Revista Adolescência e Saúde

Revista Oficial do Núcleo de Estudos da Saúde do Adolescente / UERJ

NESA Publicação oficial
ISSN: 2177-5281 (Online)

Vol. 16 nº 2 - Abr/Jun - 2019

Artículo Original Imprimir 

Páginas 82 a 92


Cambios en el consumo de alimentos ultraprocesados durante una década entre estudiantes brasileños

Changes in the consumption of ultra-processed foods over a decade among brazilian students

Mudanças no consumo de alimentos ultraprocessados durante uma década entre estudantes brasileiros

Autores: Jaqueline Aragoni da Silva1; Kelly Samara Silva2; Giovani Firpo Del Duca3; Jucemar Benedet4; Monica Costa Silva5; Pablo Magno da Silveira6; Markus Vinicius Nahas7

1. Doctoranda y Maestría en Educación Física por la Universidad Federal de Santa Catarina (UFSC). Florianópolis, SC, Brasil
2. Maestría y Doctorado en Educación Física por la Universidad Federal de Santa Catarina (UFSC). Docente por la Universidad Federal de Santa Catarina (UFSC). Florianópolis, SC, Brasil
3. Doctorado en Educación Física por la Universidad Federal de Santa Catarina (UFSC). Maestría en Epidemiologia por la Universidad Federal de Pelotas (UFPel). Pelotas, RS, Brasil. Docente por la Universidad Federal de Santa Catarina (UFSC). Florianópolis, SC, Brasil
4. Doctorado en Educación Física por la Universidad Federal de Santa Catarina (UFSC). Maestría en Nutrición por la Universidad Federal de Santa Catarina (UFSC). Docente por la Universidad Federal de Santa Catarina (UFSC). Florianópolis, SC, Brasil
5. Maestría en Educación Física por la Universidad Federal de Santa Catarina (UFSC). Florianópolis, SC, Brasil
6. Doctorando en Educación Física por la Universidad Federal de Santa Catarina (UFSC). Florianópolis, SC, Brasil
7. Doctorado en Educación Física por la University of Southern California (USC). Consultor en el área de promoción de estilos de vida saludable. Florianópolis, SC, Brasil

Correspondência:
Jaqueline Aragoni da Silva
Universidade Federal de Santa Catarina, Departamento de Educação Física
Rua Engenheiro Agronômico Andrei Cristian Ferreira, s/nº - Trindade
Florianópolis - SC, Brasil. CEP: 88040-900
(jaqueline.aragoni@outlook.com)

PDF Portugués      


Scielo

Medline

Como citar este artículo

Palabra Clave: Dieta; Nutrición; Alimentos; Adolescentes; Salud; Epidemiología.
Keywords: Diet; Nutrition; Foods; Adolescents; Health; Epidemiology.
Descritores: Dieta; Nutrição; Alimentos; Adolescentes; Saúde; Epidemiologia.

Resumen:
OBJETIVO: Analizar las mudanzas de consumo de alimentos ultraprocesados a lo largo de una década entre estudiantes del sur de Brasil. Nosotros presentamos la hipótesis de que habría mudanzas en la prevalencia de consumo de dulces, bebidas y salados a lo largo de una década.
MÉTODOS: Este consistió en un análisis secundario del Proyecto "Estilo de vida y comportamiento de riesgo de estudiantes de Santa Catarina, Brasil" (COMPAC). Fueron realizadas dos investigaciones de base escolar en 2001 (n = 5,028) y 2011 (n = 6,529). Un cuestionario validado fue utilizado para recolectar informaciones sobre la frecuencia de consumo (nunca: no consumidores; consumidores semanales: 1-6 días; consumidores diarios: 7 días) de bebidas, dulces y salados. La regresión logística fue aplicada para verificar la asociación entre el año (2001 vs. 2011) y el consumo de alimentos ultraprocesados, de acuerdo con sexo, edad y área de residencia. La muestra fue representativa de los alumnos (15-19 años) matriculados en escuelas públicas de Santa Catarina, Brasil.
RESULTADOS: En relación a los resultados, se verificó una reducción en la prevalencia de consumidores diarios de bebidas (de 19,7 a 10,0%), dulces (de 34,3% para 8,0%) y salados (de 17,9% para 3,9%). Por otro lado, hubo un aumento en la prevalencia de consumidores semanales de esos alimentos ultraprocesados. Además de eso, las mudanzas variaron al analizar por sexo, edad y área de residencia.
CONCLUSIÓN: Fue posible concluir que, a pesar de una disminución de la prevalencia de consumidores diarios de bebidas, dulces y salados, son necesarias más acciones pues se observó un aumento en la prevalencia de consumidores semanales de esos alimentos ultraprocesados.

