Revista Adolescência e Saúde

Revista Oficial do Núcleo de Estudos da Saúde do Adolescente / UERJ

NESA Publicação oficial
ISSN: 2177-5281 (Online)

Vol. 16 nº 2 - Abr/Jun - 2019

Artículo de Revisión Imprimir 

Páginas 102 a 109


Evaluación de los niveles séricos de 25-hidroxi vitamina D en adolescentes con sobrepeso

Evaluation of serum 25-hydroxy vitamin D levels in overweight adolescents

Avaliação dos níveis séricos de 25-hidroxi-vitamina D em adolescentes com excesso de peso

Autores: Deisi Maria Vargas1; Fabrício Sbroglio Lando2; Maitê Fiegenbaum3; Nathalia Luiza Ferri Bonmann4; Clóvis Arlindo de Sousa5; Luciane Coutinho Azevedo6

1. Doctorado en Medicina y Cirugía por la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB - España). Docente por el Centro de Ciencias de la Salud de la Fundación Universidad Regional de Blumenau (FURB). Blumenau, SC, Brasil
2. Maestrando en Salud Colectiva por la Fundación Universidad Regional de Blumenau (FURB). Blumenau, SC, Brasil
3. Residente en Pediatría en el Hospital Santo Antônio. Blumenau, SC, Brasil
4. Graduanda en Medicina por la Facultad de Medicina de la Fundación Universidad Regional de Blumenau (FURB). Blumenau, SC, Brasil
5. Doctorado en Ciencias por la Facultad de Salud Pública de la Universidad de São Paulo (USP). Docente por el Centro de Ciencias de la Salud de la Fundación Universidad Regional de Blumenau (FURB). Blumenau, SC, Brasil
6. Doctorado en Neurociencias por la Universidad Federal de Santa Catarina (UFSC). Docente por el Centro de Ciencias de la Salud de la Fundación Universidad Regional de Blumenau (FURB). Blumenau, SC, Brasil

Correspondência:
Deisi Maria Vargas
FURB - Campus 3, Sala A-302
Rua São Paulo, nº 2171. Itoupava Seca
Blumenau, SC, Brasil. CEP: 89030-001
(deisifurb@gmail.com)

PDF Portugués      


Scielo

Medline

Como citar este artículo

Palabra Clave: Vitamina D; Adolescente; Obesidad; Sobrepeso.
Keywords: Vitamin D; Adolescent; Obesity; Overweight.
Descritores: Vitamina D; Adolescente; Obesidade; Sobrepeso.

Resumen:
OBJETIVO: Evaluar los niveles séricos de 25-hidroxi-vitamina D [25(OH)D] en adolescentes con exceso de peso.
MÉTODOS: Estudio observacional con 86 adolescentes con exceso de peso acompañados durante el servicio de atención secundaria entre agosto de 2014 y agosto de 2016. Para el diagnóstico de exceso de peso se consideraron los criterios de la Organización Mundial de Salud. Los niveles séricos de 25(OH)D fueron categorizados en: suficiencia (≥ 30 ng/mL), insuficiencia (entre 20 y 29 ng/mL) y deficiencia (< 20 ng/mL). Las categorías deficiencia e insuficiencia de vitamina D fueron agrupadas en la categoría hipovitaminosis D en algunos análisis.
RESULTADOS: Apenas 38,4% de los adolescentes tenían niveles de vitamina D arriba de lo recomendado, 23,2% tenían niveles  insuficientes y deficientes en 38,4%. Se observó mayor frecuencia de hipovitaminosis D (71,4% versus 52,3%; p = 0,03) y niveles séricos inferiores de 25(OH)D (23,9 ± 8,7 ng/mL versus 28,1 ± 10,6; p < 0,05) en los adolescentes con obesidad en relación a los adolescentes con sobrepeso. No hubo diferencia de los niveles de 25(OH)D entre las categorías de sexo y franja etaria.
CONCLUSIONES: La hipovitaminosis D ocurrió en 61% de los adolescentes y se asoció positivamente a la obesidad. Se observó relación inversa entre el nivel sérico de 25(OH)D y el grado de exceso de peso.

