Revista Adolescência e Saúde

Revista Oficial do Núcleo de Estudos da Saúde do Adolescente / UERJ

NESA Publicação oficial
ISSN: 2177-5281 (Online)

Vol. 16 nº 3 - Jul/Sep - 2019

Artículo Original Imprimir 

Páginas 93 a 101


Comportamiento sexual en la adolescencia

Sexual Behavior in Adolescence

Comportamento Sexual na Adolescência

Autores: Heloisa Beatriz Fuchs1; Leonardo Novo Borges2; Iolanda Maria Novadzki3; Beatriz Elizabeth Bagatin Veleda Bermudez4

1. Graduanda en Medicina por la Universidad Federal de Paraná (UFPR). Curitiba, PR, Brasil
2. Graduanda en Medicina por la Universidad Federal de Paraná (UFPR). Curitiba, PR, Brasil
3. Máster en Salud Infantil y Adolescente por la Universidad Federal de Paraná (UFPR). Médico por la Universidad Federal de Paraná (UFPR). Curitiba, PR, Brasil
4. Doctorado y Máster en Salud Infantil y Adolescente por la Universidad Federal de Paraná (UFPR). Doctor y Docente por la Universidad Federal de Paraná (UFPR). Curitiba, PR, Brasil

Beatriz Elizabeth Bagatin Veleda Bermudez
(beatriz_bvb@hotmail.com ou beatrizbagatin@ufpr.br)
Universidade Federal do Paraná (UFPR), Ambulatório de Adolescentes, Hospital das Clínicas
Rua General Carneiro, 181, Centro
Curitiba, PR, Brasil. CEP: 33601-800

Enviado el 30/01/2019
Aprobado el 18/06/2019

PDF Portugués      


Scielo

Medline

Como citar este artículo

Palabra Clave: Adolescente Comportamiento sexual; Salud Sexual y Reproductiva.
Keywords: Adolescent; Sexual Behavior; Sexual and Reproductive Health.
Descritores: Adolescente; Comportamento Sexual; Saúde Sexual e Reprodutiva.

Resumen:
OBJETIVO: evaluar el comportamiento sexual de pacientes de 10 a 20 años que fueron tratados en la clínica ambulatoria de un hospital universitario público.
MATERIALES Y MÉTODOS: estudio transversal mediante la recopilación de datos de 1400 formularios de historia adolescente de CLAP-OPS/OMS, aplicados en la primera consulta ambulatoria entre 2006 y 2018. El análisis estadístico de los datos fue realizado por el software R Core Team 2018.
RESULTADOS: De los 1.400 pacientes, el 62% eran mujeres, con una edad media de 14,9 años, con una edad media de menarquia/espermarquia de 12 años, y el 37,2% (521) se referían a una sexarquia de 15 años de edad. El uso del condón en todas las relaciones sexuales fue reportado por el 53.5% de los adolescentes y la anticoncepción hormonal en el 47.2%. Los adolescentes tenían una sexarca anterior (mediana de 14 años) que las niñas (15 años), el 96% informó tener relaciones heterosexuales, el 4% fue homosexual o bisexual y 24 (6,7%) adolescentes tuvieron hijos. La necesidad de información sobre sexualidad fue reportada por 239 (20.2%). La iniciación sexual anterior se produjo en varones, hijos de madres adolescentes, problemas judiciales personales y / o familiares, violencia intrafamiliar, trastorno psicológico personal y/o familiar y laboral.
CONCLUSIÓN: Los resultados fueron consistentes con un estudio similar en 59 países, incluido Brasil. La mayoría tuvo su primera relación sexual dentro de una relación estable. Se enfatiza la importancia de los profesionales de la salud para estimular el diálogo sobre la salud sexual y reproductiva de los adolescentes en diferentes áreas, especialmente con los padres o tutores.