Abstract:
OBJECTIVE: Analize the changes in the consumption of ultraprocessed foods over a decade among students from the Southern Brazil. We hipothesize that there would be changes on the prevalence of sweet, soda and snacks consumption over a decade.
METHODS: It was a secondary analyzes of the Project "Lifestyle and risk behavior of students from Santa Catarina, Brazil" (COMPAC). Two school-based surveys were conducted in 2001 (n=5,028) and 2011 (n=6,529). A validate questionarie was applied to collect informations about frequence of consumption (never: non consumers; weekly consumers:1-6 days; daily consumers: 7 days) of soda, sweets and snacks. Logistic regression was applied to verify the association between year (2001 vs 2011) and consumption of ultraprocessed foods, according to sex, age and housing area. A representative sample of the students (15-19 years) enrolled in public schools from Santa Catarina, Brazil.
RESULTS: Regarding the results, it was verified a reduction in the prevalence of daily consumers of soda (from 19.7 to 10.0%), sweets (from 34.3% to 8.0%) and snacks (from 17.9% to 3.9%). In other hand, there was an increase in the prevalence of weekly consumers of these ultra-processed foods. Furthermore, the changes varied according to sex, age and housing area.
CONCLUSION: It was possible to conclude that even though there was a decrease in the prevalence of daily consumers of soda, sweets and snacks, further actions are required since it was observed an increase in the prevalence of weekly consumers of those ultra-processed foods.

Resumo:
OBJETIVO: Analisar as mudanças de consumo de alimentos ultraprocessados ao longo de uma década entre estudantes do sul do Brasil. Nós levantamos a hipótese de que haveria mudanças na prevalência de consumo de doces, refrigerantes e salgadinhos ao longo de uma década.
MÉTODOS: Este consistiu em uma análise secundária do Projeto "Estilo de vida e comportamento de risco de estudantes de Santa Catarina, Brasil" (COMPAC). Foram realizados dois inquéritos de base escolar em 2001 (n = 5,028) e 2011 (n = 6,529). Um questionário validado foi utilizado para coletar informações sobre a frequência de consumo (nunca: não consumidores; consumidores semanais: 1-6 dias; consumidores diários: 7 dias) de refrigerantes, doces e salgadinhos. A regressão logística foi aplicada para verificar a associação entre o ano (2001 vs. 2011) e o consumo de alimentos ultraprocessados, de acordo com sexo, idade e área de moradia. A amostra foi representativa dos alunos (15-19 anos) matriculados em escolas públicas de Santa Catarina, Brasil.
RESULTADOS: Em relação aos resultados, verificou-se uma redução na prevalência de consumidores diários de refrigerante (de 19,7 a 10,0%), doces (de 34,3% para 8,0%) e salgadinhos (de 17,9% para 3,9%). Por outro lado, houve um aumento na prevalência de consumidores semanais desses alimentos ultraprocessados. Além disso, as mudanças variaram quando analisadas por sexo, idade e área de moradia.
CONCLUSÃO: Foi possível concluir que, apesar de uma diminuição da prevalência de consumidores diários de refrigerante, doces e salgadinhos, são necessárias mais ações pois observou-se um aumento na prevalência de consumidores semanais desses alimentos ultraprocessados.