Abstract:
OBJECTIVE: Evaluate the serum 25-hydroxy-vitamin D levels [25(OH)D] in adolescents with weight excess.
METHODS: Observational study with 86 adolescents with overweight followed during secondary healthcare service between August 2014 and August 2016. To diagnostic the overweight we used the World Health Organization criteria. The serum levels of 25(OH)D were categorized as: sufficiency (≥ 30 ng/mL), insufficiency (between 20 and 29 ng/mL) and deficiency (< 20 ng/mL). In some analysis, the deficiency and insufficiency categories of vitamin D were grouped into hypovitaminosis D category.
RESULTS: Only 38.4% of the adolescents had serum levels of vitamin D above the recommended level, 23.2% showed insufficiency, and 38.4% deficiency of vitamin D. There was a higher frequency of hypovitaminosis D (71.4% versus 52.3%, p = 0.03) and lower serum levels of 25 (OH) D (23.9 ± 8.7 ng / mL versus 28.1% ± 10.6, p <0.05) in adolescents with obesity in relation to overweight adolescents. There was no difference in 25(OH)D levels between sex and age groups.
CONCLUSIONS: Hypovitaminosis D occurred in 61% of adolescents and was positively associated to obesity. There was an inverse relationship between serum 25(OH)D levels and of weight excess degree.

Resumo:
OBJETIVO: Avaliar os níveis séricos de 25-hidroxi-vitamina D [25(OH)D] em adolescentes com excesso de peso.
MÉTODOS: Estudo observacional com 86 adolescentes com excesso de peso acompanhados durante o serviço de atenção secundária entre agosto de 2014 a agosto de 2016. Para o diagnóstico de excesso de peso considerou-se os critérios da Organização Mundial da Saúde. Os níveis séricos de 25(OH)D foram categorizados em: suficiência (≥ 30 ng/mL), insuficiência (entre 20 e 29 ng/mL) e deficiência (< 20 ng/mL). As categorias deficiência e insuficiência de vitamina D foram agrupadas na categoria hipovitaminose D em algumas análises.
RESULTADOS: Apenas 38,4% dos adolescentes tinham níveis de vitamina D acima do recomendado ,23,2% tinham níveis insuficientes e deficientes em 38,4%. Observou-se maior frequência de hipovitaminose D (71,4% versus 52,3%; p = 0,03) e níveis séricos inferiores de 25(OH)D (23,9 ± 8,7 ng/mL versus 28,1 ± 10,6; p < 0,05) nos adolescentes com obesidade em relação aos adolescentes com sobrepeso. Não houve diferença dos níveis de 25(OH) D entre as categorias de sexo e faixa etária.
CONCLUSÕES: A hipovitaminose D ocorreu em 61% dos adolescentes e associouse positivamente à obesidade. Observou-se relação inversa entre o nível sérico de 25(OH)D e o grau de excesso de peso.

INTRODUCCIÓN

La deficiencia de vitamina D está alcanzando proporciones epidémicas en todo el mundo y en todos los grupos de edad. La evidencia actual sugiere que existe un posible vínculo entre la obesidad y la deficiencia de vitamina D en las poblaciones mundiales1.

La vitamina D es una prohormona con dos formas principales: ergocalciferol y colecalciferol. Ambos son metabolizados por el hígado para producir 25-hidroxivitamina D, que luego es transformada por el riñón en 1,25-dihidroxivitamina D, su forma activa. La forma bioactiva de la vitamina D tiene numerosas funciones en el cuerpo y está involucrada en el control de la expresión génica en varios tipos de células y tejidos, regulando la proliferación, diferenciación y supervivencia celular. Por lo tanto, los efectos biológicos de la vitamina D van más allá de la regulación de la homeostasis mineral y el metabolismo óseo1.

En este contexto, el interés en el estudio de la asociación entre los niveles séricos de vitamina D y las enfermedades metabólicas ha cobrado importancia hoy en día, especialmente las relacionadas con la obesidad2. La hipovitaminosis D es común en muchos países, independientemente del estado nutricional. En el grupo de edad pediátrica, su magnitud parece ser mayor en niños y adolescentes con sobrepeso y en aquellos con enfermedades crónicas3,4.