Abstract:
OBJECTIVE: Evaluate the sexual behavior among patients from 10 to 20 years old at an outpatient clinic of a public university hospital.
MATERIALS AND METHODS: A cross-sectional study was carried out through data collection of 1,400 forms of the CLAP-PAHO/WHO Adolescent History, applied at the first outpatient clinic, between 2006 and 2018. Statistical analysis of the data was performed by R Core Team 2018 software.
RESULTS: Of 1,400 patients, 62% were females, and the mean age was 14.9 years, with the median age of menarche/spermarche of 12 years, and 37.2% (521) reported first intercourse with the median of 15 years of age. A condom was used in all sexual relations by 53.5% of adolescents, and hormonal contraception by 47.2%. Boys had first intercourse earlier (median 14 years) than girls (15 years), 96% reported to have heterosexual relations, 4% homosexual or bisexual, and 24 (6.7%) adolescents had children. The need for information on sexuality was reported by 239 (20.2%). Earlier sexual initiation occurred in males, children of adolescent mothers, individual and/or family legal problems, intrafamily violence, personal and/or family psychological disorder and work.
CONCLUSION: The findings were compatible with a similar study in 59 countries, including Brazil. Most had their first sexual relationship in a stable relationship. It is essential to emphasize the importance of health professionals to stimulate dialogue on sexual and reproductive health among adolescents in different settings, mainly parents.

Resumo:
OBJETIVO: Avaliar o comportamento sexual de pacientes de 10 a 20 anos incompletos, atendidos no ambulatório de adolescentes de um hospital universitário público.
MATERIAIS E MÉTODOS: Estudo transversal por meio da coleta de dados de 1400 formulários da História do Adolescente do CLAP-OPS/OMS, aplicados na primeira consulta ambulatorial, entre 2006 e 2018. A análise estatística dos dados foi feita pelo software R Core Team 2018.
RESULTADOS: Dos 1400 pacientes, 62% eram do sexo feminino, com média de idade de 14,9 anos, com a idade mediana de menarca/espermarca de 12 anos, e 37,2% (521) referiram a sexarca na média de 15 anos de idade. O uso de preservativo em todas as relações sexuais foi relatado por 53,5% dos adolescentes e contracepção hormonal em 47,2%. Os adolescentes meninos tiveram sexarca mais precocemente (mediana 14 anos) que as moças (15 anos), 96% referiram possuir relações heterossexuais, 4% homossexuais ou bissexuais e 24 (6,7%) adolescentes tinham filhos. A necessidade de informação sobre sexualidade foi relatada por 239 (20,2%). Iniciação sexual mais precoce ocorreu no sexo masculino, filhos de mães adolescentes, problemas judiciais pessoais e/ou na família, violência intrafamiliar, transtorno psicológico pessoal e/ou familiar e trabalho.
CONCLUSÃO: Os achados observados foram compatíveis com um estudo semelhante em 59 países, incluindo o Brasil. A maioria teve sua primeira relação sexual dentro de um relacionamento estável. Ressalta-se a importância de os profissionais de saúde estimularem o diálogo sobre saúde sexual e reprodutiva dos adolescentes nos diferentes âmbitos, principalmente com os pais ou responsáveis.

INTRODUCCION

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que la adolescencia es la etapa del ciclo de vida que cubre el grupo de edad entre 10 y 19 años. Comienza con los cambios corporales de la pubertad y termina cuando el individuo consolida su crecimiento y personalidad, ganando progresivamente su independencia económica. Este período se caracteriza por una fase de transición entre la infancia y la edad adulta, marcada por intensas transformaciones físicas y psicosociales.

En Brasil, el 15,16% de la población tiene entre 10 y 19 años, siendo el 7,73% masculino y el 7,43% femenino1. Es importante conocer estos datos, porque en Brasil la tasa de embarazo está por encima del promedio latinoamericano en adolescentes de 15 a 19 años, esta cifra es 68.4 por cada mil adolescentes en Brasil, en América Latina 65.5/1000, y en el mundo el promedio es 46/10002. La gran mayoría de las infecciones de transmisión sexual no se informan obligatoriamente, con escasos datos sobre su epidemiología e, incluso entre los datos puntuales, una subnotificación probable entre los adolescentes.

La importancia de conocer el comportamiento sexual de los adolescentes radica en la salud y la educación, para adaptar las políticas públicas relacionadas con la salud sexual y reproductiva, como la prevención de la transmisión de infecciones de transmisión sexual y el embarazo no planificado, así como las campañas de vacunación, en contra virus del papiloma humano, y abordar este problema en las escuelas para minimizar la vulnerabilidad en esta etapa de la vida.