INTRODUCCIÓN

Los alimentos ultraprocesados son formulaciones industriales hechas principalmente de sustancias extraídas de los alimentos (aceites, grasas, azúcar, almidón, proteínas), derivadas de los componentes de los alimentos (grasas hidrogenadas, almidón modificado) o sintetizadas en el laboratorio a base de materiales orgánicos como el petróleo y carbón vegetal (colorantes, aromatizantes, potenciadores del sabor y diversos tipos de aditivos utilizados para proporcionar productos con propiedades sensoriales atractivas)1. El aumento de la producción y el consumo de alimentos procesados y ultraprocesados es una de las principales causas de la actual pandemia mundial de obesidad y enfermedades y lesiones no transmisibles2.

La participación de los alimentos ultraprocesados en la dieta brasileña sigue siendo mucho menor que la que se encuentra en los países desarrollados o incluso en otros países en desarrollo, donde la cultura de la comida rápida ya predomina sobre la cultura alimentaria tradicional3. En Brasil, la dieta se compone de varias influencias y actualmente se caracteriza fuertemente por una combinación de una dieta denominada "tradicional" (basada en arroz con frijoles) y alimentos ultraprocesados, que varían según los grupos de edad4. Entre los adolescentes, existe una dieta con mayor consumo de alimentos ultraprocesados y menor consumo de frijoles, ensaladas y verduras en general, lo que caracteriza a este grupo de edad como el que tiene el peor perfil de dieta entre los brasileños4.

El creciente interés de los jóvenes por los alimentos ultraprocesados ha alertado a las agencias gubernamentales sobre la necesidad de recomendar y controlar los hábitos alimenticios, ya que se sabe que la dieta es uno de los principales determinantes del equilibrio energético y está directamente relacionada con el desarrollo de la obesidad5-7. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda reducir el consumo de alimentos ricos en energía y sodio, grasas saturadas, grasas trans y carbohidratos refinados y pobres en nutrientes1. Y en Brasil, la nueva guía de alimentos para la población brasileña advierte sobre el tipo de procesamiento al que se envían los alimentos antes de su adquisición, preparación y consumo2.

Varios estudios observacionales han tratado de investigar la tendencia del consumo de alimentos. Estudios internacionales han observado un aumento en el consumo de refrigerios, refrigerios, comidas rápidas y refrescos8-11. En Brasil, la Encuesta de Presupuesto Familiar (POF) ha verificado en cada etapa de la investigación, un aumento significativo en el consumo de productos ultraprocesados. Otro estudio de adolescentes de escuelas públicas evaluó los cambios en el perfil de consumo de bebidas y encontró una reducción en el consumo de leche y un aumento en el consumo de bebidas procesadas12.

A pesar de esta evidencia, existen pocos estudios que examinen específicamente el consumo de refrescos, dulces y refrigerios, especialmente centrándose en los cambios en su consumo. Por lo tanto, el objetivo del estudio fue evaluar los cambios en el consumo de estos alimentos entre los adolescentes del sur de Brasil entre 2001 y 2011. Nuestra hipótesis es que puede haber cambios en la prevalencia del consumo de refrescos, dulces y bocadillos a lo largo de una década.


METODOS

Este es un estudio transversal, originado a partir de una investigación más amplia titulada "Estilo de vida y comportamientos de riesgo de los jóvenes de Santa Catarina (COMPAC)", realizada en 2001 y 2011, con estudiantes de secundaria de entre 15 y 19 años, matriculados en escuelas públicas estatales de Santa Catarina, Brasil. Los participantes recibieron una carta de consentimiento informado, o su tutor si eran menores de 18 años, y solo podían participar en la investigación con el permiso de sus responsables. Este estudio fue aprobado por el Comité de Ética en Investigación de la Universidad Federal de Santa Catarina, bajo los procesos no. 064/2000 y 1029/2010.