OBJETIVOS

La escasez de artículos nacionales sobre hipovitaminosis D en adolescentes con sobrepeso5,6 motivó este estudio. El objetivo de este estudio es evaluar los niveles de vitamina D en adolescentes con sobrepeso y sus variaciones según el género, el grupo de edad y el grado de sobrepeso.


METODOS

El presente estudio fue observacional y se realizó con 86 adolescentes caucásicos con sobrepeso, seguidos por el servicio de atención médica secundaria del SUS, de agosto de 2014 a agosto de 2016. Se incluyeron secuencialmente en el estudio. , adolescentes con las siguientes características: sobrepeso, altura normal para la edad (puntaje Z> -2), desarrollo neuropsicomotor apropiado para la edad y ausencia de suplementos de vitamina D.

Las variables de estudio fueron género, edad, peso, estatura, IMC, grado de sobrepeso y suero 25-hidroxi vitamina D [(25OH) D]. Para el diagnóstico de sobrepeso utilizamos los criterios recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que considera el sobrepeso un puntaje Z de IMC entre +1 y <+2, la obesidad un puntaje Z entre ≥ +2 y <+ 3 y obesidad severa, ≥ +37. En la categorización de los niveles séricos de 25 (OH) D, se utilizaron los siguientes puntos de corte: suficiencia (valores> 30 ng / ml); insuficiencia (valores entre 20 y 29 ng/ml); y deficiencia (valores <20 ng/mL) 8. La recolección de sangre para análisis bioquímicos se produjo entre la primavera y el verano. La clasificación de la hipovitaminosis D comprendía las categorías de insuficiencia y deficiencia.

El análisis estadístico se realizó mediante la prueba de Kolmogorov-Smirnov para evaluar la distribución de variables numéricas en relación con la normalidad. El IMC, 25 (OH) D y la edad presentaron distribución paramétrica y se expresaron como media y desvío estándar de la media. Para comparar los niveles séricos de vitamina D entre categorías de sexo, edad y grado de exceso de peso, se utilizó la prueba t de Student. La prueba de chi-cuadrado se utilizó para estudiar las asociaciones entre la frecuencia de hipovitaminosis D y los grados de exceso de peso. El nivel de significancia adoptado fue p <0.05. La base de datos se creó con el programa EXCEL® y los análisis estadísticos se realizaron con el programa StatPlus®. El estudio fue aprobado por el Comité de Ética Humana de la Fundación del Hospital Blumenau (opinión 2.090.278).


RESULTADOS

Entre agosto de 2014 y agosto de 2016, 102 adolescentes con sobrepeso recibieron asistencia en el servicio de atención secundaria de salud. De estos, 86 (47 hombres) cumplieron los criterios de inclusión. La descripción de los datos numéricos y categóricos se muestra en la Tabla 1. La edad promedio fue de 13.2 ± 2.1 años, y la mayoría de los adolescentes estudiados estaban en el grupo de edad de 10-14 años y el 51.2% tenía sobrepeso Seis de los 42 adolescentes en la categoría de obesidad tenían obesidad severa.

El valor de 25 (OH) D osciló entre 11,5 y 50,1 ng/ml, con una media de 26,1 ± 9,7 ng/ml. La mayoría de los adolescentes (61,6%) tenían niveles séricos de 25 (OH) D por debajo de 30 ng/ml, y el 38,4% se clasificaron como deficientes. No hubo diferencias significativas en los niveles de 25 (OH) D entre hombres y mujeres (25.6 ± 9.9 versus 26.6 ± 9.5 respectivamente; p = 0.820) y entre grupos de edad (grupo 10 -14 años 25.9 ± 9.8 versus grupo 15 y 19 años 26.6 ± 9.8; p = 0.770). Sin embargo, hubo una diferencia en los valores medios de 25 (OH) D entre las categorías de sobrepeso, con 25 (OH) D más bajo en los adolescentes obesos (Figura 1).


Figura 1. Valores medios y desvío estándar de la vitamina D según el grado de exceso de peso (* prueba t de Student).