En particular, los pediatras, ginecólogos y médicos de familia deben conocer los factores que pueden conducir a la iniciación sexual temprana para reconocerlos y fomentar el diálogo entre el adolescente y su familia, para evitar comportamientos riesgosos y promover una sexualidad saludable en todo momento de la vida.

En Corea del Sur, en 2012, por ejemplo, se observó que el uso del condón disminuyó en aquellos que comenzaron la actividad sexual antes de los 16 años, en comparación con los que comenzaron después de esta edad, con un Odds Ratio (OR) de 1.79 para los niños. y 4.37 para niñas3.

En otro estudio, realizado en las ciudades de Porto Alegre, São Paulo y Campinas, la iniciación sexual anterior al promedio se asoció con una mayor infección por VPH y cambios citológicos en las pruebas de Papanicolaou4.

El objetivo de este trabajo es analizar el comportamiento sexual de los pacientes tratados en una clínica para pacientes ambulatorios para adolescentes de un hospital universitario público.


MÉTODOS

Este es un estudio analítico, observacional y transversal de datos de la forma CLAP-OPS/OMS de Historia del Adolescente (Comisión Latinoamericana de Pediatría/Organización Panamericana y Mundial de la Salud). Todos los pacientes (n = 1400) que asistieron a la Clínica Ambulatoria para Adolescentes del Hospital Clínico de la Universidad Federal de Paraná entre 2006 y abril de 2018 fueron incluidos en el estudio. El perfil de estos pacientes es adolescentes entre 10 y 20 años, remitidos al Hospital Clínico a través del Departamento de Salud Municipal o el Departamento de Salud del Estado.

El instrumento se aplicó en la primera consulta de la clínica ambulatoria (adjunta). Todos los formularios completos se incluyeron en el estudio, pero solo los campos completos se consideraron para el análisis. Las preguntas sobre estilo de vida, sexualidad, imagen corporal se hicieron solo con el adolescente, pidiéndole al compañero que abandone la oficina, respetando los principios de confidencialidad y confidencialidad.

Las pruebas estadísticas utilizadas fueron la prueba de Kruskal-Wallis, la prueba exacta de Fischer, la prueba de chi-cuadrado de Mann Whitney y la correlación de Spearman, calculadas usando el software R Core Team 2018.


RESULTADOS

Se atendió a 1.400 adolescentes, 853 (62%) mujeres y 521 (38%) hombres. La mediana de edad fue de 15 años para las mujeres y 14 para los hombres. El grupo de edad de 14 a 17 años fue el más frecuente, con 612 (44.15%) adolescentes. La mayoría eran de Curitiba y la madre siguió la primera consulta en el 56,9% de los casos (tabla 1). El nivel educativo de los padres o tutores era la escuela primaria incompleta (48.5%) seguida de la escuela secundaria (30.5%).




Entre los pacientes, el 86% estudió, el 37.4% tuvo al menos un año de fracaso y el 12% había abandonado la escuela, y el 31% estaba en el trabajo.

La mediana de edad de la menarca o el esperma fue de 12 años. Los adolescentes no tenían ciclos regulares el 40.63% del tiempo, y el 15% no pudo informar la fecha del último período. El abuso sexual fue reportado en 21 casos, 19 (90.5%) por niñas.

La mayoría de los pacientes (62.8%) informaron que no habían iniciado actividad sexual, sin diferencias significativas entre los géneros. La incidencia de sexarca varió según el grupo de edad analizado: en el grupo de adolescentes tempranos (10-13 años), solo el 4.1% había tenido relaciones sexuales (4.9% de las niñas y 3.1% de los niños); en la adolescencia media, 30.2% (30.2% de niñas y 30.2% de niños); y en la adolescencia tardía, la incidencia aumentó al 62,6% (64,2% de las niñas y 59,4% de los niños).

La frecuencia de iniciación sexual fue mayor entre quienes afirmaron tener un novio (72.7%), y menor en el grupo con imagen corporal deteriorada y en aquellos que tuvieron un desarrollo anormal (21%).

La mediana y la mediana de edad del sexarca fueron 13,7 años y 15 años, respectivamente. La mediana de edad de sexarca fue de 14 años en los niños y 15 años en las niñas.

Con respecto al tipo de relación sexual, el 96% informó tener relaciones heterosexuales, el 4% tuvo relaciones homosexuales o bisexuales. No hubo diferencias entre la edad media de sexarca entre aquellos que tenían relaciones heterosexuales u homosexuales o ambos (p <0.001).