Según el censo escolar de 2000 y 2010, se indicó un total de 205.543 y 205.572 jóvenes matriculados en escuelas públicas, respectivamente, y estos datos se utilizaron para calcular el tamaño de la muestra. Los siguientes parámetros estadísticos también se utilizaron para estimar el tamaño de la muestra: prevalencia desconocida, estimada en 50%, debido a numerosas variables existentes; Intervalo de confianza del 95%, con un error máximo de dos puntos porcentuales, lo que resulta en una muestra mínima de 2,373 estudiantes. La muestra fue por conglomerado, y el valor total se multiplicó por dos, totalizando una muestra de 4,746 estudiantes, de los cuales el 25% se agregaron en caso de pérdida o rechazo durante la recolección. Por lo tanto, el tamaño de la muestra final fue donde 5.932 participantes. El cálculo del muestreo fue el mismo para ambas encuestas.

Los estratos de muestreo consideran las seis regiones geográficas y sus Consejos Regionales de Educación (26 en total). Los procedimientos de muestreo se dividieron en dos pasos. En la primera etapa, las escuelas se estratificaron por tamaño (grandes: ≥ 500 estudiantes; promedios: 200 a 499 estudiantes; y pequeñas: <200 estudiantes). En la segunda etapa, las clases se seleccionaron de acuerdo con el período de estudio y el año escolar. En 2001, 216 escuelas fueron seleccionadas por muestreo sistemático, con el rechazo de cinco, totalizando 211 escuelas. Y en 2011, se seleccionaron 90 escuelas. Todos los estudiantes de las clases elegidas que estaban presentes en el aula fueron seleccionados. Se puede obtener más información en publicaciones anteriores13.

Las variables de estudio se derivaron de cuestionarios utilizados en la encuesta de 2001 y 2011, que se basó en otros cuestionarios internacionales para la población adolescente13. El presente estudio utilizó preguntas relacionadas con los hábitos alimenticios, el género, el área de residencia y la edad. La Tabla 1 contiene más detalles sobre las variables de estudio.




Inicialmente, se realizaron análisis descriptivos de todas las variables. Se calcularon las prevalencias y los respectivos intervalos de confianza (IC 95%), así como el porcentaje delta para verificar la diferencia en la prevalencia entre los años. La regresión logística multinomial se utilizó para analizar las razones de probabilidad de los adolescentes que consumen dulces, bocadillos y refrescos en la encuesta de 2011 en comparación con 2001. Los análisis se estratificaron y ajustaron por género, grupo de edad y área de residencia. Se utilizó el software estadístico Stata 13.0 (Stata Corp., College Station, EE. UU.).




RESULTADOS

En 2001, la mayoría de los estudiantes eran mujeres (59.6%), con edades comprendidas entre 17 y 19 años (53.0%) y residentes urbanos (82.4%). En 2011, esta prevalencia continuó, siendo la mayoría de los estudiantes mujeres (57.8%), de 15 a 16 años (60.7%) y residentes urbanos (80.4%). La Figura 1 proporciona información sobre las tendencias en los hábitos alimenticios durante una década entre los adolescentes de Santa Catarina. De 2001 a 2011 hubo una reducción en los consumidores diarios de refrescos (de 19.7% a 10%), dulces (de 34.3% a 8%) y bocadillos (de 17.9% a 3.9%). Por otro lado, la proporción de consumidores semanales aumentó para todos los resultados analizados durante este período.




Con respecto a los cambios en el consumo de refrescos de 2001 a 2011 (Tabla 1), la prevalencia de los consumidores diarios disminuyó en un 50% para cada subgrupo. En la encuesta de 2011, los niños (OR: 0,57; IC del 95%: 0,43; 0,76) en ambos grupos de edad (OR: 15-17 años: 0,57; IC del 95%: 0,42; 0 , 78 y OR: 18-19 años: 0.70; IC 95%: 0.52; 0.92) y los residentes en áreas urbanas (OR: 0.60; IC 95%: 0.47; 0.76) fueron menores es probable que beban refrescos todos los días que los adolescentes con las mismas características que la encuesta de 2001. La prevalencia de los consumidores semanales de refrescos aumentó de 2001 a 2011 en todos los subgrupos.