La distribución del estado de la vitamina D según el grado de sobrepeso se muestra en la figura 2. La hipovitaminosis D fue más frecuente en adolescentes obesos (Figura 2 - Panel A). Al analizar el estado de la vitamina D considerando las tres categorías (suficiencia, insuficiencia y deficiencia), no se observaron diferencias significativas. Sin embargo, la deficiencia de vitamina D afectó a casi el 50% de los adolescentes obesos y al 30% de los adolescentes con sobrepeso (Figura 2 - Panel B).


Figura 2. Distribución del estado de la vitamina D según el grado de sobrepeso (* test de chi-cuadrado; número de participantes identificados en las barras).



DISCUSION

Las tasas de aparición de hipovitaminosis D en adolescentes con sobrepeso descritas en la literatura internacional y nacional varían ampliamente4,5,9-14. En los Estados Unidos, el 29%9 y el 43%10 de la deficiencia de vitamina D y el 79.8%10 de la hipovitaminosis D se describen en adolescentes obesos. En Etiopía11 se encontró discapacidad en el 77.8% de los adolescentes con sobrepeso, mientras que en Polonia, se informó la discapacidad en 18 de 30 adolescentes obesos14. En Brasil, un estudio realizado en Juiz de Fora-Minas Gerais mostró hipovitaminosis D en 68.8% de 83 adolescentes con sobrepeso5, una ocurrencia similar a la encontrada en este estudio. Estos estudios tienen en común la inclusión de adolescentes solamente y la región geográfica.

Algunos de los factores de riesgo de hipovitaminosis D descritos en la literatura son: invierno, poco tiempo al aire libre, piel oscura, edad avanzada, etapa puberal más avanzada, obesidad, bajo consumo de leche, bajo nivel socioeconómico y género femenino13,15. En este estudio, encontramos una asociación entre la presencia de obesidad e hipovitaminosis D y no encontramos asociación con mujeres o personas mayores. Williams10 y Vierucci16 tampoco observaron diferencias en los niveles de vitamina D entre los géneros. Sin embargo, un estudio nacional realizado en João Pessoa-PB mostró una mayor incidencia de hipovitaminosis D en mujeres adolescentes6. Los adolescentes varones tienden a practicar más actividad al aire libre con una mayor exposición al sol y la consecuente mayor síntesis de vitamina D. Por otro lado, las adolescentes tienen una mayor tasa de grasa corporal17 y la frecuencia del uso de protectores solares por parte de los adolescentes es generalmente mayor en niñas16. Estos son posibles factores que justificarían un menor 25(OH)D en el sexo femenino.

No observamos diferencia en la aparición de hipovitaminosis D entre los grupos de edad. Un estudio estadounidense mostró una asociación inversa entre la edad y la hipovitaminosis D en adolescentes obesos con ocurrencias de 64% y 42% en el grupo de edad de 15-19 años y 10-14 años, respectivamente. La dieta y la menor exposición al sol se consideraron los posibles factores relacionados con esta diferencia10.

La región de Blumenau tiene la tercera incidencia más alta del mundo de melanoma maligno18, que es un problema regional de salud pública. Los factores predisponentes para la enfermedad son: la mayoría de la población caucásica compuesta de descendientes alemanes e italianos, y la radiación ultravioleta considerada demasiado alta por la OMS. Por lo tanto, las acciones de prevención a menudo se realizan18. Este contexto podría explicar la ausencia de diferencias en los valores de 25(OH)D según el género y el rango de edad, ya que el hábito de proteger contra el cáncer de piel está presente en la mayoría de la población local.

Los adolescentes obesos parecen tener más probabilidades de tener valores inferiores a 25(OH)D. En este estudio, tanto la hipovitaminosis D como la deficiencia de vitamina D fueron más frecuentes en adolescentes obesos. Esta asociación inversa entre el grado de sobrepeso y los valores de 25 (OH) D en suero se evidenció en otros países, aunque a diferentes magnitudes4,12.

Además de los factores de comportamiento como la baja ingesta de precursores y la exposición reducida al sol19, la hipovitaminosis D en personas con sobrepeso puede estar relacionada con factores intrínsecos. Los factores que pueden estar involucrados en la fisiopatología de la hipovitaminosis D relacionada con el sobrepeso son: la presencia de receptores en el tejido adiposo con secuestro de vitamina D y la biodisponibilidad reducida a los tejidos objetivo20, así como el aumento de los niveles de leptina sérica con inhibición de síntesis renal de la forma activa de vitamina D21.