La mayoría (88.1%) tenía una sola pareja y el 47.2% siempre usaba anticoncepción hormonal y el 13.36% a veces la usaba. Sin embargo, el 53.5% de los adolescentes usaron condones en todas las relaciones sexuales, el 26.1% tuvo uso ocasional y el 20.4% nunca lo usó, aunque el 81.8% afirmó tener información sobre la sexualidad. El 2% de las encuestadas tenía antecedentes de aborto o embarazo.

Factores que llevaron a una reducción en la edad de iniciación sexual: género masculino, violencia intrafamiliar (p = 0.006), hijo de una madre adolescente (p = 0.03), personal (p <0.001) y familiar (p = 0.025), trastorno psicológico personal (p = 0.0012) y familiar (p = 0.03), y trabajo (p <0.001) (Tabla 2). Todos estos factores han llevado a una reducción en la primera relación sexual de mediana de sexarca de 1 año (de 15 años para 14 años), a excepción de los problemas legales que esta reducción fue aún mayor (2 años).




El número de parejas, el tipo de relación sexual (ya sea heterosexual, homosexual o bisexual), la incidencia de problemas de relaciones sexuales, si estudiar o no, y los problemas con el alcohol o las drogas en la familia no influyeron en la edad de inicio sexual.

El impacto moderado en la iniciación sexual fue la edad de inicio del consumo de alcohol (rho = 0.4785) y el inicio del trabajo (rho = 0.4691). El uso ilícito de sustancias se asoció con una mayor incidencia de múltiples parejas sexuales (p <0.001). De los pacientes que no usaron sustancias ilícitas, el 22% tenía múltiples parejas sexuales, con un aumento en la tasa al 70% entre los usuarios de estas sustancias (p <0.001).


DISCUSIÓN

La incidencia de sexarca obtenida en este estudio fue mayor en comparación con los resultados de la Encuesta Nacional de Salud Escolar (PeNSE)5, realizada por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística, y el Estudio de Riesgo Cardiovascular en Adolescentes (ERICA)6.  Esto puede explicarse por la inclusión de adolescentes de hasta 20 años de edad incompletos en la muestra del presente estudio, mientras que en las encuestas citadas se entrevistó a adolescentes de hasta 17 años, ya que cuanto mayores son, mayores son las posibilidades de que el joven ya haya tenido relaciones sexuales. El hecho de que la incidencia de sexarca aumente en el grupo que dice tener un novio puede indicar que la mayoría de los adolescentes tienen su primera relación sexual dentro de una relación romántica7.

La edad media en el momento de la primera relación era de 15 años, ligeramente por debajo del promedio encontrado en la revisión realizada por Lancet8 en 2006 de 16,5 años. En ese momento, la edad promedio de sexarca varió de 17.3 a 18.5 en los países industrializados. Este resultado puede explicarse por una disminución en la edad promedio de iniciación sexual en los últimos 12 años y por la muestra que refleja una parte de la población de la educación pública, que tiene un índice de sexarca más alto en todos los grupos de edad analizados por la Encuesta Nacional de Salud de la escuela5.

La diferencia entre los países desarrollados y en desarrollo es bastante clara en el estudio de Taquette (2012)9 que compara Brasil y Francia. Este estudio mostró que la edad de inicio sexual en Francia es de 17.5 años y 18 años para hombres y mujeres, respectivamente. Desde 2001, un programa establecido por ley exige tres sesiones anuales de educación sexual y afectiva en las escuelas. El uso de anticonceptivos es más frecuente que lo encontrado en nuestra investigación, y ocurre en 87.6% de adolescentes varones y 84.2% de mujeres en la primera relación sexual. En contraste, en Brasil, donde estas políticas no son consistentes, la mediana del sexarca es de 15 años en niñas y 14 años en niños. Además, los franceses tienen acceso a servicios de salud específicos para adolescentes con personal multiprofesional, pruebas de laboratorio y de imágenes, anticonceptivos y educación sexual.