En cuanto al consumo de dulces, la prevalencia del consumo diario disminuyó en todos los subgrupos estudiados entre 2001 y 2011 (Tabla 2). La proporción de esta disminución varió de - 75.5% (área urbana) a - 80.6% (área rural). Los adolescentes de todos los subgrupos en 2011 tenían menos probabilidades de ser consumidores diarios de dulces que los de 2001, y los valores de probabilidad oscilaron entre 0,15 (IC del 95%: 0,10; 0,20) a 0,24 (IC del 95%). %: 0,19; 0,32). La prevalencia de los consumidores semanales de dulces aumentó de 2001 a 2011 solo entre los adolescentes mayores (OR: 1.42; IC 95%: 1.09; 1.84).




La prevalencia del consumo diario de refrigerios disminuyó en todos los subgrupos, entre 2001 y 2011, esta reducción varió de - 77.2% (área urbana) a - 82.9% (rural urbano). En 2011, los adolescentes de todos los subgrupos tenían menos probabilidades de comer refrigerios todos los días en comparación con 2001, y las probabilidades oscilaron entre 0.17 (IC 95%: 0.09; 0.30) a 0.29 (IC 95%: 0,21; 0,38). Los consumidores semanales aumentaron de 2001 a 2011 en todos los subgrupos, excepto los del área rural (Tabla 3).




DISCUSION

Nuestros resultados sugieren que ha habido una disminución en la proporción diaria de estos alimentos consumidos durante una década, con diferencias entre los subgrupos. Estos hallazgos son relevantes, considerando la necesidad de más acciones enfocadas en el consumo de alimentos entre los adolescentes, como ya han destacado otros autores14. El monitoreo de las tendencias de los hábitos alimenticios es esencial para planificar futuros programas de intervención y para formular y evaluar políticas nacionales y guías de nutrición15.

Este estudio identificó una disminución en el consumo diario de refrescos, dulces y refrigerios entre los adolescentes brasileños durante una década, corroborando los datos de la encuesta de Health Behavior in School-Aged Children (HBSC). Esta encuesta se realizó en los Estados Unidos y en varios Países europeos, centrándose en el comportamiento de niños y adolescentes. En sus hallazgos, los autores encontraron una disminución de 2001/2002 a 2009/2010 en la proporción de consumidores diarios de dulces y refrescos en los Estados Unidos10, Finlandia, Noruega y Suecia14-16, y la República Checa17.

Los autores plantean la hipótesis de que estos cambios son el resultado del éxito de las políticas públicas actuales en sus países10 tanto a nivel individual como poblacional14. Ejemplos de estas iniciativas incluyen intentos de crear conciencia sobre hábitos alimenticios saludables y controlar las ventas de alimentos y bebidas no saludables en el entorno escolar17. En Santa Catarina, se implementó la ley (Ley Estatal N° 12.061 de diciembre de 2001) que estipula que los servicios de bebidas y alimentos en las escuelas deben cumplir con los criterios de calidad nutricional para preservar la salud de los adolescentes. Por lo tanto, dulces, refrescos y bocadillos fueron prohibidos en los comedores escolares. Además, en 2004, el Ministerio de Salud lanzó un plan para promover un comportamiento nutricional saludable por parte de la comunidad escolar, llamado "Diez pasos para promover una dieta saludable en las escuelas"18. Estas iniciativas pueden haber contribuido a los cambios observados en este estudio.

Si bien hubo una disminución en la proporción de consumidores diarios, fue posible observar un aumento en los consumidores semanales de dulces (42.1%), refrescos (16.1%) y refrigerios (23.4%). La Guía Nacional de Alimentos recomienda evitar estos indicadores dietéticos, ya que son productos ultraprocesados y, por lo tanto, están asociados con un alto consumo de calorías y tienden a reemplazar los alimentos saludables que aumentan el riesgo de enfermedades cardíacas, diabetes y varios tipos de cáncer2. En este contexto, se necesitan más enfoques para reducir el consumo de estos alimentos. Además de las políticas públicas centradas en la comunidad escolar, se deben delinear acciones más amplias con énfasis en los entornos familiares y escolares7.