La vitamina D tiene muchas funciones en el cuerpo. La más tradicionalmente conocida es su acción sobre el esqueleto. Es un micronutriente esencial para la salud ósea y juega un papel relevante en la adquisición y el mantenimiento de la masa ósea a lo largo de los ciclos vitales, siendo uno de los factores protectores contra la osteoporosis22. Sin embargo, debido a sus efectos extraesqueléticos, la hipovitaminosis D parece estar relacionada con otros tipos de enfermedades crónicas, como diabetes, dislipidemia y asma10. Por lo tanto, la hipovitaminosis D podría tener un efecto sinérgico en la génesis de las comorbilidades asociadas con el sobrepeso, como la hipertensión, la dislipidemia y la diabetes mellitus, lo que lleva a una mayor morbilidad y mortalidad en esta población23,24. El consenso global para el grupo de edad pediátrica define los niveles séricos de 25(OH)D por encima de 20 ng/ml como suficiencia de vitamina D. Este nivel de corte se definió considerando sus acciones esqueléticas. Sin embargo, existen recomendaciones para mantener un nivel sérico de vitamina D ≥ 30 ng/ml para acciones extraesqueléticas8.

En términos de aplicación en la práctica clínica, se sugiere que la evaluación del estado de la vitamina D se incluya en adolescentes con sobrepeso, especialmente aquellos con obesidad. Mantener una vitamina D sérica superior a 30 ng/ml podría considerarse un objetivo de tratamiento en este grupo de población.

Los factores limitantes de este estudio son el bajo número de adolescentes con obesidad severa, lo que hace imposible analizar los niveles de vitamina D en esta categoría en relación con las otras categorías de sobrepeso; y la falta de información sobre las condiciones que pueden interferir con la síntesis de vitamina D, como el uso de protector solar y la práctica de actividades al aire libre.


CONCLUSIONES

La hipovitaminosis D afectó a una porción significativa de los adolescentes estudiados, y más de la mitad de los adolescentes obesos tenían niveles de vitamina D inferiores a los recomendados para acciones extraesqueléticas. No hubo asociación entre los niveles de vitamina D y el género, así como el grupo de edad. Hubo una asociación entre el suero 25(OH)D y el grado de sobrepeso, con valores más bajos en el grupo de adolescentes obesos.


REFERENCIAS

1. Holick MF. Vitamin D deficiency. N Engl J Med. 2007;357:266-81.

2. Cunha KA, Magalhães EIS, Loureiro LMR, Sant´Ana LFR, Ribeiro AQ, Novaes JF. Ingestão de cálcio, níveis séricos de vitamina D e obesidade infantil: existe associação? Rev Paul Pediatr. 2015;33(2):222-9.

3. Lee JY, So TY, Thackray J. A Review on Vitamin D Deficiency Treatment in Pediatric Patients. J Pediatr Pharmacol Ther. 2013;18(4):277-91.

4. Turer CB, Lin H, Flores G. Prevalence of Vitamin D Deficiency Among Overweight and Obese US Children. Pediatrics. 2013;131;e152.

5. Oliveira RM, Novaes JF, Azeredo LM, Cândido AP, Leite IC. Association of vitamin D insufficiency with adiposity and metabolic disorders in Brazilian adolescents. Public Health Nutr. 2014;17(4):787-94.

6. Araújo EPS, Queiroz DJM, Neves JPR, Lacerda LM, Gonçalves MCR, Carvalho AT. Prevalence of hypovitaminosis D and association factors in adolescent students of a capital of northeastern Brazil. Nutr Hosp. 2017;34(6):1416-23.

7. BRASIL. Protocolos do Sistema de Vigilância Alimentar e Nutricional - SISVAN na assistência à saúde. Secretaria de Atenção Básica. 2008; Brasília. Ministério da Saúde: 61. (OMS)

8. Holick MF, Binkley NC, Bischoff-Ferrari HA, Gordon CM, Hanley DA, Heaney RP et al. Evaluation, treatment, and prevention of vitamin D deficiency: an Endocrine Society clinical practice guideline. J Clin Endocrinol Metab. 2011 Jul;96(7):1911-30

9. Lenders CM, Feldman HA, von Scheven E, Merewood A, Sweeney C, Wilson DM et al. Relation of body fat indexes to vitamin D status and deficiency among obese adolescents. Am J Clin Nutr. 2009;90:459-67.