En una revisión de la literatura de 36 estudios, se demostró que las niñas que pospusieron su primera relación sexual hasta los 16 años son física y psicológicamente más saludables que las que comenzaron el sexo antes de los 16 años, y que las adolescentes que tuvieron relaciones sexuales con hombres 14 años o más tienen un mayor riesgo de depresión y baja autoestima10. En otro estudio, las niñas que tuvieron su primera relación sexual antes de los 17 años tenían más probabilidades de tener depresión, con um odds ratio de 2.2911. Por lo tanto, es difícil establecer si el trastorno psicológico es la causa o la consecuencia de la iniciación sexual temprana.

Un meta-análisis hecho con 50 estudios mostró que una pubertad precoz puede llevar a un debut sexual también más precoz12. Sin embargo, esa relación no fue significativa en nuestro estudio. Eso muestra que, además de la edad de menarca e espermarca, es importante que el adolescente tenga una buena percepción del propio cuerpo, su imagen corporal, además de buena autoestima, lo que explica la menor frecuencia de sexarca en el grupo que presenta dificultad con la imagen corporal, perjudicando la relación con los demás.

La relación entre un padre ausente entre 6 y 13 años de edad y un debut sexual más temprano para las niñas también se evidenció en el estudio de la Universidad de Georgetown, que explicó este hallazgo debido a una menor supervisión de los padres13. Otro estudio realizado en los Países Bajos, con 5.642 adolescentes de 12 a 16 años, encontró que las normas de conducta más estrictas y concretas de los padres evitan no solo el debut sexual temprano sino también el consumo de alcohol y tabaco14.

Esta evidencia corrobora que la violencia intrafamiliar, los trastornos psicológicos y los problemas judiciales familiares contribuyen a una iniciación sexual más temprana, como se señaló en nuestro estudio, por una mala crianza de los hijos y/o peores relaciones entre adolescentes y familias. Nogueira y col.(2018)15 concluyeron que en los Países Bajos la relación de calidad entre los adolescentes y sus padres, especialmente entre madres e hijas, puede ayudar a proteger contra la iniciación sexual temprana.

Teniendo en cuenta el hecho de que el 56,9% de los pacientes acudieron a la consulta acompañados de su madre, son los que ejercen la mayor participación en la salud de sus hijos. En su estudio de la relación entre madres e hijos, Price et al. (2018)16 concluyeron que las madres juegan un papel importante en la determinación de la edad de iniciación sexual de sus hijos adolescentes. Además, algunas publicaciones señalan que ser criada por una madre que tuvo hijos en la adolescencia puede llevar a una vida sexual activa a una edad temprana o embarazo en este grupo de edad17.

Otros estudios corroboran nuestros hallazgos de que las madres con síntomas depresivos18 y alcoholismo19 pueden conducir al mismo resultado para sus hijos.

La relación encontrada entre la edad de inicio del alcohol y la edad de sexarca es preocupante, ya que la primera relación bajo la influencia del alcohol se asoció con socios de riesgo, mayores posibilidades de ser no consensuales y evaluaciones menos positivas19,20. En una encuesta a estudiantes universitarios en Beirut, el 10% de los encuestados admitió haber consumido alcohol o drogas antes de su primera experiencia sexual20, el doble de probabilidades de participar en algún tipo de acto sexual que no deseaban. En otro estudio, realizado con estudiantes de secundaria de Curitiba, el 47,3% informó haber consumido alcohol antes de tener relaciones sexuales21.

El uso de algún tipo de método anticonceptivo es poco común porque menos de la mitad de las adolescentes con vida sexual activa (47.17%) realizó la anticoncepción hormonal. El condón no es recordado por los adolescentes en Brasil, ya que se detectó en todas las relaciones en 53.47% y esporádico en 26.08%. En un estudio en la misma ciudad, Dallo et al. (2018)21 encontraron que el uso del condón fue del 81%, mucho más alto que en nuestra muestra. Sin embargo, encontraron una disminución al 41.7% entre los estudiantes que beben alcohol en su primera relación sexual21.

Además del consumo de alcohol, el tabaco también se correlaciona con un menor uso de condones, como lo observó un estudio de Corea del Sur con un odds ratio de 1.493. Se descubrió que los adolescentes con sexarca antes de los 16 años tenían menos probabilidades de usar condones, con un odds ratio de 1.793.