Además, las acciones deben dirigirse a subgrupos, ya que las tendencias difieren según el género, la edad y la región de residencia. Se necesita más investigación para comprender por qué algunos grupos mejoran su dieta mientras que otros no. Por ejemplo, es importante entender por qué hubo una alta probabilidad en 2011 (frente a 2001) de ser un consumidor semanal de dulces en adolescentes mayores pero no más jóvenes, así como ser un consumidor semanal de refrescos en áreas urbanas pero no para zonas rurales Estos hallazgos pueden ayudar a detectar lo que realmente funciona o no funciona para cada grupo de adolescentes. Estas preguntas son de gran relevancia y han sido destacadas por otros autores14,19,20.

Este estudio proporciona información sobre las tendencias de consumo de diferentes indicadores dietéticos de una muestra representativa de adolescentes de escuelas públicas en Santa Catarina. Además, estas tendencias se analizaron de acuerdo con las características sociodemográficas para aclarar algunas disparidades que podrían considerarse y priorizarse en acciones futuras para grupos de alto riesgo. A pesar de estas fortalezas, también es necesario considerar las limitaciones del presente estudio, como el hecho de que el cuestionario permite verificar solo la frecuencia y no el consumo total de cada uno de los indicadores dietéticos. Por lo tanto, no fue posible inferir conclusiones sobre los cambios entre 2001 y 2011 en relación con el consumo total de estos alimentos. Finalmente, si bien el diseño del estudio permite identificar tendencias durante una década, más colecciones realizadas entre estos años podrían permitir un análisis de tendencias más detallado.


CONCLUSIONES

El consumo diario de dulces, refrescos y refrigerios disminuyó entre los adolescentes de Santa Catarina de 2001 a 2011. Estos resultados son alentadores, pero se necesita más acción a medida que aumenta la proporción de consumidores semanales, lo que significa que una proporción considerable de adolescentes Todavía consume alimentos ultraprocesados unos días a la semana. Además, las iniciativas de alimentación saludable deben considerar las características de los adolescentes, como el género, la edad y el área de residencia, ya que las tendencias parecen diferir según estos subgrupos.


IMPLICACIONES PARA LA SALUD ESCOLAR

Se necesitan acciones para reducir el consumo de refrescos, dulces y bocadillos para reducir aún más el consumo de alimentos ultraprocesados. Por lo tanto, las iniciativas específicas deben considerar las características de los adolescentes, como el género, la edad y el área de residencia.


AGRADECIMIENTOS

Este trabajo fue apoyado por la Coordinación de Mejoramiento del Personal de Educación Superior - Brasil (CAPES) - Código de Financiamiento 001. Los autores también agradecen al Consejo Nacional para el Desarrollo Científico y Tecnológico (CNPq).


REFERENCIAS

1. Brasil. Ministério da Saúde. Secretaria de Atenção à Saúde. Departamento de Atenção Básica. Guia alimentar para a população brasileira / Ministério da Saúde, Secretaria de Atenção à Saúde, Departamento de Atenção Básica. - 2. ed. - Brasília: Ministério da Saúde. 2014.

2. World Health Organization. Diet, nutrition and the prevention of chronic diseases.  Report of the joint WHO/FAO expert consultation Genebra. 2003.

3. Monteiro CA, Castro IRR. Por que é necessário regulamentar a publicidade de alimentos. Cien Cult 2009;61:56-59.

4. Brasil. Ministério da Saúde. Secretaria de Atenção à Saúde. Departamento de Atenção Básica. Política Nacional de Alimentação e Nutrição / Ministério da Saúde, Secretaria de Atenção à Saúde. Departamento de Atenção Básica. Brasília: Ministério da Saúde. 2013.

5. Louzada ML, Baraldi LG, Steele EM, Martins AP, Canella DS, Moubarac JC, et al. Consumption of ultra-processed  foods and obesity in Brazilian adolescents and adults. Prev Med 2015;81:9-15.

