koo M, Allison KR, Adlaf EM, Dwyer JJ, Faulkner G, et al. The relationship between sedentary activities and physical inactivity among adolescents: results from the Canadian Community Health Survey. J Adolesc Health. 2006;39(4):515-522.
adolescencia adolescencia adolescencia
GN1 © 2004-2019 Revista Adolescência e Saúde. Fone: (21) 2868-8456 / 2868-8457
Núcleo de Estudos da Saúde do Adolescente - NESA - UERJ
Boulevard 28 de Setembro, 109 - Fundos - Pavilhão Floriano Stoffel - Vila Isabel, Rio de Janeiro, RJ. CEP: 20551-030.
E-mail: revista@adolescenciaesaude.com