El número de parejas sexuales fue influenciado por el uso de sustancias ilícitas, corroborado por un estudio en Pelotas - Rio Grande do Sul22, en el que el aumento en el número de parejas sexuales en jóvenes que habían consumido drogas en el último mes fue mayor que quien no usó ninguna sustancia ilícita, con un odds ratio de 1.82. El uso de sustancias lícitas e ilícitas generalmente se suma, no siendo hechos aislados, lo que aumenta aún más los factores de riesgo para múltiples parejas sexuales.

Llegamos a la conclusión de que la iniciación sexual sigue siendo precoz en la adolescencia media, con baja adherencia a la anticoncepción y prevención de infecciones de transmisión sexual, y que los factores familiares que conducen a un menor control de los padres y una mala relación entre padres e hijos pueden conducir a una relación sexual temprana en aproximadamente un año. Es de destacar que los posibles factores de riesgo estudiados no están aislados en cada paciente, sino que se suman entre sí, teniendo un efecto acumulativo. Se necesitan intervenciones preventivas, un enfoque intersectorial para promover los derechos humanos con acceso a servicios de salud para adolescentes, educación de calidad con escolaridad más larga, seguridad, educación sexual, además del desarrollo equitativo, lucha contra el matrimonio precoz y la participación de adolescentes y jóvenes varones23.


REFERENCIAS

1. Instituto Brasileiro de Geografia. IBGE | Projeção da população [Internet]. [acesso em 22 out 2018]. Disponível em: https://www.ibge.gov.br/apps/populacao/projecao/

2. OPS, OMS, UNFPA, UNICEF. Acelerar el progreso hacia la reducción en la adolescencia en América Latina y el Caribe. Cidade, sigla: editora; 2016. 52 p.

3. Kim J, Lee J-E. Early sexual debut and condom nonuse among adolescents in South Korea. Sex Health. 2012;9(5):459-65.

4. Roteli-Martins CM, Longatto Filho A, Hammes LS, Derchain SFM, Naud P, Matos JC de, et al. Associação entre idade ao início da atividade sexual e subsequente infecção por papilomavírus humano: resultados de um programa de rastreamento brasileiro. Rev bras ginecol Obs [Internet]. 2007;29:580-7. Disponível em: http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0100-72032007001100006

5. Ministério da Saúde M do PD e G. Pesquisa Nacional de Saúde Escolar, PENSE 2015. Cidade, sigla: editora; 2016. 131 p.

6. Borges ALV, Fujimori E, Kuschnir MCC, Do Nascimento Chofakian CB, De Moraes AJP, Azevedo GD, et al. ERICA: Sexual initiation and contraception in Brazilian adolescents. Rev Saúde Públ. 2016;50(suppl 1):1s-11s.

7. Borges ANV, Schor N. Início da vida sexual na adolescência e relações de gênero: um estudo transversal em São Paulo, Brasil, 2002. Cad Saúde Pública [Internet]. 2005;21(2):499-507. Disponível em: http://www.scielosp.org/pdf/csp/v21n2/16.pdf

8. Wellings K, Collumbien M, Slaymaker E, Singh S, Hodges Z, Patel D, et al. Sexual behaviour in context: a global perspective. Lancet [Internet]. 2006 Nov;368(9548):1706-28. Disponível em: http://linkinghub.elsevier.com/retrieve/pii/S0140673606694798

9. Taquette SR. Epidemia de HIV/Aids em adolescentes no Brasil e na França: Semelhanças e diferenças. Saude e Soc. 2013;22(2):225-35.

10. Lara LAS, Abdo CHN. Age at Time of Initial Sexual Intercourse and Health of Adolescent Girls. J Pediatr Adolesc Gynecol [Internet]. 2016 Oct [acesso em 2 out 2018];29(5):417-23. Disponível em: https://linkinghub.elsevier.com/retrieve/pii/S1083318815004179

11. Gonçalves H, Gonçalves Soares AL, Bierhals IO, Machado AKFF, Fernandes MP, Hirschmann R, et al. Age of sexual initiation and depression in adolescents: Data from the 1993 Pelotas (Brazil) Birth Cohort. 2017 Oct 15 [acesso em 2 out 2018];221:259-66. Disponível em: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28662457

12. Baams L, Dubas JS, Overbeek G, van Aken MAG. Transitions in body and behavior: a meta-analytic study on the relationship between pubertal development and adolescent sexual behavior. J Adolesc Health [Internet]. 2015 Jun [acesso em 2 out 2018];56(6):586-98. Disponível em: https://linkinghub.elsevier.com/retrieve/pii/S1054139X14007599