6. Cecchini M, Sassi F, Lauer JÁ, Lee YY, Guajardo-Barron V, Chisholm D. Tackling of unhealthy diets, physical inactivity, and obesity: health effects and cost-effectiveness. J Lancet 2010;376:1775-1784.

7. Costa FF, Assis MAA, Leal DB, Campos VC, Kupek E, Conde WL. Mudanças no consumo alimentar e atividade física de escolares de Florianópolis, SC, 2002-2007. Rev Saúde Pública 2012;46:117-25.

8. Cutler GJ, Flood A, Hannan P, Neumark-Sztainer D. Major patterns of dietary intake in adolescents and their stability over time. J Nutr 2009;139:323-328.

9. Lasater G, Carmen P, Barry MP. Beverage patterns and trends among school-aged children in the US, 1989-2008. Nutr J 2011;10:103.

10. Lannotti RJ, Wang J. Trends in Physical Activity, Sedentary Behavior, Diet, and BMI Among US Adolescents, 2001-2009. Pediatrics 2013;132:606-614.

11. Lioret  S,  Dubuisson  C,  Dufour  A, Touvier M, Calamassi-Tran G, Maire B, et  al. Trends  in  food intake  in  French  children  from  1999  to  2007:  results  from  the INCA  (étude Individuelle  Nationale  des Consommations Alimentaires) dietary surveys). Brit J Nutr. 2010;103:585-601.

12. Monteiro LS, Vasconcelos TM, Veiga GV, Pereira RA. Modificações no consumo de bebidas de adolescentes de escolas públicas na primeira década do século XXI. Rev Bras de Epidemiol 2016;19:348-361.

13. Silva KS, Lopes AS, Hoefelmann LP. Projeto COMPAC (comportamentos dos adolescentes catarinenses): aspectos metodológicos, operacionais e éticos. Rev Bras Cineantropom Desempenho Hum 2013;15:1-15.

14. Fismen A, Smith ORF, Torsheim T. Trends in Food Habits and Their Relation to Socioeconomic Status among Nordic Adolescents 2001/2002-2009/2010. Plos One 2016;1:2 - 5.

15. Roberts C, Freeman J, Samdal O. The Health Behaviour in School-aged Children (HBSC) study: methodological developments and current tensions. Int J Public Health 2009;54:140-150.

16. Fismen A, Smith ORF, Torsheim T, Oddrun Samdal O. A school based study of time trends in food habits and their relation to socio-economic status among Norwegian adolescents, 2001-2009. Int J Behav Nutr Phys Act 2014;1:115.

17. Vorácová J, Sigmund E, Sigmundová D. Changes in Eating Behaviours among Czech Children and Adolescents from 2002 to 2014 (HBSC Study). Int J Environ Res Public Health 2015;12:15888-15899.

18. Brasil. Ministério da Saúde. Dez passos para a promoção da alimentação saudável nas escolas. Brasília; 2004 [acesso em Agosto 2016]. Disponível em: http://dtr2004.saude.gov.br/nutricao/documentos/dez_passos_pas_escolas.pdf

19. Kit BK, Fakhouri THI, Park S. Trends in sugar-sweetened beverage consumption among youth and adults in the United States: 1999-2010. Am J Clin Nutr 2013;98:180- 8.

20. Nelson MC, Neumark-Sztainer D, Hannan PJ. Five-Year Longitudinal and Secular Shifts in Adolescent Beverage Intake: Findings from Project EAT (Eating Among Teens)-II. J Am Diet Assoc 2009;109:2.
adolescencia adolescencia adolescencia
GN1 © 2004-2019 Revista Adolescência e Saúde. Fone: (21) 2868-8456 / 2868-8457
Núcleo de Estudos da Saúde do Adolescente - NESA - UERJ
Boulevard 28 de Setembro, 109 - Fundos - Pavilhão Floriano Stoffel - Vila Isabel, Rio de Janeiro, RJ. CEP: 20551-030.
E-mail: revista@adolescenciaesaude.com