10. Williams R, Novick M, Lehman E. Prevalence of hypovitaminosis D and its association with comorbidities of childhood obesity. Perm J. 2014;18(4):32-9.

11. Wakayo T, Whiting SJ, Belachew T. Vitamin D Deficiencyis Associated with Overweight and/or Obesity among School children in Central Ethiopia: A Cross-Sectional Study. Nutrients. 2016;8(4):190. Doi: 10.3390/nu8040190.

12. Durá-Travé T, Gallinas-Victoriano F, Chueca-Guindulain MJ, Berrade-Zubiri S. Prevalence of hypovitaminosis D and associated factors in obese Spanish children. Nutrition & Diabetes. 2017;7,e248. Doi:10.1038/nutd.2016.50.

13. Harel Z, Flanagan P, Forcier M, Harel D. Low vitamin D status among obese adolescents: prevalence and response to treatment. J Adolesc Health. 2011;48:448-52.

14. Wojcik M, Janus D, Kalicka-Kasperczyk A, Sztefko K, Starzyk JB. The potential impact of the hypovitaminosis D on metabolic complications in obese adolescents - preliminary results. Ann Agric Environ Med. 2017;24(4):636-9.

15. Tolppanen AM, Fraser A, Fraser WD, Lawlor DA. Risk factors for variation in 25-hydroxyvitamin D3 and D2 concentrations and vitamin D deficiency in children. J Clin Endocrinol Metab. 2012; 97(4):1202-10.

16. Vierucci F, Del Pistoia M, Fanos M, Gori M, Carlone G, Erba P et al. Vitamin D status and predictors of hypovitaminosis D in Italian children and adolescentes: a cross-sectional study. Eur J Pediatr. 2013;172:1607-17.

17. Alvarez MM, Vieira AC, Sichieri R, Veiga GV. Association between central body anthropometric measures and metabolic syndrome components in a probabilistic sample of adolescents from public schools. Arq Bras Endocrinol Metab. 2008;52:649-57.

18. Nasser N. Melanoma cutâneo - estudo epidemiológico de 30 anos em cidade do Sul do Brasil, de 1980-2009. An Bras Dermatol. 2011;86(5):932-41.

19. Kull M, Kallikorm R, Lember M. Body mass index determines sunbathing habits: implications on vitamin D levels. Intern Med J. 2009;39(4):256-8.

20. Worstman J, Matsuoka LY, Chen TC, Lu Z, Holick MF. Decreased bioavailability of vitamin D in obesity. Am J Clin Nutr. 2000;72(3):690-3.

21. Tsuji K, Maeda T, Kawane T, Maysunuma A, Horiuchi N. Leptin stimulates fibroblast growth factor 23 expression in bone and suppresses renal 1 alpha,25 dihydroxyvitamin D3 synthesis in leptin-deficientmice. J Bone Miner Res. 2010;25:1711-23.

22. Winzenberg T, Jones G. Vitamin D and bone health in childhood and adolescence. Calcif Tissue Int. 2013;92(2):140-50.

23. Daraghmeh AH, Bertoia ML, Al-Qadi MO, Abdulbaki AM, Roberts MB, Eaton CB. Evidence for the vitamin D hypothesis: The NHANES III extended mortality follow-up. Atherosclerosis. 2016; 255:96-101.

24. Challa AS, Makariou SE, Siomou EC. The relation of vitamin D status with metabolic syndrome in childhood and adolescence: an update. J Pediatr Endocrinol Metab. 2015;28(11-12):1235-45.
adolescencia adolescencia adolescencia
GN1 © 2004-2019 Revista Adolescência e Saúde. Fone: (21) 2868-8456 / 2868-8457
Núcleo de Estudos da Saúde do Adolescente - NESA - UERJ
Boulevard 28 de Setembro, 109 - Fundos - Pavilhão Floriano Stoffel - Vila Isabel, Rio de Janeiro, RJ. CEP: 20551-030.
E-mail: revista@adolescenciaesaude.com