13. Ryan RM. Nonresident fatherhood and adolescent sexual behavior: a comparison of siblings approach. Dev Psychol [Internet]. 2015 Feb [acesso em 2 out 2018];51(2):211-23. Disponível em: http://doi.apa.org/getdoi.cfm?doi=10.1037/a0038562

14. de Looze M, van den Eijnden R, Verdurmen J, Vermeulen-Smit E, Schulten I, Vollebergh W, et al. Parenting practices and adolescent risk behavior: rules on smoking and drinking also predict cannabis use and early sexual debut. Prev Sci [Internet]. 2012 Dec 8 [acesso em 13 out 2018];13(6):594-604. Disponível em: http://link.springer.com/10.1007/s11121-012-0286-1

15. Silva RNA,, van de Bongardt D, van de Looij-Jansen P, Wijtzes A, Raat H. Mother- and Father-Adolescent Relationships and Early Sexual Intercourse. Pediatrics [Internet]. 2016 Dec [acesso em 2 out 2018];138(6). Disponível em: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27940677

16. Price MN, Hyde JS. Perceived and observed maternal relationship quality predict sexual debut by age 15. J Youth Adolesc [Internet]. 2011 Dec 8 [acesso em 13 out 2018];40(12):1595-606. Disponível em: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21384101

17. Wall-Wieler E, Roos LL, Nickel NC. Teenage pregnancy: the impact of maternal adolescent childbearing and older sister's teenage pregnancy on a younger sister. BMC Pregnancy Childbirth [Internet]. 2016 Dec 25 [acesso em 13 out 2018];16(1):120. Disponível em: http://bmcpregnancychildbirth.biomedcentral.com/articles/10.1186/s12884-016-0911-2

18. Sang J, Cederbaum JA, Hurlburt MS. Sexual intercourse among adolescent daughters of mothers with depressive symptoms from minority families. J Adolesc [Internet]. 2016 Aug [acesso em 13 out 2018];51:81-91. Disponível em: https://linkinghub.elsevier.com/retrieve/pii/S0140197116300501

19. De Genna NM, Cornelius MD. Maternal drinking and risky sexual behavior in offspring. Health Educ Behav [Internet]. 2015 Apr 25 [acesso em 13 out 2018 ];42(2):185-93. Disponível em: http://journals.sagepub.com/doi/10.1177/1090198114547812

20. Ghandour LA, Mouhanna F, Yasmine R, El Kak F. Factors associated with alcohol and/or drug use at sexual debut among sexually active university students: cross-sectional findings from Lebanon. BMC Public Health [Internet]. 2014 Jul 1 [acesso em 13 out 2018];14(1):671. Disponível em: http://bmcpublichealth.biomedcentral.com/articles/10.1186/1471-2458-14-671

21. Dallo L, Martins RA. Associação entre as condutas de risco do uso de álcool e sexo desprotegido em adolescentes numa cidade do Sul do Brasil. Cien Saude Colet [Internet]. 2018;23(1):303-14. Disponível em: http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1413-81232018000100303&lng=pt&tlng=pt

22. Gonçalves H, Machado EC, Soares ALG, Camargo-Figuera FA, Seerig LM, Mesenburg MA, et al. Início da vida sexual entre adolescentes (10 a 14 anos) e comportamentos em saúde. Rev Bras Epidemiol [Internet]. 2015;18(1):25-41. Disponível em: http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1415-790X2015000100025&lng=pt&tlng=pt

23. Global Accelerated Actions for the Health of Adolescents. World Health Organization, 2017. Disponível em: http://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/255415/9789241512343-eng.pdf;jsessionid=95BD3033079CB8B0C07164A54161A020?sequence=1
GN1 © 2004-2020 Revista Adolescência e Saúde. Fone: (21) 2868-8456 / 2868-8457
Núcleo de Estudos da Saúde do Adolescente - NESA - UERJ
Boulevard 28 de Setembro, 109 - Fundos - Pavilhão Floriano Stoffel - Vila Isabel, Rio de Janeiro, RJ. CEP: 20551-030.
E-mail: revista@adolescenciaesaude.com